FENAPO 2014 – Segunda Corrida: Sergio Flores indulta a Viajero de Xajay.

Enlace permanente de imagen incrustada

Sergio abandonado la plaza en hombros. Foto cortesia de Raúl Espinoza.

Por Juan Carlos Valadez – De SOL y SOMBRA.

La noticia principal del festejo taurinamente hablando es el indulto de un astado de Xajay por parte de Sergio Flores en el segundo festejo de la FENAPO 2014. Pero la noticia realmente a destacar fue que la gente joven y no tan joven, sigue asistiendo fielmente a la Plaza de Toros del Paseo sin importar el cartel. Ya que los viernes de feria en San Luis Potosí son famosos por sus viernes de precopa, por eso que mejor lugar para comenzarlos que en los toros y mas si ahi se reunen todos los vagos simpaticos y transnochadores de la ciudad.

Ante el conjuro del dios Bacco la plaza registro una buena entrada para un cartel modesto, compuesto por Arturo Macías, Fernando Labastida y Sergio Flores, tres toreros que viven realidades muy diferentes.

Se lidio un encierro de Xajay, terciado y manso en términos generales, siendo el corrido en sexto lugar inexplicablemente indultado.

Abrió el festejo Arturo Macías que hoy anduvo más acompasado con el capote que de costumbre ante su primero, un toro soso, descastado, con la cara siempre a media altura con el que poco pudo conseguir en la muleta. Con su segundo nos regaló leves pasajes de toda su tauromaquia, pero absurdo seria explicar el contenido de la misma por lo insulsa que resulta. Al igual que en su primer astado anduvo poco certero con el acero.

Fernando Labastida, que tenía casi un año sin vestirse de luces es todo corazón. Ayer hizo un gran esfuerzo pero esto no es de querer, esto es de poder y siempre le ha costado mucho desarrollar su profesión con solvencia y regularidad. Con un lote complicado dejo en claro que tiene raza de sobra, pero para su mala fortuna su toreo y la forma en que lo interpreta al día de hoy dice muy poco todavía.

El tlaxcalteca Sergio Flores está empeñado en recuperar el tiempo perdido y la época de oro en la que era considerado una gran promesa del toreo mexicano.

A su primero lo recibió con una larga cambiada que encendió los tendidos, después con la muleta trazo algunos muletazos largos y con cierto temple, pero con poco reposo y una violenta velocidad. Pero eso no molesto al respetable, que se le entrego de principio a fin.

Con el sexto armo la escandalera ante Viajero marcado con el número 670 y con 520 kg que fue injustamente indultado, más que por su bravura, por su pastueña nobleza y borreguno comportamiento. La faena del tlaxcalteca tuvo calado por las nobles condiciones de Viajero y porque hilvano sus muletazos en series largas.

El público pidió el indulto y el juez lo concedió sin dudarlo mucho. Siendo este su segundo indulto en “El Paseo” ya que hace dos años en su debut como matador, indulto a un toro de la ganaderia de Caparica.

Sergio Flores no es un artista de los ruedos, pero tiene casta y puede ser un torero cuña que incomode en cualquier tarde a sus alternantes, porque el morenito tiene ganas de comer de esto tres veces al día por muchos años más.

Resumen del festejo: 6 toros de Xajay, terciados en su presentación y mansos en general, de los que destaco “Viajero” marcado con el número 670, corrido en sexto lugar y que fue indultado.

Arturo Macías: Silencio tras aviso y silencio tras aviso.

Fernando Labastida: Silencio tras aviso y silencio.

Sergio Flores: Ovación con saludos y las dos orejas y rabo simbólicos tras indulto.

Destaco el subalterno Gustavo Campos, que se desmontero en el segundo toro.

Plaza de Toros “El Paseo”. Segundo festejo de la feria taurina. Buena entrada, rozando los tres cuartos.

Deja un comentario

Archivado bajo Crónica, FENAPO 2014

Málaga: José Tomás y su idilio con La Malagueta.

Salida de hombros en loor de multitudes en 1998.

Salida de hombros en loor de multitudes en 1998. / SUR

Por Antonio M. Romero.

