Ocho con Ocho – Nonagenario Rancho Seco por Luis Ramón Carazo.

20140131-140435.jpg

En 1835 Don Mariano González Fernández, arrendó la hacienda de San Mateo Huiscolotepec, alias Piedras Negras, en el estado de Tlaxcala, y acabó de adquirirla en 1856.

Don José María González Muñoz, adquirió junto con su primo Don José María González Pavón, el ganado de San Cristóbal la Trampa para iniciar la cría de ganado de lidia en Piedras Negras, ayudado por sus hermanos Manuel y Carlos en 1874.

En 1908 se funda Zotoluca (cuyo sitio da origen al nombre de guerra taurino de El Zotoluco) y en 1924, hace noventa años se fundó Rancho Seco como herencia de Beatriz González y Carbajal quién se casa con Carlos Hernández Amozurrutia.

En 1945, Don Carlos Hernández, importa los últimos ejemplares que llegaron a México (antes de la importación reciente de ganaderos mexicanos en 1997) de 3 toros de Carmen de Federico, Caballito, Temblador y Tizonero los nombres históricos.

La divisa caña y oro, quedó en manos de Don Sergio Hernández González, hijo de Don Carlos (quien murió en 1977) y se originaron dos ganaderías más, Carlos Pavón y María del Carmen.

Desde 1983, Rancho Seco fue una de las primeras ganaderías tlaxcaltecas en agregar vacas y toros de Don Javier Garfias a su crianza.

Sergio Hernández, Contador Público, comisario y consejero de empresas muy importantes, con su esposa Virginia Weber y sus hijos también contadores públicos y sus hijas, hermanos y nietos, forman una de las familias más aficionadas en el mundo de la crianza y lidia de toros, es común verlos en los tendidos de las plazas, pendientes de lo que acontece en el ruedo, con mayor razón cuando se trata de cualquiera de las ganaderías del núcleo propio.

Su esposa Virginia, fue propietaria de María del Carmen, sus hijos Sergio y Francisco, compraron a su tío Carlos, la ganadería de Carlos Pavón, luego Carlos Hernández en 1989 y desde 2001 el nombre es Cuatro Caminos. De ésta ganadería fue el saltador Pajarito que acabó en las barreras de la Plaza México después de salir al ruedo para ser lidiado por Xavier Ocampo el 29 de enero de 2006 el día de su confirmación de alternativa.

Cuatro Caminos en 1997, se diversifica de Rancho Seco con origen Garfias y regresan a lo original de su abuelo Don Carlos, con toros y vacas de sangre de Murube importados de las ganaderías españolas de Fermín Bohórquez y Pedro Gutiérrez Moya.

Pretenden las ganaderías de los Hernández, conseguir un toro emotivo, bien presentado, con embestidas codiciosas pero francas, usando dos bases, la de San Mateo (Javier Garfias) y la de Murube.

Doña Virginia Weber en 1999, traspasó la ganadería a su hija Mónica Hernández y ella con su esposo el rejoneador Giovanni Aloi, le cambiaron el nombre a San Antonio de Padua.

Toronjito lidiado por Fermín Rivera, Andrajoso por José María Martorell, Chinaco por Jorge Aguilar El Ranchero, Trianero por Luis Miguel Dominguín, Marinero por Nimeño II y Segador para la despedida de Antonio Lomelín, unos cuantos nombres de toros triunfadores en la Plaza México de una ganadería con una trayectoria que tiene ya 90 años de fundada.

Dos hermanos de Sergio padre, fueron novilleros con el sobrenombre de Pavón y uno de ellos, Francisco murió a consecuencia de una cornada cuando actuaba de sobresaliente en el Toreo de Naucalpan (Cuatro Caminos) en un mano a mano de Luis Procuna y Alfonso Ramírez El Calesero.

Así se teje la historia de una familia que invierte tiempo y dinero en mantener la tradición de Rancho Seco, así como proyectar a Cuatro Caminos y a San Antonio de Padua con entusiasmo y cariño entrañable para el toro de lidia ubicando sus ranchos en Tlaxco Tlaxcala, desde el tiempo de Don Carlos Hernández y Doña Beatriz González, fundadores de una ganadería emblemática de México.

Anuncios

Joselito Adame ¿Qué es ser figura del toreo?

20140131-102349.jpg

Llegar a ser figura en el toreo es casi un milagro. Pero al que llega, podrá el toro quitarle la vida, la gloria, jamás”

Por Edgar Herrera.

Ocho orejas y tres salidas en hombros, consagración para el torero de la tierra de la gente buena, que en esta temporada grande 2013/2014 de la plaza de toros México le ha puesto nombre y apellido: José Guadalupe Adame Montoya.

Hace ya tiempo que la torería mexicana esperaba un torero así, un ídolo que regresara el corazón y el orgullo a la afición, que transcendiera más allá de los terrenos taurinos, Joselito Adame lo ha logrado, falta eso si mucho camino por recorrer y afortunadamente mucho nos queda por ver de José.

Aquí les comparto queridos lectores una entrevista de la nueva figura mexicana donde habla de su temporada, sus triunfos, sus ganas de ser y de lo que falta por hacer.

Para escuchar la entrevista acceda a esta dirección https://soundcloud.com/torer-as-aguascalientes/joselito-adame-con-torer-as-1

La plaza de toros de la macarena con carteles de lujo.

El próximo domingo y lunes la plaza de toros la macarena de Encarnación de Díaz Jalisco “La Chona” se vestirá con sus mejores galas para albergar dos importantes carteles, una novillada con una tercia de hidrocálidos que se llevan los titulares en los terrenos novilleriles Diego Emilio, Nicolás Gutiérrez y Diego Sánchez con novillos de Cerro Viejo, para el lunes un cartel mas rematado que ni los de aniversario en la plaza México, Fernando Ochoa, Julián López “El Juli” y Joselito Adame con toros de Reyes Huerta, cartelazo que sin duda agotara el papel, enhorabuena a la empresa que encabeza don René Romo por su afición y ese sentido del espectáculo del que algunos empresarios carecen.

¿Qué es ser figura?

Para ser Licenciado se necesita pasar por una universidad y luego de cierto tiempo cuando se han adquirido los conocimientos llega el titulo, ¿para ser figura del toreo por donde se tiene que pasar? ¿Cuáles son los parámetros o en base a que sabemos que ya son figuras del toreo? Muchos dicen que ser figura es ser el que manda, el que impone, el que decide ¿eso es ser figura del toreo?

Para mí el ser figura del toreo es ese que desde que lees su nombre en un cartel te causa expectación por verle, el que guarda ese misticismo y arrastra a las masas, el que ves partir plaza con esa gallardía, el que mata TOROS y sale cada tarde a darlo TODO, ¿a los que llamamos “figuras” hoy en día tienen eso o simplemente se dicen “figuras” por el hecho de imponer ganaderías y toreros, por matar el toro chico y cobrar billete grande? esos para mí no son figuras eso son mercenarios de la fiesta.
Nada más…

@edgarherera @ttorerias

Via: http://www.sexenio.com.mx

La plaza de Las Ventas ofrecerá 65 espectáculos durante 2014.

20140131-100429.jpg

Por Antonio Lorca.

Sesenta y cinco espectáculos —treinta y cinco corridas de toros, cuatro espectáculos de rejoneo, veintitrés novilladas con picadores, una sin caballos, un festejo de promoción y otro de recortes— conforman el programa de la plaza de Las Ventas para la temporada 2014, que comenzará el 23 de marzo y se extenderá hasta el 12 de octubre.

Así lo ha comunicado esta mañana José Antonio Martínez Uranga, representante de la empresa Taurodelta, en una comparecencia en la que ha estado acompañado por el Consejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria.

