Familias Toreras.

1. La familia Manzanares; 2. Los Dominguín; 3. Ortega Cano y sus...

1. La familia Manzanares; 2. Los Dominguín; 3. Ortega Cano y sus hijos; 4. Rafael de Paula y su hijo; 5. Julio Aparicio padre e hijo; 6. Jesulín de Ubrique y su padre; 7. El Cordobés padre e hijo. GTRES

Por Jesús del Rio.

Los toreros se enfrentan a la muerte cada vez que saltan al ruedo, pero fuera de él, sus vidas tampoco son sencillas. Tal vez sea por su fuerte temperamento o porque el destino es así de cruel, pero muchos han vivido unas tensar relaciones entre padres e hijos.

Jose María Manzanares
La reciente muerte de José María Manzanares padre, a los 61 años, ha dejado en el aire la tensa relación que le unía con su hijo, el también torero Jose Mari Manzanares (32), durante los últimos años. Pese a que desde el entorno de la familia se apuntó que ninguna de estas informaciones eran ciertas, la ausencia del torero en la boda de su hijo confirmó unos rumores que llevaban tiempo sonando. El padre se disculpó diciendo que estaba cuidando a su propio padre, enfermo e ingresado por aquella época, pero otras voces apuntaron a problemas de dinero y mujeres. Ahora, su repentina muerte ha dejado a la familia muy afectada.
Ortega Cano
¿Quién iba a pensar que la vida del torero Ortega Cano (60) iba terminar en la cárcel cuando estaba casado con Rocío Jurado? El matrimonio entre la folclórica y el matador fue todo un acontecimiento, igual que la adopción de sus dos hijos, José Fernando y Gloria Camila. Tras la muerte de Rocío, la relación entre padre e hijo empeoró hasta límites insospechados. Drogas, prostíbulos y problemas económicos marcaron la vida del joven, mientras su padre trataba de evitar la cárcel por el accidente que acabó con la vida de Carlos Parra. Y lo peor de todo es que no tiene visos de mejorar…
Rafael de Paula
La vida del torero Rafael de Paula (74) ha sido una constante montaña rusa. Los cambios de humor, así como los problemas con la justicia, han marcado su trayectoria fuera de los ruedos. La última de sus polémicas tuvo lugar en 2012, cuando el torero acudió a recibir la ‘Llave de Oro del Parador’ de Ronda, otorgada por la agrupación ‘Los amigos de la Goyesca’. De Paula aprovechó para arremeter contra todos los presentes, desde el director del Parador, el pintor que había ilustrado la invitación, la alcaldesa de Ronda y su propio hijo, Jesús Soto de Paula, para el que pidió que nadie comprara ni un ejemplar del libro que había publicado, ‘Entre clamores y espantás. El soplo del toreo’ -pese a que en la presentación del libro dijo estar muy orgullos-. Eso es amor paternal.
Julio Aparicio
La relación del torero Julio Aparicio (45) con su padre, el también torero Julio Aparicio, es de enemistad profunda. Aparicio culpa a su padre de haberle hecho la vida imposible. “Mi padre es muy difícil de trato, manipulador, dictador y con malos sentimientos. Lo maneja todo con maldad, siempre ha maltratado verbalmente y psicológicamente a todos”, ha declarado el torero, que también tiene problemas con su hermana -ésta le denunció por, supuestamente, destrozarle el coche y lanzar piedras contra su casa-. Aparicio no ha dudado en sentarse en televisión para hablar del conflicto. Solucionarlo, imposible, pero al menos sacar algo de dinero.
El Cordobés
La historia de Manuel Benitez, ‘El Cordobés’, y Manuel Díaz, ‘El Cordobés’ (46), ha sido una de las grandes polémicas del toreo español. Manuel Diaz se encargó de contarlo todo en un libro de memorias. Cómo su padre se desentendió de su nacimiento dándole un fajo de billetes a su madre, cómo boicoteó su carrera en el toreo, cómo luchan judicialmente por el nombre de ‘El Cordobés’ y cómo se encontraron fugazmente en un aeropuerto. Una saga familiar que ha sido de todo menos una familia.
Jesulín de Ubrique
La fortuna que amasó Jesulín de Ubrique (40) como torero no hizo más que enemistar a toda su familia. La historia del torero la conocemos al dedillo, gracias a las exclusivas que tanto él como su mujer, sus hermanos, su madre, su padre, su tía y la que fue novia, Belén Esteban, se han encargado de conceder a lo largo de los años. Humberto Janeiro se vio triunfador gracias a las faenas de su hijo, sin pensar que, con el tiempo, acabaría separado de su mujer y marginado por su familia. Eso sí, no ha desperdiciado ninguna ocasión para sentarse en un plató de televisión a hablar de su hijo. ¿Cómo no iban a mantenerle al margen?
Luis Miguel Dominguín
El matrimonio entre el torero Luis Miguel Dominguín y la actriz Lucía Bosé fue todo un fracaso. Ni el torero pudo reprimir su fama de conquistador y mujeriego, ni la actriz italiana consiguió adentrarse en la familia de los Dominguín. Juntos tuvieron tres hijos, Miguel, Lucía y Paola, y todos se decantaron por el lado de su madre. Los amigos cercanos al torero siempre afirmaron que el diestro sentía devoción por sus hijos, aunque la relación con éstos no fuese la mejor -también echaron las culpas del distanciamiento a la madre-.
Via: http://www.elmundo.es/loc/2014/10/30/54510531e2704e86588b4585.html

Deja un comentario

Archivado bajo NOTICIAS

Rafael de Paula: Del arte a la locura.

Por Ana Huguet.

El torero Rafael de Paula, detenido en Jerez por intento de agresión

El torero Rafael de Paula ha sido detenido por presuntas amenazas al abogado jerezano, Manuel González Gamero. El carismático matador de toros, de 74 años, se presentó en el despacho del letrado, a plena luz del día, armado con una azada de campo y una navaja que portaba en una bolsa. Al no poder entrar en la oficina, golpeó la puerta con la pala y profirió amenazas de muerte.

El letrado requirió la presencia policial, y, cuando los agentes procedieron a identificar y arrestar al exmatador, que había llegado en coche acompañado por su hijo mayor, Paula opuso resistencia, insultando a los agentes y amenazándolos.

El torero fue conducido hasta los calabozos del Cuerpo Nacional de Policía, a la espera de que este viernes pase a disposición judicial.

Un episodio similar tuvo lugar el lunes, cuando Rafael de Paula se personó también en el despacho de González Gamero y le amenazó tras negarse éste a presentar las querellas que su cliente quería interponer contra Álvaro Domecq, la duquesa de Alba y el empresario Pedro Trapote, porque, según el jerezano, éstos estaban divulgando la supuesta quiebra económica del diestro.

No es la primera vez que el torero del barrio de Santiago ha tenido problemas con la Policía y la Justicia. En 1989 fue condenado a dos años de prisión por un delito de inducción al allanamiento de morada, con intimidación, tras la agresión que sufrió en marzo de 1985 José Gómez Carrillo, el presunto amante de la esposa del torero. En aquel mismo juicio se le absolvió del delito de homicidio o asesinato frustrado, del que le acusaron el fiscal y la acusación particular. Entonces se acusó a Paula, de pagar a dos jóvenes a través de un tercero para que apuñalaran a la pareja de su mujer.

El juez le ha dejado en libertad con cargos hasta el juicio, que está previsto que se celebre el próximo día 14.

Via: http://cultura.elpais.com/cultura/2014/10/30/actualidad/1414708087_848967.html

Deja un comentario

Archivado bajo Rafael de Paula

Opinión: Llanto por un padre.

Por F.J.Benito.

Confieso que mis aproximaciones al mundo del toro se quedan en el Bilbao de finales de los años 70 cuando mis padres me llevaban a ver en verano los espectáculos del Bombero Torero en la plaza Vistalegre (con arena negra que por eso somos tan peculiares), los viernes cuando recibimos en la redacción al «maestro» Miguel Lizón, fiel a su cita dominical con los aficionados, o la expectación con la que vive mi hijo las Hogueras y, él sí, su afición por los toros y, entre otros, por José Marí Manzanares, el hijo de José María, cuyo llanto por la muerte de su padre he de decirles que me ha impresionado.

Y me ha impresionado porque me ha devuelto de golpe al día en el que perdí al mío, que se fue a muchos kilómetros de distancia y con el que no pude estar en sus últimas horas. De la relación de los hijos con el torero que desde esta tarde descansará para siempre en su tierra se ha dicho mucho, sobre todo se ha hablado mucho, tanto, que los comentarios han llegado, incluso, a los que no sabemos ni lo que es, prácticamente, una chicuelina. Chorradas.

