LAS DOS CABEZAS DE ‘BORRACHON’

Manolo Martinez el "Epicentro del Toreo" como lo llama Heriberto Murrieta

Por el Bardo de la Taurina

En el ‘Cuerno de la Taurina’ llega a haber circunstancias que se vuelven legendarias y en ocasiones se constituyen como parte aguas, tal es el caso de lo acontecido aquella tarde del 3 de marzo de 1974 en la Plaza México donde alternaban Manolo Martínez, José Mari Manzanares y Mariano Ramos ante toros de San Mateo.

Entre los que venía ‘Borrachón’ que saltó a la arena en cuarto lugar correspondiéndole por lo tanto al diestro regiomontano  quién para lidiarlo vestía de Catafalco y Oro y que le había ligado un par de naturales con el sello de la casa antes de que ‘Borrachón’ que había sido marcado con el cabalístico número 13 y que dio en la romana 444 Kg. le tirara un ‘gañafonazo’ con dictamen de muerte que penetró secamente el muslo izquierdo del torero partiéndole las arterias femoral y safena con pavorosas trayectorias que alcanzaron 34 y 24 cm. de destrozos.

La sangre magentosa brotaba a una velocidad descomunal el boquete del ‘tabaco’ era tan inmenso que por él se logró meter una toalla para tratar de taponearle la herida,  al arribar Manolo a la enfermería y verse el cráter mortuorio entro en shock, el Dr. Xavier Campos Licastro fue bordando la faena clínica con magistral sabiduría sorteando el hilo invisible que separa a la vida de la muerte al grado que en dos ocasiones cuando a Martínez se le paralizaron los signos vitales su médico de cabecera el Dr. Salinas Rivero le referiría al Dr. Campos Licastro ‘¿Xavier,  no estarás operando un cadáver?’.

Veinticuatro horas después la muerte seguía acechando al ‘Torero Mandón’ quién  en un acto que lo pinta tal cual era, contestaría  al Maestro Rafael Cardona quién le pregunto en la Central Quirúrgica ¿Qué te retiras? ‘Que me retiren los toros, no los pinches periodistas…’ (Manolo Martínez Genio y Figura / Donaciano R. Botello)

Ante todo esto era obvio que la cabeza del toro ‘Borrachón’ que habría mandado al inmenso torero a la tierra de nunca jamás pues no solo valdría una millonada , sino que se convertiría en parte de la historia del mundo taurino y poseerla seria como tener  un tesoro morboso y legendario, así que ese domingo tal vez en el destasadero de la Plaza México se empieza a escribir una historia nebulosa y aclaró lo de ‘tal vez’ porque es posible que alguna de ‘las cabezas de ‘Borrachón’ no necesariamente salió del rastro de la plaza o a lo mejor salió por partida doble, lo que si me queda claro que jamás hemos visto salir por la puerta de Toriles a un toro con dos cabezas y bueno todo esto viene por que con el paso del tiempo resulta que existieron dos cabezas del mismo toro, una de las cuales supuestamente original se quemo en un incendio y la otra está a la venta y ¡claro! esto cobra relevancia por estar inmiscuido en ello, aparte del ícono del toreo que lo sigue siendo Manolo Martínez personajes relevantes y públicos de la vida taurina.

Una de las cabezas dice el taxidermista Genaro Hernández ‘El General’ que le fue entregada por el carnicero de la plaza para que la guardara y posteriormente la disecara, cuando ya Manolo hubiera muerto a consecuencia ¡claro! de la cornada, lo cual no ocurrió y el Dr. Campos Licastro en su libro ‘Solo…cincuenta años de operar toreros.’ escribe ‘el novillero Genaro Hernández cuando le atendí de una grave herida en el cráneo, dijo “No tengo con que pagarle lo que hizo por mi, le voy a regalar la cabeza del toro ‘Borrachón’” y sigue escribiendo el Dr. Campos Licastro “El malvado incendio de mi clínica, me la destrozo” y agrega “He sabido que por ahí hay otras cabezas de ‘Borrachón’, yo no puedo comprobar que la mía era la buena”, hoy la Familia Sánchez Valle tiene a la venta otra   cabeza de ‘Borrachón’ cuya historia arranca cuando la cabeza le fue comprada en la propia plaza al carnicero por el Dr. Leopoldo Sánchez Valle, sin duda ‘Aquí hay gato o más bien toro encerrado’  ante eso  mientras son peras o son manzanas, pues aguas con la piratería.

9 Comentarios »

  1. hola, porque en la placa qué hay en la plaza México en la enfermería no se encuentra el nombre del gran Dr José Cascajares , que a tantos toreros les salvó la vida,

  2. Quiero comentar, que viví en el ambiente taurino ya que mi padre fué el doctor Xavier Campos licastro jefe de los servicios médicos de la plaza de toros México por 30 años y justo en 1974 mi padre atendió esta tremenda cornada de Manolo Martínez ,dias después de la cornada, el propio Manolo Martinez como muestra de agradecimiento por haberle salvado la vida le obsequió la cabeza de Borrachón con una placa y con la historia y fechas de la cornada grabada rn ella , esta cabeza mi padre la tenía frente a su escritorio en su consultorio y para él era muy significativa ya que como él nos platicaba siempre, de un cuerno veía colgado a Manolo Martínez muerto si es que hubiese fallecido y en el otro cuerno se veía colgado él ya que la gente se lo hubiese echado encima por no haberlo salvado. Si hubo dos cabezas, lo desconozco, en este momento yo me voy a enterando de esta situación y pues de alguna manera sólo quise compartir la historia que vivimos nosotros la familia Campos licastro, si alguien hizo alguna trampa y vendió dos cabezas pues no lo sabremos, si la original se incendió en el edificio de mi padre ó es la que tienen las otras personas pues tampoco se sabrá, en fin,muchos saludos a todos los aficionados y admiradores de mi padre.

    • Gracias Ana Laura por su comentario…

      Efectivamente, no podemos olvidar aquella fabulosa fotografía a colores del Dr. Javier Campos Licastro en su consultorio de blanco al frente y al fondo a la derecha la cabeza y divisa blanco y rosa de «Borrachón», con la sonrisa franca y la victoriosa mirada luego de quitar de la muerte al torero.

      Quizá la evidencia más clara de todo este embrollo.

      En atención a la polémica y el evidente misterio al respecto solo queda recordar que la trascendencia de la historia está más que rotunda y cercana a la verdad al ver y sentir el gesto de los vencedores de la misma.

      De nuevo agradecemos su comentario.

      Atte.
      De SOL Y SOMBRA

  3. Sinceramente, considero que ambos comentarios son aceptables, pues MANOLO MARTINEZ, fue y seguira estando en los corazones de los Taurinos, sean o no MARTINISTAS, pues fue una gran figura.

  4. ES UNA VERDADERA PENA QUE ANTES DE VERIFICAR LOS DATOS SOBRE UNA CABEZA DE TORO TAN FAMOSA COMO «BORRACHON» SAQUEN UNA NOTA DE ESTA NATURALEZA, ESA CABEZA ES PROPIEDAD DE MI FAMILIA. MI PADRE EL DR. SANCHEZ VALLE SE ENCONTRABA EN LA CORRIDA CUANDO SUCEDIO LA CORNADA Y COMPRO LA CABEZA, EL TAXIDERMISTA FUE RAMON MALDONADO «EL TATO». ESTA CABEZA LA TENEMOS CON EL RECORTE ORIGINAL Y EL PERIODICO, Y ES LA MISMA DE LA FOTOGRAFIA LA QUE TENGO DISECADA. CON MUCHO GUSTO LO INVITO A CONOCERLA. ATTE. LIC. MA. GUADALUPE SANCHEZ VALLE VARGAS.

    • Estimada María Guadalupe:

      Muchas gracias por su comentario. Debemos reconocer la histórica polémica sobre el tema a la que abonamos por supuesto, la visión que tiene Usted de los hechos relacionados.

      Como sitio taurino tenemos la obligación de publicar la opinión, en este caso la columna del Sr. López Negrete, independientemente si compartimos o no la opinón de él o de cualquiera de nuestros colaboradores.

      Asimismo, tenemos la obligación de responder a los amables comentarios de todos nuestros usuarios como lo es el suyo. Nuestra única sugerencia, en el caso es, no escribir en Mayúsculas, ya que en Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.

      Con independencia de lo anterior, el dicho de «El Bardo de la Taurina» como el suyo tienen audiencia en nuestra página. Y que sea el público taurino el que juzgue.

      Muchas Gracias.

      Quedamos a sus órdenes.

      «De Sol y Sombra»

      Ps. Anticipamos en breve la respuesta de nuestro columnista.

  5. Déjeme darle las gracias por compartir esta historia! Es muy agradable leer estas situaciones que aunque partieron de una desventura, mágicamente (como el toreo mismo, si me permiten) desdoblan a un relato sorprendente con un final poco usual … Yo no sé si este disparatado caso de las dos cabezas de Borrachón sea el único, pero q jolgorio se debió haber vivido cuando algún protagonista, con los ojos en el recuerdo y la sonrisa en los labios comenzaba a relatar este lío! 😀 Saludos.

Deja un comentario