Desde que el pasado junio se confirmó su vuelta a Málaga, los aficionados tienen marcada en rojo la fecha de hoy, 23 de agosto de 2014. Y es que, tras cuatro años de ausencia, regresa a La Malagueta el ídolo José Tomás en un festejo mixto junto al rejoneador y máxima figura del toreo a caballo Pablo Hermoso de Mendoza. El torero de Galapagar mantiene un idilio con la plaza de toros de Málaga; un cariño que es recíproco por parte del diestro, que está muy vinculado a esta provincia ya que vive en Estepona.

Tomás, quien tomó la alternativa en México el 10 de diciembre de 1995, debutó como matador de toros –nunca lo hizo como novillero– en el coso del Paseo de Reding la tarde del 21 de agosto de 1997 en la octava de feria de aquel año. En el cartel, reses del malagueño Martín Lorca y como compañeros de terna Javier Conde y Francisco Rivera Ordóñez.

Desde entonces, el matador de toros ha hecho el paseíllo en La Malagueta en quince ocasiones –estuvo anunciado otras dos tardes, en 2001, pero una cogida días antes en Santander le impidió cumplir ambos compromisos–, donde ha cortado 27 orejas y ha salido siete veces a hombros. En otras dos ocasiones logró cortar los trofeos necesarios para abrir la puerta grande ‘Manolo Segura’, pero no pudo hacerlo por dos circunstancias: el Domingo de Resurrección de 2008 por haber sido cogido y el 20 de agosto de 2009 no lo hizo en deferencia a que su compañero Luis Bolívar estaba en la enfermería con una grave cornada.

En estos quince festejos a matado 31 toros (en la tarde de la cogida de Bolívar estoqueó tres reses): de Núñez del Cuvillo fueron nueve; le siguen José Luis Osborne (cinco); El Pilar (cuatro); Martín Lorca y El Torero (dos cada uno); y el resto, con una han sido de El Torreón; Jandilla; Vegahermosa; Zalduendo; Martelilla; Juan Pedro Domecq; Parladé; Santiago Domecq; y Bernardino Piris.

En estos años ha compartido cartel con veintiún matadores de toros siendo Morante de la Puebla –en cuatro ocasiones– con el que más veces ha actuado en La Malagueta, seguido de Javier Conde (tres tardes) y Manolo Sánchez, Joselito, Rivera Ordóñez y Enrique Ponce (con dos tarde cada uno).

De su paso por el albero malagueño quedan en el recuerdo y en las crónicas grandes faenas y actuaciones. Una de ellas fue la del 16 de agosto de 2000, donde junto a Joselito y Curro Romero –fue la última actuación del Faraón de Camas en Málaga, ya que aquel año se retiró de los ruedos– brindaron una gran tarde de toros ante reses de Juan Pedro Domecq y Parladé.

José Tomás está en posesión de cuatro Capotes de Paseo (1998, 1999, 2000 y 2009), distinción que el Ayuntamiento de la capital concede al autor de la mejor faena en el abono agosteño, y cinco Estoques de Plata ‘Antonio Ordóñez’ que otorga la Diputación Provincial a la mejor faena realizada en Málaga.

Las tardes de José Tomás en Málaga

21-8-1997T oros de Martín Lorca. Javier Conde (oreja y oreja tras aviso); Rivera Ordóñez (oreja y petición de la segunda y dos orejas); José Tomás (oreja y oreja).

21-8-1998 Feria: Cuatro toros de Bernardino Piris y dos de El Torero. Enrique Ponce (silencio y oreja tras aviso); José Tomás (oreja y oreja); Morante de la Puebla (oreja y vuelta tras petición).

23-8-1998 Feria: Toros de José Luis Osborne y un sobrero de El Torero. Joselito (ovación y ovación); Javier Conde (pitos y pitos); José Tomás (dos orejas y ovación)

20-8-1999 Feria: Toros de Núñez del Cuvillo y un sobrero de Santiago Domecq. El Cordobés (silencio y ovación); Rivera Ordóñez (silencio y ovación); José Tomás (oreja y ovación).

