Bilbao, 7ª de Feria: Triunfo de Alcurrucén y gran tarde de David Mora

David Mora

De Sol y Sombra

Qué gozada ver una corrida como la lidiada por Alcurrucén en Bilbao! Seis de seis, con matices, con sus virtudes y sus defectos. Pero bendita casta la que han derrochado los pupilos de los hermanos Lozano.

Encierro de perfecta presentación que tuvo la cumbre del bravo cuarto, el sexteto ha enlotado también los exigentes primero y segundo, el noble y enclasado tercero, el humillador quinto o el agradecido sexto. La corrida de la temporada.

Ponce tuvo en suerte el lote de la tarde. Muy gesticulante durante todo el festejo con los tendidos, buscando su complicidad y comprensión, Ponce sorteó un primero muy encastado y siempre a más y un bravo cuarto. Ni con uno ni con otro terminó de apostar. Ligero y superficial con el que abrió plaza, nunca terminó de cruzarse al pitón contrario ni de asentar las zapatillas. Todo fueron medios pases con un toro que pedía siempre que se le llevase toreado desde el principio y por abajo. Pero fueron las menos en las que Ponce se ajustó a la embestida del ‘núñez’ de Alcurrucén.

No cambió la historia con el cuarto. ‘Pelucón’, un toro para hacer una ganadería. Toreo de fuegos artificiales, más para el gran público que para el paladar del aficionado. La plaza rugió con las clásicas ‘poncinas’, pero la sensación que dejó el toro fue superior a lo realizado por Ponce. La estocada cayó caída y a sus manos fue a parar una oreja que supo a muy poco.

David Mora tuvo en sus manos el lote más incómodo dentro de que sus dos toros siempre tuvieron buen fondo. Sin perdonar un quite durante toda la tarde, el madrileño lidió en primer lugar un toro con casta y emoción en sus viajes, aunque siempre con la tendencia a acortar su embestida. Mora, firme y asentado, corrió con prestancia la mano por el pitón derecho especialmente. La oreja valió por todo lo realizado en estos días.

Con el cambiante quinto, volvió a mostrar las mismas armas David Mora. Tuvo mejores comienzos que finales el toro de Alcurrucén, al que siempre ganó el pitón contrario el madrileño y al que pasaportó de un gran volapié previo pinchazo. La ovación final fue el reconocimiento a un torero que en estas dos últimas semanas ha dado un gran salto en su carrera. Madrid, Almería y Bilbao así lo atestiguaron.

Otro toro importante fue el tercero. Un precioso berrendo, una auténtica pintura de toro que sacó nobleza, clase y profundidad a partes iguales. Daniel Luque no terminó de entenderse siempre con el toro. Labor irregular que tuvo mejores momentos cuando el sevillano se dejó de crispaciones y corrió la mano derecha con templaza y gusto. Sólo hubo una tanda al natural pese a las buenas prestaciones también por este pitón del ‘alcurrucén’. Se atascó con la espada y perdió una oreja que a buen seguro le habrían pedido. La cambió por una vuelta al ruedo.

Bilbao, viernes 26 de agosto de 2011. 7ª de Feria. Tres cuartos de entrada. Toros de Alcurrucén, muy bien presentados y de juego encastado y noble en conjunto. Destacó el bravo 4º, un gran toro, ovacionado en el arrastre como 3º y 5º. Enrique Ponce, saludos y oreja tras aviso. David Mora, oreja y saludos tras aviso. Daniel Luque, vuelta y saludos tras aviso.

Sixto Naranjo para COPE

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s