2010: El Año que Vivimos Peligrosamente

Arturo Macias tuvo un controvertido 2010

Por El Guerra

Esta por terminar el 2010 con todo lo bueno y lo malo que nos dejo el año que se va, no sin antes dejarnos con una  explosiva situación, un mar de dudas y muchas preguntas para el 2011. Recuerdo que a principios del 2010 nos ilusionamos con las sorpresas que nos podría traer, porque veíamos una camada fuerte de jóvenes toreros y algunos no tan jóvenes que podían consagrarse y poner los cimientos que necesita urgentemente la afición y la fiesta en México. Esa ilusión comenzó con la travesía de Arturo Macías a España, rodeada de una gran campaña publicitaria su temporada española abría la posibilidad de volver a tener una figura internacional. Macías iba dispuesto a conquistar España acompañado de un gran taurino como lo es Antonio Corbacho. Pero esa emoción inicial duro poco cuando vimos los carteles en donde se iba presentar la primera figura de nuestro país. Al final corridas duras, muchas cornadas y una mala prensa marcaron el paso por Europa de Macías, que a pesar de que dejo la sangre, su gran valor y sus ilusiones en esos ruedos muy pocos empresarios españoles lo valoraran con miras al 2011. Su regreso a México también fue muy polémico, con todo en contra se presento en la actual temporada grande de la Plaza México en una tarde para el olvido. Con un par de meses para meditar y con la mira puesta en su próxima actuación en la México, el 2011 debe ser el año del regreso triunfal de Arturo Macías. Ojala porque la fiesta lo necesita.

Joselito Adame también hizo temporada en España principalmente por plazas de segunda y tercera categoría, pero consiguiendo triunfos importantes que seguramente le traerán frutos para este 2011, pensando en plazas de mayor importancia, como Madrid. Fue un año de cambios ya que cambio de apoderados por tercera ocasión en su joven carrera, pero una vez más se quedo fuera de la temporada grande de la México. Si su administración no pone más de su parte y  mientras no regrese a la México, Adame seguirá siendo el eterno suspirante al trono de la torería mexicana.

Octavio García “el Payo” si que era la gran esperanza del 2010 después del triunfo que alcanzo hace poco más de un año en la confirmación de alternativa del diestro español Cayetano en la Plaza México. Pero un grave percance el 25 de diciembre del 2009 puso en peligro su carrera y el comienzo de este año fue una incógnita. Con mucho esfuerzo regreso en la feria de Texcoco y Aguascalientes, donde vimos en el todavía las secuelas de su lesión. Aquella trágica tarde del percance en Aguascalientes de José Tomas, el Payo encendió los focos rojos de que su carrera no andaba bien. Se fue a España en el mes de mayo con las miras puestas en el verano pero su administración no le pudo concretar nada. Tiempo después anuncio cambio de apoderados, ahora su carrera sera llevada por Jose Antonio Ramirez “el Capitan”. Con más dudas que ilusiones veo el desarrollo de su temporada, pero con una cosa clara, nadie en este momento tiene y ha tenido más oportunidades para hacerse figura del toreo en México que el Payo. Con todo puesto sobre la mesa ya solo depende de él y de las muchas voces del callejon que lo siguen.

Ignacio Garibay es otro de los toreros que espera la afición, relegado de la México desde la temporada del 2008 Garibay enfrenta el 2011 con la ilusión de que sus triunfos en provincia lo mantengan en la mente de los aficionados, y que tarde o temprano pueda ser considerado por la empresa de la Plaza México. Actualmente es apoderado por el controvertido apoderado José Manuel Espinosa considerado “enemigo público” por la empresa de la Plaza México.

El  Zotoluco tuvo también un controvertido 2010 su cambio de apoderado fue una mala telenovela del canal 13, desilusionado anuncio su retiro de los ruedos del cual después se retracto. Regreso a la México en este 2010 después de muchos años de ausencia y pudo cortar una oreja en cada una de sus dos actuaciones. A falta de primeras figuras y primeros espadas el Zotoluco ha logrado mantener su estatus de primera figura del toreo en México, aplicando aquella frase de que “en el país de los ciegos el tuerto es rey”.

Juan Pablo Sánchez es la gran esperanza del 2011 piensan algunos, después de su exitoso año en las filas novilleriles en España y de su triunfal paso por las Ventas de Madrid, es el torero joven más esperado del 2011. En Monterrey alternando en un mano a mano con Castellá demostró que tiene casta y un sentido del temple y de técnica difícil de encontrar en un joven matador.  Tendremos que esperar su paso por la ferias de León, Texcoco, Guadalajara (corridas de aniversario) y Aguascalientes para hacer un mejor análisis de este joven matador de toros. Arturo Saldivar también está preparado para romper en este 2011 si le dan las oportunidades y el tiempo necesario para hacerlo.

El resto del pelotón está conformado por el Zapata que tuvo un 2010 donde logro consolidar su cartel en las plazas de resto de la republica. Rafael Ortega luchando siempre contra la corriente, pero fuera de los carteles importantes. Fernando Ochoa que al menos que triunfe en la Plaza México fuerte, de poco le servirá lo que consiga en provincia. Fermín Spínola y Fabián Barba triunfaron en la pasada temporada grande pero este 2010 con el pasar de los meses sus triunfos se fueron desvaneciendo.

Hay muchos toreros en el escalafón taurino pero no hay mucho que decir de ellos en estos momentos, pero una cosa es cierta, la afición está necesitada nuevamente de un gran ídolo pero también está desilusionada con la actitud de los toreros nacionales, que han entregado la fiesta a las figuras españolas sin meter las manos. Ojala que este 2011 nos haga olvidar los sinsabores del año pasado y que sea un año lleno de triunfo. Espero de todo corazón que nuestra baraja nacional recupere la grandeza y la dignidad de otros tiempos.

FELICIDADES

Desde aquí aprovecho para agradecer a todos los lectores de Sol y Sombra para desearles un FELIZ AÑO 2011 y que todos sus logros, sueños, éxitos  así como las situaciones difíciles sean superados en este nuevo año que comienza. Mis mejores deseos hoy y siempre.

Twitter: @Twittaurino

Anuncios

Radar Taurino: Las Cartas Marcadas

Fabian Barba

Por Puntillero

La flojedad de los encierros ha marcado el sino de esta Temporada Grande. Sin embargo, otra flojedad comienza a ser la gran preocupación que hace pasar del verde al ámbar la luz del semáforo taurino. El discreto cartel de los espadas anunciados en la Plaza México reabre de nuevo el eterno cuestionamiento respecto de las ausencias que hay en cada Temporada dejando una propuesta para el futuro más próximo.

Soy un ferviente creyente de que siempre hay que estar en la Plaza, toree quien toree. No conozco peores arrepentidos que los dolientes taurinos, esos que tras descartar un aparente mal cartel no encuentran después un muro lo suficientemente grande para expiar sus culpas. Desde las “campanadas en jueves” o el histórico “gallerazo” pasando también por “temporadas económicas” o “corridas de año nuevo” suelen ocurrir milagros de cuando en cuando.

Así pasó con Manolo Mejía y “Costurero” lo mismo que la tarde de Guillermo Capetillo con “Gallero” de Cerro Viejo o la noche de “El Pana” y “Chocolatero” Y más recientemente, con la faena de “Don Palillo” de Barralva o la aparición de Fabián Barba y su heroico triunfo con el encierro de Santa María de Xalpa “hace un año que…” Bajo los peores augurios suelen suceder las grandes historias.

Cierto que en apariencia el nivel del cartel del próximo domingo dice muy poco. Es extraño que Carranco siga recibiendo tantas y tan buenas consideraciones por parte de las empresas cuando difícilmente sus toros resisten con fortaleza el paso de la lidia. Cierto es también que algún día perdido Jorge Gutiérrez cortó dos orejas en México y que Antonio Ferrera en su confirmación extrajo lo mejor de un regular lote, pero de ahí a otorgar un nuevo voto de confianza… sí que hay tela. Consigno con extrañeza pues vi en directo, en buena localidad y poniendo mucha atención, el juego de la corrida que la dehesa potosina envió a Texcoco, débil y sin bravura.

Una desconcertante decisión es la que tomó la Plaza México, sin embargo la última palabra la tienen los toros y nosotros no podemos trastornar el sagrado y mítico derecho que a ellos les asiste, solo el de la “capa negra” puede dictar los devenires de la lidia. Así que aguardemos.

Pero los nombres que conforman el cartel de “Año Nuevo” en la Monumental, tres toreros modestos, pueden traer consigo como siempre la posibilidad de sacar algo en claro. Más en el caso del casi desconocido confirmante pamplonica Francisco Marco, del que hemos seguido su trayectoria española con las corridas duras y su periplo mexicano desde marzo que también en Texcoco lo vimos a gran nivel con la muleta pero fallando con la espada.

Diestro de probado valor y entereza torera, tal como ocurrió este año en aquella “tarde de perros” en Pamplona cuando los Cebadas arrasaron en la calle y cercaron a la terna en la enfermería, con lesiones a los banderilleros, Venturita con el rostro quemado, cortada a Sergio Aguilar en la mano derecha y luxación a “Morenito de Aranda” En esas, Francisco Marco al recibir al terrible cuarto casi pierde su oreja derecha. Todo un carácter se requiere para seguir adelante, eso y su valor están probados, ahora veremos si la despaciosidad y el temple, tan necesarios en La México, los podrá ofrecer como parte de su propuesta este domingo. El reporte de campo desde Tlaxcala apunta a que así será.

El bloque mexicano nos deja más dudas que claridades. Dos michoacanos que han sufrido tardes amargas con toro vivo incluido, ese segundo de Omar Villaseñor en su confirmación de lujo en 2006, y toro bravo desperdiciado, aquel primero de Pepe López de Xajay en febrero de 2010. Pero es cierto que también han dejado alegrías como la faena recia que Villaseñor dejó en la inaugural de hace dos años o el indulto de López al toro de Santa María de Xalpa quince días después. Así pues entre tales disparidades ojalá que disparen por fin al objetivo que apuntan. La historia no entiende de excusas.

Y por esa misma razón, surge el cuestionamiento relativo a las cartas de la “reducida” “inexistente” “raquítica” (palabras de otros) baraja taurina con la que cuenta la Plaza México. Si la Monumental nos receta un cartel como éste, se encuentra delante de moralmente echar toda la carne al asador y compensarnos con las cartas faltantes en la Temporada. Anticipo que ninguna es lo rentable que se quisiera, pero contadas las excepciones extranjeras, ninguna lo es.

Porque no veo la explicación lógica de dejar a “El Zapata”, Fermín Spínola, Fabián Barba y Joselito Adame de lado para esta Temporada con los antecedentes que los cuatro poseen en la propia Plaza México. No es relevante para nuestros efectos conocer las bambalinas o las razones ocultas, eso no interesan para el caso de ver a estos espadas en Enero. Con el respeto debido, considero que los toreros cuentan con la presunción a su favor de que es su disposición a venir a la Plaza México, salvo prueba en contrario. En ese caso corresponde a la empresa confirmar o desmentir. No creo francamente que alguno de estos cuatro esté jugando contras, si así fuera la empresa debe aclararlo y ahorrarnos tiempo.

En el caso de “El Zapata” Fermín Spínola y Joselito alguien con más listeza los tendría toreando juntos varias tardes. No solo por banderilleros sino por su capacidad. Cada vez que han alternado Spínola y Adame con “El Zapata” en Tlaxcala y en Apizaco respectivamente, el resultado ha sido el mismo, a hombros. Incluso Zapata y Fermín con El Junco en México a hombros salieron con pique, no en banderillas, sino en tercio de quites fantástico, pero… “Nadie hace nada”

Entiendo que “El Zapata” tiene el antecedente “no haber querido” matar los barralvas españoles en el cierre de la temporada pasada, pero ¿Es acaso una situación insalvable? Espero (y parece) que no. Lo que no comprendo es lo de Fermín, con triunfo en la inauguración, tres orejas, luego se estrelló con lo de Teófilo en enero y no volvió. Un torero así, a pesar de su vocación técnica que a veces limita su expresión, debe contar. Y para muestra dos botones “Pastelero” de Rancho Seco y “Transmisor” del El Junco, ambos se fueron sin orejas.

Joselito Adame es la contradicción de contradicciones. Siempre nos quejamos de que los toreros fallan en el momento clave. De los jóvenes toreros ninguno ha tenido una confirmación tan exitosa como Joselito, nadie. Ni siquiera (espero no pase de un levantamiento de ceja) los “Tauromágicos” Solo las tonterías de Gilberto Ruiz Torres privaron a Joselito salir a hombros con Ponce y Macías en la “Tarde de la Década” Aquella de brindis presidencial y alto nivel taurino. Adame, tras su paso en Aguascalientes, Tlaxcala y su insistencia en España, urge verle en la Plaza México. Si tan solo viéramos “la vida desde otro ángulo”

Si así fuera, Fabián Barba no sería tan maltratado como lo fue en San Marcos 2010, en su propia casa. Recuerdo la frase de Ramón Ávila “Yiyo” luego de haber sido removido Fabián de uno de los carteles sanmarqueño “Esta trasmisión va por Usted” a modo de protesta por el político e injustificado retiro del torero de un cartel previamente anunciado en Feria.

Cierto que a Barba le ha hecho falta alzar la voz fuera del ruedo, pero es un hombre de burladeros para adentro que no necesitaría otra cosa más que salir como hace un año justamente, con el corazón por delante para bordarlo y ojo que este torero es una cuña, pero que, al igual que los tres toreros mencionados, no está exento de expresión.

Las cartas van a favor de La México, sin marcas, ni martingalas el Enero taurino puede traer con algunos de estos nombres la “Flor Imperial” del resultado taurino. El que apuesta nunca gana.

En fin, este Radar, que ya por su extensión parece parabólica, prefiere seguir hablando taurinamente y no de politiquería taurina o chismes de la “web taurina” Prefiero seguir así, recordando también a Alberto Balderas a setenta años de su pérdida física y de la pérdida taurina que sus valor y ética dejó para la historia. Basta desear a los lectores de “Sol y Sombra” un ¡Feliz y Taurino Año Nuevo! Con lo mejor en toros y en la vida ¡Mucha Suerte! Qué Dios la reparta.

Twitter: @CaballoNegroII

Breve Resumen de la Temporada Taurina Capitalina 2010-11

Por Don Francisco Lazo para http://www.oem.com.mx

Amigos, el próximo domingo 2 de enero del novísimo año 2011 llegará a la mitad la presente temporada grande en la monumental plaza México, pues se recordará que la empresa se comprometió a celebrar 18 o 19 corridas en total. A la fecha ha montado ya ocho festejos en los que se han cortado trece orejas, siete los toreros mexicanos y seis los extranjeros, más un indulto que le decretaron al toro “Guadalupano”, del hierro queretano de Teófilo Gómez lidiado por el francés Sebastián Castella. La lista de los toreros triunfadores mexicanos nos dice que Octavio García “El Payo” ganó dos orejas de un toro de regalo en otras tantas tardes, seguido por Eulalio López “El Zotoluco” con igual número de trofeos y actuaciones, uno de un astado de regalo y otro de uno de su lote ordinario; y con una oreja aparecen Humberto Flores, Arturo Saldívar y Aldo Orozco en una sola participación. Por lo que hace a los extranjeros, marcha en primer lugar el español Miguel Ángel Perera con tres trofeos auriculares en dos corridas, uno en la primera y dos en la segunda; con dos orejas y otras tantas actuaciones Sebastián Castella más el indulto mencionado de “Guadalupano” que no cuenta, pues no se otorgan trofeos simbólicos en la gran plaza, y el mérito prácticamente es para el toro que se ganó el perdón de la vida por su raza y calidad; y con una oreja el peninsular Matías Tejela. Cabe señalar que se jugó buen ganado y de clase, sin faltar los de poca raza, destacándose desde luego cinco de Xajay que fueron aplaudidos en el arrastre y otros tantos del hierro de La Soledad y dos de San Marcos, lidiados el domingo pasado aunque fueron cinco los que se destacaron. Y de los toros de regalo resultaron muy buenos dos de la ganadería Jorge María y uno de Santa María de Xalpa. Así, grosso modo, queda señalado lo más sobresaliente de los festejos realizados hasta el momento en el gran coso de Insurgentes, haciéndose notar también que hubo un número importante de astados a los que los toreros no les hicieron honor en su lidia y el juez tampoco les rindió ningún homenaje en sus despojos. Veremos, pues, en lo que falta de la temporada, en la que se jugarán encierros de otras vacadas afamadas a toreros reconocidos integrándose festejos muy interesantes por su construcción.

Por lo pronto la cosecha de trofeos ha sido nutrida para los nacionales como para los extranjeros, y los que no responden todavía del todo son algunos de los jóvenes valores de los que se espera mucho, pues no han alcanzado los triunfos que han obtenido en provincia y España.  La segunda parte de la campaña se presenta también muy prometedora por los carteles que se pueden integrar, ya que actuarán toreros ya reconocidos y conocidos por la afición capitalina. La única novedad en el toreo a caballo será la presentación del rejoneador portugués Diego Ventura, ya que hará su debut en la capital del país y se espera que tenga un encuentro en el ruedo con Pablo Hermoso de Mendoza. Y amigos, para el domingo alternarán a pie en nuestra gran plaza los mexicanos Omar Villaseñor y Pepe López y confirmará su alternativa española el peninsular Francisco Marco, quienes matarán un encierro de Carranco.

“Estoy esperando el día para poder triunfar en la Plaza Mexico” Diego Ventura

Después del gran triunfo del rejoneador Diego Ventura en su debut en México el pasado 25 de diciembre en la plaza de toros Santa María de Querétaro, de la que salió a hombros tras cortarle dos orejas y rabo a un ejemplar de Garfias, el rejoneador de la Puebla habla sobre las sensaciones de este importante triunfo y sobre sus próximos compromisos. “Me encuentro contento y muy satisfecho porque era un sueño poder venir a México a torear y debutar aquí. Poder cuajar por primera vez un toro de Garfias y cortarle un rabo, pues la verdad es que no se puede entrar mejor” comentó Ventura.  “Estoy contento con los compromisos que se vienen ahora, pero quizá el que más me quita el sueño es el de La México, una plaza con tanta importancia. El otro día pude estar y ver lo impresionante que es y ahora estoy esperando el día para poder triunfar en ella”.

De Plaza en Plaza: Jornada Taurina de Fin de Año

Tenabo Campeche celebra con 2 corridas de toros

Por el Guerra

Miércoles 29:

Puerto Vallarta, Jal.- Segunda novillada. Ejemplares de El Correo para Rodrigo Cuevas, Manolo Roldán, Armando Montes y Alejandro López.

Viernes 31:

San Miguel de Allende, Gto.- Toros de Pablo de Haro para Marcial Herce y “El Capea”.

Sábado 1

Apizaco, Tlax.- Toros de La Playa para Pedro Gutiérrez “El Capea”, Alejandro Martínez Vértiz y Octavio García “El Payo”.

Tlaltenango, Zacatecas.– Toros de Marco Garfias para el rejoneador  Pedro Luceiro, Federico Pizarro e Ignacio Garibay.

Ciudad Lerdo, Dgo.- Toros de Torrecilla para el rejoneador Gastón Santos y José Ibarra “Joseli”.

Durango, Dgo.- Toros de Claudio Huerta para Fernando Ochoa, Israel Téllez y Sergio Cerezos.

Jalpa, Zac.-
Toros de José Julián Llaguno para Manolo Martínez, Mari Paz Vega y Saúl de María.

Mérida, Yuc.- Corrida de rejones. Toros de Vistahermosa para Rodrigo Santos y Diego Ventura, acompañados por los Forcados de Teziutlán.

Tenabo, Camp.- Toros de Lebrija para Manolo Mejía y Uriel Moreno “El Zapata”.

Querétaro, Qro.-
Novillos de Celia Barbabosa para el rejoneador Rodolfo Bello y los Forcados de Querétaro, Fernando Labastida, Patrick  Oliver y Angelino de Arriaga.

Domingo 2

Lagunillas de Autlán, Jal..- Toros de Corlomé para el rejoneador Miguel Urquiza y los Forcados de Mazatlán, Fermín Spínola y Antonio García “El Chihuahua”.

México, D.F. Plaza México.- Novena corrida de la Temporada grande. Toros de Carranco para Francisco Marco, que confirma alternativa, Omar Villaseñor y Pepe López.

Motul, Yuc.- Corrida de rejones. Toros de Chinampas para Rodrigo Santos, Jorge Hernández Garate y Fernández Madera, acompañados por los Forcados de Teziutlán.

Tenabo, Camp.- Novillada. Ejemplares de Loret de Mola para Lupita López, Jorge Rizo y Paola San Román.

Tepeapulco, Hgo.- Toros de Villamayor para el Zapata, Aldo Orozco y el Payo.

Lunes 3

Tlaxcoapan, Hgo.- Toros de La Trasquila para el rejoneador Emiliano Gamero, Manolo Lizardo, Pepe López y Juan Luis Silis.

Frentazo y Firmeza Jaliciense. Octava Corrida de Temporada Grande en La Mexico.

Aldo Orozco por Bernadinas (Foto: Puntillero).

Una corrida seria, dispareja en presencia y de juego uniforme. Ninguno pone en alto a la divisa azul, blanca y amarilla. San Marcos falló porque no tuvo bravura y estrelló las ilusiones de una sorprendente entrada en la Plaza México, mejor de lo que muchosanticiparon y de lo que reflejan las fotografías. Solo la inteligencia de Ruiz Manuel y la decisión de Aldo Orozco sobresalieron en contraste con el referido encierro y la desconcertante actuación de Guillermo Martínez.

Por: Puntillero – De SOL Y SOMBRA.

Señalar los hechos taurinos tal como son y valorarlos en justeza y con honestidad es responsabilidad de todos, en la tertulia o en algún espacio de difusión.

A partir de ello, diremos que la presencia del encierro de San Marcos ilusionaba por ser una corrida más seria de cuantas se han visto desde la “Cuesta Josefina” a la que fuimos sido sometidos en la Inauguración.

Pero conforme desfilaron los toros jaliscienses, divisamos tres primeros negros que aparentaron en trapío mucho más de lo que fueron en realidad. Dos astados compactos, primero y segundo, nada impresionantes, éste último demasiado ligero de todo, deslavado de cara y sin estridencia alguna en sus astas. Del tercero, un burel hecho hacía arriba ycuya arboladura anunciaba dificultades para humillar, tengo la impresión que estaba fuera de tipo, no por grande fue bien presentado.

Del primer tramo de la corrida de San Marcos, primero y segundo resultaron flojos. El que abrió plaza comenzó defendiéndose en el recibo capotero. Al quite Ruiz Manuel ejecutó mandiles con temple que hicieron al astado vacilar al sentir el toril. Por ello, tras el cuarto lance y sobre la marcha, el de Almería remató de larga afarolada que tuvo, envuelta en ese fino terno hoja seca y azabache, aroma y sabor torero, fue entonces cuando la Plaza México reaccionó favorablemente.

Parecía que el toro se iría para arriba. Más al alternar Ruiz Manuel los lados para salir desde la puerta de arrastre hasta los medios. Destacó en los firmazos iniciales y en los subsecuentes derechazos que mostraron un defecto que el cornúpeta no pudo superar, mirar por encima de la muleta en casi irresistible tentación de abandonar la muleta desluciendo el pase.

Ante ello, el de Almería opone temple y suavidad. Inauguró una tanda con un pase cambiado ligado a derechazos de cintura acompasada ante el cansino y soso paso del burel con el público adentrado en faena por los muletazos de clase. Vertical corrió la mano rematando con rotundidad por arriba y le caminó en momento de brillantez. Sin embargo, al natural el toro comenzó a decantar primero en el tercio y luego en plena puerta de toriles su verdadera condición de manso.

Hasta el “terreno de abajo” fue el torero otorgando la querencia para lograr momentos de brillo por derecho culminando con bello desdén cambiándose de mano, entrado en cercanías, pases sin moverse dejaron al sanmarqueño sin otra opción que embestir.

Ese era el momento de meter la espada pero como aún no se asimila la gran lección de Juan Mora en Madrid, entre el cambio del ayudado, las dosantinas no bien logradas y una pésima elección de terreno, tan en lo corto, entró brusco para obtener solo pinchazos abajo y una entera en el sótano que le alcanzó para salir al tercio en discreto premio para una faena con mérito y adecuada arquitectura.

El segundo, de juego incierto inicial, requería firmeza y temple. A cambio solo recibió mantazos sobre piernas de Guillermo Martinez, aún en los faroles tapatíos. Poca serenidad de pies también en la muleta y enésima contrariedad del jalisciense en La México, afortunadamente para él, como regalo decembrino la afición le perdonó casi todo.

Un galafate, auténtico barrabás, fue el tercero. Desarmó a Aldo Orozco dos veces de salida, la última con brinco al callejón incluido. Se antojaba difícil y resultó imposible, más por quedarse pendiente un puyazo luego de marrar Ricardo Morales en por demás inoportuno accidente justo cuando había que pegar y en serio. A pesar de ello, Orozco dejó ver la firmeza y decisión suficientes para pasaportar a tan peligrosísimo oponente. No perder los papeles fue ya un logro.

A partir de ahí la corrida paso a paso se quedó sin fondo. A cada movimiento de la lidia, como el gran puyazo de Cesar Morales al serio pero atacado en exceso cuarto o el destacado par de de dentro a fuera por parte de Juan Ramón Saldaña al mismo toro, el encierro respondía negativamente, dando juego siempre a menos y acabando en nulo. Ni siquiera la brega atinada de Diego Martínez al sexto o la de Gustavo Campos y los pares de banderillas de Christian Sánchez al quinto pudieron extraer algo de fondo, no tenían un ápice de bravura. Lo digo con pena.

El precioso cuarto, hecho una pelota, salió echando miradas al callejón barbeando las tablas. Hizo más por quitarse el palo que por pelar firmemente en el caballo y no dejó opciones a Ruiz Manuel. El quinto pareció componer la situación sin llegar más entre su poca bravura y menor claridad de ideas de Guillermo Martínez. Aún los derechazos que hilvanó parecieron insuficientes. Cita demasiado retrasado, busca el ojo contrario pero no encontrar distancia, mucho menos un resultado artístico convincente. Lo único destacado fue su estocada al quinto. Paremos de contar.

A la salida del sexto la tarde había naufragado. El juego del último no era más que el madero roto de una nave que se hundía. Del cuarto en adelante todos apretaron a los tableros. Si eso no es mansedumbre no se que pueda serlo. El sexto fue alto, estrecho y de afilados pitones, apretó más que ninguno en banderillas, un manso violento en la muleta que no quiso saber más que de huir.

Difícil panorama para Aldo Orozco que lo intentó todo siempre con decisión e inquebrantable determinación. Ayer afirmó, tras un camino larguísimo, su propia vocación torera al aguantar hachazos al cuello, violencia y genio en abierta manifestación agresivo-defensiva de la mansedumbre. A pesar de ello se quedó quieto al natural e incluso en las joselillinas en tablas impensables al comienzo. Una estocada entera bien ejecutada desató la petición a mi gusto exagerada al principio pero justa ante los vacilantes criterios del presente año.

Tiene mayor peso el trofeo de Aldo Orozco que cualquiera de los obtenidos en toros de regalo. Hubiese estado de acuerdo con la vuelta y la eminente repetición. Sin embargo, hay veces que la determinación supera aún el pésimo juego de los toros y eso se premió.

Esta vez no fue la luna, sino la evidente falta de bravura lo que impidió el éxito de San Marcos. La luna no es problema al alcance de la voluntad, la mansedumbre a veces tampoco y eso es muy grave.

Por el bien del toro quiera Dios que San Marcos recobre el camino del evangelio de la bravura. “No quiero comenzar el año nuevo con ese mismo…”

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2010-2011. Diciembre 26. Octava de Derecho de Apartado. Un cuarto de entrada en tarde fría sin viento.

6 Toros, 6 de San Marcos (Divisa Azul, blanco y amarillo) Serios y grandones. Sin bravura. El primero erróneamente aplaudido en el arrastre. Decepcionantes de juego, algunos fuera de tipo. Ruiz Manuel (Verde hoja y azabache) Al tercio y leves palmas. Guillermo Martínez (Sangre de toro y oro) Protestas, y silencio. Aldo Orozco (Nazareno y oro) Ovación y Silencio tras aviso.

Destacaron Diego Martínez y Gustavo Campos a la brega, Christian Sanchez y Juan R. Saldaña en banderillas. César Morales destacó al picar al segundo en probable puyazo de la Temporada.

Patasblancas, el Ocaso de un Mito

El inigualable encaste de Vega-Villar está en peligro, tras el adiós de la ganadería de Sánchez-Cobaleda. Por Ismael del Prado / Salamanca larazon.es

Un toro de imponente lámina en el campo, pero que en los últimos años ha perdido su sitio en las principales ferias. Olvidados por las figuras y prácticamente exterminados por los controles sanitarios y los problemas de cosanguineidad, los legendarios astados surgidos en 1910 han ido desapareciendo. Poco a poco, como un goteo incesante, sus propietarios han ido arrojando la toalla. El último, Sánchez Cobaleda, hace apenas un mes dijo no mas.

«Ni la Administración ni los ayuntamientos nos han ayudado en nada, todo el mundo suspira por la belleza de los “patasblancas”, pero a la hora de la verdad, nadie se moja por echar una mano en salvarlo » se lamenta José Manuel, actual propietario de la ganadería.

Entre becerros, vacas y erales, unas 600 cabezas, directas al matadero. Tan sólo las cuatro últimas camadas de machos que serán lidiadas en los años sucesivos se salvaron del temido vacío sanitario.  Otro Cobaleda, Arturo, sigue en su idea de mantener vivo el encaste al frente de la ganadería de Barcial. Junto a su hijo Jesús, se desviven por un ganado con cada vez menos unidades. Es el problema de ser una procedencia pura. «Tenemos muchas bajas, hace quince días Sanidad nos hizo sacrificar 32 vacas y un semental. Este toro es especial, necesita atenciones distintas al resto, porque, al ser de un encaste sin cruzar, son más delicados que cualquier otra ganadería», explica.

No en vano, la camada para 2011 será igual de corta que en los últimos años. Tan sólo una corrida de toros, una treintena de utreros y reses sueltas para festejos populares en las calles. La gran tabla de salvación que ha encontrado este encaste ante los problemas que surgen para lidiar. Morfológicamente, se trata de un burel corto, bajo y con pocos kilos, pero terriblemente astifino de pitones. Por este motivo, lidiar en las plazas de primera se hace complicado «por su caja» y en los cosos más pequeños, «por su cara». «Son demasiado ofensivos y las opciones pasan por el afeitado, algo a lo que no estamos dispuestos en casa, o por dejarlos para rejones o correrlos en la calle», comenta el ganadero.

Centenaria

Por eso, en cuanto puede, pone de su parte por regresar al coso de la calle Alcalá. «Un hierro casi olvidado como el nuestro se la juega al ir a Madrid, un fracaso es sinónimo de no volver en mucho tiempo. Pero el año pasado sí había materia prima para regresar, ofrecí una novillada a la empresa, pero no la quiso», desveló Jesús Cobaleda, que  encarna la cuarta saga de una ganadería centenaria. Su pial rezuma aroma a otro tiempo, como la trashumancia que realizaban antes de cada invierno hasta hace un puñado de años para trasladar los astados de «La Torre» a «La Matilla», las dos fincas donde pacen actualmente dos centenares de reses.

Surgidos mediante el cruce de vacas de Veragua (casta vazqueña) con un semental de Santa Coloma (Vistahermosa), los «patasblancas» representan un linaje único en el campo bravo actual. Una bonita lámina que en buena medida deben a sus vistosos y espectaculares pelajes, originados de la mezcla del pelo negro y el blanco. Manchas blancas que dan lugar a numerosos accidentes por toda la piel de unos animales con defensas muy desarrolladas..

«No nos quiere nadie, pero habrá que aguantar como sea. No nos planteamos vender este tipo de toro y apostar por lo de casi todos. Si la situación no mejora, quizás el siguiente paso sea mezclarlo, refrescar la sangre para endulzarla con algo más pastueño, hacerlo más comercial», finaliza bajando el tono de voz con la resignación del que se ve abocado a su suerte.

Un cruce al que ya recurrieron tiempo atrás sus vecinos charros de Galache, otra rama de criadores histórica en España. Así, han conseguido colocar algo mejor sus encierros, pero sin pisar apenas los alberos de mayor enjundia. Privilegio que sí consiguió Victorino Martín nada más apostar por Vega-Villar. En 1996, adquirió 80 vacas y sementales de Barcial para reflotar el encaste. «En dos años, lo pones de moda y te forras», comentó confiado por aquel entonces.

Ahora, tres lustros después, el de Galapagar comprueba las dificultades que entraña una procedencia que también se ha exportado a América por varios frentes como, por ejemplo, a través de Luis Miguel Dominguín o José Chafick.

Al igual que sucede con otros encastes como Santa Coloma, Veragua o Pablo Romero, el público más torista está deseoso de recuperar encastes como el de Vega-Villar, con sabor añejo por su bravura y acometividad. Perennes en el circuito de ferias, los «patasblancas» tuvieron enorme éxito en las décadas de los 45 al 65. Fue su edad de oro. Entonces, se los rifaban las figuras. Ángel Luis Bienvenida, Manolete, Jumillano, Litri –que incluso los eligió para su despedida de los ruedos–, Pedrés… Primeros nombres que subieron a la cima gracias al ahora devaluado encaste Vega-Villar. «Cornicortos», «Cidrones», «Bataneros»… familias que dieron y siguen dando mucho lustre a ganaderías como la que hoy luce divisa blanca y negra.

Ganaderias para la Semana Grande, Corridas Generales Bilbao 2011

Por el Guerra

La Junta Administrativa de la Plaza de Toros de Bilbao, en reunión ordinaria, una vez oído el informe del viaje realizado por la Comisión Taurina, junto al gerente de la plaza, Pablo Chopera, ha procedido a aprobar la selección de las ganaderías que serán lidiadas en la Plaza de Toros de Vista Alegre la próxima temporada durante la Semana Grande, también conocida como Corridas Generales. Las seleccionadas son: Alcurrucén, triunfadora de la última edición, El Pilar, EL Ventorrilo, Fuente Ymbro, Miura, Jandilla, Núñez del Cuvillo, Victoriano del Rio y Victorino Martin.

NOTA: Un ejemplo que deberían de seguir en México los Ayuntamientos, las Delegaciones, Comisiones Taurinas y Patronatos de ferias. Si esto pasara aquí en México no veríamos, por ejemplo en la Plaza México, una ganadería como la de los Encinos en el 2011-12. Mañana es el dia de lo “Santos Inocentes” se vale soñar ¿no?