22-8-1999Feria: Toros José Luis Osborne. Enrique Ponce (oreja y ovación tras aviso); José Tomás (oreja tras aviso y ovación tras aviso); Morante de la Puebla (oreja y ovación tras aviso)

16-8-2000 Feria: Toros de Juan Pedro Domecq y Parladé. Curro Romero (ovación y silencio); Joselito (dos orejas y oreja); José Tomás (aplausos y dos orejas).

19-8-2000 Feria: Toros de José Luis Osborne. Ricardo Ortiz (oreja y oreja); José Tomás (dos orejas y ovación tras un aviso); Morante de la Puebla (silencio y ovación).

14-8-2002 Feria: Toros de Núñez del Cuvillo. Víctor Puerto (aplausos y ovación); José Tomás (oreja y oreja); Miguel Abellán (ovación y silencio).

16-8-2002 Feria: Cuatro toros de Zalduendo y dos de Martelilla. Fernando Cámara (dos vueltas tras petición y oreja); José Tomás (ovación tras dos avisos y ovación); Morante de la Puebla (pitos y pitos).

18-8-2007Feria: Toros de Núñez del Cuvillo y dos de Gavira. Finito de Córdoba (Ovación y saludos y silencio); José Tomás (oreja y oreja); Salvador Cortés (ovación y saludos tras aviso y ovación y saludos).

23-3-2008 Domingo de Resurrección: Cuatro toros de Vegahermosa y dos de Jandilla. Manolo Sánchez (silencio y silencio); José Tomás (oreta y fuerte petición de la segunda tras un aviso y dos orejas); Cayetano (silencio tras aviso y división de opiniones).

20-8-2008Feria: Toros de El Pilar y un sobrero de El Torreón. Pepín Liria (oreja y saludos); José Tomás (oreja y dos orejas); Daniel Luque (saludos tras petición y ovación).

12-4-2009 Domingo de Resurrección: Toros de Núñez del Cuvillo y un sobrero de Lagunajanda. Javier Conde (protestas tras aviso y pitos tras avisos); José Tomás (oreja tras aviso y oreja con petición de la segunda tras aviso); Miguel Ángel Perera (oreja y oreja tras aviso).

20-8-2009 Feria: Toros de El Pilar. Manolo Sánchez (ovación y saludos tras aviso y una oreja tras aviso); José Tomás (oreja, dos orejas y ovación y saludos); Luis Bolívar (ovación en el único que mató).

4-4-2010 Domingo de Resurreción: Toros de Núñez del Cuvillo. El Tato (Silencio y saludos); José Tomás (Ovación y saludos y vuelta tras petición); Sebastián Castella (oreja y oreja).

Via: http://www.diariosur.es/feria/201408/22/jose-tomas-idilio-malagueta-20140815193419.html

Deja un comentario

Archivado bajo José Tomás, Málaga, Opinion

Málaga: Domecq y las figuras acaban con la fiesta.

El diestro José María Manzanares durante su primer toro, en La Malagueta. / García-Santos.

Por Antonio Lorca.

Es muy triste contar cada tarde cómo se derrumba, piedra a piedra, el armazón de la fiesta, pero la realidad es incontestable. En la plaza de Málaga se colocó el cartel de ‘no hay billetes’ como prueba del interés que todavía despiertan las figuras, pero la corrida fue un engaño, una pantomima, otra caricatura de la fiesta protagonizada, de nuevo, por los toros de Domecq y algunos de los toreros que mandan en el negocio taurino actual. Le dieron una oreja a Manzanares, la gente se volvió loca con el templado toreo de Morante ante un cadáver para el que la plaza entera había exigido momentos antes su devolución, y Ponce no consiguió trofeos porque no acertó con los aceros. Pues allá cada cual con su afición; si el público de Málaga permite que lo engañen y disfruta con proyectos de cadáver, no hay más que hablar. El que paga manda, pero no por ello tiene razón.

