Feria de Begoña 2013 en #Gijón: Una feria de postín.

20130809-121213 a.m..jpg

Por José Antonio Rodríguez Canal.

Nobleza obliga: los carteles de la feria taurina de Begoña 2013, que hoy empieza en el coso de El Bibio, son de postín.

Constituyen, a juicio del observador imparcial, concernido, por razones obvias, a decir, y siempre lo dirá, lo que piensa, una apuesta de alto riesgo en tiempos de crisis económica, que se manifiesta de manera aguda en el planeta de los toros. El desenlace del envite es una incógnita.

Una incógnita es también, en particular, el resultado del experimento de ofrecer la novillada que inaugura el serial en régimen de nocturnidad. Veremos (con luz artificial) a dos de los novilleros que encabezan el escalafón de su categoría (Garrido y Espada) y al venezolano Vanegas, que afronta el serio compromiso de debutar con caballos.

Las novilladas, una manifestación de lo que podría entenderse como formación profesional, a veces inconvenientemente acelerada, son indispensables para que el mecanismo de funcionamiento de la fiesta no se detenga o atasque. Por esa razón merecen mayor atención de la que suelen tener.

A los carteles de las seis corridas que completan la feria resulta trabajoso encontrarles defectos. En materia de ganado hay variedad de encastes o procedencias, no priva el origen juampedriano, sino que se ofrece una interesante representación de Santa Coloma, con el debut de La Quinta, y la presencia de Lisardo-Atanasio, por medio de Valdefresno.

Además de los murubes de la familia del Capea para rejones, es reseñable la novedad de las reses de José Vázquez, un hierro clásico, aunque, todo hay que decirlo, adaptado a los usos modernos y, en fin, si me estuviera permitido, echaría de menos la concurrencia de Mayalde -por decisión del ganadero, según se ha explicado-, lamentaría la sustitución de Núñez del Cuvillo por Zalduendo (también razonada en su día) y la ausencia de los Núñez de Alcurrucén, si bien la novillada de esta noche, de Nazario Ibáñez, está emparentada con ese encaste.

En cuanto a los toreros anunciados, solo cabe decir, por tópico que parezca, que están todos los que son, se encartela la cabeza entera del escalafón, están todas las figuras, las que conforman la base de todas las ferias. La realidad es que la feria begoñesa 2013 supera a las de Valladolid, Burgos, Santander, Vitoria, Salamanca. Recupera este año, en el 125 aniversario de la construcción del coso de El Bibio, el esplendor de sus mejores tiempos.

En el Norte, entendido en un sentido geográfico muy amplio, solo dos ferias taurinas no se arredran ante las dificultades: Bilbao y Gijón. Desde hoy, en el caso gijonés, veremos los resultados. Que ‘haiga’ suerte (pa todos).

Vía: http://www.elcomercio.es/v/20130809/cultura/feria-postin-20130809.html

Deja un comentario

Archivado bajo Ferias Taurinas, Gijon

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s