Plaza México: Karla de los Ángeles, Sergio Garza y Miguel de Pablo para la tercera novillada.

prodsec_147756_

Por Pedro Julio J. Villaseñor.

KARLA DE los Ángeles, Sergio Garza y el español Miguel de Pablo son quienes habrán de partir plaza el próximo domingo en la tercera novillada en la plaza México.

EL ESPAÑOL Miguel de Pablo, viejo conocido en esta plaza, donde ha triunfado en el pasado viene a despedirse de novillero prácticamente, ya que se va a doctorar el lunes 1o de septiembre con toros de Ángel Luis Peña, Miguel Abellán será su padrino, el testigo Juan del Álamo, la plaza es la de Colmenar Viejo, su tierra natal.

DE LA poblana Karla de los Ángeles decir que esta será su tercera temporada y por lo mismo debe de apretar su propio paso para dar el estirón definitivo, ese paso que la debe llevar a la alternativa, puesto que ya tiene varios años tratando de colarse a mejores carteles, inclusive conoce y ya sabe lo que es cortar apéndices en ese enorme coso.

SERGIO GARZA debuto en Monterrey el 18 de noviembre del 2012 cortando tres apéndices. Sergio fue monosabio en esa calurosa tierra y hasta el día de hoy es uno de los buenos prospectos taurinos regios, creemos que la tercia esta obligada a mostrar el porque de su inclusión. Para esta tercera novillada se lidiaran novillillos de Antonio de Haro González… Nos Vemos.

Deja un comentario

Archivado bajo Novilladas, Novilleros, Plaza México

‘Sin Temor a los Temores’ Por Bardo de la Taurina.

Ernest-Hemingway-quote

La progenitora de aquel toreador de la legua que lo fue Paco’ Cruz (Lo llamaban El Suave) damisela que por línea consanguínea cual flecha directa le tocaba llevar el apellido de un mentado General Cruz al que se le indigestaban los cristeros con su padre Pro y su madre Conchita, entre sus diabluras que olían a pólvora y sus linduras de las que se destacó el gusto por la Fiesta Brava de la cual le llegó para su cobijo un chaval de gallega nacencia llamado Juan Orol el que terminó viéndoselas con ese personaje azufrarado que lo fue Maximino Ávila Camacho.

Ese que pretendía que la Plaza México llevaría sus apellidos, el que quiso saciar su vanidad de ganadero y le quemaron un toro de lo manso que era en pleno ruedo con una pira que se formó con los cojines que en tropel cayeron de las alturas y pa’ rematar cuenta uno de los renglones torcidos de las leyendas negras que a raíz de que el hermano tirano del presidente Manuel Ávila Camacho, quiso correrle la mano, alborotarle el pelambre zaino y adjudicarse el rabo de la rumbera María Antonieta Pons, que tenía quereres con Orol y este largaba que enveneno al tirano, lo cual parecería no fue del todo exacto, pues en lo particular el Bardo, no considera que los alcances del fantasioso ‘Johnny Carmenta’ nombre gansteril del todólogo Juan Orol, dieran para tanto.

El caso es que cuando este escribano escuchaba las ligas del abuelo el mencionado General Cruz quien decía ‘que él no mataba curas, solo los mandaba al infierno’, con ese mundo sórdido la neta que los ‘Temores a los Temores’ le aparecían a este escribano desde siempre.

Aquello fue por parte de la descendencia materna, más por la paterna las cosas no se entonaban mejor, pues imagine usted que en el hacienda ‘Sombretillo’ de la familia del toreíllo allá en Durango se dio el incidente ese que registra la historia en el que quedó involucrado un hijo del hacendado con la hermana del tal Doroteo Arango, quien mató al lagartijo López Negrete, que porque dizque le había hecho la faena a la hermana del que se convertiría en Pancho Villa, el cual juró acabar con toda la descendencia de los del apellido pomadoso de ahí que el abuelo, el padre, los hijos, la tía Lolita, que no era otra que la mismísima Dolores del Rio, tuvieron que emigrar a tierras lejanas para que la ira y las balas del que había asesinado no alcanzaran a la familia.