Se dice que los veterinarios llegaron a reconocer veinte toros para elegir seis. Y lo hicieron porque estas figuras solo respetan dos o tres plazas y se mofan del resto. Consiguen que el ganadero embarque medianas de color negro y presionan a la autoridad para imponer su criterio. Se dice que ante el rechazo de los primeros toros reconocidos, algunos de los toreros anunciados amenazaron con ‘caerse’ del cartel y romper la corrida. Y, claro, ante el posible chantaje, y en plena feria, claudica la autoridad, la empresa y todo bicho viviente. ¡Si sabrán los toreros lo que los ganaderos guardan en el campo…! ¡Si sabrán los ganaderos lo que quieren quienes exigen sus toros…! Después, nadie se puede extrañar de lo que salió por la puerta de chiqueros; los de ayer, toros impropios de una plaza de primera categoría (el último, un auténtico novillo), inválidos por más señas y sin una gota de casta. Y si alguno, por casualidad, tiene diez embestidas nobles se le cortan las orejas entre el contento popular. Como es lógico, nadie protestó el nulo trapío de las reses. En fin… Cada plaza -cada afición- tiene el prestigio que se hace merecer. Y la de Málaga, a tenor de su silencio cómplice y del poco respeto mostrado por las tres figuras, tiene el suyo por los suelos.

Se supone que la gente salió contenta cuando el festejo ofreció motivos para abandonar los tendidos con la cara mohína. ¿Qué pasó? Pues que tres buenos toreros aprovecharon los gatitos que les tocaron en suerte para hacer una infame caricatura del toreo auténtico. Porque el toreo, señores, exige la condición fundamental de la presencia del toro, que en Málaga no existió.

En primer lugar, Ponce sacó a relucir su diploma de enfermero y alargó unos minutos la vida de su cadavérico primero, aunque ni el propio toro se lo agradeció porque hacía tiempo que había entrado en otra vida. En el otro, con más movilidad, ofreció una lección de medios pases despegados, al hilo del pitón y fuera cacho que remató con dos infames pinchazos.

El primero de Morante estaba tan muerto en vida que no admitió un pase. El quinto mostró síntomas evidentes de que estaba derrengado de salida, y el público pidió a gritos su devolución. La presidenta se negó a ello y le nombraron a toda su familia. Bueno, pues a ese toro, que estaba moribundo, noqueado y lisiado, lo muleteó Morante con la lentitud propia de su concepción artística y de la nula condición del animal, y algunos compases resultaron muy agradables a la vista. Pero el toreo, a pesar de la exagerada alegría malagueña, es otra cosa.

Mejor suerte tuvo con sus toros Manzanares que capoteó con prisas y muleteó a su primero con menos intensidad de la que merecía el toro; sin fuerza alguna se presentó el anovillado sexto y allí anduvo el torero tratando de ponerse bonito.

Total, que como los pocos aficionados que quedan no acaben con los toros de Domecq y el poco respeto de las figuras, unos y otros acabarán con la fiesta. Y si no, al tiempo…

Ficha

Zalduendo/Ponce, Morante, Manzanares

Cinco toros de Zalduendo, desiguales de presentación, de feas hechuras, muy blandos y descastados; nobles tercero y cuarto; y uno, el primero, de Juan Pedro Domecq, muy descastado.

Enrique Ponce: pinchazo y media tendida (ovación); pinchazo _aviso_ pinchazo y un descabello (ovación).

Morante de la Puebla: media y un descabello (silencio); estocada (oreja).

José María Manzanares: estocada (oreja); pinchazo, media _aviso_ (ovación).

Plaza de la Malagueta. 22 de agosto. Sexta corrida de feria. Lleno de ‘no hay billetes’.

Via: http://cultura.elpais.com/cultura/2014/08/22/actualidad/1408736991_681609.html

1 comentario

Archivado bajo Antonio Lorca, CORRIDAS DE TOROS, Crónica, Jose Mari Manzanares, Málaga

7a de BILBAO: Los sustos de Padilla y la contundencia de Perera.

Los sustos de Padilla y la contundencia de Perera

Por Carlos Ilián.

Los tiempos cambian y los toros sufren del cambio generacional. Antes existía una cierta cultura taurina y una afición sólida. Hoy han desparecido. Por ejemplo,a pesar del alboroto que había formado Perera la tarde anterior la gente no acudió a la plaza y se registró una entrada muy floja, lo cual quiere decir que los triunfos ya no tienen eco, que la gente pasa olímpicamente. En otro tiempo se habría registrado un entradón.

Y sin embargo la tarde ha dejado una faena entera, vertical, poderosa, de valor sin cuento del propio Perera al quinto, un jandilla con malas pulgas al que consiguió vencer sobre la base del temple y el mando. Otra vez un bajonazo para quitarle una oreja pedida con fuerza. No pudo pues repetir su actuación anterior porque, además, su primer toero, sin fuerza mnin guna apenas le permitió una faena fría y templadita

Iván Fandiño tiene un erto en esta feria, la de su tierra vizcaina, donde aún no ha cuajado la gran tarde que quisiera. Tal vez porque está recuiente su fuerte cogida en Bayona pero no consiguió formar un lío con el sexto. Bien es verdad que ligó una tanda soberbia de naturales al gran toro pero en general esta vez el torero ha estado por debajo de la clase del burraco de Jandilla.

Y Juan José Padilla sufrió dos cogidas, muy aparatosa la segunda,en el cuarto toro, muy violento. Se rehizo como pudo para un trasteo entre atropellado y deslavazado. En el primero, un toro rajado, cuajó algunos derechazos de buen corte.

Plaza de Vista Alegre. Séptima corrida. Más de media plaza.

Toros: JANDILLA (5), 1º y 6º de buen juego, el resto de mal estilo.

Toreros
JUAN JOSÉ PADILLA (5): de verde botella y oro. Estocada caída. Un aviso (palmas). Estocada. Dos avisos (saludos con protestas).
MIGUEL ANGEL PERERA (6): de carmelita y oro. Estocada (saludos). Bajonazo. Un aviso (vuelta).
IVÁN FANDIÑO (6):de nazareno y oro. Tres pinchazos, estocada desprendida y descabello. Un aviso(silencio). Dos pinchazos y estocada trasera. un aviso (saludos).

1 comentario

Archivado bajo Aste Nagusia, Bilbao, CORRIDAS DE TOROS, Crónica

Morante, contexto de arte.

Para Tessa Cuesta, verso y flor.

Por Luis Cuesta – De SOL y SOMBRA.

Cuando uno genera esa felicidad en la gente, cuando es capaz de hacerla soñar, se siente pleno como artista.
Morante de la Puebla.

Cuentan que hace unos años era un alma perdida ¿Qué es un alma perdida? Es la que se ha desviado de su verdadera senda y anda a tientas en la oscuridad de los caminos del recuerdo escribió el inglés Malcom Lowry.

Pero ¿De verdad estaba perdida? O simplemente la idea de verse en figura del sacerdote de una legión, provisto de aquel tremendo poder ante el cual aficionados y escépticos se inclinan reverentes, lo había tomado por sorpresa y no estaba listo todavía para enfrentar al mundo desde esa posición.

Pasado el tranco de los años, años por cierto muy duros en lo personal y profesional, llenos de triunfos pero también de derrotas, en los que moldeo al artista, ha llegado por fin al cenit y se ha quedado ahí, solo en su trono.

Después de ver un par de ocasiones la faena al tercero de su lote, el pasado miércoles en Bilbao, he llegado a la conclusión que lo poco que he aprendido sobre el arte del toreo se condensa en esto: no es lo que pensaba que es. Es una cosa absolutamente nueva cada vez y para cada individuo. Morante, por ejemplo. Morante, cuando yo lo escribo, significa algo enteramente distinto para cada aficionado que lo piensa.

Para algunos es un artista, un genio, pero para otros un farsante. Hemos escuchado hasta la saciedad críticas de todo tipo hacia el torero por su falta de honestidad y actitud. Criticas con las que compruebo, que grande es la confusión intelectual en el toreo actualmente.

¿Comprender a Morante sería carecer de arte? Yo preferiría a estas alturas no comprender del todo al artista. Imagínese un mundo en el que la neuroquímica nos explicara en su totalidad por ejemplo a Mozart…tal vez algo se perdería.

Morante ha firmado faenas históricas pero también ha dejado pasar muchos toros, porque con ellos nunca pudo formular lo que llevaba en su espíritu. Y no pudo porque, al torear, se sentía insatisfecho y tenía que corregirse y corregir su corrección. Rectificándose constantemente, intentando siempre nuevos modos de decir lo mismo, muchas veces ha complicado su pensamiento hacia las masas.

Morante es un solipsista. El solipsismo es la teoría de que el «yo» está solo -solus ipse- y nada existe fuera de la conciencia: una plaza de toros o un toro serían un espejo, un sueño, una invención. Porque finalmente creo que la única «verdad» en el arte del toreo es la concordancia del pensamiento consigo mismo.

Si un contemporáneo en el toreo parece destinado a la inmortalidad, ése es Morante. Un torero producto de su tiempo y sin embargo, sabe cómo trascender, de un modo mágico. Este hombre ha decido tomar un camino inmensamente más peligroso y agotador, pero que es el único camino que tiene la misma dignidad de aquellos toreros de los que ha embebido sus enseñanzas, desde Frascuelo, Bombita, Rafael el Gallo, Cagancho, Chicuelo…

Morante es el único torero actualmente que marca diferencias, en tiempos donde se habla mucho del temple, del valor, de la técnica… ¿Y la gracia? Ya lo dijo el maestro de Paula hace unos años “Gracia torera, actualmente solo Morante. Toreros con gracia torera en el pasado: Pepe Luis Vázquez“.

Seguramente algunas faenas importantes habrá en estas corridas generales, pero los que tuvieron la oportunidad de ver a Morante en Bilbao, recordaran la tarde del pasado 20 de agosto y la guardaran para siempre en su mente, porque durante unos minutos el artista consiguió aquello que busca en su obra y que el mismo define como “el toreo que queda en la memoria, el que deja huella en el alma del espectador en este mundo comercializado. Y, humildemente, yo soy la prueba”.

Larga vida a Morante.

Es lo que digo yo.
Twitter @LuisCuesta_

2 comentarios

Archivado bajo Luis Cuesta, Morante de la Puebla, Opinion

Prospectos Pa’ España Por El Bardo de la Taurina.


Uno de los ojos clínicos de mayor virtuosismo taurino que existen, los que por cierto escasean, lo es el nuevo cincuentón Paco Camino Gaona al cual le debió de haber latido el termostato y el sábado último se dejó caer por Cinco Villas atraído en lo general por el cartel y en lo particular pa’ medirle el agua a los camotes a algunos de los novilleros actuantes y dialogar con otro al que ya había visto que lo es Diego Emilio, del que hay mucho elixir que verter en la copa de la esperanza y como no lo va a ser así, si a este aguascalentense apenas se le ha visto a cuenta gotas y es que inexplicablemente da la impresión que su alma y espíritu aun joven e inocente están sufriendo los estragos del desfortunio que se cierne sobre los novilleros que son puros dentro y fuera del ruedo y que por ende son blanco vulnerable de las circunstancias agrias que lastimosamente forman parte de los caminos torcidos de la fiesta, más los cuales sin duda alguna no doblegaran, ni menos harán que la torería pierda a una de las más firmes promesas que ha dado aquella tierra a la que algunos le dicen de la gente buena.

Sigue el madrileño Camino Gaona ligando tandas y ahora se decanta por el michoacano Antonio Mendoza, quien en Cinco Villas ha crecido de lo lindo al grado que sus avances le sirvieron para hacer ruido en serio en la Plaza México, donde si bien es cierto que no ha conquistado peludas también es cierto que ya se ha enredado con los bureles y anda de boca en boca de los entusiastas y también en el comentario del hijo del ‘Niño Sabio de Camas’ quien dice que junto con el queretano Jorge Pérez de Pauloba, torero de hechuras y trazos finos que además tiene el don de la conexión están listos para probarse en el campo bravo ibérico haciendo base en Sevilla y yendo a la vera del figurón del arte, el inconmensurable Paco Camino.

Para que desde de ahí se desplacen con idea y estructura a las dehesas y cortijos propicios para matar algunos bureles y conocer el ambiente que permea por allá con miras a debutarlos en cuanto demuestren que están aptos para ello y que pudiera ser en el mes de octubre, este plan ya le fue presentado por el propio Paco Camino Gaona a Don Luis Marco Sirvent y a Doña Lucero Domínguez Cobián, el cual de ser aterrizado en totalidad o en parcialidades sería otro más de los campanazos que la empresa de Cinco Villas engarzaría a su ya de por si brillantísima labor en pro de la novilleria.

MÁS DE CINCO VILLAS

Dicen por ahí ‘Que cuando la diosa fortuna da, lo hace a manos llenas’ y así tal cual lo está haciendo la empresa de la primorosa plaza de Santiago Cuautlalpan la cual ahora ampliara su costumbrismo de dar festejos con novilleros que no rebasen los veinte años y dará oportunidad a quienes andan en esto con un tambache de experiencia a cuestas, o lo que es lo mismo, en Cinco Villas ahora tendrán oportunidad de echar la capa vestidos de focos los novilleros cuajados y también quienes han abrazado esta liturgia no a tan temprana edad, pero que no por ello algunos deben de traer la onza, la convocatoria fue lanzada y el fin de semana pasado se presentaron en las instalaciones del albero varias decenas de aspirantes a colgarse en el cartel los cuales entregaron todo lo necesario al coletudo Atanasio Velázquez, quien filtrara esa información al seno de la empresa para ser evaluada y bueno confiar en el buen criterio del buro de elección quienes por principio de cuentas seguramente tienen muy claro que una cosa son novilleros con posibilidades y otras muy distintas son los fósiles, vividores del cuento, los cartuchos quemados, los chaletas o los zombis que pululan engañados en su propias quimeras.

Deja un comentario

Archivado bajo Bardo de la Taurina, Opinion

7ª Corridas Generales de Bilbao: Perera en su sitio, y el palco también.

Perera en su sitio, y el palco también

No se puede indultar a un toro manso en varas ni conceder dos orejas por un bajonazo.

Por Carlos Ilián. Bilbao.

Perera, ante un toro colaborador se plantó muy firme en juna faena de muletazos sobre ambas manos, muy poderosos, aunque en la ejecución hubo de todo, sin faltar el ventajismo.

El final, entre circulares invertidos puso aquello a reventar. Se pidió el indulto, exagerado. El palco, en su sitio, no lo concedió. Perera se descentró y dejó un horrendo bajonazo atravesado. Luego pinchazo y estocada. Había perdido las dos orejas. Pero le quisieron compensar en el sexto. Había estado muy por encima del toro y aquí citando y toreando sin patitas retrasadas. Pero mató de un bajonazo y el palco, con justa razón, solo concedió una oreja, la del público. Y ardió Troya. Pero debe estar tranquilo, Matías, esto es Bilbao y no un gache. Olé, señor presidente.

El Juli, por encima de una especie de bisonte que salió en segundo lugar, estuvo en su línea y en el quinto, sometió por bajo. Luego para el final ese toreo de espaldas que deslumbró ayer y una estocada caída que necesitó del descabello. Hubo oreja, baratita.

Ponce se llevó un lote arisco y sin clase. Algunos derechazos soberbios en su primero es lo que recordamos y muchas precauciones en el preblemático cuarto.

El cartel de este viernes
Toros de Jandilla para Juan José Padilla, Miguel Ángel Perera e Iván Fandiño.

Toros: de GARCIGRANDE (5), de juego desigual y poca fuerza, al tercero se le dio la vuelta al ruedo. Plaza de Vista Alegre. Casi lleno.

Toreros
ENRIQUE PONCE (5): de gris plomo y oro. Estocada trasera y descabello (saludos). Pinchazo hondo y cuatro descabellos. Un aviso  (silencio).
EL JULI (6): de azul y oro.Estocada trasera (silencio). Estocada caida y descabello. Un aviso (una oreja).
MIGUEL ÁNGEL PERERA (7):de turquesa y oro. Bajonazo que atraviesa, pinchazo y estocada. Un aviso (vuelta). Bajonazo (una oreja).

Deja un comentario

Archivado bajo Aste Nagusia, Bilbao, Corridas Generales, Crónica