Santiago Fausto: Torero de Temple y Raza

Por el Guerra

Santiago Fausto comenzó su carrera de novillero hace un par de años en Querétaro sin mucho ruido y sin antecedentes taurinos en su familia. Un buen dia decidió que quería ser torero y compaginar su nueva profesión con sus estudios. Joven de familia acomodada aquello parecía mas un capricho, que algo a tomar en serio y que seguramente seria pasajero.

Todavía recordamos una tarde en sus inicios en un festival taurino en Juriquilla al lado de Diego Silveti, donde mostró un valor sereno pero con cero técnica y conocimientos taurinos. Después de aquella tarde comprobamos dos cosas: que tenía valor pero que no tenía ni puta idea de lo que era torear.

El tiempo paso y por cosas del destino asistí a una novillada de feria que se realizo en San Juan del Río, esa tarde también se presento el novillero mexicano Garza Gaona. Aquella lluviosa tarde Fausto demostró sus avances y pudimos ver su rápida evolución y que aquello iba en serio.

Hace más de un año en este blog anunciamos que Santiago Fausto era uno de los novilleros a seguir, después vinieron tardes importantes en Juriquilla y una que recuerdo especialmente en la Plaza Santa Maria de Querétaro donde nos dejo ver algo mas que valor y ganas: el Temple.

Aquel novillero atrabancado y bravucón de sus inicios estaba dándole salida a sus sentimientos y su verdadera forma de sentir el toreo  y que en el pasado le costaba tanto por sus limitaciones técnicas.

El Santiago Fausto de hoy apunta hacia un Toreó con temple einterpreta un toreo muy serio, artistico y pausado, pero siempre con mucha verdad. La oreja cortada en su presentación en la Plaza México puede ser un triunfo que lo proyecte para torear más novilladas y pensar en la alternativa.

No tengo dudas de Santiago Fausto será una revelación y un balde de agua fresca para el gris escalafón novilleril mexicano, aunque al final como siempre pasa, solo el tiempo y el mismo lo dirán.  Pero por ganas y raza creemos que no quedara.

Twitter @Twittaurino

Anuncios