Lo que si alcanzó fue a intensificar los ‘Temores a los Temores’ de este escribano quien había sido advertido que cuando se apareciera por las duranguenses laderas se pusiera abuzado, primero a quien le dirigía la palabra, pues no sea que se fuera a topar con algún descendiente de Villa y usted sabe que cuando la sangre es resabiada permea en los encastes a pesar del paso del tiempo.

Ante esas vivencias resulta cuando menos pa’ mi menda lógico que por muchos años en mi espuerta cargara los reductos de los ‘Temores a los Temores’, hasta que un día como caídos del cielo vía la mano afortunada de Doña Silvita Pérez Domínguez, quien es hija de un ‘Príncipe’, de un ‘Monarca’, de un ‘Compadre’ amo de Pentecostés e ídolo mayor del México Taurino, como solo el maestro Silverio Pérez lo ha sido, hizo llegar hasta mi los ‘Temores’ del genial Ernest Hemingway, el galardonado con el Premio Novel.

Por esas cosas del destino que es el devenir de los acontecimiento ese genial director hollywoodense que lo es Robert Richardson, el de los tres ‘Oscares’ estatuillas por cierto para las que posó el ‘Indio’ Fernández, me honro obsequiándome la obra primera edición 1927 ‘Muerte en la Tarde’ de Ernest Hemingway, ante tales joyas e impulsado por lo que el escritor norteamericano significó como impulsor de la Fiesta Brava española y en particular de Pamplona con sus San Fermines, el Bardo de la Taurina en calidad autoral decidió homenajear al autor de ‘Viejo y el mar’ a través de de lo cual se germino el ensayo ‘Sin Temor a los Temores’.

La obra en sí cobra dimensión basada en que de cada uno de los catorce pensamientos sobre los ‘Temores’ que esbozo Hemingway, ésta pluma los llevo al albero de la reflexión en torno a lo que palpita dentro del mundo bravo de la fiesta y así el autor se inmiscuye incluso en el pensar imaginario del toro de lidia.

Temor III

‘Temía lo que la gente opinara de mí, hasta que me di cuenta que de todos modos opinan.’
Ernest Hemingway

Opiniones

Es la sociedad, los prejuicios, la incomprensión, los tiempos, los intereses, los políticos, la falsa moral, el exhibicionismo, los extremistas, los ignorantes, los enemigos de las artes, incluso quienes están poseídos por la envidia, son los que atacan a mi fiesta, la Fiesta de Toros, ¿Por qué?, ¿Por qué nací pa’ vivir como rey?, ¿Por qué los seres humanos en edad madura no pueden luchar por conservar su vida y yo sí?, ¿Por qué vengo de una estirpe donde el trapío es galanura?, ¿Por qué poseo los dones de la bravura, la casta, la nobleza?, no lo sé, solo sé que las opiniones contrarias, hieren , lastiman, perjudican pero nunca acabaran con mi raza, porque yo he nacido para morir en la plaza, en la más digna de las muertes, la de la Suerte Suprema.

El Próximo martes en punto de las 19 hrs. la Consejería de Educación de la Embajada de España abrirá la Puerta Grande para que se dé la noche del debut estelarizada en el tercio literato por el filósofo Agapito Maestre, en el de la poesía por el poeta Jaime de Casas Puig, en el fotográfico por el artista Mundo Toca, quienes en un acto de tolerancia le harán un hueco al autor El Bardo de la Taurina.

A la obra se tendrá acceso a partir de esa misma noche a través de http://charlasdeltupinamba.blogspot.mx/ y con posterioridad aparecerá impresa en mano a mano con el arte español del Museo Soumaya, bajo la edición de lujo de Transatlántica de Educación.

Gratitud plena en palpitar de corazón a Don Agapito Maestre Consejero de Educación de la Embajada de España en México, y respetuosamente a la Madre Patria.

‘Adiós mi España querida dentro de mi alma te llevo metí’a aunque soy un emigrante jamás en la vida yo podre olvidarte’

La cita es en Hamburgo # 6 esq. Con Berlín Col. Juárez México D.F.

Deja un comentario

Archivado bajo Bardo de la Taurina, Ernest Hemingway, Opinion

Ocho con Ocho – Al relance Por Luis Ramón Carazo.

segunda-novillada-Monumental-Plaza-Mexico_MILIMA20140727_0337_3

Foto cortesia de Daniela Madaleno.

En dos novilladas celebradas en la Plaza México se puso de manifiesto la urgencia de la celebración de un mayor número de novilladas en dónde se preparen la gran cantidad de alumnos existentes en diferentes escuelas taurinas del país y en la legua. Por eso estamos entusiasmados ante el anuncio de los festejos publicados para celebrarse próximamente y hasta septiembre 28, con la novillada final para celebrarse en La México, organizados por la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia, con la decidida colaboración de los empresarios, subalternos y matadores.

En la primera novillada, como ya se ha relatado, la tercia compuesta por Diego Emilio, Juan Pablo Llaguno y Antonio Mendoza tuvo momentos brillantes con la novillada de Xajay, ganado que dio en general buen juego por su nobleza, destacándose el lidiado en sexto lugar de nombre Bandolero y que el público convertido en ganadero pidió, y obtuvo, la autorización del juez de plaza Jorge Ramos para indultar al bovino que tuvo nobleza en sus embestidas y fue bien toreado por Antonio Mendoza quién se inscribió con la faena de indulto número quince para un novillo, en la México, aunque Antonio se perdió la oportunidad de haber logrado los máximos trofeos situación que desde 1987 es inédita y que permanece con 47 en ese rubro, en la historia de la plaza.

Por cierto el primer novillo que se indultó en la México se llamó Bate de Xajay y fue el 19 de junio de 1949, dos nombres beisboleros puso Don Juan Sordo Madaleno, inolvidable padre del propietario actual de la ganadería, Javier, pues otro se llamó Estraqueado. De acuerdo a las crónicas de la época, la faena de Rafael Larrea no estuvo a la altura de la nobleza de la embestida y el que se llevó todos los honores fue el bovino. Curiosamente el primero y el quinceavo novillos indultados en el Coso de Insurgentes, son del hierro queretano. En el cartel del indulto, también estuvo el recordado torero tlaxcalteca, Fernando de los Reyes, El Callao.

Don Juan Sordo Madaleno, se nos adelantó en el paseíllo de la vida en 1985, y además de un gran criador de reses de lidia, fue un gran arquitecto como lo es su hijo, quién por cierto por andar de viaje no le tocó la suerte de salir en hombros, como si lo hizo junto con Mendoza, el representante de la ganadería, Jaime Álvarez quién derrama bonhomía. Como siempre el tema de los indultos es cuestionable, pero finalmente son parte de los homenajes a los toros y por tanto se respetan cuando la voluntad popular se impone, como fue el caso de Bandolero autorizado por el juez de plaza Jorge Ramos.

Por cierto revisando las crónicas del año de 1949, se destacaron en la temporada novilleril Paco Ortiz, Eduardo Vargas y Juan Silveti. Juan gracias a Dios lo tenemos entre nosotros, viviendo en Salamanca y para las nuevas generaciones, abuelo de Diego, para otros de mi época, reconocido por ser figura del toreo y padre de David y Alejandro.

Me encontré que por aquella época también hubo una inserción curiosa de la entonces Unión de Criadores de Toros de Lidia, A.C. en varios periódicos capitalinos y la comparto:

“ A la afición taurina mexicana:

Un grupo de ganaderos de esta Unión han tomado el acuerdo de no pagar, en lo sucesivo las crónicas de los festejos taurinos a los periódicos y estaciones de radio que han acostumbrado cobrarlas, en virtud de que diarios y semanarios tan imparciales como El Universal, Gráfico, Novedades, Esto, La Prensa y El Redondel, no cobran por los juicios que emiten sus críticos.

Por lo expuesto, se suplica a la Afición, en general se sirva tomar en cuenta los ataques injustificados de que pueden ser objeto los ganaderos, en las crónicas de prensa y transmisiones de radio que resulten afectadas por esta determinación”

Inserción que demuestra la cantidad de medios interesados en la Fiesta por aquellos años, hoy en día con mucha menos cobertura en los medios de comunicación tradicionales.

Para cerrar, del segundo festejo destacar la voluntad de trascender del Tuco, dos medias de Paola San Román, la clase en breña de Emilio Macías y el homenaje al forcado Eduardo del Villar, caído en Campeche en aras de la indómita afición de los que toman al toro por los cuernos.

Sin olvidar de la función, a un novillo de Guadiana que combinó codicia con nobleza en la embestida y que mereció el homenaje del arrastre lento. Va la temporada chica caminando, escribiendo historia y que así siga. Eso deseamos.

Deja un comentario

Archivado bajo Luis Ramon Carazo, Novilladas, Novilleros

La Regresión y la Inocencia – Arrastre Lento y Estrellones en La México.

“El Tuco” en el pase invertido. El novillo cabrereño espléndido también por el lado izquierdo.

Condenada al naufragio, al gafe, la tarde encuentra un bálsamo, la esperanza y un respiro con un cuarto novillo de honores en el arrastre. Lentamente, los restos del lidiado en el turno cuatro se llevaron consigo, no una ovación, sino el sino y el origen de un ya viejo encaste, un antiguo carácter. Con ese toro el triunfo asomó sin tocar la puerta en un festejo tan gris como su toldo celestial.

Por: Luis Eduardo Maya LoraDe SOL Y SOMBRA.

Se sabe, de antemano, que en México somos dados a tirar, derrumbar las cosas del pasado, por malas o buenas que estas hayan sido.

El Arquitecto Rafael Fierro Gossman, en su estudio sobre las casas de México y principalmente el que dedica a la historia de las calles del viejo Chapultepec-Polanco, ha referido a la que fuera casa de Don Jesús Cabrera Llamas como un complejo proyecto, integrador del gusto personal de su propietario y que agrupaba varios metros cuadrados en el Paseo Castelar, a solo pasos de El Reloj.

La casa, de tal Señor, con espacio de frontón ha sido necesariamente una casa taurina.

Y ahí, suponemos, han tenido que confluir algunas generaciones de gente del toro, esa fusión tan triplemente interesantísima entre los Gaona, los Garza y los Cabrera que, viendo por el espejo lateral, da la vista a Zacatecas y ahí entrelaza el rosa de Don Antonio y el verde de Don Julián, Llaguno, claro está. Por lo blanco entrelazados. Y por la brava sangre hermanados.

Hoy, como ayer había sido siempre, la histórica divisa rosa, verde y blanco regresa a La México en condiciones de México actual: nombre diferente, nuevos propietarios, olvido del actual aficionado, así como desigualdad en la presencia y el juego. Más una asistencia menos entendida y cada día menos enterada que ovaciona la mansedumbre.

Como ocurre en el arrastre al primero, para rejones.

Todo esto se acentúa con la aparición de un personaje a caballo anunciado como Joaquín Gallo, casi un inocente taurinamente. Ahondar en sus carencias sería cruel. Puede más el manso novillo en él y evidencia su precario modo de entender el toreo con tanto cambio de jacas, una a pelo, que no le sirve de nada.

Como es rejoneador a la antigua, no solo clava a la pasada, sino le alcanzan repetidamente –un alazán sale huyendo tras posible, de menos, puntazo- y además trae consigo Forcados. Él mismo solicita un tercer intento, infructuoso como los dos anteriores, de los Hidalguenses que sufren las iras del manso al que despacha el espada en turno a como puede.

Malamente. Tal como la gente al aplaudir al manso arrastrado.

Pasa demasiado tiempo. Para cuando el hermoso cárdeno segundo se parte un pitón cerca estamos de la primera hora de festejo. Una desgracia, con todo el tipo histórico de la casa, embistiendo fuerte, se estrella en el burladero de la Contraporra. Y deja las cosas en blanco para Paola San Román, injustamente colocada en este cartel tras ser ya triunfadora aquí.

El feo sobrero, arrea y complica las cosas a la queretana desde salida. Se crece en su descastamiento con la muleta y la San Román solo puede echar hacia fuera queriéndose ir todo el tiempo y termina con horrible bajonazo.

A este sobrero, Jorge Didier le hace un quite inoportuno.

En su turno, un novillo justo de presencia, intenta la caleserina, pero no pone orden previo al quite con los montados y como con la muleta le enganchan queda gusto y adelanta suertes ni el brindis ganadero le rescata. Y solo discretas palmas quedan.

Por ello, a la salida del cuarto, quienes seguimos el escalafón menor detenidamente, sabemos que hay posibilidad de salir del gris aburrimiento, que parece contagiar el cielo a los novillos. Más porque Rodolfo Mejía “El Tuco” es el espada en turno, el mismo que rompió quince años sin rabo novilleril en Aguascalientes y que tres años después llega a La México.

Saluda con rodolfina.

El nombrado, chabacanamente, “Ranger” es auténtica vuelta al pasado. Su agradabilísima cornamenta y bravura expresa, no solo de fondo, en varas es muestra de ello. Tumba dos veces. La segunda a Hugo Campos Rubio en la querencia pero la que a la postre le cuesta muy cara es justo la primera, que le propina a Juan Pablo González Villagómez quien no pica bien al recibir por dentro.

El novillo queda servido, incluso Mejía aunque tarde, se desmontera y el tercio cambia. No importa. Soslayando toda la autoridad, Juan Pablo González pega arteramente varios puyazos en el tercer encuentro a fin de cobrarse el tumbo. Y la autoridad, como la de la miscelánea sin clientela, leyendo el aviso de ocasión. En mutis.

Quita “El Tuco” y en la rebolera el novillo se emplea. El yucateco Lizama responde en su turno al quitar. Lo mismo que el novillo que incluso hace ver mal a Marco Dones al crecerse en banderillas.

Novillos como este, salen poco, con esa clase, esa espera a humillar y mostrar las palas antes de entrar a la muleta, de regodeo, deben siempre aprovecharse, aflorar el mejor concepto del toreo. “El Tuco” acostumbrado a lo instantáneo en plenos medios pega el afarolado de rodillas, cosa que incomoda a la asistencia, los pases por alto brindan aire al astado que le complica el cite, junto con el aire en la primera tanda.

En los medios, pasada la ráfaga, Mejía encuentra la forma de que sus muñecas se sintonicen con su acompasada cintura, eso le funciona perfecto. Pero, tras dos buenas tandas, de sabor y ritmo, con la derecha, no encuentra la forma de brindar espacio y trazar el toreo al natural.

Justo cuando más importa.

Por ello, usa la dosantina y la ranchera como recurso para emocionar y pasar al tercio. Entonces el novillo frena, hace mella el tercer y artero puyazo. Y peor el ahogo que de él hace “El Tuco” a quien mañas le sobran y por ello no nos extraña su tendencia al toreo invertido y a las manoletinas de rodillas. Falta la media altura, la fantasía natural que el toreo conlleva cuando deriva de un concepto genuino.

Vienen tres cuartos de acero tendidos y cierta petición. Bien negada.

El arrastre lento, por la nobleza, la bravura y la clase del novillo nos parecen buenos. Pero aplaudir en el arrastre los anteriores, más aun con la fichita que sale de quinto, un novillo feo y al parecer enfermo, es síntoma de clara confusión en la afición. Con él Ángel Lizama solo puede quitárselo a como su breve estatura taurina le permite, tras angustiosa larga cambiada en los medios, con honradez y ahínco le mata.

Aun así, la novillada cierra a tambor batiente cuando el huamantleco Emilio Macías, el tercero de tres hermanos que ya se han presentado en La México es volteado. Aun así, tras severo golpe el joven aplica medicina de capote bajo y trata de imponerse a un duro y exigente astado que llega muy sobrado al último tercio.

Poco falta para someterle pero realmente Macías no lo consigue. A pesar de estar cerca y ligar con la derecha termina desarmado. Digno, sobre todo en la gran estocada que consigue al volapié, momento brillante de la tarde.

Y no más.

Alguien me decía que lo complicado en ganadería viene en la segunda generación de propietarios. No es lo mismo que cuando ésta surge: las familias crecen, los gustos cambian y si la sangre no re-une, la bravura, el interés y la cohesión se difumina.

Algo así pasa con las casas, las grandes residencias de México. Injustamente, a las grandes obras de arte se las lleva, no el tiempo, sino los intereses, la ambición y, claro, muchas veces, la nula protección de la autoridad.

A la casa del Paseo Castelar, residencia Cabrera Llamas-Martínez, muy seguramente nunca le faltó arte, como al toreo cuando es bien hecho. Tal como a la divisa rosa, verde y blanco jamás le faltó bravura.

La ganadería de Jesús Cabrera Llamas, como tal, ya no existe, se borró como ese pequeño palacio polanqueño, tan “neocolonial” en su acento, tan blanco y rosa a veces, otras tan blanco y verde que fue tristemente derruido. Pero cuando el arrastre lento a la muerte se le brinda en homenaje es porque algo queda de la esencia y realmente no se desaparece aunque se materialmente se pierda.

Cierto, no ocurre esto con el bien raíz, seguimos destruyendo lo que tanto cuesta construir.

Menos mal el intangible paso de la bravura no es tan instantáneo de eliminar, no se rinde, claro, fácilmente pero… puede que el día llegar.

Quiera Dios siga vistiendo de oro y de seda el arte y la buena sangre.

Como siempre ilumina ver hoy lo que del original Chapultepec-Polanco queda.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada de Novilladas 2014. Domingo, Julio 27 de 2014. Segundo festejo de Temporada Chica. Menos de un cuarto de plaza en tarde cielo nublado, llovizna en el segundo e intermitente y molesto viento.

7 Novillos, 7 de D’ Guadiana (Divisa Rosa, Verde y Blanco) El primero lidiado para rejones. Segundo lidiado como sobrero tras inutilizarse el titular al partirse un pitón tras su salida. Desigual en presencia, el primero demasiado chico. Muy feo el quinto, mansos en general con excepción del cuarto, precioso cárdeno nombrado “Ranger” homenajeado con los honores del Arrastre Lento. El sexto muestra bravura seca y dura.

El Rejoneador amador, Joaquín Gallo (Usanza charra mexicana) División de Opiniones. A pie Paola San Román (Rosa y Oro) Silencio. Jorge Didier (Azul rey y Oro) Leves Palmas. Rodolfo Mejía “El Tuco” (Marfil y oro) Saludos. Ángel Lizama (Granate y Oro con remates negros) Fuertes palmas tras aviso. Emilio Mendoza (Azul noche y plata) Fuerte ovación. 

Los tres últimos espadas nuevos en esta Plaza.

Fatal la autoridad al no poner orden en el primer tercio del cuarto turno.

Destaca el picador Hugo Campos Rubio al picar en la querencia al cuarto.

Al finalizar el paseíllo se guarda un minuto de aplausos en memoria del forcado Eduardo del Villar fallecido a causa de una cornada en meses pasados.

1 comentario

Archivado bajo Afición, ARTE Y CULTURA, Bullfights, Crónica, CULTURA, ESPECTACULOS, Futuro Taurino, Ganadería, Lorenzo Garza, Luis Eduardo Maya Lora, Mexico City, NOTICIAS, Novilladas, Novilleros, Plaza México, Plazas, Rodolfo Gaona, TEMAS TAURINOS, Temporada Chica, TOROS Y TOREROS, Uncategorized, Vista Alegre

Presentan mañana las corridas de la FENAPO 2014.

image

De SOL y SOMBRA.

Cuatro corridas se estarían presentado en la plaza de Toros El Paseo, en el marco de la Feria Nacional Potosina 2014.

Será mañana lunes por la noche cuando la empresa de la Monumental de Universidad, dé a conocer de manera oficial los carteles que conformarán el serial taurino de la FENAPO 2014.

Sin embargo, ya se especula acerca de los cuatro carteles que se estarán dando, y de acuerdo a información que ha trascendido, se tendrán tres corridas y una de rejones.

Se especula que la primera será el viernes 15 de agosto, mientras que la segunda esta programada para el viernes 22, en la que estarán Arturo Macías el “Cejas” y el potosino Fernando Labastida, además de Sergio Flores, éste último aún en duda.

Se ha manejado también la presencia de Eulalio López “Zotoluco”, Arturo Saldívar y Joselito Adame para un tercer festejo, mientras que el cierre del serial tendría una corrida de rejones.

Finalmente, el lunes por la noche se conocerá con exactitud cada festejo y si tomarán parte o no más matadores potosinos, como en el caso de Fermín Rivera.

FERMÍN RIVERA DARÁ CLASE PÚBLICA

Por otra parte, ha trascendido que el jueves 14 de agosto los matadores de toros Fermín Rivera y José Mauricio, estarán dando una clase pública de toreo en la Plaza de Aranzazú.

Se espera la presencia de algunas de las Peñas Taurinas de la ciudad, así como de aficionados prácticos y nuevos valores de la fiesta.

Cabe señalar que no es nuevo esto de las clases públicas, sin embargo se sabe que muchos aficionados y amantes del toreo se dan cita, por lo que se espera no sea la excepción para el jueves 14.

Vía: http://www.oem.com.mx/elsoldesanluis/notas/n3482013.htm

1 comentario

Archivado bajo Carteles, FENAPO, San Fermín 2013, San Luis Potosí

Rafaelillo y un gran cuadri de vuelta en Valencia.

 Soberbio natural de Rafaelillo a 'Trastero', del que paseó las dos orejas. CAYETANO TALENS

Soberbio natural de Rafaelillo a ‘Trastero’, del que paseó las dos orejas. CAYETANO TALENS

De SOL y SOMBRA.

Madrid, 27 jul.- El triunfo de Rafael Rubio “Rafaelillo” con un toro de Cuadri, premiado con la vuelta al ruedo, en Valencia, y la oreja que paseó el novillero Gonzalo Caballero en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid, son los titulares de la jornada taurina de hoy.

También hay que destacar la oreja que pasearon Juan José Padilla, El Fandi e Iván Fandiño en El Puerto de Santa María (Cádiz), idéntico resultado que cosecharon Javier Castaño y Paulita en Tudela (Navarra), la triunfal corrida en Almadén (Ciudad Real), y el grave percance del banderillero El Charra en Collado Villalba (Madrid).

Cuatro corridas de toros y dos novilladas picadas se celebraron hoy en España. Estos son los resultados:

CORRIDAS DE TOROS

VALENCIA.- Séptima y última de feria. Un cuarto. Toros de Celestino Cuadri, sin gran aparato en las cabezas, con volumen y muy largos de viga. Salvo el segundo, fueron manejables y nobles pero de poco fondo y duración. El mejor fue el cuarto, “Trastero” de nombre, y con encastadas embestidas, que fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Rafaelillo, ovación tras dos avisos y dos orejas tras aviso. Luis Bolívar, silencio y silencio tras aviso. Jesús Duque, ovación tras petición de oreja y aviso, y silencio.

Entre las cuadrillas destacó especialmente la de Rafaelillo, tanto picador como banderilleros, en la lidia del cuarto toro, al que Joselito Rus clavó dos soberbios pares de banderillas.

EL PUERTO DE SANTA MARÍA (CÁDIZ).- Algo más de un cuarto. Toros de Joaquín Núñez del Cuvillo, bien presentados, faltos de fuerza los tres primeros y de cierta clase el resto.

Juan José Padila, ovación y oreja. David Fandila “El Fandi”, ovación tras petición y oreja. Iván Fandiño, ovación tras petición y oreja.

TUDELA (NAVARRA).- Algo menos de media. Toros de Manuel Ángel Millares, serios y con cuajo, pero sin raza y deslucidos en conjunto.

Javier Castaño, silencio y oreja. Luis Antonio Gaspar “Paulita”, oreja y silencio. Manuel Escribano, silencio en ambos.

ALMADÉN (CIUDAD REAL).- Media entrada. Cuatro toros de Torrehandilla y dos -segundo y cuarto- de Torreherberos. De magníficas hechuras, encastados y con calidad, a excepción de primero y segundo, más justos de casta y fuerza. Cuarto y quinto fueron premiados con la vuelta al ruedo.

Víctor Puerto, oreja y dos orejas. Jesús Martínez “Morenito de Aranda”, ovación y dos orejas. Joselito Adame: Dos orejas y oreja.

Los tres toreros salieron a hombros junto al mayoral y al representante de la ganadería.

NOVILLADAS PICADAS

MADRID.- Final del ciclo de promoción de novilladas de Las Ventas. Más de un cuarto. Novillos de La Guadamilla, de muy desiguales hechuras dentro de su seriedad, y de juego también variado. Los mejores, segundo y cuarto. Blando y sin clase, el primero; parado el tercero; descastado, el quinto; y a menos, el sexto.

Juan Miguel Benito, silencio tras aviso y palmas. Gonzalo Caballero, oreja y ovación. Miguel Ángel León, silencio en ambos.

En la enfermería fue atendido Juan Miguel Benito de “traumatismo en abductor derecho, pendiente de estudio radiológico. Pronóstico reservado”.

COLLADO VILLALBA (MADRID)- Novillos de El Retamar, aceptablemente presentados, nobles y blandos.

Miguel Ángel Moreno, silencio y oreja. Mario Palacios, oreja en ambos. Javier Montalvo, silencio en ambos.

En la enfermería fue intervenido el banderillero Antonio López “El Charra” de “cornada de 13 centímetros en el glúteo izquierdo que llega hasta la quinta vértebra. Pronóstico grave.

Deja un comentario

Archivado bajo NOTICIAS

Juez de Plaza de MTY: “La empresa me dijo que trajo esos chivitos porque así se los habían exigido”

G257_EL-TORO-PLAYERO-VERTICAL[1]_thumb[3]

Por eso no te mande para MTY mi Toro amigo, alla nada mas quieren puros chivitos para despues hacerlos cabrito. En todo piensan esos regios…

La fiesta de los toros en Monterrey esta muy mal, por no decir que esta fatal, para muestra las declaraciones del juez de plaza Antonio Quiroga que se escuda entre argumentos debiles y pusilanimes, para minimizar su responsabilidad en el fraude cometido a la aficion el pasado viernes en la Monumentald de Monterrey.

Es inconcebible que una autoridad haga estas declaraciones y busque pretextos para librarse del asunto, señalando a sus asesores por la autorizacion del encierro.

Señor Quiroga usted es el titular, no sus asesores, si no estuvo presente en el reconocimiento usted cometio el primer error. Si tuviera diginidad y categoria presentaria su renuncia inmediatamente junto con la de sus asesores.

Hay que tenerlos bien puestos para aceptar que el es el unico culpable de que no se respetara el reglamento, ni de que se buscara proteger o salvaguardar los intereses de la aficion regiomontana.

La culpa es de la autoridad, aunque el juez le busque cinco pies al gato culpando a la empresa y a las administraciones de los matadores. ¡Ah raza!

Atte.

EL GUERRA.

 

 Por Martin Banda.

Después de que el viernes se lidiaron en la Monumental Monterrey ejemplares muy jóvenes en edad y de escaso trapío, el Juez de plaza, Antonio Quiroga, pondrá mano dura a los empresarios que deseen seguir organizando festejos en el coso titular.

Culpó como primer responsable a la empresa de la Monumental por jugarse su prestigio de esta manera.  Manuel Díaz “El Cordobés” se llevó el abucheo por parte de los tres mil 500 aficionados que se dieron cita al coso de la Colonia Del Prado por lidiar ejemplares anovillados.

“La empresa titular tiene toda la responsabilidad porque la Fiesta se está dando en su plaza. La  gente no sabe si es otro el empresario que la está organizando, para la gente es la Plaza de toros Monumental Monterrey y ellos deben de cuidar y proteger la Fiesta”; dijo Quiroga.

“Debe estipular en sus contratos de subrenta bajo qué condiciones y si no lo hacen están cayendo en el mismo fraude de las personas que organizaron esta corrida”. Aceptó que por estar fuera de la Ciudad le fue imposible recibir, reseñar y autorizar la corrida el pasado martes cuando llegó el encierro, el cual, afirmó, seguramente habría rechazado.

“Debo ser responsable de la gente que trabaja conmigo, pero cometieron un error el haber aceptado un ganado que no era digno de la Plaza Monumental. Necesitamos dignificar la Fiesta y para eso tenemos que salir con la verdad y la verdad es salir con el toro que fue lo que se anunció, una corrida de toros”, dijo.

Quiroga señaló que el jueves por la noche habló con los organizadores a quienes les dijo que la corrida tendría que posponerse, hasta que no trajeran un nuevo encierro.

“La empresa me dijo haber traído estos chivitos escasos de cuernos porque así se los habían exigido. Estoy sumamente molesto, a disgusto que haya sucedido eso. Lo malo fue que ya se había aceptado y tuvimos que dar la cara a la hora del festejo”.

 

Via: http://www.am.com.mx/notareforma/59117

1 comentario

Archivado bajo Monterrey, Opinion