Las imágenes captadas en la capilla ardiente dejan claro que, pese a las posibles diferencias, como en todas las relaciones ahí había cariño y a mí, que quieren que les diga, me han emocionado. Soy así. Descanse en paz.

Via: http://www.diarioinformacion.com/opinion/2014/10/30/llanto-padre/1561671.html?utm_source=rss

Deja un comentario

Archivado bajo Jose Mari Manzanares, Opinion

Sebastián Castella con “Guadalupano” de Teófilo Gómez y el Inconcluso Misterio Guadalupano.

Desesperadamente los asistentes elevaban una plegaria para tener alegría en día tan señalado. La alegría llegó al echar mano del ya chocante regalo tras nueva derrota de la comodidad ganadera y toreril. No sé que se requiera. Ganaderos y toreros buscan la “calidad” -bobería y nobleza- caminando al ineludible patíbulo.

“Elegidos para la gloria” Sebastián Castella y “Guadalupano” (FOTO: Puntillero)

La crónica de aquella tarde publicada en nuestro sitio un ya lejano 14 de diciembre del 2010:

Por: Luis Eduardo Maya – De SOL Y SOMBRA.

Sobradamente la esperada “Corrida Guadalupana” parecía al comenzar la lidia del sexto toro con hundir el barco de la ilusión. Un toro de “Los Encinos” alto y veleto, se estrelló en el burladero de matadores cuando daba la impresión que podría funcionar. Arturo Saldívar supo que la causa estaba perdida y pasaporto al burel sin mayor trámite.

Quedó gafado el encierro.

A ese punto, la corrida, al culminar su parte ordinaria, engrosaba la ya eterna lista de corridas de decepción en la Plaza México. Principalmente, debido a la pésima elección ganadera. Un encierro parchado, nada impresionante de presencia y todo lo desesperante de flojedad y mansedumbre.

Así, la confirmación tan esperada del joven valor hidrocálido (tengo el acta de nacimiento por si se requiere) quedó en una labor de enfermero ante el acochinado primero, noble y pastueño. Un inicio torero y con sabor a dos manos por alto alentó la esperanza. Ahí, la falta de fuerza hizo quedarse al toro a la mitad del pase, mientras su falta de fondo le impidió crecer.

Saldívar demoró en encontrar distancia hasta una tanda por el lado izquierdo rematada con afarolado y hondo pase de pecho. Ahí parecía que el trasteo enganchado podría despegar.

Pero a las buenas maneras del toreo hizo falta una voz sugerente de atacar poco y dejar espacio, despacio, entre tanda y tanda. Un consejo de no abandonar el terreno que comprende unos pasos más allá de la raya ni derivar en penduleantes cercanías. Con el trasteo a la baja el confirmante acertó con una estocada caída y trasera, entera sí, que fue juzgada con mucha benevolencia en la oreja. A pesar de ello será un gusto volverle a ver torear.

A partir de entonces la baja fortaleza y bravura condicionó el festejo.

Carece de todo interés que un diestro como Sebastián Castella trastee al inválido segundo que se echó a la arena, aún el pase sea largo y templado. Cuando el toro se cae se cae la fiesta. El espadazo defectuoso estrelló la ilusión del respetable. Lo mismo con el anovillado y terriblemente manso cuarto que fue imposible, a tal grado que Castella regaló de último minuto un toro que ya analizaremos.

José Luis Angelino a su primero da todas las ventajas en banderillas apostándole a su entrega posterior.

Los toros sin fondo son malagradecidos.

Apostó a favor y el toro contestó al tirar siempre para atrás hasta en su muerte. El quinto “Misterio” fue un enigma. En tipo santacolomeño, muy chico, de salida volteó a Angelino en terrible y milagrosa escena. Luego el torero remontó tras el puyazo discreto pero soberbio en su técnica de Domingo López “Zotoluco” El toro galopó en banderillas y apretó la salida hacía tablas en emocionante segundo tercio.

Al toro, golpe a golpe, Angelino lo fue cincelando perdiendo pasos, cierto, pero ganando en temple delante de un enemigo tobillero y cabeceante. Lo grande vino con la derecha al tapar más allá de la raya y llevar largo. La faena, que brindó al piquero que se retiraba, creció cuando le dejaba la muleta en la cara. Cambió el terreno y la faena bajó. No fue suficiente la estocada que cobró, la de la tarde, juzgaron a Angelino distinto a Saldívar obviando la estocada del confirmante.

Quedó en saludos tras petición la actuación del Tlaxcalteca previo a la clamorosa vuelta de “Zotoluco” el gran varilarguero tlaxcalteca que partió emocionadamente.

La noche caía y el milagro no aparecía.

Cuando al morir el sexto se anunció a Teófilo Gómez era evidente que el séptimo cajón tenía un letrero de “Reservado”

Empecemos por el principio. Cárdeno claro, ojalado lomitendido y bajo, muy chico para la Plaza México. Algo montado de cuerna y paliabierto. Media tonelada de peso y un trapío nada impresionante. No nos olvidemos que no estamos en una tienta sino en una Plaza.

Salida recta que recoge Castella para lancear con temple y gusto ganando pasos y dejando media torera tras las rayas. En la suerte de varas Doblado picó arriba con mucha justeza, apenas sangró. Pensar en un segundo puyazo, imposible.

Desmonterado el torero la lidia recayó en el capote de Javier Ambel y en las banderillas de Castañeda y Aragón. El peón español dio la espalda a los tableros y lidió ayudando, muy a favor del toro, levantando la mano de salida para no derrumbar en dos buenos capotazos. El toro pasó suavemente y con recorrido, sin ser exigido por abajo. Tras complementar el tercio, decidido, Castella avanzó a su encuentro con la eternidad previo brindis a la multitud.

El concebido péndulo inicial mostró la aptitud del toro a arrancarse de largo y tras el compendio de derechazos y naturales, secos y bien logrados al principio, se intercalaron uno por uno sedosamente hasta romper en giros martinistas y perfectos pases de pecho con la izquierda.

Lo sensacional de los cambios de mano para iniciar o finalizar la tanda, alumbraban el oscuro sendero de la noche y el temple permitió que un toro con recorrido, con más nobleza y menos bravura, caminara por la muleta. Inteligentemente Castella, sin exigir al toro, le llevó perfectamente a su aire.

Un aire milagroso, ante tan poca historia de la tarde. Un aire de impronta verticalísima en los derechazos y el circular invertido en un terreno impensable. Como al levantar la tela, con torería y mando suficiente para no ahogar al toro y con ello desahogar la emoción del público que jaleaba la gran faena.

Castella entendió que a la nobleza se le contesta con tersura y por eso los naturales, rotos y de cintura abandonada, trazaron el arco clásico aunado a su acento moderno que puso las cosas al límite del arte, la conmoción total de sus asistentes.

Pero el misterio es desentrañar el sentido del sacrificio de un animal. Al toro de vacas no se le ayuda o alivia, se le exige. Más que de vacas fue de vacunas, inyección de aliento al público. Castella cambió la gloria por el camino fácil al obviar la suerte suprema. Lo buscó haciendo caso, lo cuenta quien lo oyó, a su mozo de espadas, perdonó la vida a un noble, menos bravo, toro.

La historia, que no admite pretextos, ahorró escribir su nombre en letras de oro. Cambió la personalísima creación por la triste comparsa y por ello los cojines esta vez no le incomodaron.

Situado al borde del abismo, matar o morir en la medianía, tomó la fácil y lo hizo con molinetes y toreo sensacional al paso, demostrando que la obra merecía rúbrica e ignorando que la vida humana se reafirma en la estocada, abismo de gloria o fracaso. Castella no fracasó, cierto, ya sonaba indebidamente la música.

Lo que empezó en liturgia acabó en pachanga, cojines y música incluidos.

El misterio guadalupano quedó inconcluso. Su pontífice renunció a coronar el ritual tras su casi celestial oficio. Indultar a un toro bravo no es un pecado, indultar la gloria mediante un toro noble sí. En el arte del toreo como en los milagros no se duda, no se polemiza.

Los milagros no se dan seguido y quizá la duda que invadió a Castella nos deja en entrever que los enigmas son inescrutables y que al final tener ese “misterio y decirlo…” incluye también el enigma más oculto del torear: el encuentro con la muerte.

Obviarlo mediante la martingala del indulto nos deja claro que preponderamos lo bonito sobre lo hermoso y la nobleza sobre la bravura.

Afortunadamente, en medio de tonos grises, siguió vivo el milagro del toreo.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2010-2011. Diciembre 12. Sexta de Derecho de Apartado. Más de un tercio de entrada en tarde fría sin viento. Corrida Guadalupana.

7 Toros, 3 de Los Encinos (4, 5 y 6) (Divisa Azul, verde y rosa) y 4, 1 de regalo (séptimo) de Teófilo Gómez (4, 5, 6) (Divisa Celeste, plomo y blanco) Terciados, flojos y mansos. El tercero absolutamente manso, el sexto se despitorró al inicial el último tercio. El séptimo “Guadalupano” fue indultado en medio del jolgorio, inmerecidamente. 

Sebastián Castella (Perla y azabache) Saludos, silencio y Gran Ovación en el de regalo que indultó. Salió a hombros. José Luis Angelino (Espuma de mar y oro) Silencio y ovación con saludos tras petición. Arturo Saldívar (Blanco y oro) Que confirmó su alternativa. Oreja con leves protesta y Silencio.

Destacaron Javier Ambel a la brega Luis Castañeda en banderillas. José Doblado y Domingo López “Zotoluco” al picar al séptimo y al quinto respectivamente. En emocionada escena “Zotoluco” se despidió de la profesión tras cincuenta años de ejercicio en tremenda y emotiva vuelta al ruedo.

Deja un comentario

Archivado bajo Crónica, Luis Eduardo Maya Lora, Plaza México, Sebastian Castella

Media Plaza Desolada Por El Bardo de la Taurina.

aaalvarez El domingo pasado previo al desencanto de convocatoria que sufrió La Plaza México, con ese cartel cucho que orillo a que la mitad de los aficionados dejaran de asistir al graderío, un señor que responde al nombre de Alfredo Navarro, se me dejo venir de frente y sin más me dijo:- ‘Te tengo un tema que nadie ha tratado’ – ¡A chingaos!- exclame – ‘pos’ que se traerá este, y me va saliendo con el asuntillo trillado del Derecho de Apartado;- ‘Bardo tu que tienes muchos huevos – No señor, huevos y muchos, solo el Sr. Bachoco- le conteste – Pero dime que se te ofrece – es que quiero decirte que esta empresa de la Plaza México ya ni la jode, habernos puesto unos carteles tan mal hechos, para así poder hacerse de millones de pesos con el canje de las tarjetas de apartado – y siguió arremetiendo – ¿como es posible que dentro de las doce corridas obligatorias nos enjareten por ejemplo ese cartel de viejas?, ¿nada más dime que interés o mérito ver a esa Karla de los Ángeles? – Bueno pues como antecedente tiene el que en la temporada de novilladas le paso de noche un animalito de almíbar, y como no supo qué hacer con él, la van a coronar con la alternativa – ¿ya ves?, vale madre esto – bueno es el mismo caso de Diego Silveti que también en el serial viejo no supo qué hacer con un par de inmejorables toros (sin sumarle los que no descifró este último domingo) – ya no se puede seguir así, ¡denúncialo Bardo!’ – no los puedo denunciar porque yo no poseo Derechos de Apartado y por eso el quejoso tendrá que presentarse ante la Procuraduría del Consumidor y exponer sus desacuerdos, más lo que sí puedo hacer y lo estoy haciendo es darle cabida a tus lamentos, porque escuchar y difundir las voces del tendido, es prioridad de este escaparate, está usted servido Sr. Navarro.

SE QUEBRO MANZANARES

¡Ahora sí! que en víspera de día de muertos, José Mari Manzanares, abrió la Puerta Grande y se piro como lo que fue, un GRANDE, cuyo arte le sobro para rubricar una época como la del Torero de Alicante, a quien recuerdo aquella tarde de 1974, en que con toledana en mano le dio muerte al toro ‘Borrachón’ de San Mateo, el que en su mala sangre traía la obsesión de darle cuello a otro inmenso que lo fue Manolo Martínez, al que le paró par de veces el corazón después de que le partió el remo izquierdo a lo largo de cuarenta centímetros que alcanzaron pa’ pulverizarle la femoral, esa madrugada a unas cuantas cuadras de la Central Quirúrgica, donde el ‘Mandón’ se madreaba con la parca, le pregunté a Manzanares ante un copón de Etiqueta Negra; – ¿tú qué sabes tanto de cornadas, se va a pelar Manolo? – ‘Con el genio que tiene el ‘tío’ y un turrón de suerte ¡No Hombre!… de to’a forma tente listo el esmoquin’-, mas hoy el que se va, es él. Aunque lo correcto es decir; el que llega a la inmortalidad porque ésta solo se da al alimón con la muerte y bueno como la santita es una diva inoportuna, ahora a los que les hizo pasar frio fue a los empresarios de la Plaza México, que tenían anunciado el domingo venidero al crio de Manzanares, el que a estas horas estará ante el duelo del padre, más se confiaba que Manzanares hijo, antepusiera el orgullo torero, al duelo paternal y se trepara en un avión del empresario de la Plaza México, el Lic. Miguel Alemán Magnani, nave que debería de estar en Alicante a disposición del torero, cuyo mayor bálsamo serían las peludas domingueras haciendo honor al padre.

Más nada, que como esta fiesta tiene mucho de magia, pues la empresa dicotómica ahora sorprende con una decisión solvente en la que se saca de la chistera a un coletudo francés de nombre Sebastián Castella, el que en cuanto pise el albero mayor dejara de ser un sustituto y en una de esas se convierte en el máximo triunfador de la jovenzuela temporada.

Deja un comentario

Archivado bajo Bardo de la Taurina, Jose Mari Manzanares, Opinion

Fermín Rivera, fiel a su concepto del toreo de pureza y calidad.

Fermín Rivera.

De SOL y SOMBRA.

Ayer por la noche, el matador de toros potosino Fermín Rivera, llevó a cabo una reunión con los medios y aficionados, ganadores y gente del toro, previo a su presentación en la temporada grande de la Plaza Monumental México.

El diestro potosino se encuentra muy ilusionado con su participación en la cuarta corrida de la temporada, programada para el domingo 16 de noviembre, en el máximo escaparate del toreo en nuestro país y en donde el buscará dar un golpe de atención fuerte.

El diestro agradeció a los medios y aficionados por el apoyo recibido desde los inicios de su carrera así como a su cuadrilla con quienes ha formado un verdadero equipo de trabajo.

Señaló que su situación actual como torero es muy esperanzadora. ya que desde el triunfo obtenido en 2013 ante el toro Gavioto de la ganadería de San Mateo, su carrera se catapultó y se mantiene en el gusto del público gracias a ser fiel a su concepto del toreo de pureza y calidad.

Fermín estuvo acompañado por los diputados locales Fernando Pérez Espinoza y Jaén Castilla.

Fermín Rivera actuará en la cuarta corrida de la temporada grande alternando con el jerezano Juan José Padilla y el capitalino José Mauricio, ante un encierro jalisciense de Villa Carmela.

Previa a su presentación en la Plaza México, Fermín Rivera estará actuando el sábado primero de noviembre en la feria de Tlaxcala, alternando con Arturo Macías “El Ceja” y Sergio Flores, con ganado de Villa Carmela.

Para concluir, el diestro potosino agradeció a los presentes dejando en claro que esta temporada grande tiene que ser definitiva para sus aspiraciones como torero, fiel a su concepto pero convencido de que es el momento clave para subirse al carro de las figuras del toreo.

- See more at: http://pulsoslp.com.mx/2014/10/30/fermin-rivera-estara-en-la-plaza-mexico/#sthash.UnN0dBh4.dpuf

Deja un comentario

Archivado bajo Fermin Rivera, Plaza México

La nostalgia del pasado y la ilusión del presente. Fermín Espinosa ‘Armillita IV’ toma la alternativa.

Originalmente publicado en DE SOL Y SOMBRA:

“Me siento capaz de llevar el estandarte de mi familia en lo más alto” Armillita IV, a días de su alternativa, siente que es capaz de conseguir su sueño de ser figura. Además de escribir mi propia historia, mi mayor ilusión es el darle un mayor lustre a la dinastía ‘Armilla’, que siempre se ha caracterizado por brillar en el medio taurino, aquí y fuera de las fronteras de México”.

Por Luis Cuesta - De SOL y SOMBRA.

El 23 de octubre de 1927 tomó la alternativa su abuelo Fermín Espinosa “Armillita Chico” con el toro Maromero, su padrino fue Antonio Posada y el testigo Pepe Ortiz. Debido a que tenía 16 años de edad, se convirtió en el torero más joven en la historia del toreo de México.

Manolo Espinosa “Armillita” tomo la alternativa el 20 de noviembre de 1965 en San Luis Potosí, de manos de

Ver original 285 palabras más

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized