De Plaza en Plaza: La Jornada Taurina en México del 2 de marzo al 8 de marzo

Una intensa jornada le espera a Pablo Hermoso esta semana

SOL y SOMBRA

Miércoles 2

Puerto Vallarta, Jal.- . Novillos de Torrecilla de Bonilla para Garza Gaona, María Eugenia Ayala, el portugués Paquito Velázquez y Luis García “El Piti”.

Jueves 3

Tuxtla Gutiérrez, Chis.- Dos de Cuco Peña para rejones y cuatro de Autrique para Pablo Hermoso de Mendoza, Alfredo Ríos “El Conde” y Alberto Espinoza.

Viernes 4

Toluca, Estado de México.- Villa Charra. 19:00 horas. Toros por designar para Diego Ventura, Horacio Casas y Emiliano Gamero, que tomará la alternativa.

Villahermosa, Tab.- Dos toros de Cuco Peña para rejones y cuatro de Autrique para el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, José Mauricio y Víctor Mora.

Autlán de la Grana, Jal.- Novillada de feria. Ejemplares de Puerta Grande para Salvador Barberán, Óscar Amador y Eduardo Ortega “El Autlán”.

Sábado 5

Autlán de la Grana, Jal.– Primera corrida de feria. Dos de José Garfias para rejones y seis de Pilar Labastida para Diego Ventura, Antonio Barrera, Humberto Flores y Juan Chávez.

Oaxaca, Oax.- Dos toros de Rancho Seco para rejones y cuatro de El Grullo para Pablo Hermoso de Mendoza, Federico Pizarro y Uriel Moreno “El Zapata”.

San Juan del Río, Qro.- Festival a beneficio de los deudos del matador José María Luevano. Novillos de diversas ganaderías para el rejonedor Rodrigo Santos y los Forcados de Querétaro, Eloy Cavazos, Miguel Espinosa “Armillita”, Manolo Arruza, Eulalio López “Zotoluco”, Christian Aparicio y Octavio García “El Payo”.

Domingo 6

Autlán de la Grana, Jal.- Segunda corrida de feria. Toros de Villa Carmela para Rodolfo Rodríguez “El Pana”, Fernando Ochoa y Octavio García “El Payo”.

Celaya, Gto.- Corrida de rejones. Toros de José Antonio Hernández Andrés para Rodrigo Santos, Diego Ventura y Jorge Hernández Gárate.

México, D.F.- Plaza México. Decimonovena corrida de la Temporada Grande. Toros de Ordaz para Juan Bautista, Alberto Espinoza y Fermín Rivera.

Pachuca, Hgo.- Plaza “Vicente Segura”.- Dos toros de Bernaldo de Quirós para rejones y cuatro de Montecristo para Pablo Hermoso de Mendoza, los Forcados Hidalguenses, Rafael Ortega y Pablo Samperio.

San Pedro Xalostoc, Estado de México. 12:00 horas. Dos de Fernando de la Mora para rejones, dos de Garfias y dos novillos de Sergio Rojas, para Pablo Hermoso de Mendoza, Alberto Espinoza y Paola San Román.

Jalostotitlán, Jal.- Primera corrida de feria. Toros de Los Cués para Ignacio Garibay, Arturo Macías y Octavio García “El Payo”.

Aguascalientes, Ags.- Plaza “San Marcos”. Novillos de Rodolfo Vázquez para Gerardo Adame, Christian Verdín y el portugués Paquito Velázquez.

Lunes 7

Autlán de Navarro, Jal.- Tercera corrida de feria. Dos de De Santiago para rejones y cuatro de Villa Carmela para el rejoneador Diego Ventura, Joselito Adame y Oliver Godoy.

Jalostotitlán, Jal.- Segunda corrida de feria. Toros de Jaral de Peñas para Fernando Ochoa, Juan Pablo Sánchez y Arturo Saldívar.

Mazatlán, Sin.- Corrida de rejones. Toros de San Marcos para Rodrigo Santos y Jorge Hernández Gárate.

Tecolotlán, Jal.- Dos de Fernando de la Mora y cuatro de Chinampas para el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, Uriel Moreno “El Zapata” y Víctor Mora.

Martes 8

Amatitán, Jal.- Toros de La Cardenilla para Alfredo Ríos “El Conde” y José Retana,

Autlán de Navarro, Jal. Quinto y último festejo de feria. Toros de Marrón para Octavio García “El Payo”, Juan Pablo Sánchez y Arturo Saldívar.

Jalostotitlán, Jal.- Tercera y última corrida de feria. Toros de San Marcos para el rejoneador Diego Ventura, Aldo Orozco y Joselito Adame.

Twitter @Twittaurino

Anuncios

‘José Tomás ha vuelto a torear en el campo’ confirma su médico

SOL y SOMBRA

El torero José Tomás, “ha vuelto a torear lo ha hecho en el campo en faenas de tentadero. Una vaca el sábado, y otra hoy, lunes, pero tendrá que pasar un tiempo mas para su completa recuperación, pero lo que está logrando es asombroso de verdad hasta el momento, y desde luego también es muy esperanzador“, declaró el doctor Rogelio Pérez Cano.

Pero el doctor aclaro que “los dos tentaderos no se han planteado al uso, no se han hecho en función de las exigencias de las vacas, pues se trataba de un ejercicio adecuado a su situación actual, un complemento a su terapia rehabilitadora”.

Dijo Rogelio Pérez que después de salir de aquel ‘precipicio’, y volver a la vidaJosé Tomás ha recorrido un importante trecho, éste que le ha llevado al campo. Falta andar ahora hasta la plaza. Pero puede que sea incluso una distancia más corta, según se está dando su evolución”.

“Sólo cuando esté en condiciones de ejercer la profesión de matador de toros, es decir, después de matar un toro con absoluta solvencia, sin la mínima merma en el estilo y concepción que tiene del toreo, entonces irá otra vez irremisiblemente para adelante”. Eso que quede bien claro. Tomás sabe bien de su responsabilidad, y no se puede defraudar a nadie, por nada”, finalizó el médico.

Twitter: @twittarurino

Dolor por el fallecimiento del irrepetible Pepín Martín Vázquez «Currito de la Cruz»

SOL y SOMBRA

La muerte de Pepín Martín Vázquez conmociona al mundo del toreo. Desde la Duquesa de Alba a Curro Romero,  el periódico ABC recoge el dolor por el fallecimiento del irrepetible “Currito de la Cruz”

Duquesa de Alba

Lo vi torear muchísimas veces, porque lo admiraba mucho. Fue un gran torero, de los mejores que yo he visto en mi vida, con un arte impresionante. Era de ese tipo de arte natural y fácil, que es como él era en persona. Fue una gran figura en aquella época, igual que Pepe Luis Vázquez. Fueron únicos aquellos toreros de arte, como también Curro Romero. No se pueden comparar con los de hoy en día. Ese arte tan alegre y sevillano no lo han hecho más que ellos. Lo de la película «Currito de la Cruz» es sólo una anécdota. Él era un gran torero, más allá de aquel personaje, miembro de una familia de toreros, todos encantadores. No podría recordar ninguna faena en concreto, pero sí recuerdo con mucha claridad cuánto me impresionaba su alegría toreando. Quizá no se haya hecho justicia con él.

Curro Romero

Yo no lo vi nunca torear, pero lo conocí muchísimo. He ido muchas veces a su casa a jugar al dominó y a que nos hiciera unos guisos, porque era un hombre genial, un caballero con una enorme sencillez y naturalidad. Como torero fue grandioso, aunque ya digo que no lo vi torear, porque sólo alcancé a torear con Pepe Luis Vázquez, que reapareció en el 59. Pepín no reapareció, por lo que yo sólo lo he visto en vídeos y en la película «Currito de la Cruz». ¡No sé cuántas veces he visto esa película! Cada vez que la ponían en el cine, de verano o invierno, yo iba a verlo, y me creía que estaba en una plaza.

Pepe Luis Vázquez

«Lo quería mucho: alterné con él, mano a mano, muchas veces. Fui a México con él. Era un gran torero: clásico, con muy buen estilo y mucha clase»

Paco Camino

«Le debían haber dado antes la Medalla de Bellas Artes: la merecía de sobra, más que otros. Muy pocos torean con la mano izquierda como Pepín»

Rafael de Paula

«Era un torero extraordinario. No hay nadie como él; sólo se aproxima Morante. Es una injusticia que no tenga la Medalla; deberían dársela aunque ya sea a título póstumo»

Julio Pérez «El Vito»

«Era un torero muy de verdad y un hombre que estaba fuera de toda comparación. Manolete lo adoraba, todo el mundo lo quería»

Andrés Luque Gago

«Nos conocíamos desde chicos: él era de la Resolana; yo, de la calle Feria. En el campo, Pepe Luis y él eran los mejores. Podía haber sido máxima figura»

Diego Puerta

«Se ha ido una gran persona. Como torero, no lo vi en la plaza, pero sí en “Currito de la Cruz” y su toreo era maravilloso, con un concepto clásico»

Morante de la Puebla

Lo admiraba muchísimo. Creo que merecía mucho la Medalla de las Bellas Artes. Es lo que más me hubiese gustado, que la recibiera Pepín.

ABC/España

El Principio de Contradicción. Décima Octava de la Temporada Grande

Por Puntillero

Faltan muletas y a veces sobran toros de lidia, fallan los trastos cuando aciertan los toros y tal contradicción presenta una nueva reflexión de cara al inminente cierre de Temporada en La México. La tardía llegada de Juan Bautista vuelve a alumbrar la idea de que hay ciertos toreros que tendrían que tener un mejor sitio, siendo necesario revestirles de la importancia que su misma categoría debería de darles. Ayer el francés al menos respetó el principio de dar la cara, por segundo año consecutivo, con una corrida de toros lisa y llana.

Sonoramente transcurrían los últimos momentos previos a la apertura de la puerta de cuadrillas de La México. En ese momento, bajo amenazantes y vaporosas nubes de oriente, los presentes palmearon fuerte al rematarse “Currito de la Cruz” de forma sensacional. Merecidas las palmas, pues a pesar de que en varios momentos durante la Temporada nuestra Banda ha sido omisa en rendir tributo a la labor torera con dianas rematadas, esta ocasión bordó el mencionado pasodoble en directa y precisa alusión a Pepín Martín Vázquez, a quien recordar obligado resultaba.

Ayer uno de los matadores de toros en retiro admirados por el que esto escribe, bajaba las escaleras rumbo a las barreras de sombra, con torería, claro. Raúl García, el de Monterrey, es de los casos extraños que han indultado dos toros en la Plaza México, el famoso “Comanche” de Santo Domingo y el no menos célebre “Guadalupano” de Las Huertas. Villa Carmela, en recuerdo a don Luis Javier Barroso, bautizó sus toros con nombres alusivos a ese recordado ganadero, incluso con otro “Guadalupano” (el cuarto en esta temporada) que hizo las veces de tercero.

Y fueron precisamente tercero y sexto los que compusieron el lote insustancial de la corrida incluso por hechuras. Sobre todo las del tercero: corto de cuello, cuesta arriba su lomo y flojo de remos. Con ello bajó la intensidad. Al cárdeno sexto procedía devolverle al salir lastimado del toril e inválido tras la suerte de varas y Jorge Ramos, juez de plaza, aguantó indebidamente. Recomiendo que la mano que sostiene la espada de la autoridad, no tiemble en momentos como este. La flojedad aparente y tangible no debe condenar a los aficionados al suplicio con el que remató una tarde que había logrado momentos de notable interés. Con ello, Aldo Orozco tuvo la actuación que no esperábamos, demasiados apuros, brusquedad, poca calma y matando muy mal.

Cierto es que, en lo que para muchos significó una tarde sin interés, para los buenos aficionados representó una milagrosa oportunidad de ver toros al menos con edad. Tal como aconteció con Real de Saltillo, el toro pone las cosas en su lugar, tanto para los de seda y oro como para aficionados y críticos. Cada uno canta su condición, tal como lo hacen los toros tras ser castigados.

Así, dentro de las contradicciones que envuelven hoy al espectáculo taurino, una estriba en que hay un murmullo, lo escuché tras la referida corrida de Carlos Peralta y los encierros que Marcos García Vivanco lidió en México y en Puebla el viernes pasado, que si la preferencia de la afición se debe centrar en “chicos pero con juego” o “grandes y parados” Vaya tontería más grande. Los toros tienen o no trapío, son o no bravos, pero cuando el mundo de la producción nubla el entendimiento taurino nuestra visión se vuelve igualmente utilitaria, observamos la corrida de toros como ese acto de resultado estadístico, no como un arte. Se termina, como diría Don José Jiménez Latapí, por “tomar el arte por oficio” en gravísima contradicción.

La adicción al toreo, el “mal de montera” nace de la emoción que nos brinda el toro lidia. Por ello pedir que el toro tenga trapío y que además emocione no es más que tomar el tranco natural de las corridas de toros, el mismo que el primero aportó. Largo como ferrocarril, embestía como expreso, echaba las manos adelante y cabeceaba, tenía dos afilados y tocados puñales. Negro listón, además, tenía una marcada querencia accidental con el burladero de la contraporra y de matadores ahí se estrelló tirando cabezazos hasta cuatro ocasiones saliendo con las astas intactas en claro síntoma de edad, la que solo requiere se luzca para acreditarse indubitablemente.

Sin embargo, la edad del toro siempre pide las credenciales a los toreros. Se la pidió a Bautista que tuvo un piramidal e importante saludo de capa. Hasta seis lances aguantando derrotes y tragando paquete para luego lucir en plenos medios con la rebolera. “Buen Amigo” arreó en banderillas no obstante el buen trato de Curro Robles, le habían pegado fuerte y atrás como a todo el encierro. Entonces, el viento se interpuso entre la ligazón y los planteamientos muleteriles, solo un formidable pase del desdén fue lo único rescatable tras que el viento se cargara el entendimiento y claridad del francés quien cobró una gran estocada que hizo levantar pañuelos en petición atinadamente negada. Me habría gustado verle sin viento y en los medios con ese toro de presencia y respeto, de poder y dificultad que pusiera a prueba al diestro.

Nuevo examen, pero en otro tenor, representó el astracanado cárdeno, demasiado retacado para su conformación física de agradables hechuras pero sumamente enmorrillado que llegó al último tercio no con mala condición pero con el riesgo de derrumbarse por falta de fuerza. Sin embargo,  Juan Bautista encontró la distancia y el pulso adecuados para no derrumbar con la mano derecha y comenzó primero arriba y luego a media altura con la magnífica llave del temple.

Luego con la izquierda y más cerrado en tablas, mandando mucho con el brazo a ritmo y la muñeca en vuelo preciso, ligó Juan Bautista los mejores pases de la tarde. Encelado, no obstante su sosería, toreó con profundidad al de Villa Carmela hasta llevarle la cadera y recrearse en los pases de pecho luego de ofrecer casi de frente el engaño en el cite y echar al hombro contrario en el remate. Regresó a la diestra para culminar la obra con perfumados derechazos y perfilarse en la suerte contraria. A la contra nos fuimos tras dejar una estocada en el sótano, en contradicción con lo bien toreado, que impidió el premio (bien por el usía) No así la entrega en la vuelta.

Dos años seguidos en que el francés pincha. Dos años seguidos que no le hace asco a ningún encierro y espero que para la próxima cuente desde las primeras, pues la brisa de la marisma francesa y la sobria arquitectura romana de Arles marcan a un torero de precioso compás que debe y tiene que estar en mejor sitio. Solo de él dependerá no contradecirnos.

Y la contradicción mayor fue la de un lote serio e importante, con edad a raudales e interesante juego, bravo me atrevo a decir, que enfrentó López Rivera. Yo esperaba lo peor. Pero no obstante, puso y ofreció su enorme corazón, la falta de sitio, peor aún de ritmo y de soltura de movimientos impidió que le tomara la distancia al segundo, bravo y emocionante, al que dio los adentros y al que le pagaron con el puyazo trasero su juego inicial de bravo. Lesa torería. Hubiese sido mejor ver dos puyazos en lo alto. Vacilante y sobre piernas, intentó y no pudo.

Pero el toro de la corrida, por lo hermoso de tipo, lo ofensivo de cuerna y juego fue el quinto “Don Luis Javier” Cárdeno claro, bajo de cruz y con un fondo que manifestaba su edad, dobló contrario alguna vez y vendía cara a partir de la tercera embestida en adelante. Recargó fuerte y llegó a la muleta en el dilema de romper a bueno o rajarse. Antes el torero había ajustado su velocidad, sin exquisiteces en la caleserina pero con una media verónica artista y con temple que albergó cierta esperanza.

Iba a ser difícil que esto último acabara por reflejarse pues López Rivera no lo sometió sino lo dejó ir a su aire, no por el comienzo de faena sino porque los muletazos siguientes no resultaron largos ni con mando. Aún así el toro aguantó, mucho quizá, hasta que tanto cambio de terreno terminó por mostrarle el toril y refirmar su condición cambiante. Palmas para el toro, división para el de Monterrey, todo corazón pero con poco sitio. Sin embargo, de toros fáciles “que se dejan” “que se prestan y colaboran” la gente está harta, los “cronistas” parece que no. En mi caso ayer la “contradicción” del toro serio en La México me ha encantado.

Y más porque el toreo es una contradicción en sí misma. Se engaña (al toro) con la mayor verdad posible, se mata (al toro) para poder seguir viviendo, se alumbra en la sombra y surge, en medio de la sangre, la belleza. Pero eso es en el ruedo. Tras barreras “tomar al arte por oficio” se vuelve un despropósito, como cambiar la nobleza por la bravura o la categoría por la pose. El toro debería ser nuestro eje rector pero la contradicción taurina implica respetar en los despachos la naturalidad de los fines del toro de lidia: emoción y miedo, bravura y casta, para con ello poder al fin burlar sus embestidas con arte y verdad torera.

De otro modo el toreo no tiene sentido.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2010-2011. Febrero 27. Décima octava de Derecho de Apartado. Un cuarto de Plaza en tarde fresca y con viento desde el primero. Cielo taurinamente encapotado pero sin preocupación de lluvia.

6 Toros, 6 de Villa Carmela (Divisa negra, amarillo y roja) desiguales de hechuras pero seria. Destacaron  quinto, segundo y primero. A toda la corrida se le picó atrás y excesivamente. Aplaudidos en su arrastre los mencionados bureles.

Juan Bautista (Azul noche y oro) Saludos y vuelta. López Rivera (Rey y oro) Silencio y División. Aldo Orozco (Blanco y oro) Silencio tras aviso y Silencio. Curro Robles saludó tras banderillear al cuarto y destacó a la brega en el primero. También destacó en la brega de tercero y sexto el banderillero mexicano Edmundo Navarro.

Muere el Torero Pepín Martín Vázquez

SOL y SOMBRA

Ha muerto a los 83 años el torero sevillano José Martín-Vázquez Bazán, más conocido como Pepín Martín Vázquez. Sus facultades artísticas le convirtieron en los años 40 y 50 en una de las figuras más sobresalientes de la época. Cuajó muchas faenas memorables y ocupó un lugar en la primera fila de los matadores de su tiempo.

Inmortalizado en el cine a través de la película ‘Currito de la Cruz’, Martín Vázquez pasa a la historia como uno de los diestros que mejor ha toreado al natural.

José Martín Vázquez Bazán tomó la alternativa en el coso de Barcelona el 3 de septiembre de 1944 con Domingo Ortega como padrino. Su carrera fue breve y estuvo marcada por una gravísima cogida que sufrió en la plaza de Valdepeñas.

No han pasado 72 horas desde que Morante de la Puebla se deshacía en elogios hacia Pepín Martín Vázquez. Reclamaba José Antonio la Medalla de las Bellas Artes para el inolvidable Currito de la Cruz.

Recordaba haber visto una y mil veces la película de 1949 en la que, según sus palabras, “estaba para comérselo, no se puede torear mejor”. Y en eso han coincidido generaciones y generaciones de toreros y aficionados. La naturalidad, el arte, el concepto adelantado a su tiempo.

Pepín, el hijo del señor Curro Vázquez, inductor de la saga de los Martín Vázquez, nunca quiso saber nada de la prensa. Vivía encerrado otro tiempo. Entre sus glorias guarda un beso que una tarde le dio Manolete en la frente.

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, le debe una Medalla. De Bellas Artes y luto. De oro por siempre, Pepín Martín Vázquez, eterno Currito de la Cruz.

Twitter: @Twittaurino

Dos orejas, como Morante. Porque como Morante no hay dos.

SOL y SOMBRA

Recibió Morante al atolondrado quinto, mejor hecho que el horrible cuarto, pero tonto de baba parecía, pues hasta se volteó él solito. Las caricias animan a los toros tontos de baba a embestir humillados. Y también sirven las caricias para volcar al público, enfadado y desesperanzado antes, enardecido y ardiente ahora. Esas caricias de Morante, esos derechazos a compás, esa diferencia simpar, ese Morante. Ese andar y su recorte. Ese citar y acompañar. Ese crujío que llega al natural, el algo que siendo sumas, uno más otro y otro, tuvo su son, el son del compás.  El enfadado del cinco alto levitaba. El protestón del 13 tocaba palmas por bulerías y Morante dibujaba, borracho de torear, carteles de toros en trincheras, pases de la firma y desprecios. De las caricias al crujío, Morante.

Hoy Morante estaba, tenía el cuerpo para ello. Para acariciar, para romperse en verónicas arrogantes. Pero con el primero no le salió. Morante le cogió el aire con el capote a la verónica al segundo, de más volumen que cara, en los lances de saludo. Más forzado todo por la poca entrega del toro. El inicio a dos manos fue lo mejor de la faena, torería pura por alto. Y cuando soltó la mano izquierda, la maravilla. En los medios el toro quiso poco, y menos por el izquierdo, por donde Morante cortó el ritmo de la faena, si lo hubiere, con una sola pero prolongada tanda. Adornos y gusto cerraron la faena. Nada que ver con la obra suprema.

Juan Mora había toreado muy relajado y en las lineas naturales que definía Pepe Alameda a un toro playero que, conforme avanzó la lidia, cambió de pitón para embestir mejor en la muleta por el derecho que por el izquierdo, cuando en el capote lo había hecho al revés. Mora principió con un monumento al trincherazo y al pase del desprecio. Después, toreramente lacio, templó en dos series diestras de más éxito que dos zurdas. Como torea con la espada de verdad, tras la cuarta serie se perfilaba para obtener una petición parca de la oreja. Lo que va de ayer a hoy.

Para suerte de El Cid salió el sexto, un jabonero que aparentaba más que los otros cuvillos. Y embistió con prontitud, con ritmo y con viaje, sobre todo por el lado derecho. ¿Lo de la vuelta al ruedo? Un cachondeo propio de la emoción, porque El Cid lo ayudó, le trazó limpios los derechazos, sin forzar abajo, dejando pasar para componer. Buen nivel de Manuel Jesús, que firmó monumentales de pecho, a pesar de no estar tocado por aquellas dos o tres bolitas que decía Paula. Dos orejas entre protestas.

En lo que no distó tanto fue en la presentación del ganado, toda vez que el segundo de su lote vino a refrendar que el trapío no ha estado invitado a la Feria de Invierno ni para guardar las apariciencias. Mora por bajo y genuflexo se abrió más allá de la segunda raya con más clase que su enemigo. Ni clase ni bravura. Rajado terminó sin mayor esfuerzo.

Ficha:

Palacio de Vistalegre. Domingo, 27 de febrero de 2011. Tres cuartos de entrada, más de 9.000 personas. Toros de Nuñez del Cuvillo, incluido el sobrero de regalo, de desigual y pobre presentación; de triste fondo y nula clase en conjunto, mentirosa nobleza; destacaron el templadísimo 5 y el bravo y extraordinario 6, el más serio de fondo y formas, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Juan Mora, de azul marino y oro. Estocada desprendida (petición y saludos). En el cuarto, estocada delanterita y atravesada (ovación). En el sobrero de regalo, estocada corta atravesada y descabello (oreja).

Morante de la Puebla, de verde botella y pasamanería blanca. Estocada contraria (saludos). En el quinto, pinchazo y estocada (dos orejas).

El Cid, de malva y oro. Estocada algo tendida (silencio y bronca a la presidencia). En el sexto, estocada ladeada (dos orejas protestadas).

Se guardó un minuto de silencio por la muerte de Pepín Martín Vázquez.

Twitter: @Twittaurino

Talavante va en serio, 3 orejas en Vistalegre y salida a hombros


Sol y Sombra

La Feria de Invierno de Madrid en el Palacio de Vistalegre, arranco con los mejores augurios y como festejo de “pretemporada” sirvió de calentamiento, este primer festejo para los tres matadores. Algo pasa que la gente no termina por ir a los toros en este recinto, la empresa no permitió las cámaras de TV pensando en captar más publico pero ni así consiguieron superar más de media plaza a pesar del cartel.

El “Juli” abrió el festejo ante ‘Pitero’ al que le instrumento una serie de bellas verónicas de inicio. Con la muleta lo mejor fue con la mano izquierda, en una tanda que caló hondo en el tendido. Estocada tendida y descabello para una oreja. Con su segundo que estaba muy justo de fuerza, se pego un arrimón. Pinchazo y estoconazo para cortar otra oreja.

Manzanares reapareció después de seis meses de inactividad con su primero ‘Ensueño‘, de Domingo Hernández, muy justito de presentación, pero con el que tuvo buenos momentos. Exagero al querer comenzar a torear en círculo muy pronto, buscando el aplauso fácil y se encontró con la embestida de ‘Ensueño‘. Cuando intento torear por naturales, el toro le propinó un derrote en el muslo izquierdo que hizo presagiar la cornada. Nada que preocuparse. Estocada trasera y oreja.

Ante el segundo de su lote realizo una faena intermitente pero que fue coreada en el tendido por los momentos de arrebato que  protagonizo Manzanares. Estocada contundente. Una oreja.

Un renovado Alejandro Talavante se presento ante la afición madrileña después de una exitosa temporada en México.  El inicio con la muleta ante su primero fue algo inédito, cambiando los viajes del toro por la espalda y el pecho, que sorprendieron a toda la concurrencia . Con la derecha le instrumento una gran tanda hacia el final de la faena, que remato soberbiamente con la regiomontana unida a un cambio de mano eterno. Con las izquierda, los naturales fueron largos, lentos y templados. El público siguió la faena de pie emocionada. Mato de estocada entera (milagro) a “Gladiador” de Garcigrande y le tumbo las dos orejas.

Con su segundo intercaló la arruzina que tanto ha prodigado en México, ésta vez invertida por la espalda. Un espectáculo y otra oreja.

Ficha de la corrida

Plaza de toros de Vistalegre (Madrid). Con media entrada se han lidiado toros de Garcigrande, desiguales de presentación y de noble juego en líneas generales. Destacó el tercero.

Julián López El Juli. Oreja y oreja.

José María Manzanares. Oreja y oreja tras aviso.

Alejandro Talavante. Dos orejas y oreja.

Twitter @Twittaurino

Email: tendidosombrasol@gmail.com

Desde mi Email:Noticias del mundo taurino


Por el Guerra

El empresario Alfredo Sahagún confirmo al rejoneador Diego Ventura en una corrida extraordinaria en la plaza Nuevo Progreso de Guadalajara el domingo 27 de marzo. “El ambiente que ha habido en las corridas del aniversario de la fundación de la ciudad ha sido muy bueno, y hemos tenido dos entradas aceptables y un lleno. Así que hemos decidido ofrecer una corrida más en el mes de marzo que puede ser todo un éxito confirmó el empresario tapatío”. El cartel queda de la siguiente manera confirmado: Diego Ventura,  Ignacio Garibay y Joselito Adame con 6 Begoña. El día de ayer Diego ante un lleno hasta la bandera en El Relicario de Puebla en corrida nocturna, corto dos orejas y convenció a la afición poblana con su toreo.

II

El próximo 19 de marzo el matador Leopoldo Casasola volverá a vestir el terno de luces, teniendo como escenario la Feria de Tequisquiapan, Querétaro. Los toros para este acontecimiento serán de San Martín, propiedad de su apoderado, Pepe Chafik. El texcocano actuará al lado de Diego Ventura y Manolo Mejía.

III

El ganadero y apoderado mexicano Pablo Labastida Aguirre se recupera satisfactoriamente de la fractura que sufrió en el fémur de la pierna derecha, mientras se encontraba embarcando unos toros en la finca de Pepe Garfias.

IV

El novillero Diego Silveti, quien aún no está repuesto de una tendinitis, se encuentra en España preparándose para iniciar su temporada 2011 toreando en las Fallas de Valencia, el domingo 20 de marzo. Además de Valencia, Silveti está confirmado para actuar en el coso de Zaragoza donde lidiará, el domingo 22 de mayo, novillos de la ganadería onubense de Concha y Sierra, junto a Dani Morales y el granadino Alejandro Enríquez. Otras fechas que tiene Diego son el sábado 26 de marzo en la plaza extremeña Casar de Cáceres y el lunes 25 de abril en la manchega de Santa Cruz de Mudela.

V

Julio Aparicio también será baja en el festejo de Ubrique (Cádiz) del próximo 28 de febrero, festividad de Andalucía. Su puesto será ocupado por Javier Conde, según han confirmado los empresarios Carmelo y Caba a mundotoro en un cartel rematado por Jesulín y Daniel Luque con toros de Fuente Ymbro.

El mentor de Aparicio, José Luis Segura ha explicado que ‘Julio hoy ha matado un par de toros a puerta cerrada pero se ha vuelto a resentir de la lesión. El médico le ha dicho que en unos 7 ó 10 días se encontrará al 100%. Él está apenado por no torear ese día tan bonito y con las cámaras de Canal Sur, pero que hay que aceptarlas cosas así’.

VI

El pintor Vicente Arnás, especialista en el estilo realista mágico, será el encargado de ilustrar la cartelera y las entradas de esta temporada en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid. Han sido elegidas tres de sus obras: una para anunciar la feria de San Isidro, otra para el Aniversario y la tercera para el ciclo de la Feria de Otoño.

VII

Se dieron a conocer los carteles de las cinco novilladas con que inicia su temporada la empresa Taurodelta, que maneja Las Ventas de Madrid y por principio anuncia a dos mexicanos: la presentación del tlaxcalteca Sergio Flores para el 27 de marzo con Esaú Fernández y Emilio Huertas, con novillos de Los Chospes. Y el 10 de abril la reaparición del también tlaxcalteca Angelino de Arriaga con Francisco Pajares y Javier Jiménez, con novillos de Sierra Borja.

Para el 12 de marzo en la plaza de Fitero, Pamplona, anuncian al mexicano Alejandro Amaya con Víctor Puerto y Rivera Ordóñez, con Los Recitales.