Pasión

20110428-122740.jpg

Por el Bardo de la Taurina

Después de que en días pasados se sufrió uno de los actos de mayor trauma que se pueden escenificar en donde unos seres humanos a los que llaman “Encruzados” fueran torturados al cargar sobre su humanidad unas varas de zarza que pesaban 25 kilos y que se las ataron a sus brazos extendidos en forma de cruz, a los que se sumaban los latigazos en la espalda provocados con un instrumento de tortura que hasta puntas de clavos traían, además de las rodillas destrozadas y de unas descomunales cadenas que arrastraban con sus pies, que eran manchados con la sangre coagulada que escurría desde la frente coronada de espinas, espectáculo cruel y violentísimo que al contrario de las Corridas de Toros fue ignorado por la ‘Sociedad Protectora de Humanos….’ ante ello yo me pregunto ¿Después de eso se vale calificar a la Fiesta Brava como un acto de barbarie?

Más afortunadamente del otro lado de la moneda y bordando sobre el tema de la cultura, hoy debemos de estar de plácemes ya que en Francia las Corridas de Toros han sido declaradas por el Observatorio Nacional de las Culturas Taurinas, como Patrimonio Cultural Inmaterial y para celebrar este acontecimiento que mejor que congratularnos por la puesta en escena de la muestra pictórica del que, hoy por hoy, está considerado el maestro de los pinceles número uno en el mundo, el genial colombiano Diego Ramos quién esta iluminando Sevilla al llegar hasta la taurinísima calle de Sierpes donde se siente la torería como en ningún sitio y en donde se asienta la sede del Circulo Mercantil e Industrial que de par en par ha abierto su portón para recibir la magna expo Tarjeta Sevilla 2011, con la que el maestro caleño Diego Ramos fue convocado para decirle al mundo el ‘Toreo es la convergencia de todas las artes’ y el arte pictórico en este siglo se llama Don Diego, artista celestial al que no hay que comprender, solamente hay que gozar y si alguna duda queda pues solo entrar a http://www.diego-ramos.com y darle rienda suelta a la lagrima de la emoción cuando se admire el alma de un pintor que es tan torero como el más pintado y si no que lo digan El Paula o Morante quienes vivirán para la inmortalidad al haber sido plasmados por el genio que al oleo hizo que sonara la guitarra de ’Paco de Lucia’ y vibrara para siempre el sentimiento del ‘Camarón de la Isla’ ¡Salve Maestro!

Y ya inmersos en la fantasía de los lienzos de Ramos pues gocemos ‘La Feria’, ‘Moviendo el ganado’ y a los ‘Toros’ para que ‘Los Alguacilillos’ den paso al trapío y reiterar que sin la presencia y la bravura no puede haber Fiesta Brava, virtudes que deben venir acompañados de la enjundia, valor y arte enfundados de seda y oro que no es solo privilegio de reyes si no también de los muy grandes y es que así debe de ser la fiesta plena de opulencia que para eso esta laureada de tanto arte y debe de ser honrada por quienes tienen talante para formar parte de las gemas de la corona y que hoy que estamos inmersos en las ferias de Sevilla y a un suspiro de San Isidro y ya en San Marcos y Texcoco, cada torero debe confirmar su sitio, pues algo debe de quedar claro, que quienes no asomen la cresta en estos alberos y no logren que el tendido se torne albo no tendrán manteca en la mesa y si mucha hiel, así que sin más vamos por uvas y a los que ya la polilla les paso la factura, la academia los reprobó, el espíritu los abandono, la mansedumbre los exhibió, el publico los desairó en la taquilla, pues a sufrir su propia pasión.

Y antes del cerrojazo no puedo dejar de subrayar y aplaudir la cátedra o denuncia impecable que fue publicada el 23–04-2011 en el portal toriles.com que dirige el maestro Alfredo Florez bajo el titulo ‘La Responsabilidad de los comentaristas’ firmado por Andreína Campos / Verduguillo Ambitoros y conceptuado en Maracay Venezuela en calidad de corresponsales de toriles.com y el cual recomiendo amplísimamente para entender algunos de los factores del porque la Fiesta Brava, está como está en materia de información.

Anuncios

Fuente y Compás del Toreo – 25 de Abril en Aguascalientes. Triunfal presentación de Juan Pablo Sánchez.

Juan Pablo Sánchez, inmejorable presentación sanmarqueña.

Un poco más y la corrida grande de la Feria se habría quedado en un “tangazo” o al menos uno de esas fiestas en las que se comienza descorchando la champaña pero donde se acaba bailando con la más fea. La serena frialdad de Sebastián Castella junto al torero y despacioso caminar de Juan Pablo Sánchez hacen grande un festejo que el encierro a punto está de reducir a la crucifixión del domingo y que peca por exceso al despilfarrarse la abundancia torera.

Por: “Puntillero” – De SOL Y SOMBRA. Aguascalientes.

Sale el quinto de la tarde, “Cofrade Maya” de nombre. Sin vínculo alguno, aclaro, al apellido de este comentarista.

Hasta ese momento parece que estamos en el toro décimo primero de la corrida anterior. Esto porque los encendidos y tostados toros de la familia Bailleres, debemos consignar, decepcionan hasta ese momento tanto como los de Xajay ayer. La fuente seca.

Castella se topa con la contrariedad en sus dos primeros enemigos. Todo lo que no necesita Sebastián tienen el que abre plaza y el tercero: muy chico el primero, flojos, deslucidos y descastados ambos.

Cuando se torea en “Mano a Mano” –formidable, se decía antes- el primer espada tiene el riesgo de jugarse casi todo en la primera parte de la corrida justo cuando la gente está “más fría” e impera un poco más el tan necesario silencio. Pasada la primera mitad el tiempo se acorta y se va aún más pronto, mayormente cuando salen dos ejemplares tan insustanciales como los primeros dos para el galo.

Solo puede el francés estar digno con las telas, diligente con la espada y fuerte en mente para no perderse en la aparente derrota tempranera. Así permanece le coq tras el triunfo de Juan Pablo Sánchez con el segundo, impávido. Cosa no fácil pues el chico de Aguascalientes aprieta y mucho.

Ese triunfo ocurre ante el segundo de la tarde, un castaño breve de trapío, cuerna y corto de recorrido por el izquierdo que voltea a Sánchez al intentar la brionesa tras fino recibo de capa. Luego le alivia al comenzar alternando de dentro afuera y sobre las rayas destaca un cambio de mano fabuloso. Compás imperioso.

La faena crece por templada y despaciosa. Sánchez camina con soltura y torea despacio en lo fundamental aparte no tiembla ante los parones y amagos del toro por el pitón difícil, el izquierdo. Ahí le vuelve a advertir en un remate con el de pecho e incluso en otro pase por alto en que le desarma. Da la sensación que el toro está desprovisto de capacidad de herir, menos mal no desarrolla sentido y su cornamenta no es apretada pues tiene a Juan Pablo a merced tres veces y en todas le perdona.

Cinco tandas de espléndido concepto con temple y plenas de empaque. Tras espadazo entero, oreja revestida con una cualidad infinita en este joven torero, ir y venir como el oleaje, despacio, que así muere la espuma en el mar. Difícil virtud.

Tras esa oreja, la corrida crece en trapío y decrece en bravura. Así, entre aburrido y soporoso, se sufre el camino hasta el quinto toro. Flojos e insustanciales tercero y cuarto. Ni Castella ni Sánchez tienen de donde echar mano. Dos embestidas pegan y a mansear y a abrir el hocico, esto es el derrumbe del toro de lidia.

Ahora entiendo porque hay tanto indocumentado que le falta el respeto a la Fiesta. Le deberíamos llamar fiesta mansa, la fiesta que ¿“Se presta?” o la fiesta que ¿”Se deja”? Lo de tercero y cuarto es para preocupar. La Fiesta ¿Noble?

Volvamos al quinto. Serio por delante, más que castaño, albardado, degollado. De salida arrea con fuerza ante el templado capote de Castella que le aleja de tablas y remata en los medios con buena media. Tras la sequía, vuelve a brotar agua en la fuente pero por una vez de forma brusca, violenta, quizá algo geniuda.

Por ello se aprecia más la buena la lidia de Javier Ambel y mejor aún el castigador y genuflexo comienzo muleteril del diestro que muestra que el burel lo pondrá muy caro por sus cabezazos, que los medios son el terreno y, por último, que Castella cuenta con las mejores armas que se pueden oponer a una demoniaca embestida, temple, mando y sobre todo frío valor.

A pesar de arreones el francés lleva largo. A pesar de tobilleras intenciones, Castella rompe su muñeca zurda y desdeña la cada vez más corta embestida gracias al valor más largo. Cuando busca el burel camino hacía las rayas, perfecto “Le Coq” mete en vereda para someter a pesar de cierto enganchón en el último tiempo. Me recuerda ésta, a su actuación frente a su segundo enemigo en su “frimaria” aparición en La México en noviembre pasado.

Vuelve a superar la prueba para cortar una oreja tras serio estocadón en la suerte natural.

Si tan solo tuviéramos mayor fondo taurino habríamos encontrado una razón para valorar y cantar este trasteo, pero no. Viven muchos taurinos del azúcar y de la ilusión de la “calidad” Ignoran la fuente única, la bravura y el ineludible compás que brinda el poder torero.

Por eso muchos parecen encantados con el sexto. Juan Pablo Sánchez brinda a Elías Esparza en gesto que honra el origen, su personal fuente taurina. Dos fabulosas tandas por derecho, no con ritmo, sino con perfecto de compás en la cintura abren la obra. Una vuelta espaciosa antecede a derechazos de perfecta media altura, todo en los medios y con la maravilla de la amplitud en el trazo.

Pero un inoportuno cambio del compás torero por ritmo de festival, lleva a la Plaza de Aguascalientes a adelantar la consecuencia natural del homenaje de la “Pelea de Gallos” y hacer que hasta los políticos imploren su ejecución. Se pierde el hilo no en el torero que lo ve claro, sino lastimosamente, en el fondo del toro.

¿Cambiar la maginificencia de la “Puerta Grande” por…? Es veinticinco de abril, la música no es cara y la Señora Alcaldesa la invita para Todos.

Cuando regresa Juan Pablo deja de “ir y venir” y opta por las cercanías, por dar pases sin dar pasos. Ni modo. Aun ahí, esta genial en los pases por la espalda y en la capetillina en redondo, el acabose. Dos valiosos muletazos marcan lo único que tiene su faena tras la intromisión musical, justo antes de la gran estocada final.

Reseñar el hervidero hidrocálido, la emoción del “¡Viva Aguascalientes!” requiere todo un tratado sociológico-taurino, no materia de la presente, que el veinticinco de abril hidrocálido consigo lleva.

Tal como acarrea, la igualmente acarreante y acelerada decisión de sacar –desconcertantemente- tres pañuelos: dos blancos y uno verde (sic). Y un cartelón de “Arrastre Lento” más extraño todavía.

Quitemos al toreo lo accesorio, dejemos para su valoración solo lo fundamental. Pensemos, analicemos y veremos que hay muletazos maravillosos, sí. Pero el premio máximo y el homenaje póstumo bien valen lo suficiente para no adelantar la suerte que aquí la forma es fondo.

La acelerada decisión del usía no emborrona la calidad magnífica de este ilusionante prospecto, incluso lo bien que ha estado el Juez de Plaza al no tolerar a los picadores invadir ni tampoco acceder, como otros colegas suyos en el pasado, a la petición infame de cambiar el tercio con dos pares.

Así, rabos de más, arrastres menos, en trofeos prefiero que siempre falte y que nunca sobre. Que a cada quien le ponga el toro en su sitio. Por ello es injusto que Sánchez, ante el abucheo, no diera la vuelta en hombros. Una cosa va con la otra. Restringió el derecho del pópulo a expresar su agrado o desagrado con el paseo del triunfador, cosa tal nunca es recomendable.

Que la fuente y el caudal van juntos, tal como Castella y Sánchez parecen también caminar.

Lo apolíneo y lo dionisiaco se pueden juntar, como en la Plaza se vinculan la Sombra con el Sol y el miedo con el valor. Que los toros eso son, vida y muerte o la sangre y arte que corren a una voz. Pero siempre en justa medida. Casarnos con una sola idea, como la nobleza o la cerrazón del exceso de la premiación, trae funestas consecuencias.

No olvidemos el toreo es multidimensión “Zodiaco de risas blancas y negras” Dijo Lorca, claro está.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Monumental de Aguascalientes. Corrida del Santo Patrono. Tercera de Feria San Marcos 2011. Casi Lleno en tarde con tremendo calor.

6 Toros, 4 de San Miguel de Mimiahuápam (Obispo y amarillo) desiguales de presencia y con muy poca bravura y 2 de Begoña (Verde y oro) todos de capa roja, aldinegro el quinto.

Sebastián Castella (Purísima y oro) Ovación, silencio y orejas. Juan Pablo Sánchez (Grosella y oro) Oreja, silencio y Rabo protestado, salió a hombros.

Gustavo Campos saludo tras banderillear al sexto. Destacó en todo momento Javier Ambel.

El diestro Juan Pablo Sánchez fue designado por un jurado como ganador de la Medalla “San Marcos”

Domingo de Crucifixión. Segunda de Feria. San Marcos 2011

20110427-100951.jpg

Por “Puntillero”

Xajay ha echado la peor corrida que se pueda recordar. Es imposible rescatar una sola virtud del encierro. Así, bajo los mejores auspicios, en una fecha con enorme significado, la buena entrada se estrelló con el colmo de la desesperación. Sin embargo, no olvidemos, no podemos discutir nunca que los toros tienen el sagrado derecho de fallar aunque, a veces, nos resulte, insoportable.

Siendo sinceros lo del Domingo de Resurrección en Aguascalientes quedó como tópico. La tarde prometía y mucho por el gran cartel pero el arribo la buena entrada pareció más el camino hacía el Gólgota. Del árbol de Xajay ayer no hubo un solo fruto que recoger.

Habíamos dicho en nuestro “Radar Taurino” san marqueño que para cumplir con los deberes con Dios y salvar los deberes del toro, Aguascalientes había quedado inmaculada al resistir la tentación de no dar toros en jueves y viernes santo. Pero lo de ayer pareció un doloroso festejo, una insoportable y decepcionante historia más de calvario que de renacimiento además duplicada en sus caídas, puesto que no fueron tres sino seis los que lidió Xajay.

Decir que fueron chicos, algunos destragados, terriblemente estrechos, brevísimos de cuerna y paupérrimos, si no es que inexistentes de bravura, así como verdaderamente desesperantes en su juego es en realidad poco. Parecían toros de segunda mano, sin finura en sus hechuras ni remate en sus carnes. El entradón no se merecía esta corrida, ni mucho menos soportar el calor y la casi asfixia taurina que puso a prueba la concurrencia en la Monumental.

Ni uno se salvo. Rafael Ortega se encontró al único que quizá fintó con mejorar la condición. Pena que salió en primer lugar y que en nada amainó la desesperación que inundó al coso después. En ese que abrió plaza, Ortega estuvo aseado en los lances, incluso lució en banderillas, tanto que la banda se anima a tocar “Cuerdas de Mi Guitarra” Pero a los toreros esencialmente técnicos y poderosos la sosería les viene fatal. Ortega, correcto y aseado, no rompió. Ahí están los resultados de buscar que los toros “se dejen” o “se presten” como ese primero que pasó, pasó y pasó… y terminó por pasar nada con él.

Hace un año Rafael Ortega pasaportó a “Navegante” de De Santiago. Ayer se vistió con precioso sangre de toro y oro, como José Tomás aquel glorioso y demoniaco día. Así enfundado estuvo a punto de la cornada al matar con sinceridad al primero que lo levantó y le rompió la taleguilla cerca del paquete. Hubo que descabellar y la pesadez que acompañó el regreso de Ortega a la barrera comenzó a cargarse y matar la tarde. Ese primero se llamó “Poca Luz” pero los cinco restantes fueron de ceguera absoluta. Contrariado, Rafael se quitó al cuarto que no tuvo ni uno. Vaya, por primera vez no le protestaron dejar de banderillear. Fatal Ismael Rosas Cortés queriendo hacer las cosas mal, terminaron saliendo peor. Falló en banderillas pasando tres veces en falso… “Y nadie hace nada”

Calor, sopor, desesperación y aburrimiento aparecieron a la salida del segundo toro. Y es que fue imposible que Perera lo parara de salida, le pegaron en la querencia y pese al esfuerzo de su cuadrilla, Juan Sierra ha estado importante a la brega, las fuerzas faltaron tanto como igualmente la bravura. Cuando Perera trata de ligar apenas consigue dos pases a regañadientes y se queda parado o tobillero el Xajay. Peor todavía, le llega a enganchar. También se defendía desconcertando a Perera que con el toro “a modo” entendámoslo, no luce en su real dimensión, situación que abona en el aburrimiento. Peor si es chico.

Hubo una diana como premio a derechazos y dosantinas bien trazadas, parecía crecer la emoción pero las protestas, la sosería impidieron emocionar rotundamente. Lo pasó de faena. Pinchazo a la ilusión.

Toda la corrida tuvo su punto más álgido en ese segundo toro. El resto fue falta de fuerza y de trapío en la corrida. Para rematar el cuadro, la banda, en una corrida de toros, tocó “Novillero” y hubo gritos de “Rateros, rateros…” y “Toro, toro” Pues la desesperación lo propició todo. Ahí queda el abucheo al arrastre del tercero.

Los toros fallan y a Perera el quinto lo no solo le falló sino traicionó su condición de toro de lidia al estar todo el tiempo cantando la gallina y doblando contrario. El matador ordenó cambiarle los terrenos en banderillas para ver si era posible rescatar algo pero no pudo ser. Ni cinco minutos duró con la muleta. ¿Qué buscamos del toro de lidia? Su bravura. Es solo una búsqueda cierto, pero ¿Estrellarnos así? Rompe la ilusión.

El toro que más daño le puede hacer a un torero como Arturo Macías es exactamente como los dos del lote al que enfrentó. Chico, soso, anodino y sobre todo flojo. La realidad es que Macías no pasó de intentar todo, estar cerca, procurar no le engancharan y estar dispuesto. La gente le alienta y le exige. Parecía como si en él se centraran las frustraciones de la tarde.

Siento que trajeron a Macías paradójicamente con la peor corrida posible y es que con la muleta puesta en la cara el lote tuvo su “ser o no ser” delante de sí y cantó su condición para atrás, así “el resto es silencio” Injusta me pareció la despedida que le propinaron. Pero no olvidemos, siempre que Macías ha sido descartado en tal momento siempre crece. Ojalá y así sea, pues el fracaso de este torero no le conviene a nadie. Espero que nadie apueste a la contra y que lo el toro de regalo que le negaron sea un simple mal rumor. Muy mal está con la espada, solo queda saber si el próximo día veintinueve por fin reaparece Arturo Macías. Ojalá.

¿Qué puede quedar tras todo esto? En letras, Shakespeare: “Ni el color negro de este manto, ni el traje acostumbrado en solemnes lutos, ni los interrumpidos sollozos, ni en los ojos un abundante río, ni la dolorida expresión del semblante…”

Así, crucificada la ilusión, destruido el renacer, prosigue “El Bardo de Avón” brindándonos el vehículo perfecto para identificar nuestro el sentir actual: “Ni las fórmulas, los ademanes, las exterioridades de sentimiento bastarán por sí solos para manifestar el verdadero afecto que me ocupa el ánimo” Hoy esa afección es la crucifixión de la bravura en búsqueda sabrá Dios de qué.

Y remata “Aquí (tocándose el pecho) aquí dentro tengo lo que es más que apariencia: lo restante no es otra cosa que atavíos y adornos del dolor” Doloroso ver los toros no embestir, pena que los toros hoy, a veces, solo aparentan. Otro doloroso veinticuatro abril. Espero que sea el último.

Twitter: @CaballoNegroII

Monumental de Aguascalientes. Segunda de Feria. San Marcos 2011. Más de tres cuartos de plaza en tarde con mucho calor. 6 Toros, 6 de Xajay (Grana y verde) chicos y de feas hechuras, sin ápice de bravura. Rafael Ortega (Sangre de toro y oro) Ovación y pitos. Miguel Ángel Perera (Esperanza y Oro) Ovación y silencio. Arturo Macías (Botella y oro) División y pitos, salió a hombros. Juan Sierra destacó al bregar al segundo.

Hay dolores que matan: pero los hay más crueles

Antonio Barrera

Por Luis Cuesta

Sevilla.- La corrida del día hoy en Sevilla de Dolores Aguirre fue un compendio de lo que nunca queremos ver en un plaza de toros, el desastre fue total, mayúsculo porque ninguno de los siete toros que desfilaron por la Maestranza sirvió para algo positivo.

Esa extrema mansedumbre y debilidad de los Dolores, marco una tarde gris en cuanto a lo artístico, que en Sevilla es lo que importa al final.

Los toreros Antonio Barrera y Alberto Aguilar derrocharon voluntad pero de poco sirvio en el resultado final. Los buenos propósitos se los lleva el tiempo y a veces la noche.

Destacaría solo una tanda de Antonio Barrera a su segundo por el lado derecho, un toro al que por cierto picaron en exceso. Dos verónicas de un fantasmagórico Salvador Cortez y el ímpetu que puso en el primero de su lote Alberto Aguilar y que malogro con la espada.

Petardo ganadero, no hay mas.

Sevilla, martes 26 de abril de 2011. Algo más de media entrada. Toros de Dolores Aguirre, el 6º como sobrero, bien presentados aunque desiguales de tipología. Sí tuvieron uniformidad en su comportamiento manso y descastado. Inválido el 2º. Antonio Barrera, silencio tras aviso y saludos tras aviso. Salvador Cortés, silencio y silencio tras aviso. Alberto Aguilar, silencio y silencio tras aviso.

Twitter @LuisCuesta_

Encierro de “Los Encinos” para Aguascalientes

Daniel Luque


Por Luis Cuesta

Todos los Toros fueron bautizados recordando el nombre de Toros que significaron grandes momentos para el MAESTRO FERMÍN ESPINOZA “ARMILLITA”, a los 100 Años de su natalicio. Feria Nacional “San Marcos” 2011 Miércoles 27 de abril de 2011. 18 Hrs. Rafael Ortega, Fernando Ochoa y Daniel Luque con toros de Los Encinos.

“PARDITO” N° 13Pelo: Negro, Bragado, Girón, Coletero, Calcetero. Nacimiento:  5-III-2007. “ PARDITO”: le corto una pata en “El Toreo de la Condesa”: Toro de “San Mateo”

“CENTELLO” N° 52 Pelo: Cárdeno,  Bragado, Caribello, Coletero. Nacimiento:  29-VIII-2005. “CENTELLO”: Su más importante faena en Madrid, se hace figura del toreo en España

“BAILAOR” N° 54 Pelo: Cárdeno, Bragado, Caribello, Coletero. Nacimiento: 16-VI-2006. “CENTELLO”: Su más importante faena en Madrid, se hace figura del toreo en España.

“MAROMERO” N° 72 Pelo: Negro, Bragado, Coletero.  Nacimiento:  24-VIII-2006 .“MAROMERO”: Toro con el que tomo la alternativa en la plaza de “La Condesa”, el año de 1927; Ganadería “San Diego de los Padres.

“CLAVELITO” N° 82 Pelo: Negro, Bragado, Caribello. Nacimiento: 21-XII-2006. “MAROMERO”: Toro con el que tomo la alternativa en la plaza de “La Condesa”, el año de 1927; Ganadería “San Diego de los Padres” “CLAVELITO”: su mejor faena en España, Plaza Barcelona, en el año de 1934.

“NACARILLO” N° 52 Pelo: Negro, Bragado Nacimiento: 7-VII-2006. “NACARILLO”: La famosa faena de los 27 naturales, en la “Plaza México”, toro de “Piedras Negras”.

“CLARINERO” N° 16 Pelo: Negro, Bragado. Nacimiento: 26-II-2006. “CLARINERO”: Toro de “Pasteje”, la famosa tarde de la alternativa de Antonio Velázquez, alternando con Silverio Pérez, que toreo a “Tanguito”

El hombre propone, Dios dispone y los del Conde de la Maza lo descomponen

Oliva Soto. Foto de Archivo

Por el Guerra

Sevilla.- Segunda corrida del abono sevillano. Hoy lunes 25 de abril dia de San Marcos, Luis Vilches lo intento todo al igual que sus compañeros, el vasco Iván Fandiño y el local Oliva Soto. Sin embargo se enfrentaron a un encierro deslucido y manso del Conde de la Maza.

Luis Vilches con su primero se lucio en los lances de recibo, cumplió con la muleta pero sin redondear del todo, debido a la falta de raza del astado, al que mató de una estocada baja. Con el cuarto que se dejó mas, la faena tuvo buenos momentos y el sevillano volvió a estar firme y dispuesto pero no hubo nada para el recuerdo, porque Vilches peco de frio y no conecto nunca con el tendido.

Iván Fandiño no pudo sacar agua de un pozo seco como lo fue su primer toro. Pero para mala suerte de Fandiño, el astifino quinto fue aun mas deslucido. Iván Fandiño lo intento, lo cual es un decir, porque la faena careció de temple y de mando.

Protestado fue el primero del lote de Oliva del Conde de la Maza con el que el diestro local dejo prueba de su buen toreo y calidad. Una oreja tenía ya Oliva en la espuerta cuando le dio por pinchar y el gozo se fue al pozo. Con su segundo la historia se repitió, Oliva muy dispuesto y pinturero ante un toro sin calidad, que si no lo pincha también le hubiera podido cortar una oreja, pero volvió a fallar con los aceros. Vamos a ver si este miércoles, que repite en la feria se saca la espina.

Ficha del festejo

Plaza de Toros Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Buena Entrada. Toros del Conde de la Maza, desiguales de juego. Luis Vilches: Silencio y palmas. Iván Fandiño: Silencio y silencio. Oliva Soto: Ovación con saludos y palmas tras aviso.

Volviendo los Pasos – Crónica Primera de Feria, San Marcos 2011.

Joselito Adame triunfa y avanza en Aguascalientes.

Aún sin romper el encierro de la familia De la Mora funciona. Los toros enseñan dificultades resultando el festejo inaugural un muestrario de calor, bravura, arte y el regusto de iniciar la Feria con el pie derecho. Entre las flores de la juventud y las hojas del otoño, la corrida que abre el Serial no deja a nadie indiferente.

Por “Puntillero” – De SOL Y SOMBRA. Aguascalientes.

Sumamos años, multiplicamos vivencias. Entre “El Pana” y “Rafaelillo”, que le acompaña ayer (el sábado) en el callejón de Aguascalientes, debe haber algo así como ciento veinte años de vida y… una suma incontable de vivencias.

A ellas, agreguemos hoy la del festejo que abre Feria.

Recuerdo unas letrillas de Juan Záizar poco conocidas sobre la juventud y su andar: “Al tiempo yo le pido que si es posible -que si es posible- vuelva sus pasos//Porque me siento solo yo soy la tarde -yo soy la tarde- que va al ocaso…”

Hace “El Pana” a destiempo su presentación san marqueña. Con el ocaso de frente, a media luz física pero con la personalidad intacta.

Imposible ya con el capote. Ni en la rodolfina inicial ni en los lances, acaso la rebolera en el primero. Banderillear es ya impensable. Pero aquel “Tesoro mío, flor que los años -flor que los años- ya marchitaron”, del que también habla Zaizar, parece no abandonar del todo al torero en dos tandas, una por toro, con largueza a compás abierto y que abrocha con dos trincherazos de cartel.

Esa juventud que se va, parece no flaquear cuando en el cuarto, al recurso de tocar a pitón contrario para aprovechar el contratiempo del burel y pegar el pase contrario por bajo, agrega valor para aguantar el parón –aún hay toros que no se tragan la coba.

Entonces consuma valioso pase de trinchera. Solo que lo descrito es demasiado poco para un público predispuesto solo a la “largueza” –si cabe- del éxtasis, que por algo es algo momentáneo. Con la espada está tan pesado que no es merecedor siquiera del silencio de la multitud.

Lo anticipamos, “El Pana” no sale a “inmolarse” o a dejarse matar por un toro como quisieron mal cantar algunos. Tampoco andaría, en letras también de Juan Záizar: “Como aquel Cristo -como aquel Cristo- que fue al Calvario”. Ha sido y es demasiado listo para caer en los garlitos que caen escandalosos comentadores.

Rodriguez sabe siempre donde estar parado. Aún tiene gestos como tapar cuadrillas cuando se echa a la arena por debilidad el cuarto y darse un paseito previo a levantarlo y descabellarle.

O brindar a Don Ramón Ávila Salceda –que en gloria esté- a través de su  hijo Ramón Ávila Rivera “Yiyo”. Pequeñas cosas anunciadoras de un indeclinable ocaso del cual “El Pana” extiende su declinante luz como el trazo de sus derechazos, siempre sentidos a pesar del ya infranqueable final. Ahí queda el brindis de Castella al apizaquense en el séptimo.

El francés está inteligente con el capote toda la tarde. Lucidas son sus chicuelinas en el segundo, sutiles las cordobinas al quinto al que antes deja en suerte con tijerilla frente al caballo. Su primera intervención muleteril tiene la virtud de dar los medios a un toro que presenta reacciones desconcertantes y que en banderillas levanta a Raúl Bacelis en trágica escena que no pasa a mayores.

Temple y largueza obligan a pasar y a cambiar el amago del parón del cárdeno segundo con ese toque a tiempo, ya por la espalda o de frente. En los medios plantea una faena que extrae lo mejor del toro, al que cambia sus malévolas intenciones cuando gira o se cambia de mano por la espalda para rematar emocionante con pases de pecho, trincherillas o desdeñosos pases del desprecio.

Mata caído y la primera oreja es tan suya como el cariño de la gente. Castella está entre los preferidos.

Por segunda vez en la Monumental se le despitorra a Castella un toro bravo, ahora también antes de iniciar su faena de muleta al bravo quinto, el más del encierro. Comienza con gran atingencia alternando lados pero al toro físicamente le quedan los pases justos que le cuaja el torero pasándose inclusive de faena. La calma que pide al público no la tiene al desconcertarse ante el toro que rasga. Pinchazos y frustración al no poder salir en hombros.

Ni con el de regalo, el más toro del encierro que se desfonda tras varas. Será pues el veinticinco. Aguardemos.

Joselito Adame tiene su mejor actuación en Aguascalientes. No solo por el triunfo, sino por estar en torero con la desbordante afición de sus inicios pero que hoy reviste de conocimiento y capacidad torera. Áspero, cabeceante y rajado es el primero, de horrible cabeza. Joselito se hace de él. Le fija de salida a pies juntos y en el quite hay una gaonera, la tercera, formidable de verticalidad y temple no obstante el toro trae la tentación de rajarse.

Banderillea sin estridencias en la suerte y alternando lados en gesto que le honrado, incluso para a cuerpo limpio al astado en muestra de poderío y facultades que resultan claves para restar tentaciones a “Aduanero” que queda en los medios. Ahí Adame comienza sin mayores probaduras en pases largos y por abajo.

Rotundo y templado sujeta conforme torea. Con la muleta en la zurda lo borda. Capacidad torera plena en excelso, toreo de muñeca bañada en oro. Pena que hace la molesta concesión musical a la masa. Con o sin “Pelea de Gallos” el faenón crece hasta decantar en dos soberbios trincherazos y un espadazo de maravillosa conjunción. Dos orejas perfectas e ilusión mayor.

Todavía al sexto sale a recibirle de hinojos en el tercio frente a toriles. Tras lances otorgando los adentros deja una pintura de remate: una larga rodilla en tierra hacía las rayas en momento estelarísimo. Prosige con zapopinas y banderillea de nuevo con éxito por ambos lados.

De nuevo, hace romper al frente esta vez a un berrendo en cárdeno al que las fuerzas faltan. Enfundado en ese blanco y azabache, de crucetas bordado y mariposas por alamares al frente, gusta por templado y acompasado en el ejercicio de la lidia. Así, con la asilverada referencia, la “Chaquetilla color de menta//Voló a tus brazos morenos” Joselito prosige su empeño hasta pasar de faena, como Castella, al sexto. No es óbice para que al final la entrega sea absoluta en la inobjetable salida hombros.

El ocaso de la tarde, los emborronados oros del sol y el polvo de los antiguos lodos siempre brindan la forma de vislumbrar los baños de gloria. Así sale Joselito en derroche de pasión y afición. Tan solo espero que pegue dos veces para que esa ilusión que los aficionados en él centran no se rompa a destiempo.

La juventud tiene unos pasos contados que, contrario al sacrificio del toro que nace y muere para nunca desaparecer, el rocío juvenil se escapa del torero que porta para no volver. Por ello queda siempre aprovecharle como es debido.

Antes de decir, como hacía Juan Zaizar: “Adiós mi juventud… adiós.”

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Monumental de Aguascalientes. Primera de Feria San Marcos 2011. Apertura del Serial. Más de tres cuartos de plaza en tarde con mucho calor.

6 Toros, 6 de Vicky de la Mora, desiguales y variados de juego destacando el quinto. Rodolfo Rodríguez “El Pana” (Amaranto y plata) División y pitos tras aviso. Sebastián Castella (Malva y Oro) Oreja, ovación y palmas en el de regalo. Joselito Adame (Blanco y azabache) Dos orejas y ovación, salió a hombros.

Raúl Bacelis sufrió voltereta al banderillear al segundo sin consecuencias.

Diego Ventura y Pablo Hermoso a Hombros en Arles

Sol y Sombra

Diego Ventura, con tres apéndices, y Pablo Hermoso de Mendoza con dos al quinto, han abierto el dia hoy la puerta grande de Arles en la corrida matinal de rejones.Ventura ha llevado a cabo un rejoneo de gran calidad, cuajando faenas que han hecho las delicias del público francés.

Ficha del festejo

Plaza de toros de Arles (Francia). Matinal de rejones. Toros de Bohórquez, de buen juego.

Joaquín Bastinhas, silencio en ambos.

Hermoso de Mendoza, saludos y dos orejas.

Diego Ventura, dos orejas y oreja.

Entrada: lleno total.