Diego Urdiales de los Victorinos a Alcurrucén ¿Ultima llamada?

Diego Urdiales se ajusta la montera en la plaza de toros de Illumbe (San Sebastián). :: efe / J. Etxezarreta
El de Arnedo regresa a las Corridas Generales con la necesidad de obtener un triunfo importante para situarse bien para la próxima temporada. Foto por J. Etxezarreta

Urdiales actúa en Bilbao con Castella y Perera ante toros de Alcurrucén

Por PABLO GARCÍA-MANCHA.

Diego Urdiales vuelve esta tarde a Bilbao, quizás la plaza en la que ha dejado los momentos más importantes de su carrera, y en una situación taurina marcada por las urgencias. La necesidad de que suceda algo importante esta temporada es vital de cara a situarse de cara al año que viene en las principales ferias. Los números nunca han sido especialmente amigos del torero de Arnedo y esta temporada más que nunca, quizás el año que mejor está toreando sólo ha cortado una oreja, la de la pasada feria de Dax ante un toro de Jandilla. Y es que en realidad se hace complejo explicar esta situación.

El propio diestro lo resume así: «No quiero hablar de la suerte ni ponerla como excusa, pero la realidad es que he tenido orejas cortadas en Valencia, Madrid, Mont de Marsan y San Sebastián y se me han escapado. Unas veces ha sido por el descabello, otras por la espada porque los he pinchado y como me sucedió en Las Ventas y en Mont de Marsan, con buenas estocadas los toros no han rodado».

Sin embargo, el torero no se siente contrariado: «Me duele que no se hayan ratificado las cosas que he conseguido con triunfos, pero íntimamente no estoy mal porque creo que estoy toreando mejor que nunca en mi vida; me siento muy bien en el ruedo y las sensaciones son buenas».

Y ahora llega Bilbao, la feria más importante del verano y en la que el riojano ha logrado varias de las faenas más importantes de su vida: «Esta plaza siempre me ha cautivado. Cuando no toreaba venía como espectador a toda la feria y me quedaba a dormir en casa de un amigo. Cuando debuté en el 2008 me pidieron la segunda oreja en la primera faena y desde ese momento me he sentido muy identificado con esta plaza. Espero que continúe la racha».

Cartel estelar

Y aunque siempre ha estado anunciado con la corrida de Victorino Martín, este año ha pasado a la de Alcurrucén en un cartel con dos máximas figuras: Sebastián Castella, último triunfador de la Feria de San Isidro, y Miguel Ángel Perera, triunfador en este coso y en Madrid el año pasado: «El compromiso es extraordinario porque el cartel es estelar, aunque he toreado en este coso con Ponce con la corrida del Puerto de San Lorenzo y dos tardes la de Fuente Ymbro. Pero es verdad que siempre había venido con la ganadería de Victorino Martín en la última de la feria».

Para el diestro riojano la ganadería de Alcurrucén es una de las que más le gustan del campo bravo: «El encaste Núñez tiene un tranco más en la embestida que lo hace muy agradecido para los toreros. Ha dado corridas muy buenas en Bilbao y yo espero que me embista uno para poder expresar mi toreo».

Fuente: http://www.larioja.com/culturas/201508/29/urdiales-actua-bilbao-castella-20150829004130-v.html

Corridas Generales de Bilbao: Un fracaso escandaloso que estaba cantado

Foto Aplausos.

Por Carlos Ilian.

Lo nunca visto, el santo y muy triunfalista público bilbaíno pidiendo a gritos el toro, como un 7 de Madrid. Y es que la corrida de Bañuelos, no era para Bilbao, ni de broma. Una novillada incalificable que irritó a la gente y dejó con el culo al aire a todo el entramado de esta plaza. Un serio patinazo de los responsables de reseñar las corridas para esta feria, una de las tres grandes del año y de tradición respecto al toro de mas trapío que se lidia en España. Para colmo una corrida descastada. Vamos, un petardo.

Iván Fandiño, damnificado ayer, porque era la única actuación en la plaza de su casi tierra natal y se encontró contra un muro de mansedumbre y mal estilo. Puso toda la carne en el asador y estuvo por encima de su primero para cuajar una faena de recursos y de matices. Hubo fuerte petición pero el palco no concedió el trofeo. El quinto se quedaba en los talones y no se empleó nunca. Lo mató de una gran estocada

Finito de Córdoba hizo como que andaba por ahí con algún muletazo suelto `para pasar el bochorno de matar al cuarto, un becerrote que además resultó manso de solemnidad. Alejandro Talavante anduvo tan espeso con su primero que al final no se sabía quien estuvo peor, si él mismo o el toro. El sexto, otro morucho le irritó hasta el punto de que no aguantó más y lo liquidó en un plis plas entre la bronca general. Fracaso estrepitoso de quienes eligieron esta corrida para Bilbao.

La gran bronca que el público de Bilbao le dedicó a toda la organización de estas Corridas Generales es un toque de atención muy serio y habrá que reflexionar.

Leer más: Un fracaso escandaloso que estaba cantado – MARCA.co

6ª de Bilbao. Escandaloso y deprimente debut ganadero de Bañuelos

Media verónica de Iván Fandiño al quinto de la indecorosa corrida...
Media verónica de Iván Fandiño al quinto de la indecorosa corrida de Bañuelos. JOAQUÍN ARJONA

Bilbao. Plaza de Vista Alegre. Viernes 28 de agosto de 2015. Sexta de feria. Tarde soleada y por fin fresca con media entrada.

Seis toros de Antonio Bañuelos, de muy justa presentación y mal juego. Muy blando, soso y sin clase alguna el primero. Manejable si clase y pronto a menos el segundo. Muy deslucido el tercero. Sin nada dentro el cuarto. Solo valió el quinto en el capote. Nulo, sin servir para nada el sexto.  

Finito de Córdoba (negro y plata): Pinchazo y estocada, silencio. Pinchazo y estocada baja, pititos.

Iván Fandiño (salmón y oro): Buena estocada. Petición insuficiente de oreja, ovación con gritos contra el palco por no concederla y ovación con vuelta por su cuenta. Buena estocada, ovación.

Alejandro Talavante (gris perla y plata): Estocada, silencio. Pinchazo y estocada, gran bronca.

Por J.A. del Moral.

Dicen en los mentideros más informados del taurinismo bilbaíno, que Fandiño está muy enfadado con la Junta Administrativa de la plaza de Vista Alegre porque para estas Corridas Generales solo le habían contratado en una.

El de Orduña se creía con derecho a dos. Al entrar en la plaza y viendo el público que había en la plaza, supongo que Fandiño y su apoderado se darían cuenta del por qué. Menos de media entrada.  Y eso yendo con Finito de Córdoba por delante y con Alejandro Talavante por detrás. Pues eso. De todos modos, a nadie gustó el bajón de público en el día mayor de la llamada Aste Nagusia.

Pero es que, para colmo de los colmos, la corrida de toros que trajo Antonio Bañuelos para su presentación en Vista Alegre fue, además de pobrísima en cuanto a presentación, una colección de ejemplares absolutamente inservibles. Sin fuerza, ni casta, ni bravura. Sin nada. El espectáculo fue escandaloso además deprimente.  Es inexplicable que pueda ocurrir esto en Bilbao. Lo único bueno del festejo fue la brevedad.

Sin el trapío que se debe exigir en Bilbao saltó al ruedo el toro de Bañuelos que abrió plaza. Indigno del debut de la ganadería burgalesa y, para colmo, sin fuerza alguna. Le picaron de trámite y perdió las manos antes y después de la suerte de varas. El presidente lo mantuvo en el ruedo. En la corrida de Juan Pedro Domecq debió  devolver cuatro toros y en la de antier de Garcigrande el cuarto. Pero este presidente tan caprichosamente duro solo lo es en su siempre caprichosa concesión de dar o de no dar orejas. Nada de particular ocurrió en el segundo tercio. Finito empezó doblándose por bajo con el toro. No era toro para eso. Al defenderse por arriba en sus cortos viajes, el arranque de la faena de Finito con la derecha solo fue lucido en uno de los redondos y en el de pecho. Y apenas en un natural de su baldío propósito a izquierdas. Continuó con la derecha sin relieve digno de mención ya con el toro casi parado y, cuando empezaron a sonar los pitos, cortó el trasteo. Llegaron luego el pinchazo y la estocada que liquidó al feble animal.

También fue protestado el castaño cuarto en su salida. Y eso que tuvo más cara que sus hermanos anteriores.  Salió suelto del capote de Finito que no pudo lancear como sabe, cuando puede. Poco que poder tuvo este cuarto. Picado y banderilleado de trámite sin quite del matador. Solamente de Fandiño en su turno por gaoneras que no pasó de pretencioso.. El vacuo manso llegó a la muleta tardeando, con medios viajes y sin fuerza. Finito lo intentó con la derecha para empezar la faena. Solo pudo estirarse y medio sentirse a gusto en un par de redondos de la primera ronda. Tras un segundo intento, se rajó el animal yéndose a tablas y allí se acabó lo que se daba por tres reales. Qué digo tres… Ni uno. Pinchazo y estocada baja.

Palmas de tango al aparecer en la arena el anovillado segundo de la tarde.  Noble. Al menos, los lances de recibo de Fandiño acontecieron con limpieza. El primer puyazo, muy leve, lo tomó el toro acostado en el peto. Apenas le señalaron el segundo. Bien Pedro Lara en palos. Fandiño empezó la faena con un pase cambiado con la derecha y la siguió con brevedad al natural. Pero prefirió el lado derecho creo que equivocadamente. La primera ronda por redondos no resultó templada con el toro enseguida a menos en brío. Le enganchó la muleta en los naturales que añadió. Digo naturales por llamarlos de alguna manera. Mejoró un poquito el trasteo con la derecha otra vez y los paisanos pidiendo música. Y más enganchones. Desplantes mirando al tendido con gestos de orgullo no sé de qué. Dos más limpios a derechas y el de pecho. El ramplón trasteo terminó con manoletinas y uno de pecho.  Lo mejor, lo único a tener en cuenta, fue la estocada  Se pidió una oreja sin mayoría y, como no se la dieron, Fandiño dio una vuelta al ruedo por su cuenta.

Larga cambiada apurada de Fandiño en su recibo del quinto. Y otra más limpia. ¿Mejor el toro que los anteriores? Lances templados del de Orduña. Cuidaron mucho al animal en varas. Muy desentendido y distraído entre una y otra agresión. Deficiente tercio de banderillas salvo el tercer par. Fandiño brindó a sus paisanos. Altos con la derecha en trance de querer mucho y lograr poco. En redondo de uno en uno apenas siguió la muleta el animal. Y lo mismo al natural con el toro ya casi parado. No le faltó a Fandiño el apoyo constante de su público. Pero tampoco este toro dio para mayores. Y otra vez una buena estocada.

El tercero también fue protestado en su salida. Talavante lo recibió con una larga cambiada en pie y siguió por verónicas insulsas por la insulsez del animal al embestir. Se defendió en varas. Rápido tercio de banderillas. Y a los medios Talavante con la mano izquierda. Al natural empezó la faena sin probar antes al toro. No se prestó como deseaba Alejandro. Solamente algunos pocos resultaron estimables. Tampoco por el lado derecho. Ni al insistir de nuevo con la izquierda delante de la puerta de la enfermería. Allí lo mató de estocada.

Y también muy protestado en su salida el sexto. Suelto del capote de Talavante. Sin fuerza alguna en los remos. ¡Vaya debut ganadero de Bañuelos¡. E inexplicable que esta corrida fuera elegida y aceptada. Las protestas se recrudecieron durante la innecesaria suerte de varas. Cubierto discretamente el tercio de banderillas,  tras brevísimos tanteos, Talavante decidió matar al toro sin intentar darle un solo muletazo. Lo consiguió pronto de pinchazo y estocada. La bronca fue tremenda y hasta se arrojaron almohadillas al ruedo.

Fuente:http://www.detorosenlibertad.com/?p=48448

Recordando a Manolete

Por Jose Sánchez Cuevas.

Un año más, aquellos que nos sentimos aficionados (dudamos si buenos o malos, y si hacemos bien o no en serlo), que siempre hemos profesado un gran interés por el tema taurino desde muy temprana edad resultamos atraídos por todo cuanto rodea a este apasionante planeta, con sus múltiples encantos y atractivos, y que mantuvimos una atención constante hacia la fiesta nacional, tenemos que rendir tributo a la memoria de nuestro paisano Manuel Rodríguez Sánchez Manolete, con motivo de cumplirse el aniversario de su muerte en la plaza de Linares, presa de la cornada del miureño Islero.

Sesenta y ocho años han transcurrido desde la desaparición de esta figura señera de la fiesta que supo erigirse en número uno de los matadores de la época y con su trágico final, convertirse en un auténtico mito de la fiesta de los toros. Manolete, en los ruedos y en la calle, fue un personaje único. Como tal se le reconoció y como tal se le recuerda con idéntico interés a pesar del inexorable paso del tiempo, que todo lo desgasta.

Si bien es cierto que en este largo periodo desde el suceso de Linares hasta la fecha no han faltado quienes trataron de emborronar su brillante pasado, también es verdad que tuvieron escaso éxito cuantos lo pretendieron.

En términos taurinos podríamos decir que pincharon en hueso quienes lo intentaron de múltiples formas. Valga como ejemplo la realización de una película que nos reflejaba una imagen de Manolete que distaba mucho de la real. Y se produjo un fracaso total. Ahora, hace poco que leímos la posibilidad de que en un futuro próximo desaparezca el nombre de Manolete del callejero de Madrid, pues la nueva corporación de la capital de España no ve con buenos ojos ciertos parentescos, amistades y comportamientos en la vida del torero cordobés. Parece como si se quisiera cambiar la historia.

De cualquier forma, nosotros le debemos seguir recordando como lo que fue y representó: un cordobés universal con extraordinaria personalidad y un figurón del toreo, considerado el cuarto califa de la historia.

Ahora, como hacemos siempre estos últimos años, desde que murió en 1947, aprovechamos la ocasión para recordar al periodista José Luis Sánchez Garrido, José Luis de Córdoba, primer biógrafo e íntimo de Manolete.

El, sí que fue fiel a la memoria de su amigo y nunca falló en su defensa hasta que desapareció, con 92 años. Se nos pregunta frecuentemente por el destino que se ha dado a la extensa obra de José Luis, como periodista y escritor, y podemos decir que se ha cedido para uso y depósito al Museo Taurino de su ciudad.

El Fondo Taurino José Luis de Córdoba se encuentra en fase de inventariado, parte del cual ya está hecho por la Unidad de Museos. A Mercedes Valverde, directora de los museos municipales se le ha pedido opinión sobre la influencia que pudiese tener el cambio de gobierno en el Ayuntamiento en este tema y nos ha dicho que en sus contactos con la nueva teniente de alcalde y responsables de cultura, ha apreciado magnifica disposición y muchas ganas de trabajar. Eso es bueno.

La cosa va despacio, pero camino de que se cumplan los últimos deseos del periodista José Luis de Córdoba, que se mostró siempre incansable a la hora de escribir y realzar cuánto de sobresaliente se produjo en esta bendita tierra.

Uno de esos destacados valores fue, sin duda, Manolete, de cuya muerte se cumple ahora un nuevo aniversario. Habrá que recordar pues a quien dio todo por la fiesta. Manolete, consiguió gloria y fortuna a base de jugarse la vida ante los toros. Y llegó el día en que la perdió. Con 30 años de edad. Más entrega, imposible.

Fuente: http://www.diariocordoba.com/noticias/cordobalocal/recordando-manolete_983553.html

Opinión: La llamada “Ley Guadiana”

Por Juan Antonio García Villa.

Al más rancio estilo priísta de hace décadas, el viernes pasado el Congreso de Coahuila aprobó al vapor reformas a la Ley de Protección y trato digno de animales, para prohibir las corridas de toros en la entidad, incluidas las tientas. ¿Por qué al más rancio estilo priista? Por razones de forma y también de fondo.

De forma, porque su proceso legislativo fue muy veloz. De esta manera se evitó su socialización y correspondiente discusión pública. Para la mentalidad típicamente autoritaria siempre es mejor así. Por ello, en unos cuantos días se dictaminó la propuesta y se sometió de inmediato al pleno de la Legislatura. Obviamente conformada ésta por una dócil mayoría oficialista, decidida a apoyar al gobernador –quien por cierto fue el autor de la iniciativa- como en los viejos tiempos del priísmo: bajo la más rígida disciplina y hasta la ignominia.

Además, aunque parezca increíble, tales reformas se procesaron en un periodo extraordinario de sesiones de la Legislatura. ¿Ameritaba el asunto que así fuera? ¿Había verdadera urgencia en aprobar la prohibición de la tauromaquia? Por donde se quiera ver, no.

Priísta además en el fondo. Porque la propuesta no sólo es incongruente con los argumentos que invoca, hasta el extremo de llegar al ridículo, sino porque se trata de una norma jurídica que, contrariando a su naturaleza, se dicta con el evidente propósito de perjudicar específicamente a alguien. Es una ley con dedicatoria.

En el caso, contra el ganadero (de reses bravas) y empresario coahuilense Armando Guadiana, expriista que en los últimos años se ha caracterizado por ser un fuerte crítico del tándem de hermanos Humberto y Rubén Moreira (el primero heredó la gubernatura al segundo), porque Guadiana expresó su intención de participar como candidato independiente a la gubernatura dentro de dos años.

Y la tauromaquia la vino a llevar, porque cree Rubén Moreira que con este tipo de manotazos, como acostumbra, afectará de tal manera al empresario taurino que desistirá de su propósito. Qué equivocación tan grande. Creer que este tipo de desplantes autoritarios van a dar resultado siempre, es un grave error de apreciación. Alguna vez habrán de fallar, y es probable que ésta sea la ocasión.

De fondo también porque el argumento toral de Moreira y su secuaces lo hacen consistir en que lidiar toros es un crimen por el maltrato a que se somete a los animales, en mengua de su dignidad (así lo dicen, de veras), espectáculo que además fomenta la violencia. Si en realidad así piensan, ¿por qué entonces no prohibieron la cacería, las peleas de gallos, la lucha libre, el boxeo y finalmente hasta la operación de los rastros?

Curiosamente, este mismo gobernador, tan compasivo con los toros de lidia y de la dignidad de éstos, es el principal promotor de la despenalización absoluta del aborto en Coahuila, sobre lo que ha enviado una iniciativa al Congreso. ¿Quién, congruente con una línea de pensamiento, defiende a los toros y propone que sin más se mate a los bebés no nacidos?

Más todavía. En Saltillo existe un Museo de la Cultura Taurina, inaugurado en julio de 2006 cuando era gobernador del estado Humberto Moreira. Este Museo se creó como un espacio dedicado al toreo en sus diversos aspectos culturales. Cualquiera pensaría que este museo desaparecería de inmediato, en tanto instrumento que fomenta la violencia. Ah, pues no, continuará funcionando. ¿Hay congruencia en esto?

Se ve pues claramente que esta ley fue dictada para afectar a una persona en particular. Por ello en Coahuila ya le llaman Ley Guadiana. Considero sin embargo que le va mejor el nombre que los antiguos romanos le daban a una ley así. Le llamaban “Ley odiosa”

Fuente: El Financiero

Bogotá definirá la suerte de los toros en las urnas

Por Elizabeth Reyes L.

Los bogotanos tienen en sus manos el futuro de la fiesta brava. Así lo confirmó esta semana el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, tras debatir si la consulta popular que hace un mes aprobó el Consejo de la ciudad era acorde a la ley de participación ciudadana y si vulneraba la Constitución. Despejadas las dudas, los capitalinos podrán decidir en una votación si están de acuerdo o no con que se realicen corridas.

El fallo del Tribunal advierte de que no se trata de la desaparición de la actividad taurina y lo que se decida en la consulta se limitará a Bogotá. En Colombia hay fallos del Constitucional que establecen que los alcaldes no pueden prohibir las corridas en municipios con tradición taurina y eso es precisamente lo que establecerá la consulta popular.

La iniciativa antitaurina, liderada por animalistas y el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, se realizará en los próximos meses. Solo falta definir el día. La Registraduría Nacional, encargada de las elecciones, ha dicho que necesita como mínimo tres meses y que los tiempos están apretados para realizarla, como se espera, con las elecciones regionales, el 25 de octubre. Aun así, Petro expidió el miércoles un decreto donde convoca a los bogotanos a participar en la iniciativa en esa fecha.

Tampoco está claro si se dispone de los 40.000 millones de pesos (unos 12 millones de dólares) que costaría hacerla, dinero que deberá desembolsar el Gobierno. Funcionarios de la Alcaldía han dicho que si la consulta se hace el 25 de octubre se reducirían costos porque se aprovecharía la logística de las elecciones de gobernadores y alcaldes. Solo habría que imprimir un tarjetón adicional.

El 76% se opone

La Corporación Taurina de Bogotá, que ha liderado el debate sobre las corridas desde que Petro cerrara hace tres años La Santamaría, la plaza más emblemática del país, anunciaron que tomarán medidas jurídicas frente al fallo del Tribunal. El presidente de esta colectividad, Felipe Negret, ha dicho en reiteradas ocasiones que las consultas populares en Colombia no están hechas para “aplastar minorías”, sin embargo, insiste en que los taurinos no le tienen miedo a las urnas.

El pasado miércoles se conoció una encuesta de la Universidad de la Sabana a más de 700 bogotanos, en la que el 76% dijo que se opone a las corridas y solo el 19% las apoya. Aún así, el camino para los animalistas no está tan despejado. Según la ley colombiana, esta iniciativa solo será válida si participa la tercera parte del censo electoral, que en Bogotá es de cerca de 1.900.000 votantes. La opción ganadora tendrá que obtener más de 900.000 votos, que corresponden a la mitad más uno de los sufragios de esa tercera parte del censo electoral.

El Constitucional se pronunció a favor de la reapertura de La Santamaría hace un año y le ordenó a la Alcaldía que abriera sus puertas en un plazo de seis meses, algo que se ha venido aplazando por obras de restauración.

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2015/08/28/actualidad/1440735005_174731.html

HISTORIAS DE REPORTERO: Cancelan corridas de toros ¡por miedo al “Bronco”!

Los Moreira…

Este domingo se toreó en la Plaza México un novillo llamado “Goberladrón”, dedicado a Rubén Moreira, priista gobernador de Coahuila, quien prohibió las corridas de toros en su estado.

Por Carlos Loret de Mola.

La dinastía Moreira ha establecido una monarcracia (monarquía disfrazada de democracia) en Coahuila, en donde los integrantes de la familia se reparten el poder: Humberto fue gobernador, Rubén lo sucedió en el cargo y aunque luego peleó con él sigue tapando sus escándalos financieros y acumulando los propios, Carlos es el del SNTE, Álvaro está en el PRI…

Resulta sospechoso que ante gobiernos con tan poco prestigio la oposición no haya sido capaz de articular un movimiento que los derrote. Estas sospechas se avivan cuando se analizan algunas de las figuras rivales al clan Moreira: 

Por ejemplo Armando Guadiana Tijerina, ex priísta que se encumbró cuando el gobernador era su padrino Eliseo Mendoza Berrueto, a quien le debe haberse convertido en un poderoso industrial carbonífero. Hace tres años fue investigado por la PGR por presunto lavado de dinero. La acusación no prosperó pero dejó tufo en este hombre que es también patrón del negocio taurino.

Guadiana lleva años desafiado a los Moreira: porque lo arrasaron dentro del PRI, porque no se arreglan con las compras gubernamentales de carbón, porque impugnó a Moreira I (Humberto, en el autoexilio político tras las acusaciones de peculado en su contra) cuando era dirigente nacional…

Y cada vez que Guadiana les ponía una puya, los Moreira respondían con la misma vara: amenazaban con prohibir las corridas de toros. Esta faena repetitiva la atestiguaron por años los coahuilenses.  Esta vez no fue puya. Fue estocada.

Guadiana amagó con lanzarse por la vía independiente a la gubernatura del estado como lo hizo con éxito Jaime Rodríguez “El Bronco” en Nuevo León. Rubén Moreira le respondió promulgando una ley que veta la fiesta brava en uno de los estados con mayor tradición torera de México.

La ley no fue precedida por ningún movimiento antitaurino. Acaso los grupos de este corte se montaron después de presentada la iniciativa. En su obsesión que no admite matices ni razonamientos (todo fundamentalismo causa alarma), no les importó aliarse con una de las más lamentables expresiones de la política mexicana: la monarcracia Moreira. Victoria pírrica la suya.

Porque en realidad a los Moreira no lo mueve ninguna convicción ecologista. Incluso Humberto inauguró en su sexenio el Museo Cultura Taurina y Rubén descarriló una ley para prohibir las peleas de gallos. No es motor de Rubén el repudio a un espectáculo sangriento ni la supuesta defensa de los animales. Lo suyo es mansedumbre, miedo al “Bronco”.

Y le tiene sin cuidado si en el camino le da la puntilla a una expresión artística, controversial sí, pero inequívocamente artística que ha sido inspiración de grandes mentes de la arquitectura, música, pintura, escultura, literatura…

Luto para la fiesta brava cuando es víctima de duelos de poder entre personajes deleznables.

SACIAMORBOS

Moreira II no prohibió la cacería, las peleas de gallos, la charrería. Es que ahí no hay “Bronco”.

Fuente: El Universal

Los Errores de Coahuila Por El Bardo de la Taurina

Valente Arellano

Se dice que el móvil del asesinato del arte taurino y por ende de la cultura que se dio en Coahuila, obedeció a una venganza política, para lo cual el gobernador Rubén Moreira, uso sus tentáculos venenosos para someter al congreso local (excepto los blanquiazules) conminándolos a votar a su conveniencia y así saciar sus fauces hambrientas de venganza.

Ante ello hay que decir que existía un antídoto pa’ anular la ‘vendetta’ y que era echar mano de ese torero mediático que es José Tomás (Pepe Tomy) el que sabemos que si la empresa le abre las arca$ y le retaca un camión de volteo de esos que el señor Armando Guadiana (a quien iba dirigido el agravio) tiene en sus minas, él habría hecho que todo el mundo taurino y el que no también, como el social, empresarial, popular, noticioso, político, voltearán a Coahuila donde el gobernador Moreira sería el primero que ocuparía las barreras junto con sus contlapaches de grado de otros estados, además del nuevo y flamante presidente de su partido y del líder de la bancada, festejo que le generaría a la ciudad la mayor derrama turística del año, con hotelería y restaurantes a tope, corridas de autobuses extras y aviones saturando el aeropuerto, suvenires y propaga por toneladas, la gente aficionada o no volcándose loca de contenta, el Secretario de Hacienda haciendo malabares para haber en donde meterían tantos millones que le entrarían al estado vía impuestos, ¿El gobernador y sus achichintles hubieran cancelado las corridas? ¡Por supuesto que no!

Ahora preguntémonos ¿por qué no llevaron a esa reunión que se dio en el congreso, como orador defensor al máximo esgrimista de la palabra y la alocución que llega al convencimiento en materia taurina y cultural del tema que lo es el coahuilense Don Leonardo Páez?, ¿o les paso de noche a los enarboladores de la defensa, el que esta batalla se debió librar con la artillería de guerra?, ahí les va otra; sabiendo que algo a lo que le temen los gobernadores es al poderío de la ‘Prensa Cañona’, con ese otro antídoto se pudo convocar a una disertación en vivo a los titulares de espacios, programas y columnas de repercusión nacional de esos cuyas sinopsis leen los gobernadores y sus secuaces de los congresos, concretamente los de Coahuila; Conclave que pudo haber sido abierto por el escritor Rafael Loret de Mola y cerrado por el analista Dr. Juan Ramón de la Fuente, que se podría haber llevado en las entrañas del coso, repito con los titulares ‘picudos’ de letras y voz y pudo ir a la radio y a las pantallas televisivas a través de varias cadenas, ante esta muestra de poderío periodístico con expansión global, el resultado hubiera sido primero que el gobernador y sus peleles se orinaran de la impresión y luego recularan de sólo pensar que serían expuestos hasta los Pinos y de ahí al mundo sacando otra vez a la actualidad los trapos pestilente$ del otro Moreira el innombrable del partido en el gobierno, el que en estos momentos menos que nunca quiere verse más enlodado por problemas que le causan los allegados personales o partidistas.

Y ahora va una pregunta dirigida a las conciencias de quienes visten de luces, pero en particular a los novilleros; jovencitos, (con las minoritarias excepciones) piensan que si entre ustedes existiera un novillero como el coahuilense Valente Arellano, ¿esto hubiese sucedido?, ¡No! porque ese tenía hambre, vergüenza, ambición de triunfo, por eso tarde a tarde con su pasión, entrega, enjundia, llenaba las plazas hasta el reloj, ¡Treinta años sin un ídolo de la novilleria! así que no nos pidan que vayamos a las plazas cuando los empresarios mayoritarios no programan ni novillos, ni novilleros de verdad y por eso a la fiesta se la está llevando la chingada.

Twitter @BardoTaurina

CRONICAS Y PERIODISMO TAURINO INDEPENDIENTE

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26.737 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: