De Madrid al cielo…

image

Por Fermín González.

Según tengo entendido, siempre que arranca la temporada de Las Ventas, el aficionado más curtido de la plaza madrileña espera entre deseoso y desconfiado la cartelera: Siempre existe la suspicacia del por qué faltan o sobran toreros, algo que se sucede cada año en todas las ferias de la Iberia taurina, más aún ante el largo ciclo isidril que pronto va a comenzar.

Mucho se ha escrito, y más se escribirá, sobre el público de los toros y siempre se hizo y se hace el mismo descubrimiento de que el público de hoy es muy distinto al de otros tiempos… Y sobre tan ligera afirmación, hablando del público madrileño, se fundamenta un razonamiento por el que se le acusa de preferencias por unos diestros, mientras aparta a otros sin causas justificadas, o bien porque se han cansado de verlos feria tras feria, muchos de ellos repetidas figuras, que lo exigen todo, cobran una millonada y, sin embargo, torean poco como mandan los cánones, o muy parecido… Y como el público tiene un sentido reverencial de tanto “millón” y los toreros empiezan a ser avaros de su valor y decisión, los públicos empiezan a exigir por instinto de tasación, de que los méritos y justificación han de ser proporcionales a lo que cobran. Y, además, el aficionado venteño no les permite que su arrogancia cuestione la plaza. Sin embargo, lo que todos esperamos de Madrid es que vuelva a sus cauces lógicos y a poner el listón allí donde debe estar.                                                                                                     

En todas las entrevistas efectuadas a toreros en prensa, o en otro medio de comunicación, se alude a Madrid como punto culminante de su carrera taurina, y más aún cuando tratan de abrirse camino en el zozobrante y duro camino de la Tauromaquia. Parece ser que ir a Madrid es el sueño más deseado, que allí rompa un toro, produciéndose la eclosión necesaria y un talón en blanco para que el resto de las plazas abran sus puertas sin siquiera tocar la aldaba de las mismas (puede ocurrir, tal como ocurrió no pocas veces) y catapultar a un torero válido, de buenas hechuras y sabiduría relevante con pocas corridas de toros transformado en figura “señera”. Pero también ocurre que Madrid exige la reválida de lo aprendido en su carrera y el talón (también ocurrió muchas veces) puede ser el de Aquiles.

Si nos remontamos en el tiempo, incluso en el actual escalafón, veremos sinsabores y grandezas en la catedral del toreo, desde arrancarse con rabia de un tirón la coleta, hasta salir a hombros en olor de multitud y rendir Madrid a su arte; de estos gestos se han vivido muchos en la plaza venteña. Pero continuando con la reflexión a la que quiero llegar es que dicha plaza también alberga muchas dudas razonables para los toreros y sus tutores, dudas que comienzan sopesando la ganadería a lidiar y si ésta ofrece ciertas garantías de éxito, el público o el abono asistente, la responsabilidad de estar a la altura, no estar bien preparado, el tiempo etcétera. Y saber, ante todo, que te pueden olvidar para siempre, cosas simples si quieren, pero que pasan por más de una frente antes de hacer el paseíllo, sin embargo, el torero necesita a Madrid. Y si quiere más, debe desplegar cuanto sabe y triunfar, y luego seguir. O le pesará.

Fuente: http://salamancartvaldia.es/not/114492/de-madrid-al-cielo/

‘Cobradiezmos’, el nuevo estandarte

image
Toro by Arjona.

Por Jesús Zárate.

Nadie hubiera puesto en una boleta de apuestas que Manuel Escribano iba a indultar un toro de Victorino Martín, de nombre Cobradiezmos, y que se volvió el principal protagonista de la recién concluida Feria de Abril de Sevilla, España.

De repente, el indulto de Cobradiezmos, tras la espectacular pelea que dio en el ruedo, se volvió viral en medios tradicionales, redes sociales, bares y lugares de reunión de taurinos.

El toro de Victorino cobró tal fama que se ha dado cuenta de cada una de sus curaciones, de su regreso a la ganadería, en donde vivirá hasta que la muerte natural le llegue; personalidades, incluyendo a un grupo de ganaderos mexicanos, han ido a visitarlo para tomarse la foto con el toro-héroe.

Incluso la proeza lograda por Cobradiezmos de ganarse el perdón, apenas el segundo para un toro en la historia de la Maestranza de Sevilla, ha sido un estandarte en contra de los ataques antitaurinos.

Se ha difundido una carta del toro a los que repudian las corridas, frases como “por 25 minutos de pelea en el ruedo, una vida de privilegios”, es todo lo que un toro bravo puede ganarse con el linaje de su estirpe y su desarrollo en el ruedo.

Cobradiezmos ya es uno de los grandes triunfadores de la temporada taurina española y pasará a la historia como tal; pero no hay que perder de vista que la emoción desatada por el burel de Victorino Martín es inversamente proporcional a la poca presencia de toros bravos en ruedos de Europa y América.

Cobradiezmos no es para nada un buen ejemplo de lo que es el ganado de lidia. En todo caso representa el ideal que concibe cualquier aficionado a la fiesta brava, pero que está muy lejano de ser una constante en los ruedos.

La tarde de Sevilla alcanzó notas de emoción que le dan vida a las corridas de toros; en el fondo de cada asistente y actuante es manifiesta la ilusión de, en una buena tarde, alcanzar algo de lo que hizo vibrar a la Maestranza.

En todo caso, lo que no se vale decir hacia fuera, y muchos menos tratar de equivocar hacia el interior, es que la fiesta actual es como Cobradiezmos y Manuel Escribano.

Nada más alejado de la realidad, estamos en una época en que prevalece el toro sin bravura, ni dignidad, muchas veces sin edad, engordado con prisa, y que ha sido vejado en su dignidad con el despuntado de sus astas. Cobradiezmos solo nos muestra lo que la grandeza del toro puede alcanzar, pero estamos muy lejos que eso sea una realidad.

jesus.zarate@milenio.com

Publicado en Milenio.com

image

Feria de Córdoba 2016 – Corridas de Toros

image

D S y S.

La FIT presento las combinaciones de la Feria de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba 2016.

El ciclo se desarrollará los días 26, 27, 28 y 29 de mayo y contará con dos corridas de toros, un festejo de rejones y una novillada sin picadores. El cartel estrella será la encerrona que protagonizará el diestro Juan Serrano Finito de Córdoba para conmemorar sus 25 años de alternativa.

Ante la pregunta sobre la ausencia de José Tomás, José Cutiño uno de los empresarios ha aclarado que “Hemos puesto todos nuestros esfuerzos durante dos meses. Finalmente ha decidido no venir”.

FERIA DE CÓRDOBA

– Jueves 26 de mayo. Erales de Zalduendo para Romero Campos, Carlos Jordán, Carlos Blázquez, Fernando Navarro, Rocío Romero y Juan A. Alcalde “El Rubio”.

– Viernes 27 de mayo. Toros de Núñez del Cuvillo para Morante de la Puebla, El Juli y Alejandro Talavante.

– Sábado 28 de mayo. Toros de Fuente Ymbro, Jandilla, Núñez del Cuvillo, Garcigrande, Torrestrella y La Palmosilla para Finito de Córdoba como único espada.

– Domingo 29 de mayo. Toros de Fermín Bohórquez para Pablo Hermoso de Mendoza, Manuel Manzanares y Lea Vicens.

Twitter @Twittaurino

El Universo Taurino Por Bardo de la Taurina

image

VOCACIÓN – PASATIEMPO  – VIVIDORES –  PARASITOS.

Veníamos debiéndole a los lectores que nos han pedido una  explicación o cuando menos un intento de tratar de definir cómo está conformado el llamado mundo taurino, para ello tendríamos que ir de lo genérico a lo particular, así que por principio diremos que el universo más allá del toro se conforma por seres que en grandes tajadas o divisiones podrían hallarse dentro de cuatro grandes buchacas cuyos enunciados serían vocación,  pasatiempos,  vividores y  parásitos, estos apartados bien podrían aplicarse en el concepto más amplio a la conformación de la humanidad con algunos agregados como los poderosos y los marginados, los ricos y los pobres, más para el tema que nos ocupa con esas cuatro separaciones o definiciones nos da pa’ entrarle al punto.

Vocación

La palabra lo dice todo al referirse a esos seres que están dentro de este mundo que a veces da la impresión de ser un verdadero galimatías y en el que quedan apuntalados todos aquellos seres dignos, que son movidos incluso en lo profesional, abrazar la Fiesta de Toros y Toreros con verdadera vocación y en donde sin orden se puede decir que se hallan los ganaderos éticos, los toreros entregados, los empresarios honrados, la prensa limpia, los comunicadores veraces, las autoridades incorruptibles, los transportistas cumplidos, los asistentes derechos, y por ahí va la cosa así que no necesita de mucha explicación, pues a todas luces se trata de personas que se distinguen por su vocación a la fiesta y que muchas veces están en ella sobreponiendo el amor, incluso a lo económico.

Pasatiempo

Dentro de este apartado están en cualquiera de sus grados los calificados como taurinos, aficionados como tales, público y personas esporádicas y me brinco el calificativo de villamelón por considerarlo peyorativo desde su origen que viene del español antiguo en donde se nombraba ‘melones’ a todo ser tonto o de cabeza dura y se le agrego lo de villa cuando generalizaban a toda una población, y esto lo toman o lo aplican los muy doctos para etiquetar a quienes asisten a las plazas dándoselas de muy ‘juan caminéis’ portando un sombrero cordobés de cartón aterciopelado y si es rojo pues que mejor, ensartándose en la maceta una gorra plana o también conocida como torera, mascan por un extremo un puro más grande que un garrote de gendarme mientras se ahogan al ritmo de sus tosidos, llevan una bota de plástico avinagrada la que en lugar de pasársela por el cogote la usan pa’ mancharse la camisa, ¡ah! desde luego atado al pescuezo no puede faltarles un paliacate colorado de a tres pesos.

                                                            Vividores

Sin duda se trata de los especímenes más detestables que lamentablemente pululan dentro del ambiente y que obviamente son los apuestos a los referidos en el primer capítulo, el dedicado a quienes tienen verdadera vocación, esta especie de gentuza en el bajo mundo también son conocidos como ‘Pájaros de cuenta’
                                                      
                                                           Parásitos

No hace falta decir que nos estamos refiriendo a esos entes que se dedican a vivir del cuento, sin oficio ni beneficio, que en realidad son unas rémoras buenas para nada, bueno si pa’ joder pues  se trata de los infaltables y detestables gorrones, algunos se disfrazan de apoderados, mecenas, fotógrafos y hasta periodistas…

¡húyales!

En Guadalajara piden respeto a la fiesta de los toros

image

De S y S:

La Fiesta Brava no termina, ¡Sigue y seguirá!. Al grito unísono de “Toro sí, Torero sí”, se logra un triunfo más a favor de la tauromaquia y es que en el municipio de Zapopan en Guadalajara, se buscan prohibir las corridas de toros en cortijos, lienzos charros y haciendas, sin embargo la junta del pleno, en sesión de cabildo, no llegó a un acuerdo todavía y por lo pronto, se escucha la voz triunfal de los amantes al arte taurino.
 
La banda de la Plaza de Toros Nuevo Progreso entonó los mejores Pasos Dobles que hay en su repertorio, desde la Plaza de las Américas hasta el patio central del Palacio Municipal de Zapopan.

Chavales luciendo sus mejores galas, mostrando su habilidad con el capote y la muleta, haciendo los mejores pasos y suertes con el capote y muleta como Verónicas, Chicuelinas y cualquiera que se les viniera a la mente, con tal de arrancar un aplauso de los asistentes.
 
Al son de El Relicario, Silverio Pérez, España Cañi, El Cordobés y el Gato Montés, la banda de la Nuevo Progreso amenizó la estancia que se llevó poco más de tres horas, pero siempre sin perder el ánimo ni el ritmo.
 
“Pusimos nuestra posición como familia taurina, los políticos hicieron sus trapecios políticos, se manifestaron dos regidoras, tuvimos una participación de otro regidor que dijo que hay que mandarlo a comisiones, lo que queremos aclarar es que la tauromaquia está viva, nos vamos contentos porque los hicimos ver que los zapopanos estamos presentes, hoy nos juntamos más de 350”, dijo Pablo Moreno, principal promotor del movimiento taurino en el Ayuntamiento de Zapopan.
 
“Hubo regidoras que decían que había que escuchar los rugidos de los toros (los toros no rugen), es gente que no tienen el conocimiento del animal voztauro y ahí nos damos cuenta del nivel de cultura que tienen nuestros regidores (Michelle Leaño del Partido Verde)”, siguió Pablo Moreno.
 
Voces expertas
 
El licenciado Alfredo Sahagún Michel, empresario de la Plaza de Toros Nuevo Progreso de Guadalajara, señaló en entrevista que la importancia del movimiento taurino en el Ayuntamiento de Zapopan.
 
“Estamos aquí todos los que amamos la Fiesta, porque consideramos una violación a nuestros derechos, el que se nos quiera impedir dedicarnos a una profesión que está protegida por la ley, la propia Constitución dice que no puede haber ninguna discriminación en menoscabo de las libertades y derechos de los ciudadanos, también dice que tenemos derecho a la cultura y la fiesta de los toros es cultura”, relató el empresario.
 
Por su parte, el juez de la Plaza de Toros Nuevo Progreso, Arnulfo Martínez pidió respeto a los que sí quieren la fiesta taurina. “Yo creo que más que nada es un poco de desconocimiento de lo que es prácticamente la tauromaquia, buscamos conservar y preservar la especie del toro de lidia, que es creado y criado exclusivamente para eso”, dijo Martínez.
 
Uno de los principales involucrados, un personaje que vive exclusivamente de los toros, es el picador David Vázquez, quien señala que “no se prohíban los toros en Zapopan, no venimos a pelear, sino a defender lo que es de nosotros. Lo único que les pido es respeto y al que no le guste los toros, tan fácil como no ir, así como yo respeto, pido lo mismo hacia nosotros”, afirmó tajantemente.
 
Que lo dejen hacer lo que ama
 
“Paco” Miramontes, un nobel torero de tan solo 19 años de edad, pidió que lo dejen hacer lo que más ama, ser torero, ya que el arte y la fiesta la tiene desde la cuna y ante los movimientos antitaurinos, no quiere dejar de hacerlo.
 
“Es algo importante, algo que se debió haber hecho, porque yo como hijo de torero, pienso que es algo que nos ha dado de comer toda la vida y creo que es algo bastante bonito, porque por más que nos tachen de asesinos, no lo somos, tratamos de ser felices y salir adelante”, dijo el torero que inició profesionalmente a los 15 años.
 
Saber más
 
Las regidoras Michelle Leaño del Partido Verde y Érika Félix del Partido Acción Nacional son las principales promotoras de crear la ley antitaurina en el municipio de Zapopan, mientras que el regidor Mario Rodríguez de Movimiento Ciudadano enfatizó este miércoles, que la propuesta debe ser enviada a comisiones.

Publicado en El Informador.

Ahora quieren a Goya

image

Francisco de Goya (Fuendetodos, Zaragoza, 1746- Burdeos, 1828) publicó su célebre serie de La Tauromaquia hacia 1816. 

Casi al final de su vida, el artista añadió cuatro estampas a la serie con una iconografía similar a la de Los Desastres de la Guerra que ha dado pie a una exposición.

La exposición, que se podrá ver hasta el 20 de mayo, tiene como escenario uno de los templos de la obra goyesca: la Academia de Bellas Artes de San Fernando, y bajo el título Otras tauromaquias, su famosa serie se expone junto a la de una veintena de dibujantes y artistas.

El tonto no descansa: ahora, por Goya

Por J. R. Marqués.

Ahora el revuelo es con Goya. El tonto antitaurino (antibostaurus sempervirens) siempre está a la gresca con su denodada lucha y una de las cosas que más puede fastidiarle en el plano artístico es la indubitable afición del genio de Fuendetodos a la tauromaquia. Es que aquí no hablamos de un artistucho de cuarta categoría que pintó cuadros para iglesias a tanto alzado, sino de una de las más fascinantes personalidades artísticas de los últimos dos siglos, explorador de caminos, iniciador de estilos, de un pintor genial en el sentido antiguo y respetable del término, cuando éste se aplicaba a los genios de verdad y no a un tío que tira las cañas de maravilla, tal y como ocurre en nuestros días.

Al antitaurino, que profesa por lo que él denomina “cultura” la misma veneración laica que por ella sentían los nazis aquellos que se solazaban escuchando la impresionante 9ª Sinfonía de Brückner a escasos metros del lugar donde se estaba gaseando a los hebreos, le estorba enormemente en su dibujo infantiloide/interesado la presencia de un auténtico genio de talla universal colocado del lado de la, para él, nefanda tauromaquia. Imaginan a un Goya devorando tofu y alimentos orgánicos que le asemeje a su ridícula concepción de un mundo basado en el principio de «viva la gente / la hay donde quiera que vas».

El animalismo va por su lado, pero tampoco podemos dejar de lado la perenne búsqueda de la novedad de los nuevos profesores, tesinandos, gentes de la Universidad. Debemos aceptar que su camino es altamente arduo, si su vocación les lleva al estudio de grandes genios. La capacidad de innovar en caminos que han sido trillados por mentes de gran altura intelectual, y citemos a Lafuente Ferrari en Goya como incontrovertible autoridad, lleva en muchas ocasiones a los investigadores a hacer el ridículo sólo por su afán en buscar novedosos enfoques, ángulos nunca vislumbrados, perspectivas novísimas. Los pobres también tienen que ganarse las habichuelas, y es justo que traten de vender sus burras a quien las quiera comprar: en este caso al estamento antitaurino tan bien engrasado con dineros de ignota procedencia internacional. En este caso lo que más puede llegar a chocar es que instituciones a las que supone cierta seriedad tales como el Museo del Prado, que es quien abrió la veda, o la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, avalen memeces de tipo coyuntural tan alejadas de la realidad, piruetas teóricas que no sólo no vienen avaladas en modo alguno por evidencias científicas, sino que son desmontadas por la pura evidencia de ver los retratos cuidadosos con los que Goya pinta a sus ídolos, al torero Pedro Romero, al ganadero  Duque de Osuna, al encierro de los toros en (acaso) La Muñoza, junto a los lances de las corridas, el desparpajo de las banderillas, la luminosidad del arrastre del toro con la plaza llena de público sin recrearse en los cadáveres de los pencos corneados que quedan en el redondel. Goya exprime la vida y exprime la tauromaquia en su obra como expresión del jolgorio en el que lo elitista y lo popular se unen en un espectáculo festivo y luminoso.

Y si alguien quiere buscar, hurgando en la serie de La Tauromaquia y juzgando con honestidad a Francisco de Goya, lo que hallará es un aficionado ya mayor y desencantado. No con la tauromaquia en sí misma, sino con la fantasmagoría de la época que le tocó vivir. Les pasa -nos pasa- a todos los aficionados. ¿Cómo comparar a Pedro Romero con la actual decadencia?, diría el aragonés. ¿Cómo comparar nosotros a Antonio Bienvenida con lo que hoy se ve en cualquier plaza de toros?, diríamos hoy. Goya es un aficionado que reniega de las formas que toma el toreo cuando él es ya viejo, como hacemos casi todos, y  reniega, como renegamos, de la deriva del arte de torear en épocas que no nos pertenecen. Diríamos hoy: ¿qué comparación es posible en los modos de torear entre uno del montón de los años setenta con el mejor de hoy día?

Goya no está interesado en el toreo que se produce en sus días al final de su vida, como les pasa a tantísimos aficionados -mismamente mi abuelo o a Edgar Neville se me vienen a la cabeza-, porque eso ya no es su fiesta, su gente, su estilo, su época. Por eso es que se pone a retratar lo extraordinario: la cogida del alcalde de Torrejón o la de Hillo,Juanito Apiñániz, el diestrísimo estudiante de  Falces, la plaza partida… Los toros en sí, su fascinación juvenil  y enamorada por ellos ya está plasmada en otros sitios: en esa escena de capea del toro del aguardiente en Carabanchel Alto. Viejo y desencantado, sólo le quedan los recuerdos más fuertes que son los que plasma de manera magistral en su tauromaquia. Y esa visión descarnada y ruda, brutal y llena de fuerza es la que completa de manera perfecta su círculo como aficionado, por más que se empeñen los ignorantes en no entender su peripecia.

Publicado en http://salmonetesyanonosquedan.blogspot.mx/2016/04/el-tonto-no-descansa-ahora-por-goya.html?m=1

Manuel Díaz: “La verdad es hija del tiempo”

image

De S y S.

Solo 24 horas después de que Manuel Díaz tuviera en su poder las pruebas de ADN practicadas por orden judicial el pasado día 15 en un hospital de Córboba, y cuyo resultado han determinado que Manuel Benítez es su padre, el joven torero se ha manifestado en su cuenta de Twitter: “La verdad es hija del tiempo. Mantén la esperanza y todo acabará volviendo a su orden…”. Una breve declaración previa al juicio que este jueves se celebrará. Así terminará una reclamación que desde hace décadas viene luchando Manuel Díaz, de 47 años.

La relación entre ambos es inexistente pero Manuel Díaz ha utilizado en las últimas semanas las redes sociales para lanzar un duro mensaje a su padre: “A veces los genes te juegan una mala pasada y quien no quieres que se parezca a ti, se parece más que los que quieren parecerse. Cosas de la vida. El tiempo pone a cada uno en su sitio. Yo estoy en el mío. ¿Y tú ?”. un texto que acompañó con dos fotos en blanco y negro que muestran el parecido entre ambos toreros. “Soy un hombre de paz”, aseguró. “No puedo odiar a quien no he amado, y por quien solo siento respeto y admiración, pero este es el momento de conseguir el logro más importante y real de mi vida”, añadió el torero cuando decidió presentar el pasado febrero la demanda de paternidad.

A la espera del juicio, ayer se confirmaba que el histórico diestro es el progenitor del matador al 99,9%, el máximo resultado previsto en las pruebas a partir de los análisis de sangre practicados a ambas partes. Estas mismas pruebas también las tiene Manuel Benítez que, sin embargo, de momento guarda silencio.

A partir de ahora, ambos quedan unidos por los derechos y obligaciones que supone la paternidad, incluyendo las legítimas aspiraciones sobre el patrimonio de Manuel Benítez. No obstante, Fernando Osuna, abogado de Manuel Díaz, ha afirmado que este no se ha planteado aún estas circunstancias. Ni siquiera si quiere cambiarse los apellidos, una opción posible a partir de que se dictamine sentencia y el torero quede inscrito en el Registro Civil como hijo de El Cordobés.

Manuel Díaz comenzó los trámites para que fuera reconocido como hijo de El Cordobés el pasado noviembre. Había intentado durante mucho tiempo un acercamiento amistoso, pero se ha encontrado con el continuo rechazo del veterano diestro, a quien el torero afirma que le debe su pasión por la tauromaquia.

El padre de Manuel Díaz conoció a su madre en una casa donde se fue a trabajar con 16 años en Madrid.

Tiempo después, la joven se quedó embarazada, pero El Cordobés siempre se negó a reconocer que era el padre. Ahora, 47 años después, los tribunales han cerrado este capítulo y se pueden abrir los siguientes, que incluyen los derechos del recién reconocido hijo por su parte de los bienes de la familia.

Fuente: El País

La plaza de Las Ventas ha perdido 4.500 abonados desde el año 2012

image

De S y S.

La plaza de toros de Las Ventas de Madrid ha perdido 4.509 abonados desde el año 2012, fecha en la que comenzó la progresiva disminución del número de clientes fijos del coso de la capital.

Una vez finalizado el proceso de renovación de los abonos para la Feria de San Isidro de 2016, los datos señalan que se han vendido un total de 13.175 localidades, lo que significa el 95,65 % de los 13.774 abonos renovados el pasado año, según ha informado la empresa Taurodelta, gestora de la plaza de toros de Las Ventas. En consecuencia, se han dejado de renovar 599 localidades respecto a 2015.

Si se tiene en cuenta que el número de abonos que se ponen a la venta está en torno a los 17.684 de las 23.770 localidades del aforo, la conclusión es que se han quedado en taquilla 4.509, un 24,7 por ciento del total.

Esta sangría está directamente relacionada con la crisis económica, la pérdida de identidad de la fiesta de los toros y el acoso socio-político que sufre la tauromaquia, cuya consecuencia directa es la paulatina pérdida de aficionados y espectadores en todo el territorio nacional.

Esta situación se presenta con más gravedad en la plaza de Las Ventas, donde hace solo unos años era prácticamente imposible acceder a un abono en taquilla y había que acudir a la reventa o a la influencia de familiares y amigos para acceder a un alquiler, y hoy sobran en las oficinas de la empresa.

El proceso comenzó a notarse con gravedad en el año 2012, cuando se quedaron sin vender 700 abonos, se agravó seriamente al año siguiente, con una caída de más de 2.500 abonos, y ha proseguida hasta la fecha actual con una media de 650 abonos menos cada año.

Estos abonos convencionales hay que sumarlos a los que se ponen a la venta para mayores de 65 años y para jóvenes menores de 25. Una temporada más se han cubierto en su totalidad los 2.041 abonos para personas mayores, que llevan un descuento del 75 por ciento sobre el precio de taquilla, y ha aumentado hasta 530 los integrantes de la llamada ‘grada joven’, que pueden acceder a los 63 festejos que se celebran en la plaza durante todo el año por el precio de 105 euros, Iva incluido, lo que supone 1,7 euros por cada uno de ellos.

Por otra parte, hace solo unos días ha comenzado la venta de localidades sueltas para los 31 festejos de la feria de San Isidro y está siendo masiva la afluencia de público a las taquillas, lo que denota con claridad un cambio de tendencia: al igual que ha ocurrido en la pasada Feria de Abril de Sevilla, el espectador prefiere comprar entradas para espectáculos puntuales antes de que acceder a un abono largo que, por lo general, ofrece escasas propuestas de interés.

Publicado en El País.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 28.681 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: