“Aconsejo que los padres lleven a sus niños a los toros a partir de los cinco años”

0001458398_x440_jpg000

El autor presenta en la Biblioteca de Andalucía ‘Mágica ceremonia’, un estudio a favor de las corridas de toros.

Por G. CAPPA / GRANADA

Hace años, en Sevilla, un seguidor de Curro Romero le rompió una botella en la cabeza a otro que criticaba sin piedad al Faraón de Camas. El asunto llegó a los Tribunales y el juez absolvió al agresor argumentando que ser currista es como una religión y su contrario estaba atacando sus creencias. Claro, el juez era otro partidario acérrimo de Curro Romero. Es una de las anécdotas que cuenta Francisco López Barrios en Mágica Ceremonia, que hoy se presenta en la Biblioteca de Andalucía dentro del ciclo Letras Capitales. 

-¿Entiende la polémica que está generando el libro? 

-Estamos viviendo un periodo de tontuna nacional. Hay mucha opinión sin base y es fácil atacar lo que no se entiende. Los toros son un espectáculo muy rico desde el punto de vista sociológico, complejo, que responde a tradiciones culturales complejísimas y de vanguardia. El problema no es que no se entienda este espectáculo, el problema es que los antitaurinos y los animalistas, estos últimos dirigidos desde instituciones anglosajonas y germanas, no hacen el menor intento de comprender de qué va el asunto y se limitan a insultar y, aveces, a agredir físicamente.

-¿En qué es vanguardista el toreo exactamente? 

-Es un espectáculo de ultravanguardia, es el resultado de una cultura tan rica como la grecolatina mediterránea. Las corridas de toros son una escuela de realidad, aconsejaría llevar a los niños a los toros desde los 5 años, algo que se ha hecho históricamente, pero estamos en plena fiebre eurozombie y neoprogre, con un buenismo desbocado.

-Es irrebatible que los toros tienen una vida más digna que los animales que se sacrifican en las granjas. Sin embargo, mucha gente incide en que lo aberrante es que se haga un espectáculo en torno a la muerte de una ser vivo. 

-Esto es reducir el asunto al punto de vista anglosajón. Me he tomado la molestia de estudiar durante cuanto años los orígenes del movimiento animalista y encontramos muchas concomitancias con los principios básicos del nazismo. Todo parte de una mala interpretación de Darwin.

-Esta misma afirmación la hizo en un programa de televisión y le han llovido críticas desde entonces. 

-Sí, la gente se enfada mucho, sobre todo un chico muy educado de una fundación animalista de Suiza que cobra 2.500 euros al mes, formado en Barcelona a las órdenes del gran jefe del animalismo a nivel mundial, un argentino llamado Leonardo Anselmi. Yo no llamo nada a nadie, lo que digo es muy fácil y lo puedo demostrar. En los textos básicos del movimiento animalista antitaurino, el principal de ellos Libertad animal, se dice que los culpables del maltrato animal son los judíos, los cristianos y los mediterráneos. Hay un racismo norte-sur brutal, se dice que, al fin y al cabo, igual que han muerto millones de judíos en los campos de concentración, también mueren millones de gallinas en las granjas, que tampoco es para tanto. El darwinismo mal entendido hace que una serie de sociólogos de la época prenazi influyan en esta valoración idéntica de personas y animales. Claro, se encuentran con un país con una cultura muy potente, que tiene una cultura transnacional muy potente que tiene un emblema, el mundo de los toros. Dicen que los españoles son una panda de asesinos, que hacen un espectáculo de la muerte de un toro. Pues no, la muerte del toro no es el espectáculo, es el final de espectáculo, se mata para comerlo, igual que en los mataderos; pero con una diferencia, porque en los mataderos mutilan y torturan con electrodos con un absoluto desprecio de la belleza y de la vida. No somos bárbaros, los aficionados saben hasta el nombre del toro que se está lidiando, se cuida desde el principio y se les alimenta con mimo, viven en libertad y se les mata con dignidad. Una corrida es un homenaje del ser humano al ser irracional. A los toros se les da muerte con dignidad y, a veces, se les perdona la vida. En una granja miserable no se perdona la vida a nada. He analizado los intereses económicos que se esconden detrás de la crítica a los toros y esa supuesta bondad animalista mueve al cabo del año 20 billones de dólares en objetos para los animalitos.

-La presentación del libro se enmarca dentro del ciclo literario de la Junta de Andalucía. Contando con que sería impensable esto en un acto organizado por la Generalitat de Cataluña, ¿implica un apoyo del Gobierno andaluz a la fiesta de los toros? 

-La Junta de Andalucía tiene al frente del Centro Andaluz de las Letras al poeta Juan José Téllez, un hombre del mundo de la cultura de toda la vida, un hombre abierto y nada dogmático. Imagino que su invitación obedece a esto, a su talante abierto. Es verdad que dentro del PSOE y de IU hay personas que no son partidarias de las corridas de toros y en la provincia de Sevilla hay algunos pueblos que se han declarado antitaurinos. Pero los toros son una tradición de la izquierda española.

-¿El franquismo se apropió de la fiesta con el tópico del aficionado con la barriga, el puro y el clavel en la solapa? 

-La gente no se da cuenta de que las plazas están llenas de gente de pueblo. Otra cosa es que se utilice la imagen de Orson Welles y Ava Gardner para dar una visión elitista de los toros. Las Ventas tiene 20.000 plazas y 10.000 son de sol, que es donde se pone la gente con menos recursos, ¿cómo se puede decir que es un espectáculo elitista?

-Y los taurinos, con épocas como el toreo pop, ¿no han tenido parte de culpa en que se degrade la fiesta? 

-Va menos gente en los últimos tres años, igual que al fútbol, al teatro, al cine… Son espectáculos caros y los toros, por cierto, también sufren el 21% de IVA cultural. Aún así, para desgracia de los antitaurinos, las plazas se siguen llenando.

-Le hablaba de la época de El Cordobés… 

-El Cordobés era un monstruo, cuando toreaba paralizaba el país, las multitudes iban a los escaparates de las tiendas de televisores a verle torear.

-Pero no tenía ese aspecto litúrgico que sí tienen Antoñete o ahora José Tomás. 

-El Cordobés provocó una ruptura, fue la adaptación del toreo a los años sesenta. El Cordobés revitalizó la fiesta, la gente joven se identificó con él.

-Sabina dice que está de acuerdo en que supriman las corridas de toros pero que, mientas llega ese momento, no se piensa perder ni una. 

-Es un gran aficionado, como Andrés Calamaro, Almudena Grandes, Miquel Barceló…

– Almudena Grandes no puede ser tachada de reaccionaria. 

-Ni Almudena Grandes ni Picasso, ni Dominguín, que fue del Partido Comunista de España…

Via:http://www.granadahoy.com/article/ocio/1634234/aconsejo/los/padres/lleven/sus/ninos/los/toros/partir/los/cinco/anos.html

Anuncios

Reabrirá el Partido Nueva Alianza debate contra corridas de toros en DF.

IMG_5160Estoques IMG_5160

De SOL y SOMBRA.

A fin de reactivar las acciones contra las corridas de toros en la ciudad de México, el presidente del Partido Nueva Alianza en el Distrito Federal, Jorge Gaviño Ambriz, anunció que el próximo miércoles iniciará un foro de consulta con expertos y diputados locales.

Entrevistado en la jornada cultural que Nueva Alianza llevó a cabo en la Plaza Cívica de la Colonia Adolfo López Mateos, aclaró que la postura de su partido sobre la “fiesta brava” es un rechazo rotundo a que se realicen las corridas, por el sufrimiento que se causa a los toros.

Aunque, subrayó que esa fuerza política está abierta a cualquier avance para su control, como corridas que no permitan el sufrimiento del toro, ni su muerte, así como el prohibir la entrada a los niños para que no asistan a esa exhibición.

Jorge Gaviño sostuvo que no son justificables las corridas que se llevan a cabo en el Distrito Federal, “mientras el mundo va hacia un humanismo, hacia un animalismo, es decir, en respeto de todos los seres vivos, no es posible que por diversión sacrifiquemos a un animal”.

Insistió que como miembro de un partido democrático, y a través de diversos foros que se realizarán e iniciarán el miércoles en el Poliforum Siqueiros, apoyan cualquier avance que se tengan, ya sea para sólo permitir las corridas sin matar al todo o que se prohíban por completo.

“En Nueva Alianza estamos de acuerdo en cualquier tipo de avance, no estamos en el todo o nada, somos demócratas, y con ese espíritu democrático estamos dispuestos a escuchar todas las posturas, para determinar si avanzamos para no inferir en la muerte de un ser o si avanzamos en que en los niños no entren a estas fiestas, todo lo que sea avance apoyamos”, dijo.

Gaviño Ambriz refirió que en dicho foro, en el que participarán también diputados locales perredistas, petistas, panistas y de Movimiento Ciudadano, así como expertos, se analizará desde diferentes ángulos la necesidad de regular o prohibir la fiesta brava.

Detalló que el tema se analizará desde el punto de vista político, ideológico, cultural, sociológico, ético y moral, financiero, filosófico, así como pedagógico, y en este punto insistió en el debate que debe haber sobre si un niño debe acudir a o no a las corridas de toros, pues en muchos países su entrada está prohibida.

Via: http://www.cronica.com.mx/notas/2013/792918.html

Talavante se pasa al arte.

Bueno Ale, Cayetano era mas guapo, pero cantaba muy mal.
Bueno Ale, Cayetano era mas guapo, pero cantaba muy mal.

Por José Ramón Márquez

El notición que en esta pasada feria de otoño corría de corrillo en corrillo de aficionados era lo de Talavante:

Parece ser que Talavante cambia de apoderado

¡Tendrá queja!

No le dan la lana que él cree que se merece. Como ahora se dedica a hacer espectáculos taurino-musicales piensa que es el momento de subir sus honorarios. Ya lo decía Frank Zappa, que estamos en esto por el dinero

¿Los Choperones pagan poco?

¿Y quién lo sabe? ¡Con esos caretos que tienen el padre y el hijo…!

O sea que nos quedamos sin el Gallito de Taurodelta, sin el Ruiseñor de los Choperitas… ¿Y quién se queda con la prenda? Dicen que Victorino anda buscando a uno al que apoderar

Bastante tuvo Victorino con el Camarón de Mérida con la irrisión de Madrid. Ahí sí que pegó el cante grande. Se va el hombre con Curro Vázquez.

¡Toma ya!

¿Qué pasa?

Pues eso, que no sé si le va a hacer ganar dinero. Hay muchos que le tienen gato por lo que abusaba cuando llevaba a su sobrino que no es de Ronda y se llama Cayetano.

Pero ahora

Menudo caballo ganador que se ha mercado… ¿A cuántas personas lleva Talavante a una plaza? A los aficionados como usted o como yo, no; a las señoras que quieren ver tíos buenazos, tampoco… Acaso a los que vayan por la cosa del paisanaje, que ya se sabe que los extremeños se tocan.

Bueno, también dicen que Extremadura son tres: Cáceres, Badajoz y Leganés y ningún extremeño que se sepa se ha ocupado de la recuperación de Luis García, Niño de Leganés, de la cornada que se llevó en Sevilla.

Eso es demagogia barata, que parece usted un tertuliano

Bueno. El caso es que Curro está que trina con su torero. Dice que entre los dos van a unir su pasión por el toro, pero más bien por la parte artística.

¡Tate!

Ahí asoma la patita. Poniéndonos en la cosa del arte la cosa ya se explica mejor.

Hombre… si Curro Vázquez fue capaz de hacer torero a Cayetano con el curso acelerado Assimil/Jindama para hacerse torero en veinte días y con veinticinco años, lo mismo hace de Tala un artista como Joseph Beuys o como Jackson Pollock.

Sus buenas carreras le costó lo del sobrino, que no veas el hombre cómo trotaba por los callejones gritándole las faenas al sobrinillo. Y eso en Las Ventas son unos cuantos kilometros desgañitándose.

Pero el sobrinillo, a diferencia del cantarín Tala, tenía tirón mediático y además estaba como un queso, al decir de las señoras. Sin embargo no me imagino a Talavante anunciando a Loewe, si acaso el chorizo cular de Joselito

No me tire de la lengua, pero sepa usted que Talavante tiene también sus cosas

¡Camarero! Ponganos otras copitas que esto va pa’ largo…

1ª Plaza Mexico: Señora Decepción – Abre La México, falla Barralva.

Paco Camino nuevamente sobre el ruedo de la Monumental Plaza México.
Paco Camino nuevamente sobre el ruedo de la Monumental Plaza México. Foto Cortesía de Tadeo Alcina.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA.

Solo un pasaje en los primeros seis turnos de la Corrida Inaugural logra sostener el interés pleno y la absoluta atención de la concurrencia en La México, el tercer turno.

Antes la megafonía en la Plaza hace saber que Paco Camino, el hombre del natural perfecto de hace casi cincuenta años, estaba en sitio donde lo pegó. Es triste ver como poca gente lo nota. Así anda la Afición, cada día con menos memoria histórica.

Le han dado un cristal, de moda en estos días, que deja a un lado para recoger ovación en los medios, ahí donde su izquierda detuvo a “Novato” de Mariano Ramírez. Procede vuelta al ruedo pero da la sensación a La México le hace falta recordar quien es quien.

Ni hablar. A los hechos.

Ocurre que previo a ese tercero, salta un serio astado de Barralva para el turno de mayor calma de toda la Temporada, el que abre Plaza en la Inaugural. José Mauricio enfrenta con el capote, artista y valiente, verónicas y gaoneras en el quite, a un toro que comienza a espiar y a dejar de emplearse en banderillas, a huir y a llevar la cara fuera del engaño.

Solo los doblones iniciales, la quietud del torero, la ligazón inicial, pueden oponerse a la vuelta contraria y huida del burel, a la cara alta, al viento y al hachazo e incluso la casi voltereta tras derechazo. Y a la impaciencia de la gente. Pincha y no hay más, el barralva ha sido serio en apariencia, por fuera, en facha, pero informal y sin sustancia por dentro.

Luego en el cuarto, tras quite combinado, brinda a todo un Señor como Paco Camino, Sergio González y Javier Escalante no atienden a su matador y cierran al astado en el burladero contrario al indicado por el diestro, el de la Porra. El barbas arranca y menos mal José Mauricio hace el quite al Maestro que al toro, ni disecado hay que perderle la cara, que “hasta en la barra del bar, hay que estar bien colocado”.

Una tanda por la derecha de plena realización y no más es lo que el diestro consigue. El toro, incierto, tardo y cabeceante incapaz de dar pelea por bajo, diluye toda posibilidad. Aun Mauricio lo intenta en una arrucina que emociona pero la gente ya no quiera nada. Solo nos quedó la seda de sus caleserinas a modo de quite en el octavo.

El trapío de la corrida es discutible. Lo normal en estos casos.

Talavante enfrenta un astado tan aparatoso como el séptimo o tan discreto como el quinto o el segundo, mejor hecho este último. Alejandro no termina por marcar rotundidad, indubitable estela de mando y de impronta que hace palpar el donaire sobre la amenaza. No hay pleno acople con el capote y sí prisa por despachar al primero.

En traje de sombras, Talavante hace notar que el astado no responde a sus toques a sus cites ni mucho menos es capaz de seguir la muleta repetidamente. Lo despacha breve.

Con el quinto esfuerza y alarga la embestida pero poco trae bueno un toro que aprende demasiado en banderillas al prender y herir a Juan José Trujillo. Aun regala uno, que arrea, se defiende y, para variar, mansea. El extremeño pisa el terreno en plenos medios y su cintura comienza a embelesar.

Convence al manso y peligroso cornipaso en faena maciza con cuatro derechazos y un puñado de naturales que a cualquier toro con fondo habrían de hacer romper. Pero no. La apariencia hace ver al barralva mejor de lo que es. Talavante olvida la fantasía pero gana en el buen toreo y logra arrancar olés para estrellar todo en la estocada tendida que deja todo en gran ovación.

A la salida del tercero Arturo Saldívar tiene el clima como mayormente le conviene: dos turnos sin premios y el favor del público siempre receptivo de su toreo. Largas cambiadas y lances coreados muestran flojedad del hermoso castaño. Aun así, tira del cambiado por la espalda que alborota pero que poco abona al juego del astado.

Son demasiadas veces que le vemos esa forma de iniciar, parece no hay otra.

Por ello, el castaño resiente en los primeros derechazos tantos cambios de perfil del inicio, descoordinado avanza por el pitón derecho y muestra su flojedad. La noticia es que Saldívar no tira del empujón, del arrebato. Sino, en desacato a su pasado reciente, toma aire, brinda confianza y afianza el tranco del burel en templados y sentidos naturales donde el castaño le obliga a tragar.

Pero para eso, incluso con la mirada en el parón, torero hay.

Y temple hubo, corre la mano muy despacio y sereno, e incluso anuncia los pases siguientes al no dejar que el toro escape de la muleta. Pena que regresó a la derecha solo para las cercanías. Qué habría sido de seguir, sin estorbar, sobre la mano izquierda… Arturo Saldívar vuelve a descubrirnos un fondo que ni él sospechaba y el efecto en el toro es encelarse e, incluso compuesto ya su tranco, arrancarse a la larga distancia.

Quizá este castaño le muestre que hay aun más camino que recorrer en su pase natural. El tiempo dirá si esta oreja trae a un Saldívar en mejor y más refinado sabor.

Pues aun con los otros dos, un regalo ilegalmente autorizado, Arturo Saldívar se topa con un mulo, de más de cinco años, precioso en estampa, terrible en juego. Nada que hacer. Y un horrible octavo, tan insustancial que ni todos los mimos le han ayudado.

La desesperación cunde al Palco de Ganaderos, al grado de indicar a los toreros que hacer. Cuando esto ocurre, es claro que se sabe a la perfección lo que fallo: la bravura.

Ni otros toros seis regalos habrían salvado ayer a Barralva. Su encierro, tristemente, se rompió lentamente, como una muestra de prolongada agonía, no la de un toro bravo, que defendió atacando la vida toda la lidia, sino la del toro manso que solo hasta al final se acuerda que tenía que haber sido bravo.

Se ha aplaudido tanto la tardanza en morir de los toros, como si de bravos se tratara.  Preocupante. Hay que preocuparnos algo. Al rato entronizaremos al toro manso.

Si no, ojalá no.

Twitter: @CaballoNegroII

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2013-2014. Corrida Inaugural. Octubre 27 de 2013. Primera de Derecho de Apartado. Media plaza en tarde fría con nubes iniciales e intermitente y molesto viento. Le llovizna al finalizar el largo festejo. Cierto ambiente previo al festejo.

8 Toros, 8 de Barralva (Divisa Azul celeste, rosa y amarillo) Los últimos lidiados como sobreros, ilegalmente por ser anunciado fuera de tiempo el octavo. Desigual de presencia en su conjunto. Pobres de cara algunos, muy serios primero, sexto y séptimo, agradable de hechuras el tercero pero flojo. Falta de bravura y flojedad manifiesta ante las monturas, solo en momentos el tercero mantuvo en pie su estrechísima condición mientras que el séptimo ha tenido movilidad no obstante arreó la mayor parte de su lidia.

José Mauricio (Botella y oro) Silencio y División tras aviso. Alejandro Talavante (Obispo y Azabache) Silencio, Ovación en el tercio y Gran Ovación en el de regalo. Arturo Saldívar (Obispo y oro) Oreja, Silencio y leves palmas en el de regalo.

Posterior al paseillo se llevó a cabo un homenaje al Matador de Toros Paco Camino en el cincuenta aniversario de su confirmación en esta Plaza.

Pese a anunciar regalo fuera de tiempo, la Autoridad permitió a Saldívar lidiar el octavo.

Las cuadrillas han tenido una muy difícil tarde, derrumbado por el octavo Juan Pablo González Villagómez y corneado Juan José Trujillo a la salida de un par de banderillas. Destaca Alejandro Prado.

Inexplicablemente una camioneta negra se mantuvo todo el paseillo, dejando de observar una regla fundamental del Paseillo, el despeje. Nadie explicó la razón.

El apunte tapatío – Rancho Seco pide el carnet en Guadalajara.

El trapío a la baja en Guadalajara.
¿El trapío a la baja en Guadalajara?

Por Luis E. Carvajal para De SOL y SOMBRA.

La segunda corrida de la temporada de la Nuevo Progreso se vivió entre falta de casta y desconfianza de los alternantes. Ante una mala entrada se presentó un encierro de Rancho Seco desigual tanto en juego como en presentación, si bien más de 3 fueron aplaudidos de salidas, los restantes fueron menospreciados por el público debido a su escasa romana.

El primer espada fue un viejo conocido para la afición de esta plaza: Ricardo Rivera, ese joven colombiano que nos hizo pararnos de nuestros asientos al fajarse sin medir consecuencia con los astados y bajar la mano sin descomponer ni un poco la figura cuando figuraba en las filas novilleriles. De ese torero hoy poco queda.

Su primer toro de nombre Cascanueces, negro bragado paliabierto aplaudido desde el inicio dio pelea al caballo. Ricardo comenzó la faena pegado a tablas con pases por alto con un alegre astado que pedía mando en la muleta, la desconfianza se apoderó totalmente de Rivera al no encontrar la distancia por el lado diestro, conectando solo un par de naturales templados pero no terminó por romper. Se puso pesado con el acero y escuchó dos avisos.

Con su segundo astado Peluquin de bonita hechuras y bien puesto de cornamenta, poco pudo hacer con el capote, el toro salió escupido de varas. Con la muleta el toro de Rancho Seco le pidió carnet, sin embargo se nota un Rivera poco toreado y solo logró dejar dos buenas tantas nuevamente al natural. La faena se viene abajo con el sentir del público de que el toro era para más. Nuevamente se pone pesado con el acero metiendo y sacando la espada una y otra vez, finalmente deja una media sufriendo dos desarmes en el desenlace. 2 avisos y tan tan.

Pepe Murillo recibió la oportunidad de lidiar su primera corrida como matador de toros en Guadalajara, no se puede negar que parece torrero y se siente torero, pero desgraciadamente las posturas no son suficiente en esta bonita profesión.

El primer toro de su lote de nombre Majadero a simple vista el de mayor edad de sus hermanos, fue aplaudido de salida el cornipaso que acometió de forma espectacular al caballo provocando dos tumbos que emocionaron al respetable. Comenzó su faena por doblones muy toreros, pero al no darle su distancia al toro e invadir su terreno pronto desarrollo sentido, abrevio para dejar media estocada. Inexplicablemente dejó pasar el tiempo mientras el astado se ahogaba en su propia sangre y se fue le fue vivo después de escuchar los 3 avisos.  Aunque eso es un decir…ya que Majadero no alcanzó a llegar a corrales, la autoridad no existe en la Nuevo Progreso: al toro se le dio muerte desde el callejón dando la impresión de estar en una feria pueblerina.

Con el cuarto de la tarde de nombre Dormilón, de menor presencia logro acomodarse e instrumentar el toreo a la verónica aunque sin tener mucha repercusión. El toro no empujó en varas, Murillo se planto muy bien y ejecuto un par de gaoneras muy coreadas. Con la muleta no logró confiarse y mucho menos cruzarse, dejó un bonito trincherazo de cartel pero ante el encimismo y los desplantes el público se metió con él. Dejó tres cuartos de acero en una estocada defectuosa y saludo en el tercio.

Oliver Godoy es un torero que esta sobrado de técnica y lo demuestra cada tarde, el oficio lo tiene bien aprendido y se antoja verlo cuajar un toro en su tierra, sin embargo hace falta una voz en el callejón que pueda guiarlo en la estructura de sus faenas.

Con su primer toro de nombre Banquero, un toro descastado que se dolió con demasía en varas, poco pudo hacer con el capote. Comenzo su faena por alto para continuar por el lado derecho con mucho temple escuchándose el ¡Ole! En los tendidos. El toro intento rajarse pero Oliver resolvió manteniendo la muleta en la cara y toreando bien al natural. Pesé a los esfuerzos del tapatío, el toro se vino abajo entre su sosería y falta de trasmisión regalando solo medias embestidas. Pincho en el primer intento y dejo un estoconazo en su segunda intento, seguramente el público se le hubiese entregado si hubiera sido en el primer intento. Salió al tercio a saludar.

Con el segundo de su lote de nombre Ventanero, un toro cornialto de pitones que no lucio en varas ni en el capote. Con la muleta se encontró con un toro sin una pizca de trasmisión y aunque la faena se estructuró entre los pitones, solo regaló uno a uno los muletazos sin darle mayor lucimiento a la faena volviéndose un tanto tediosa. Dejó media estocada y atino al primer intento de descabello.

Sin darle mayor trascendencia como ya es costumbre se lidió un “anovillado” toro de regalo por parte de Pepe Murillo de muy mala presentación con el nombre de Giraldo, los gritos de “Novillero” no se hicieron esperar. Gustavo Campos destacó en las banderillas. El toro se rajó a media faena cuando parecía que lo estaba sometiendo al natural, ya que pedía a gritos que se entendiera cuál era su terreno y su querencia, pero ante la poca experiencia del joven Murillo era mucho pedir que estuviera en sitio después de que nos regaló un toro más en esta tarde para el olvido.

¿Y cómo va a estar en sitio? Señores no podemos ser indiferentes ante la desigualdad de oportunidades entre los toreros de la baraja nacional, hoy fue un reflejo muy claro de lo duro que la pasan toreros que no pertenecen a una casa de apoderamiento o no tienen apoyos; y que muy probablemente después de esta corrida sus oportunidades se verán mas complicadas.

¿Cuántas corridas llevaban al año toreadas? ¿A cuántas tientas son invitados semanalmente? Yo me pregunto qué hubiera pasado si hubiéramos visto a una tercia “más toreada” como la del domingo pasado (Payo, Saldivar y Sanchez) con los astados de Rancho Seco y la de hoy con los toros de Begoña. ¿Es un acierto de la administración darles la oportunidad? Si. ¿Ante este ganado? Yo tengo mis dudas.

Incidencias: Se le otorgó un reconocimiento al Dr. Víctor González Camarena por 20 años de trayectoria al frente se los Servicios Médicos de la Plaza acompañado de la tercia de esta tarde.

Twitter: @luiscarvajal0
Foto: Memo Sierra

Ocho con Ocho – Paco Camino por Luis Ramón Carazo.

Rodolfo Gaona y un joven Paco Camino.
Rodolfo Gaona y un joven Paco Camino.

El domingo 31 de marzo, se cumplieron cincuenta años de una de las tardes más emblemáticas de la historia del toreo de nuestro país; las inolvidables faenas de Paco Camino a los “berrendos” de Santo Domingo en la desaparecida plaza de toros “El Toreo” de Cuatro Caminos, cuya ubicación fue en los límites del D.F. con Naucalpan en el Estado de México.

Berrendo es la pinta del toro que combina la piel blanca, con grandes manchas de otro color; generalmente, berrendo en negro, en castaño o en colorado, según el color que combina con el blanco. Los de Santo Domingo eran en negro.

La fiebre de Paco Camino invadió en aquella época al país con gran fuerza por las actuaciones de un joven con 22 años de edad que había nacido en Camas,  lugar muy cercano a Sevilla, el 14 de diciembre de 1940 y a quién la crónica sevillana lo bautizó por su precoz sabiduría en la lidia como “el niño sabio de Camas”.

El empresario de aquella época Alfonso Gaona, anunció para la quinta corrida de la temporada, el cartel integrado por toros de Santo Domingo, y los matadores Juan Silveti, José Ramón Tirado y Paco Camino en la que sería su tarde de despedida del país antes de empezar su campaña en España. El público abarrotó los tendidos de la plaza, con la reventa en pleno. He platicado con testigos de la tarde y todos con brilló en la mirada, recuerdan la lección de conocimiento, valor y arte del torero andaluz.

Chasquito fue el tercero de la tarde y la faena fue premiada con dos orejas, el sexto Traguito con el público brincando al ruedo para cargar en hombros a Paco quién recibió los máximos trofeos por la faena.

Como anécdota el domingo 27 de octubre de 2013 en la inauguración de la temporada grande de La México Paco asistió con su hijo Francisco, nieto del recordado doctor Gaona platiqué con Paco quién recordó la fecha con gran emoción y nos dio gusto saber que se encuentra bien de salud y con el ánimo en alto. Le recordé que muchos nuevos aficionados por la tradición oral y las imágenes que de cuando en cuando se transmiten, saben de la hazaña.

Rafael Herrerías y Miguel Alemán Magnani quienes le ofrecieron el merecido reconocimiento  a su vez cumplen 20 años de empresarios de la Plaza México, la primera temporada grande que organizaron fue la de 1993-1994.

Recordamos con Paco también que algunos días antes se cumplieron 50 años de la corrida llamada del siglo, celebrada el 21 de marzo de 1963 en la que se anunció en la plaza del Progreso de Guadalajara un encierro de San Mateo organizada por el inolvidable Nacho García Aceves, para Manuel Capetillo, Joselito Huerta, Diego Puerta y Paco Camino. Al final Joaquín Bernardó sustituyó a Diego Puerta. La tarde fue triunfal 9 orejas y 3 rabos, dos para Paco Camino. Aquella tarde todavía muchos la recuerdan en especial en Guadalajara, a pesar del paso del tiempo.

Paco se emociona cuando se imagina a sus 22 años disfrutando de la preferencia de los aficionados mexicanos y le recuerdo que aún hasta la fecha la tradición ha pasado de padres a hijos y de hijos a nietos antes del inicio de la corrida inaugural lo comprobó en el centro del ruedo de La México. Paco en 1963 mostró en Europa el temple que consiguió en sus actuaciones en México en sus lances y muletazos. Si hubiera aficionado actual que no conozca la trayectoria de un gran torero del siglo pasado uno de los inmortales, servirá de pretexto los cincuentenarios de hechos puntuales en México, para hurgar en el pasado y darse una idea de la magnitud de un torero del grupo muy especial.

Los que tuvimos la oportunidad de verlo siendo niños y luego ya adolescentes en 1977 cuando la faena a Navideño de Don Javier Garfias que brindó a Lorenzo Garza en el mano a mano con Manolo Martínez, tenemos en la retina momentos puntuales de su toreo. Por eso y para disfrute de tantos que le queremos, larga vida saludable al Maestro quién tejió su historia en un largo recorrido por todos los ruedos del mundo ¡Bienvenido a México!

Y del festejo inaugural ya detalladamente relatado en De SOL y SOMBRA,  Arturo Saldívar salió  con las banderas desplegadas después de una rotunda actuación ante los toros de Barralva.

El próximo domingo 3 de noviembre toros de Julián Hamdan para Zotoluco, Morante y Diego Silveti, por ahí nos vemos.

lr_carazo@yahoo.com.mx

Nuevo Progreso de Guadalajara 2ª de Temporada: Y brilló… ¡la intrascendencia!

Foto: Gus Pelayo
Foto: Gus Pelayo

“Y a mí me dijo un palero, que hay que ser muy buen torero,

pá’ llegar a destacar…  Sobar y sobar…  Sobar y sobar…”

Por Francisco Baruqui.

Pues sí amigo aficionado, refiriendo la canción, ajustándose las letras marcan aburrido colofón de una tarde taurina en la que la intrascendencia resultó el tenor, toda vez que con una corridilla terciada, carente de la importancia que deriva del trapío y, fundamental, de la bravura, se dio un festejo modesto, muy modesto, modestísimo que justifica el por qué no se retrata la gente en taquilla para meterse a la plaza, dada la calidad del espectáculo que se oferta.

Y lástima por el cielo azul, el clima agradable y ni brizna de viento, con una entrada de unas dos mil pasadas almas que pagaron pecados por la mansedumbre y aburrimiento de la intrascendente función.

Reses de Rancho Seco con crianza, tan cubiertos los cuartos traseros como pobres de cornamentas, con cierta ductilidad al acometer caminando, faltas de emotividad y transmisión con descastamiento manifiesto, siendo esto su problema, cuando había que “sobarlos” en demasía para encelarlos, metiendo las cabezas con claridad, humillando poco que los más fueron a medias alturas, pero sin complicaciones mayores.

Acudieron a las puyas doliéndose algunos y saliendo sueltos, aunque el segundo, un cárdeno cornipaso, —las puntas dando vuelta para atrás—, lució poder en los encuentros provocando dos tumbos espectaculares, pero acusando, —fue el más toro con prominente desarrollo testicular que refleja la edad, de los  siete corridos, que hubo “regalito”—, en la muleta las condiciones de sus años, yéndosele vivo a Pepe Murillo tras de los tres avisos de rigor al no poder despenarlo.

Bovinos estrechos de sienes que deslucieron más que destacaron y…

Y por cuanto a los toreros…  Pues la misma canción…

Tenía verdaderos deseos de volver a ver a un torero que me ha hecho cifrar esperanzas desde que le ví como incipiente novillero, con un valor de excepción; con una entrega de cabalidad; con un arrojo y una expresión enmarcados en toreo de temple, de riñones encajados, de zapatillas sembradas y de pasmosa quietud.  Así he visto al colombiano esperanzador Ricardo Rivera pero…

Pero no tuvo su tarde.  No vió sus astados desenvolviéndose en una actuación desvaída…  Deslavazada…  Sin conexión con los tendidos en contraste a cómo transmitía anteriormente con el público llegándole con impacto.  Le he visto como que no era él.  Destacó aisladamente en el toreo por abajo con la diestra y la zurda, pero sin coger el ritmo y ligar, reponiendo y cruzándose poco.  Vamos, le sentía ausente, sin cohesión, sin trazo ni plan, a lo que si se suma lo mal que estuvo con los aceros saliéndose del embroque desconfiado cobrando metisacas y estocadas defectuosas, se llevó sendos avisos.

El buen corte de Pepe Murillo que lució lanceando a la verónica y quitando por gaoneras de aplausos, dio muestra con la zarga en trasteos con pases sueltos de excelente factura, pero sin el engarzamiento de series, rematando con pases de costadillo despidiendo mucho a las reses, y estando perdido con las espadas cuando se va desde que se perfila, no encela, estrella la muleta en la cara quedándose sin pasarse lo que le obliga a pinchar sobradamente o, cuando encuentra blandos, estoquear con el defecto de la tendencia.  Mal también con la corta de descabellar.

Su primero se le fue vivo…  Al cuarto, un torillo mulato lucero, bragao, jirón, meano y calcetero, le propinó tres cuartos de acero defectuoso que surtió, luego de una faena entre altibajos en la que si hubiese dado un paso cruzándose luego de cada pase habría conseguido lucir más y no tener que sobar tanto como…  Como sobó a un séptimo de obsequio, becerrote impresentable con la leche del destete en el hocico, exhibiendo la ignorancia e ineptitud de juez y asesor aceptando una sabandija festivalera para placita de trancas, cuando perfectamente reglamentado está que los “regalitos” deben llenar los requisitos de presentación mismos de los sorteados. Si en éste cartel sin polendas han tragado lo que tragaron aceptando esto, la preocupación asalta, ¿qué y cómo vendrán los que traerán para las figuras..?

A Oliver Godoy le he visto más desenvuelto, dueño de técnica y arrestos, los que le exigieron sus dos que en suerte tocaron, dejándose fincar sus mejores expresiones con toreo por abajo con la derecha y algo al natural con la izquierda que se le corearon.  Faltó ritmo en sus trasteos equivocándose con su primero, seguramente animado a seguir despreocupándose de la medida, con el que había alcanzado a entusiasmar, al pasarlo de faena y pinchar, dejar en saludos lo que pudo haber sido un apéndice.

Con el sexto intrascendente que cerró plaza, el tapatío escuchó palmas con verónicas, pero tampoco trascendió…  Debe afinarse con los estoques para marcar más y mejor los tiempos en la bien llamada suerte suprema, imprimiendo más rectitud en el viaje y pasarse para salir por el rabo si ha cobrado el espadazo.

Con ganado así…  A sobar, sobar y sobar, con la mosca en la oreja de, insisto y repito, qué es lo que traerán para las que faltan ya con toreros con más renombre y dos figuras de cartel…

Via: http://opinion.informador.com.mx/Columnas/2013/10/28/y-brillo-¡la-intrascendencia/

El Bardo y Páez – Sin Tapujos: De espaldas al publicó.

Foto Ruben Martel.
Foto Cortesia de Ruben Martel.

El Bardo de la Taurina:

Entre el tintinear de los vasos cantineros y el humear de las tazas cafeteras se escucha que ya estamos montados sobre otra temporada que muchos han bautizado como la del ‘pilón’ por aquello que de nueve carteles robaleros (por aquello del robalo que navega a media agua) nos dieron de ‘pilón’ otros  tres que aguantan casi cualquier crítica aunque eso no exenta que un buen de los actuantes tengan con que chirrionear la reata, lo que sucede es que la conformación de los carteles fue hecha diametralmente opuesta al gusto de la afición taurina. ¿Por qué?, pues porque  a esta empresa como a los políticos les falta entender los gustos del público.

Alguien  diría que ya ahorita con las marquesinas encendidas ya ni refunfuñar es oportuno. Entonces nos plegamos a la letra esa que escribiera el palmadito Marcial Alejandro: ‘Que me lleve la tristeza, pero que la rabia no’, y cómo uno no se va a enfadar si los promotores tienen los ingredientes pa’ ver confeccionado un mole de rechupete y nos salieron con un ‘Doña María’ que sólo se lo saborean los  incondicionales que los jilguerean a los cuatro vientos, y la afición que se empache de la muina de no ver en un cartel solidez, lógica, creatividad y taurinismo.

Ah, pero como a mí lo que me gusta rete harto es que se haga la chica y que aunque sea entre el revoltijo de chile, de dulce y de manteca acompletemos pa’ degustar sabrosura aunque no banquete, hablando de gourmet lo que sí se puso chido de sabroso fue la verbena previa que se organizó antes de entrar al comal de cemento y arena. Y es que como pólvora se expandió el rumor de que la inauguración se vestiría de torería y gitanería y en efecto así fue pues como por arte de magia aparecieron el maestro de Camas, Paco Camino, y Dieguito ‘El Cigala’.

Con ello pa’ mi la tarde estaba hecha, lo demás era lo de menos. ¿Y no fue así? De dieciséis orejas posibles sólo una buena y como estamos en plena Serie Mundial digamos que el promedio de efectividad en el primer encuentro de la temporada registró más ponches que éxitos.

Leonardo Páez:

Antes que en Sudamérica, el surrealismo taurino –lo real vuelto irracional– alcanza su esplendor en la Plaza México. Así, para la inauguración de la temporada dizque grande 2013-2014 la empresa anunció como primer espada a un fino torero mexicano que este año ha toreado la friolera de ¡cuatro corridas!, dos en el coso capitalino y otras dos en los modestos ruedos de Moroleón, Guanajuato, y Torreón, Coahuila. Vaya manera de hacer toreros.

En otra aportación de los promotores a la nueva liturgia taurina, durante el paseíllo de la primera corrida permaneció en el ruedo una camioneta negra. Enseguida unas personas, incluido el ignoto presidente de la Comisión –¿u omisión?– Taurina del Distrito Federal y el representante de la Unión Mexicana de Toreros, grupo de esquiroles inventado por el empresario, ofrecieron un deslavado, mezquino homenaje al Niño sabio de Camas, Paco Camino, que tantas páginas gloriosas escribiera en los ruedos del mundo.

Luego, mientras José Mauricio brindaba en el ruedo al maestro Camino, el toro casi los arrolla por la impericia de la cuadrilla. Por último, dos de los alternantes recurrieron a la mendicante costumbre del astado de regalo, por lo que la corrida resultó de ocho toros y se prolongó casi cuatro horas.

Como cereza en el pastel, los autorregulados empresarios de la Plaza México ya no encontraron la manera de parar al joven Arturo Saldívar, tercer espada, triunfador en la plaza de Las Ventas este año y casi relegado en la México las dos temporadas anteriores precisamente por sus éxitos en ese escenario. De no creerse. Por cierto, a la postre Saldívar resultó el triunfador del dilatado festejo al cortarle una oreja a su primero, Don Pato, precioso castaño muy bien armado, que acusó más fijeza que fondo, de la ganadería de Barralva.