Voz de la Fiesta – Novilleros. Garza Gaona: “No me gusta hacer dos paseíllos, mejor salir en volandas.”

Entrevista por “El Bardo de la Taurina” y “Puntillero” al alimón.

Introducción por Luis Cuesta.

Hoy comenzamos nuestro ciclo de entrevistas previo a la inminente apertura de la Plaza México para su Temporada Chica 2011. Se de cómo se de, en “De Sol y Sombra” tenemos la responsabilidad taurina de formar e informar, dejar de lado los tópicos y analizar los hechos taurinos. Hemos identificado casos específicos que han de ser escuchados, los novilleros tienen voz, existen y en una Fiesta como la taurina, menester es dar su debida importancia.

En esta ocasión dos de nuestros principales colaboradores salen al encuentro del triunfador de la Temporada pasada en La México. En la capital, frente al Bosque de Chapultepec, han encontrado al novillero Lorenzo Garza Gaona, con la expectativa alta, la determinación de ser y la plena ilusión novilleril de volver a triunfar en la Plaza grande, Garza Gaona entabla un diálogo personal y taurino que muestra en todo momento un sello propio. Esperamos sea el comienzo de un ciclo enriquecedor a favor de la Afición y por supuesto escuchando a la maltratada novillería mexicana.

La cita con Lorenzo Garza Gaona por un momento parece dilatarse por el agua que cae del cielo. El paso de Anzures a Chapultepec, en lo normal breve, se trastorna bajo nubes arromeradas por la terrible llovizna que colma el Paseo de la Reforma de oleaje y lentitud. Afortunadamente, “El Bardo de la Taurina”, ciudadano de a pie, pasa el “Puente de Lieja” a paso firme bajo gotas inclementes, arribando perfecto a la cita.

El torero está ahí, debajo los trazos de Tamayo. A la orilla del Bosque, pasado y presente de su origen personal y taurino. Acude bien cubierto tomando precauciones respecto de los cambios de clima y la situación “fatal” dice, de su garganta.

Garza Gaona, apunta “El Bardo de la Taurina” con puntualidad: “Es una leyenda que se va forjando con sello propio, ahí radica su importancia. No es un torero que traiga atrás lo que se puede negar, además lo debe traer a mucho orgullo, pero considero que de aquí pa´lante es un hombre que se forma con una muy particular personalidad.”

Creo que Lorenzo es una carta fuerte, con un origen particular, en una época donde el sentir general es que no hay novilleros y menos aún con personalidad. El año pasado estábamos igual y acabamos con una gran faena suya que por su sello atrajo la mirada del público y lo dejó en triunfador de la Temporada. Veamos.

DE SOL Y SOMBRA: Hay el sentir de que lo que Garza Gaona ha logrado está cimentado en dos parámetros, un pasado taurino familiar muy importante y que deja claro que pisas fuerte por ti mismo. En medio de lo que dice respecto de la falta de calidad novilleril ¿Cuál es la expectativa taurinamente de Lorenzo de cara a la siguiente temporada?

LORENZO GARZA GAONA: Primero, creo que hay novilleros y una camada bastante importante que puede ser una baraja fuerte como matadores en un par de años. Porque ahora que se han abierto las puertas en Europa como no se hacía hace años los toreros han respondido fuerte y aquí los toreros también estamos triunfando y hemos hecho cosas importantes. Toreros hay. Creo que también es entendible que las empresas digan que no hay los suficientes, ellos saben lo que hacen en sus cosas, su dinero y en sus inversiones.

– Por otra parte, yo estoy muy contento e ilusionado de presentarme en La México, todavía no tengo fecha, pero ya es algo que me quita el sueño, pisar otra vez esa Plaza donde salí en volandas la última vez y ahora regresaré pero pisando sobre las nubes ahora que vuelva a hacer el paseíllo porque va a ser algo muy bonito regresar como triunfador. Muchos me dicen sobre el peso de los apellidos y ahora está el peso de ser triunfador, es cierto. Pero si algo debe tener un torero para ser figura es carácter, sobre ponerse a ese tipo de circunstancias y lo más importante, cuando me presenté el año pasado era solo mi cuarta novillada picada, ahora me siento más asentado y mi tauromaquia va evolucionando, tengo un estilo personal, no me parezco ni a Garza ni a Gaona, tendré quizá detalles de cada uno pero con un estilo muy propio. Por la inmadurez no terminaba de desarrollarlo, pero con el tiempo he fortalecido mi sello y la afición se va a sorprender ahora que me vea en la Plaza México.

Cuando Lorenzo Garza Gaona regresó a México tras su paso sin caballos por España, recuerdo que declinó diferentes ofertas para debutar con caballos, la razón era porque le ofrecían cuartetos con un solo novillo. Recuerdo las críticas hacía su entorno. Luego lo anunciaron en Texcoco pero su debut se dio una semana antes, Marzo de 2010, en Aguascalientes apostando fuerte. Increíblemente, en otoño, con cuatro novilladas apareció en La México.

DSyS: El año pasado tu administración hizo un planteamiento interesante, no torear cuartetos solo tercias. Tomaron el riesgo, adquiriendo categoría. Vienes a La México, con oreja en la presentación y luego la gran faena de las dos orejas. De pronto de tener poco te encuentras con el triunfo. ¿Cómo lo has asimilado? Pues, como lo acabas de mencionar, el arte es nuestra madurez.

G-G: Fue un debut soñado pero no suficiente. Había que reafirmar y confirmar que lo del primer día no era casualidad. Con el primer novillo la segunda tarde no hubo mucha suerte, sale el segundo y todo estaba en contra. Llevaba tres meses en el corral, desde la inauguración. Era un tío, un toro muy serio y fuerte. Cuando salió la impresión fue complicada. Pero estaba muy mentalizado, no me podía ir sin triunfar y la bendición fue que el toro salió extraordinario por el lado derecho con gran nobleza y me acoplé a él. Dicen que los toros buenos descubren a los toreros malos y además parte de la afición estaba en contra pero había que sobreponerse en una tarde tan importante. Algo en mi toreo es fundamental, hago división en el público.

– No sé porque pero hay quien enfureció cuando toreé y otros lo disfrutaron. Hubo quien, cuando me salió ese toro, salió diciendo “¿Por qué le salió a Garza?” Y otros contentos. Me tocó de todo. Yo salí muy contento de la Plaza. Cuando se fue dando todo llegó el momento en que mi padre me dijo que brindara a todos desde los medios. Yo dije que no, no brindaría a todos cuando me están pitando. Cuando se brinda es porque de corazón lo estás sintiendo o deseando algo bueno y no iba a brindar una faena cuando me están pitando. Yo no tengo la fuerza ni la personalidad de mi abuelo para ir y encararme. Por eso decidí salir a torear con la montera puesta, sin destocarme. La faena se fue a más, le metí la espada y todo fue un sueño.

DSyS: Cuando hay un novillero como tú que demostró puede dar mucho nos parece preocupante que exista la impresión que hay quien espera de Garza Gaona la bronca y grande. Quizá peor será este año tras haberles dado con el sartén en la “geró”. Seguramente, vas a afrontar ese ambiente ¿Cuál es tu concepto respecto al respeto al público y a las broncas?

G-G: Sí, es algo que me han comentado taurinos y amigos “¿Por qué no volteas y como tú abuelo se las regresas?” pero una cosa fue Lorenzo Garza y las broncas surgen en el momento, nunca con intención. Yo no sé porque la gente es algo que intenta, que se refleje algo de lo que ocurría con mi abuelo, la bronca específicamente. Pero siempre he procurado tener la cabeza fría porque hoy mi papel es torear, ahora en el Toreo no soy nadie. Cuando Garza lo hizo, cuando lo hizo, ya era Garza. Pero aún tengo que ganarme un lugar en el Toreo por si llega el momento tener la capacidad de poderlo hacer, de defenderme. No es que me no me falten ganas, si te juegas la vida o te pegan una voltereta, te vuelves a poner y encima te pitan, sabes que no valoran el esfuerzo y molesta. Pero cabeza fría, si te calientas con el público nunca se va a poder. Mejor con guante blanco. En Guadalajara me pasó. Me decían “¡No te arrimas!” Rematé el de pecho y volteé con la sonrisa y me decían “¡No tienes respeto por esta Plaza!” Aún molesto no me voy a voltear a insultar, todo con medida. Primero quiero demostrar que soy un torero con mi meta clara y no por una bronca me voy a ir para atrás. Puede ser arma de dos filos pero, menos con cuatro novilladas cuando no había demostrado nada, jamás habría podido ponerme así en México. Si la gente se enoja, pensé, tengo que seguir arrimándome, hasta que funcione y logré cortar la oreja y luego cerrar con otro triunfo bastante importante. Ahora digo, la gente de lo que vio el año pasado, va a ver a un Lorenzo Garza Gaona totalmente diferente, desde el paseíllo. Con un poco más de madurez, aún sin las novilladas que quisiera, siento que con ideas muy claras. Van a ver algo muy importante en mí.

Nos da la impresión que Garza Gaona tiene muy claro que la gente le espera y muchos con fuertes dudas. Además pesa anunciarse como se anuncia, llamarse como se llama. Taurinamente, produce el levantamiento de cejas de muchos aficionados. Inclusive, pese a la gran faena el año pasado en México y todo por la nula difusión de los programas oficialistas, pocos tienen idea del significado del faenón del año pasado.

El nuevo Garza Gaona sabe que los genes pesan que el pasado glorioso tiene una fuerza arrolladora, pero quizá sea el peso del presente lo que más daño puede hacerle, en medio de un ambiente ayuno, a veces, de taurinismo que responde más a lo fácil que a lo profundo.

DSyS: ¿Cómo responder a las ideas o teorías que traen los aficionados? Te pregunto esto por tanta mistificación garcista: estoque cruzado, capote a la espalda, las broncas. Hasta dónde pesan los genes y hasta dónde empieza Garza Gaona, o sea el presente.

G-G: Es algo muy importante. En la primera tarde en México me eché el capote a la espalda. Son cosas que desde que empecé a entrenar, cuando ni idea tenía de cómo tomar la muleta, tuve claras: el estoque cruzado por detrás y la pata adelante. Son cosas que no puedo negar, el peso de los genes, soy Garza a más no poder, aún con un estilo propio, es un concepto. Yo admiro a Lorenzo Garza por su personalidad, su forma de torear y lo que logró en el Toreo. Igual que a Rodolfo Gaona, un concepto totalmente distinto, pero del que he tratado de absorber de esos toreros detalles especiales por ejemplo con el capote. He tratado de aprender recortes de aquella época o remates muy diferentes que ya no se hacen trato de sacarlos para darle un sentido mejor a mi toreo. No vengo a descubrir nada pero quiero recrearme de otra manera, mi tauromaquia es diferente. Las cosas de Garza van conmigo, no me lo puedo quitar. Torear con la pata adelante es algo fundamental en mi toreo, esa es mi línea, intentar la verticalidad. Yo creo que en el concepto de la estética en el Toreo es muy importante tenerla. El toreo es belleza y plasticidad, es algo que debe estar fuera del alcance de la persona normal, es importante que se te vean como un torero diferente con un concepto puro y elegante, la postura vertical además de acompasar con la cintura, que se note la conjunción de toro y torero es, yo creo, lo bonito.

DSyS: Los conceptos que mencionas han sido trascendentales en la historia del Toreo, hablan de pureza. Pero estamos en una época de público que lleva el criterio montado y que resulta difícil hacerlos valer ante ese público y delante de un toro, el de hoy, que a veces pide muchas más concesiones al tendido, ¿Requiere una mentalización o preparación especial?

G-G: Sí, sobretodo el torero físicamente tiene que estar al cien por cien, estar tan fuerte como el toro. Entrenar para sentirse seguro y, la más importante, estar fuerte mentalmente. Yo no llegué a La México diciendo a ver qué va a pasar, me van a exigir… Yo dije, estoy pisando la Plaza México, estoy aquí. ¿Quién viene a torear aquí? Somos pocos los que tenemos ese privilegio. Cuando me vi ahí, llegué a la mitad de la Plaza y me tuve que morder el labio porque se me salían las lágrimas de ver la Plaza, aún semi vacía que es una pena, pero estaba realizando uno de los primeros sueños de mi vida con toda la ilusión, llegué a disfrutar y por eso creo que vino la primera oreja, sin ser la faena más redonda pero dejé el corazón ahí. Y en la segunda tarde, la de “Amigo” de Jorge María, el primero se quedaba corto, hacía aire, estuve más peleándome sin haber tanta conexión con la gente. Pero cuando salió ese segundo novillo desde que me inicié doblando vi que el toro tenía ese recorrido y esa transmisión, al ver que estaba delante de un toro con todas las de la ley me crecí y vi que la gente respondió después de que todo estaba a la contra, sentí que era mi tarde y el momento y el mal ambiente cambió. Es posible que la gente esté muy estereotipada hay veces que los recortes y remates que me gustan, pues qué bonito es dar una media y si el toro regresa pegar un afarolado o un recorte o meterte a las costillas, cosas bonitas que dan elegancia, cosas de pinturería que en mi concepto me gustan, ser artista que es lo que intento en el toreo. Cierto que el toro hoy te exige un poco más pelearte con él, pocos son los toros que te permiten que pegues kikiriquis para estar ahí en artistas. Aquí hay que arrimarse, también la gente quiere ver que un torero se ponga ahí y de verdad pero yo tengo la capacidad de estar ahí, me la estoy jugando igual pero siendo artista. Soy un torero que no va a descubrir nada pero sí demostrar un concepto que intento sea muy puro y clásico con cosas bonitas.

Nuestro entrevistado toma una pausa con el café. Su presencia indica concentración a toda prueba y la conciencia de la responsabilidad. Los toreros valen por su sello, cuando no tienen un escrito de antemano, Garza Gaona toma las cosas despacio. Estamos ante un torero del que ya descubrimos los dinteles de su personalidad sin un guión preestablecido. No nos sorprende, la gente encontrará un torero con personalidad cimentada y frescura, no leyendas detrás de apellidos, sino un chaval que gusta y molesta, que divide y unifica que se viste de la aguja y que es criticado, como la naturaleza es.

Sin embargo, Garza Gaona tiene claras sus aspiraciones y ahora tiene que asimilar sin sobrecargarse, no es un maquinista. Aquí hay un novillero al que se le exigirá avances sólidos, bases y en ello se centra la conversación. El verdor y la novatez se evidencian, lógicamente por algo son novilleros. No obstante, Garza parece que será juzgado como un veterano.

DSyS: ¿Qué avances veremos en la Plaza México?

G-G: Yo creo que me van a ver mucho más asentado en mi tauromaquia. Al principio y sin querer, por el ansia de estar bien y los nervios, te delatan y hacen que todo salga medio amontonado. Ahora con un poco más de experiencia me verán más asentado delante del toro. He trabajado en mi personalidad, que la gente note en mí que hay en el ruedo, siempre, un torero. Mi toreo a la verónica estaba muy verde cuando llegué a La México, no abría bien a los toros y ahora he trabajado mucho en ello. La verónica es fundamental, es la tarjeta de presentación y no voy a dar motivos a la gente, que de por sí está con el “bate” para que me peguen el batazo. Hay que salir arreando, pero en plan artista. También me la se jugar. No puedo decir que soy artista y por eso no me voy arrimar y más cuando los toreros salen como perros todos. Cada tarde todos se pueden jugar la vida y pegarte un jabón. Hay toreros que pueden arrear y de darse un pique sano creo que puede llevarse gente a la Plaza.

DSyS: El año pasado la soltura en tus movimientos era un asunto a tomar en cuenta Tus condiciones como torero, desde tomar los avíos y salirte bien de la cara ¿En qué estado te encuentras ahora?

G-G: Estoy mucho mejor, me da mucha seguridad estar bien preparado físicamente. Cuido ese aspecto mucho, estar fuerte en las piernas te brinda la certeza de que podrás y punto. No paro de entrenar, ahí he ganado soltura hay que ser uno solo con los avíos, que puedas abrir el capote como abres lo brazos, que no te cueste trabajo. Ahora no hay rigidez, llego más preparado y más toreado. Pero como dice el Maestro “Bardo” tengo carencias, soy un novillero y tengo que torear más. Si Antonio Ordóñez se retiró diciendo que todavía no sabía todo del Toreo, yo que voy a decir. Esto es paso a paso, sin embargo a mi incipiente carrera, creo que me van a ver mucho mejor que hace un año.

DSyS: ¿Cuántas novilladas vinieron después de la Plaza México?

G-G: Después de México llevo –tras breve cálculo mental en voz alta- 20 novilladas. Esta temporada cambiamos el planteamiento. El año pasado toreé diez novilladas, es bueno pero no suficiente y pensando en una alternativa se que necesito torear más, vestirme de luces estar más acoplarme al vestido, estar en las Plazas y sonar más. No puedo dejar pasar las novilladas que me ofrecen, aunque sea de un toro porque hay que torear todo y llegar más preparado.

El entorno. El de nuestro protagonista no ha sido fácil, a pesar de lo que se crea. Garza Gaona admite su “tardío” comienzo pero en la historia del toreo hay casos, varios de ellos exitosos que han sido así.

DSyS: Vienes bien cimentado, se nota. Pero me gustaría conocer el papel y tu valoración al respecto, que han jugado tu padre y Beto Cossío.

G-G: Para mí han sido piezas fundamentales. Cuando no tenía ni idea de Toreo, Beto Cossío me empezó a enseñar en el toro los primeros meses. Cuando mi padre me apoyó después y ahora entreno diario con él. Me ha inculcado un concepto del toreo pero he agarrado mi concepto propio. El Maestro Cossío siempre ha estado ahí y me da ese tipo de detalles, cosas de artista, salir con garbo estar siempre con torería.

DSyS: Algo me había comentado el Maestro Cossío sobre la rapidez con la que asimilas el toreo, él fue muy cercano a Manolo Martínez, ¿Sientes que tienes esa facilidad?

G-G: Sí, para el tiempo que llevo creo que tengo firme mi vocación aunque inicie de cero. No tenía contacto con las plazas, no era taurino ni sabía siquiera quien era “Manolete” un pecado mortal claro está. Tenía 17 años, un poco mayor. Cuando decidí ser torero me puse a cultivarme, a leer y ver videos y poco a poco sacar mi personalidad. Llevo poco tiempo pero siento que he asimilado el toreo.

DSyS: ¿Cómo ha sido el apoyo de tu familia? No parece, a pesar de haber nacido en una casa de toreros, ser tan fácil.

G-G: Aquí algo muy curioso fue que cuando uno dice quiero ser torero y la madre de uno pega el grito en el cielo, pero aquí mi papá me dijo: “Tú estás loco” Y no me quiso ayudar. Y mi mamá dijo “Venga, si quieres ser torero yo te apoyo, pero de verdad.” Empecé a entrenar, fui a tentaderos pegué petardos de órbita porque no sabía ni agarrar la muleta y fue de ahí cuando le llegaron comentarios a través de otro matador de toros que es José de Jesús y que ha sido otra pieza clave en mi carrera desde el principio. Entonces mi papá se dio cuenta de que quería ser torero y ahora el más feliz es él.

DSyS: ¿Vives en torero?

G-G: Claro, vivo por ser torero y no me veo de otra manera. No me veo fuera de una Plaza de toros sin sentir el miedo y el gusto de estar ahí, todas las sensaciones que da el torero no podría estar sin ellas.

DSyS: ¿En sencillo, con tantas cosas que se pueden hacer? Aunque tienes la vocación ¿Qué tan sencillo es poder ejercer el gusto de vivir en torero?

G-G: Ser torero es algo hermoso. No lo cambias por nada, es una adicción muy fuerte. La Plaza, las ganaderías, las horas en la carretera, las platicas. Hay cosas difíciles, que sacrificas pero todo lo que vive el torero es algo grandioso que no cambiaría por nada. Soy un apasionado del torero, es un placer y un honor. Vestir el traje de luces de verdad es un privilegio.

DSyS: Hay quien nos ha dicho, novilleros claro, pegar un palo alternando con Garza es cosa seria ¿Estás consciente lo que estás despertando en el ambiente?

G-G: Sí. Aún más dividiendo entre los toreros. Llegando a la Plaza saludo a todos, deseo suerte. En el ruedo es cosa aparte y cada quien hace lo que puede delante del de la barba. Hay que hablar en el ruedo. Algo que me quedó claro y ahora lo noto más antes no lo hacía así es que cada que llego a la Plaza siento que no quiero que los demás toreros no se me pueden ir por delante y he tenido la mala suerte que desde aquella fractura en Aguascalientes en mi debut no he podido agarrar mi tranquillo con la espada. Pero me motiva salir triunfador y no que vea otros toreros salir a hombros y yo caminando, no me gusta hacer dos paseíllos. Prefiero salir siempre en volandas

DSyS: Esa era una asignatura que platicando con el equipo “De Sol y Sombra” nos decía Luis Cuesta sobre tu temporada. Es frecuente ver, saludos o vuelta tras petición. Realmente, ¿Cómo estás con la espada?

G-G: Ha sido algo frustrante. En España estaba reventando los toros pero en México primera novillada me fracturé. De ahí no he podido agarrar el ritmo, le perdí la muerte al toro. Ha sido complicado y muy feo. Cuando pinchas llegas al hotel y todo lo bien que hayas podido estar llegas sin el triunfo, te da un bajón moral fuerte más cuando otro compañero pasa delante con las orejas. Pero para La México eso va a estar solucionado.

DSyS: ¿Duele el triunfo ajeno?

G-G: Sí muchísimo. Y más si llegan y dicen: “Triunfador de México y todo pero te voy a dar un jabón a ti” Te pegan en el orgullo. Y si un taurino toma mi libro dice “Garza Gaona trece novilladas, cinco orejas, ha estado fatal” Me pasó en Puebla con un amigo que me sigue. Me decía estuviste bien pero como pinchas tres orejas. Tercer lugar del escalafón con cinco orejas está fatal. Se que es mental, no los estoy matando. En Querétaro maté a mi segundo muy bien y creo que será de aquí para delante.

El tranquillo igual que se va, regresa. Hay que estar sobre de ello y Garza Gaona está consciente de ello. No podemos dejar de subrayar que apunta    casta y raza. Apunta “Bardo de la Taurina” refiriéndose a los tiempos actuales: Lorenzo es tan democrático que lo mismo está en “Las Alturas” o con “Los de Armilla y los de Garza” refiriéndose a dos grupos taurinos dispares de composición.

Pero la carcajada que le arranca el Maestro de Miravalle al novillero se rompe con la siguiente pregunta.

DSyS: ¿Qué esperas este año en la Plaza México? ¿Cómo te ves en septiembre y octubre?

G-G: La verdad es la Plaza que me quita el sueño desde que soy torero. Corté tres orejas ahí fue muy bonito pero ya es hoja pasada. Estoy a punto de escribir otras hojas. Lo importante será triunfar otra vez. Yo se que en La México si me exigieron con cuatro novilladas, con los apellidos, ahora será el doble. Si hubo veinte que me exigieron ahora me exigirán cuarenta pero si me aplaudieron cincuenta seguramente ahora me aplaudirán cien, tratando de hacer todo más asentado y mejor. Salir a disfrutar arreando. Lo digo abiertamente me gustaría tomar la alternativa en La México y para eso necesito el triunfo.

DE SOL Y SOMBRA: ¿Qué le dices a la Afición? A los que están ávidos por ir a la Plaza.

LORENZO GARZA GAONA: Los invito a que vayan a la Plaza, que no duden de ver el futuro de la Fiesta. Verán toreros con hambre de ser y deseos de triunfo, al menos de mi parte se llevarán una grata sorpresa en mi tauromaquia. Invito a la Afición a que vayan, es doloroso ver un Plaza vacía. Hay novilleros y ganas de triunfo.

Que así sea. Garza Gaona puede ser un torero que le hace falta a la Fiesta por su clasicismo y verticalidad. Mucha suerte.

Twitter: @BardoTaurina; @LuisCuesta_; @CaballoNegroII Fotografía: @ColorJay

4 respuestas a “Voz de la Fiesta – Novilleros. Garza Gaona: “No me gusta hacer dos paseíllos, mejor salir en volandas.””

  1. Felicitaciones al Bardo de la Taurina y a @CaballoNegroII por este formato de entrevistas a los nuevos valores. Claro, conciso y preciso. Sin coba, con amor al arte y a la fiesta, respetando siempre al torero y preguntando lo que hay que preguntar sin cortapisas. Que sea el primero d muchos reportajes.
    Enhorabuena!!
    Aureliano

  2. […] Antes pertenecía a la Consejería de Justicia e Interior Por Redacción APLAUSOS   La Junta de Castilla y León ha trasladado las competencias en materia taurina a la Consejería de Cultura, antes dependientes de la Consejería de Justicia e Interior y adscritas hasta hoy a la Agencia de Protección Civil.El nuevo de Gobierno de Castilla y León, resultante de las elecciones autonómicas del pasado 22 de mayo, ha reubicado las competencias taurinas en la secretaría general de la Consejería de Cultura, que desempeña José Rodríguez Sanz-Pastor.   DE SOL Y SOMBRA   7 julio, 2011 […]