El empresario madrileño ha confirmado que se vuelve al tradicional formato de la feria de San Isidro, con lo que desaparece la del Arte y la Cultura, en vigor durante los últimos años. El ciclo ferial, que comenzará el 9 de mayo y finalizará el 8 de junio, constará de 24 corridas, incluidas las de Beneficencia y la Prensa, 3 novilladas y 4 espectáculos de rejoneo. En total, 31 festejos, de los cuales los abonados deberán elegir 23 -18 corridas, tres novilladas y 2 espectáculos de rejoneo-, de modo que ya no será obligatorio abonarse a la totalidad del ciclo.

El representante de la Comunidad informó de que el precio de las entradas se incrementará un 0,3 por ciento, según el IPC de 2013; que el 20 de mayo se descubrirá un azulejo en homenaje a Manuel Benítez El Cordobés, con motivo del 50 aniversario de su alternativa y que el Gobierno regional ha decidido prorrogar un año más el contrato de Taurodelta, con lo que está empresa dirigirá la plaza hasta finales de 2015.

Asimismo, Salvador Victoria adelantó algunas de las iniciativas culturales que se pondrán en marcha, entre las que destacan dos exposiciones: una, sobre Camilo José Cela y los toros, y la segunda sobre Joselito y Belmonte con motivo de que se cumplen cien años de su primera comparecencia conjunta en Madrid.

Por su parte, el empresario madrileño confirmó que la feria de San Isidro será televisada por Canal Plus, y descartó la presencia de Enrique Ponce en la corrida de la Beneficencia, como se había especulado. En este festejo se mantienen El Juli y Fandiño, mientras el torero valenciano participará dentro del abono.

Vía:http://cultura.elpais.com/cultura/2014/01/31/actualidad/1391181980_382763.html

Julio Aparicio “Si el toreo no tuviese momentos tan duros no se llegaría a sentir lo que sentimos los toreros.”

20140131-095523.jpg

Retorna tras superar una lesión del talón de Aquiles, con el apoderamiento del matador de toros retirado Antonio Mondéjar. Ha intensificado su preparación en el campo.

Por Luis Nieto.

El diestro Julio Aparicio (Sevilla, 1969) retorna tras superar una lesión. Torero sin término medio en los ruedos, se cortó la coleta en 2012 en Las Ventas, donde dos años antes había sufrido una terrorífica cornada que le atravesó el cuello.

Para esta temporada anuncia su reaparición, con el matador de toros retirado Antonio Mondéjar como apoderado. Aparicio, artista singular que quiere comenzar una nueva etapa, habla con toda sinceridad de varios puntos clave de su carrera, entre los que menciona una y otra vez a sus dos toreros referentes, Curro Romero y Rafael de Paula, “dos genios del toreo”.

Julio, ¿qué motivos le mueven a la reaparición?

-Creo que el toreo es algo que llevo dentro. Es una expresión de sentimientos. Me he recuperado de una lesión muy fuerte en el talón de Aquiles de la pierna izquierda y con problemas en la rodilla, y estoy recuperado. Para mí es muy difícil dejar de sentirme torero. Mi reaparición es por un sentimiento muy profundo para poder manifestar mi concepto del toreo.

-¿Se arrepiente de aquel corte de coleta en mayo de 2012?

-Son momentos, rodeados de un cúmulo de circunstancias, que se hacen en caliente. Si lo analizo en frío es una equivocación que no volveré a cometer. Cuando me vaya será una decisión íntima.

En los últimos tiempos ha luchado para superar una lesión ¿Cuándo y cómo sucedió?

-El año pasado, entrenando en el campo, en casa de Victorino. No fue una cogida, fue un mal gesto y se me rompió el talón de Aquiles.

Hablando de percances, la imagen de aquella terrorífica cornada en el cuello no se olvida. ¿Le queda alguna secuela física?

-Si el toreo no tuviese momentos tan duros no se llegaría a sentir lo que sentimos los toreros. Físicamente no tengo secuelas.

-¿Y psicológicamente?

-Después de la cornada, lo acusé en mi vuelta en Madrid. No estaba preparado para eso. Fue muy duro. Ahora tengo la ventaja de que tengo asumido que fue un accidente.

-¿Cómo está acometiendo su preparación?

-Llevo muchos años toreando y el toreo es para disfrutar. Estoy preparándome bien en tentaderos, según me pide el cuerpo. Además, me preparo fuerte, con bicicleta, boxeo, yoga.

-¿Y toreo en el campo?

-Este invierno llevo unos quince tentaderos y he matado seis o siete toros. En cualquier caso, tiene que surgir, que tenga ganas. El toreo es un arte; no es esfuerzo ni trabajo. En el último tentadero, en Algarra, he disfrutado mucho con una vaca. Hubo compenetración y surgió la magia: eso es el toreo.

Es cierto que usted ha sido un torero singular.

-Ser diferente es algo que no se busca. Esa magia se tiene o no se tiene. En las corridas mixtas con Curro Romero y Rafael de Paula, a los 17 años, todo era distinto. Curro no sólo es un genio del toreo, sino que también es un ser humano único. Es la persona más especial que he conocido en mi vida. También tengo una gran admiración por Rafael de Paula, otro genio. Ya desde que los vi cuando yo era un niño veía que, además de torear como genios, andaban por la plaza de manera diferente.

Usted, ¿qué quiere y puede aportar en este momento?

-Quiero hacer las cosas con pureza. Necesito sentir nuevamente la magia del toreo. Sentirme cuando estoy delante de un toro, toreando cerquita y despacio. No me preocupa la técnica, que trae ventajas. Cuando siento eso, sé que se transmite rápidamente a la gente. Si ocurriese siempre eso, el toreo dejaría de ser un arte y sería un trabajo.

-¿Hay plaza y fecha para la reaparición?

-No. Mondéjar ya ha hablado con algunos empresarios y hay varias corridas para torear. Ahora tendrá conversaciones con Eduardo Canorea. Mi prioridad es Sevilla. Sería bonito.

-Si ahora estuvieramos en la Feria de Abril, ¿estaría recuperado al cien por cien?

-Sí, claro. Parece que soy sensible y hasta un punto frágil. Pero soy más fuerte de lo que creía y tengo mucha afición y vocación para superar todo. Por otro lado, mi madre me dio la genética para ser torero.

Si no vienen a Sevilla los toreros del G-5 habrá más puestos ¿Se ve anunciado en la Maestranza?

-Mi trato con la empresa de Sevilla es de muchos años, desde cuando debuté con picadores. Aquí me dio la alternativa en el 90 Curro Romero. Don Diodoro me trató muy bien en Sevilla y en sus plazas. Con Eduardo Canorea es igual, con muy buen trato. Si la empresa me puede encajar sería muy bonito en esta nueva etapa volver a Sevilla. En Madrid he explotado. En Sevilla no he tenido una faena en la que haya explotado, como en Madrid en mi confirmación, y eso lo tengo dentro. Para eso trabajo. Dicen que hay que trabajar para que cuando llegue la inspiración estés preparado.

Su opinión sobre el litigio de sus compañeros con la empresa Pagés.

-No he estado muy al tanto. Hay que respetar a todo el mundo. Creo que Sevilla es mucha Sevilla y que, toreen unos buenos toreros u otros, la Feria de Sevilla de por sí tiene mucha categoría y mucha importancia.

-¿Qué piensa de la afición de Sevilla y qué faena en esta plaza guarda con más cariño?

-Es de las aficiones más respetuosas y a la vez más duras. Puede pasar del aplauso al silencio y el silencio para mí duele más que una bronca. Prefiero una bronca porque quiere decir que esperan mucho. De faena, recuerdo la novillada matinal de hace 22 años, con José Luis Peralta y Pepe Luis Martín, a un novillo castaño de Torrestrella. Lo recuerdo como si fuera anteayer. Caló muy fuerte. A mí y al público.

Vía: http://www.diariodesevilla.es/article/toros/1698854/necesito/sentir/nuevamente/la/magia/toreo.html

El Cid, un Otoño en Madrid.

20140130-201426.jpg

Por José Ramón Márquez.

El Cid es una trinchera, una frontera, un clavo ardiendo. El Cid es, hoy por hoy, la última esperanza blanca, el último torero de verdad, de como antes eran los toreros. Un héroe. El torero que jamás vetó una ganadería, ni a otro torero, que en eso simplemente estriba el poderío; el torero que resistió todas las presiones y que jamás puso su nombre junto a un grupo empresarial, ni junto a unos apoderados mayoristas, porque quiso manejar sus cosas él solo, como los de antes.

-Yo tuve la suerte de que el éxito me llegó ya mayor.

Eso me dijo un día, acaso en Burgos, explicando su especial manera de ver el éxito, que jamás se le subió a la cabeza, sabedor, como buen cristiano, de cómo usualmente las cañas se tornan lanzas, como explicado queda en el Evangelio.

Cid es, como Guerrita, víctima de su oficio, de su conocimiento, de su suficiencia. Pero para el ignaro es sólo un hombre con suerte:

-¡Hay que ver la cantidad de toros buenos que le salen al Cid! -clama el que se cree que chana.

Y si eso fuese cierto, si Cid fuese un hombre tocado por la baraka, no se entiende que en vez de torear toros, cualquier toro que le echen, no haya dedicado sus empeños a jugar a la Lotería Primitiva, o a la ruleta en Las Vegas, que dan más dinero y se pasa mucho menos miedo, en vez de ponerse a matar toros de Victorino.

Hace una semana, en Las Cuevas de Luis Candelas, un grupo de aficionados hablábamos de El Cid y volvió -¡cómo no!- a salir el tema de la suerte:

-Don Luis Fernández Salcedo -dije-, hablando de Guerrita, explicaba que a ese gran torero se le censuraba la suerte que tenia con los toros, y pensándose que acaso los ganaderos seleccionaban los mejores para él, se puso de moda ya para siempre lo del sorteo; pero nadie echó cuentas de que después de imponerse el sorteo, Guerrita seguía teniendo la misma “suerte” en los sorteos… pues lo mismo la pasa a Cid que, como en el caso de Guerrita, a lo que sea lo seguimos llamando suerte por no llamarlo conocimiento, oficio, buena cuadrilla, claridad de ideas, generosidad…

A muchos que van a los toros esto no les importa, porque ellos van a lo del arte. ¿Y a quién le importa el oficio, el conocimiento, la sabiduría, si estamos en lo del arte?

Para otros, cada vez menos, y justo es reconocer que la mayoría somos de Madrid o somos asiduos a la Plaza de Las Ventas, El Cid representa el último eslabón de una cadena que -Dios no lo quiera- termina en él.

Tuvimos la suerte en Otoño de contemplar en nuestra Plaza una gran faena, maciza, asolerada, clásica, que principia en dos delantales y una larga, donde templa perfectamente la embestida del toro, y luego continúa en cuatro verónicas y una espléndida media, muy sevillana, echándose el capote a los riñones en el remate.

Luego, en el inicio de la faena de muleta, Cid empieza con «la mano de los billetes», en el mismo terreno donde el toro se le entregó en los delantales -digamos que aquí se demuestra que Cid piensa en el toro y sabe de terrenos- y crea una impresionante serie de una verticalidad ascética en la que mueve al toro, perfectamente toreado, embebido en el vuelo de la muleta, resolviendo cada muletazo con la reciedumbre de su prodigiosa muñeca.

Cid, purísima claridad, línea clara de la verdad del toreo, traza sus muletazos poderosos en esa primera serie como quien bendice, sin imponerse con violencia al animal, sino dejándole la ilusión de que eso es sólo un juego que acaso el bicho pueda llegar a ganar, demostrando a los tendidos la enorme suficiencia de quien negocia con un oponente a quien el torero, desde su conocimiento, ya da por vencido.

Viene continuación una segunda serie de naturales que no baja en intensidad, en el mismo terreno, siempre a la distancia adecuada, siempre la muleta por delante, en la que reitera nítidamente los mismos argumentos basados en la verdad, en hacer ir al toro por donde no quiere, serie en la que Cid plantea descarnadamente la negación de la asquerosa y falsa seudotauromaquia que nos tratan de colocar todos los días, a todas las horas.

Con la plaza rugiendo, en el mismo terreno, Manuel Cid busca la distancia y vuelve a citar por naturales prolongando si cabe aún más la embestida, rematando perfectamente cada muletazo a base de mando, mucho temple y más dominio.

En esa serie su figura erguida, su impecable naturalidad es un clamor de torería y de verdad y vuelan emocionadamente junto al torero los recuerdos de todos los grandes.

Después, agarra el estoque verdadero y se lleva al toro hacia el tercio del 9; ahí le mete una tanda por el derecho, rematada con guapeza y gran torería con un pase de trinchera que es un cartel de toros y después de otra porfía en redondo, un soberbio pase de pecho forzadísimo en el que se pasa el toro entero de cabeza a rabo por delante. Luego pasa la muleta de nuevo a la izquierda para finalizar la faena citando de frente –Manolo Vázquez– y engarza preciosamente ese natural con el siguiente ofreciendo el medio pecho, con la pata adelantada -¿no decían por ahí que eso no se puede hacer?- y la muleta adelantada -¿no habíamos quedado en que eso pertenece a la prehistoria del toreo?- y después, el ayudado. Sublime.

Esa faena inigualable, clásica y maciza fue la piedra de toque suficiente como para hacer a Manuel Cid merecedor al Premio ABC, que se le ha entregado el día de ayer. Me cabe el honor de haber sido miembro del jurado que, en estos tiempos de turbación, de mudanza y de confusión, tomó la valiente decisión mayoritaria de premiar en El Cid todo lo que hoy en día no se estila: la torería, la hombría, el clasicismo, la pureza, la verdad.

En el toreo también hay clases…

20140130-200211.jpg

De SOL y SOMBRA.

No somos de la misma clase parece decirnos esta fotografía, El Cid representa el toreo supremo, dicho por Corrochano, el toreo q fluye con naturalidad, sin violencias y espontáneamente… ante un toro. Sobran las palabras ante la imagen rotunda.

En cambio El Juli… Como escribió Joaquin Vidal: Quién le ha dicho que eso es torear? ¿Quién ha dicho que torear consiste en ponerse a pegar derechazos a destajo? ¿Quién ha dicho que merezcan una oreja diez minutos largos de monserga, quien le ha dicho a ese trabajador (no artista) que poniendo posturas, despatarrandose como un compás y marcándose contoneos se crea arte? El toreo es ceñimiento y ligazón, es mando y templanza. Eso es torear; eso es ser maestro y ostentar la categoría real de figura del toreo. Estos que necesitan acumular pases hasta el agotamiento -son ejemplos paradigmáticos- de aburridos pegapases que ocupan sin ningún derecho los altos puestos del escalafón. Los ocupan y permanecen inamovibles en ellos porque han logrado imponer allá donde vayan unos toros a los que les da por morirse, o que salen ya muertos del toril.

Twitter @Twittaurino

Monumental.

20140130-172937.jpg

Por Andrés Calamaro.

Era de esperar, aunque siempre puede esperarse mas. En algun momento de la previa habia considerado posible que la expectativa grande que -despertaba la tarde de ayer- fuera balanza inclinandose para el tercero en “discordia”, que venia en racha, habiendo cortado tres orejas en Madrid y sumando de a pares en La Mexico.

Suerte en el lote y viento en popa para Joselito, que tenia el publico en el bolsillo con el primer lance, quizas desde antes del paseillo.

Lo cierto es que Joselito Adame tiene poderío y repertorio, las cosas le salen y el publico se tomo el triunfo (dos orejas que no fueron mas porque no quiso la espada en el sexto de la tarde) como una cuestion de orgullo nacional y cierta animosidad -que no entiendo a cuento de que venia- en una jornada esplendida de cartel pero insuficiente en condiciones animales. Pero tarde para disfrutar.

El Pana ya era un veterano bohemio hace diez años y revalido la gloria en “el final” de su carrera, en 2007 cuando brindo historico “a todas las prostitutas que le dieron amor y cariño” … Entonces era un idolo y un torero agitanado, muy mexicano, un poco payaso pero con mucho repertorio y una forma muy original de hacerlo todo. De vestirse, de caminar, de presentarse con el puro-habano y con mucha cara.

Durante la mañana del domingo me empape un poco con algunas corridas historicas de RodolfoRodriguez “El Pana” y descubri detalles grandes, variedad inusual y una forma particularisima de redondear una faena. Si algo no puede discutirse a El Pana es que fue unico.

Ya era veterano en 1995, volvio a brillar en la la segunda mitad de los dosmiles, y ayer intento una despedida definitiva que quedo en poco. O en mucho, porque el Pana es mucho Pana, y porque asi son los toros. A veces salen buenos y a veces no ayudan.

Pero al que le gusta el toro le gusta el toro.

Llegamos con la ilusion de un cartel de historia, que completaba mi amigo Jose Antonio Morante de la Puebla. El artista, el duende, el heredero de la tauromaquia sevillana centenaria. Entre el publico (el ambiente era estupendo) llamo la atencion la densidad de los “reventadores”, aquello que en el lenguaje de internet se conoce como “trolls”, con la extraña mision de oponerse con groseria y romper el hilo espiritual de la tarde.

El respetable se volco con Joselito en un unico “Ole y ole y mas ole” … No necesito demasiado Adame para hacer suyo al publico, llego dispuesto a ofrecer mucho y su triunfo es inobjetable; mostro variedades, conocimiento de los terrenos, valor y ambicion; y enredo a la gente en esta desafortunada cuestion de orgullo (el orgullo no es el desafortunado) que se cobro como “victima” al Sevillano que recibio divisiones, aplausos tibios en el quinto y mas de un grito inoportuno.

El publico dominguero se hace el que no entiende el toreo bueno de Morante, o no son Morantistas dispuestos a saborear los detalles de bondad y hondura del de La Puebla.

Como suele ocurrir -en tardes de estas características- Morante resumio en su primero y fue voluntarioso con el segundo de su lote (no tuvo suerte en el sorteo) al que le saco los lances buenos.

En callejones se respiraba emocion, la aparicion de El Pana con su habano extra large y sus andares, el triunfo predestinado de José Adame y los morantistas pendientes de cada gesto de este torero de conceptos puros de arte flamenco.

Para los “bochincheros” el chiste de la sobremesa fue dejar sentado el contraste entre auparlo a Joselito en un unanime “ole” y renegar del estilo conceptual del artista español. Y a todo esto El Pana se fue como llego, con sus andares peculiares, su doble puro habano y su leyenda. Ni mucho mas ni nada menos.

El Pana y Morante en carne y hueso, quizas demasiada espectativa para reflejarse en los resultados reales, como viene siendo costumbre el ganado fue insuficiente y no llevo a la Monumental el alma que necesita el toreo para convertirse en musica callada y eterna.

Llegue al coso con la cuadrilla de José Antonio, escuchando Antonio Mairena como es costumbre.

De vuelta en el hotel nos encontramos con el talentoso y entrañable Alejandro Talavante. Con Morante y Talavante dejamos atras los sinsabores de una tarde que fue de Adame para hacer nuestra la noche.

La reunion cumbre fue regada con el dulce humo de la planta mas sabia de Mexico junto con el agave azul del tequila, llego la cuadrilla y aquello fue un recital de buen humor, todos hablando de un partido de futbol que habia enfrentado diestros españoles y mejicanos días antes. Se adivina que Alejandro siempre jugo bien al futbol … y Jose Antonio tambien.

Despues bajamos a cenar al restorán frances en la planta baja del hotel … me sente entre Talavante y Jose Antonio, brindamos con caballitos de Tequila y nos reimos.

Le pregunte a Alejandro por el futbol porque tiene pinta de haberlo jugado bien toda la vida … Parece que en algun momento se tomo en serio el asunto balompedico, pero la vida le puso por delante el destino torero, se encontro con el toro y en el toro se hizo a si mismo, torero de talento y pies juntos, de la escuela de Antonio Corbacho, la misma del Principe José Tomás de Galapagar.

“Es que esto es eterno, esto es eterno” … me decia Alejandro.

No me dio el cuerpo para seguir de farra con los toreros, que se acostaron tarde …

Yo volvi a mi noche abstemia de insomio. Clausure asi un fin de semana que alterno entre los lazos familiares de tres generaciones de hermanos, sobrinos y sobrina-nieta; grabando para Briseño y Juancho Sosa Rosel … Una noche de pizza y boxeo, que termino en una tertulia intima y torera; y un domingo entero dedicado al toro … que me traigo secuestrado en forma de fotografias y recuerdos.

Y el eco de la gracia flamenca y gitana que se resume en una frase : “El mundo se divide en dos, Sevilla y Cadiz” …

Via: http://calamaro.com
Twitter: @Barksdale666
Foto: Calamaro.

20140130-173714.jpg

Aniversario Simplón por El Bardo de la Taurina.

20140130-141622.jpg

La afición esta erizada como lo ha estado toda la temporada invernal en la capital azteca, por una o por otra causa que van desde la sola relevante actuación de un torero cuña, ojo no figura y muchísimo menos ídolo que lo es; Joselito Adame, de la falta de contundencia de los de la ‘S’, de la discreta presencia del ‘Juli’, de las nebulosa comparecencias de ‘Morante de la Puebla’, de la ausencia del ‘Divo de Chiva’ y de ‘Pepe Tomy’ así como de la casi rutinaria escasez de bravura y trapío de la bureliza y la brega opaca de los del palco de arriba que no es lo mismo que autoridad.

Todo ello reflejado en la no comparecencia del público a los sentaderos del frío cemento, más ahora los aficionados andan un poco confundidos entre lo que debe de representar en el cartel la fecha de aniversario de la plaza pero antes de seguir enroscándome considero que es prudente aclarar que se trata de una fecha donde bien cabría poner en el ombligo del ruedo un pastelote gigante con sesenta y ocho velitas o tal vez cirios digo por el nivel que se está atravesando taurinamente y hasta ahí.

Pero la confusión viene porque la gente cree o espera que ese día que lo es el 5 de febrero se celebre con la comparecencia de los coletas triunfadores y esto por razones obvias es imposible comenzando por que salvo el caso de Joselito Adame que ni de locura está pa’ una encerrona los otros mocha orejas no tuvieron tanta contundencia como pa’ que se les espere con cohetes y serpentinas.

Pa’ acabarla de amolar dicen los de los chismes y notas rojas que al que tenían de carta fuerte pa’ esa fecha era a ‘El Juli’ que anda en proceso o más bien ya se divorció de la empresa y no me haga mucho caso pero todo indica que si no le cumplen al madrileño con las dos tardes que tenía firmadas van a terminar en Conciliación y Arbitraje.

Ante todo eso aceptemos que nos espera un aniversario simplón.

INJUSTICIA INJUSTIFICABLE

Y por si algo le faltará en materia de degradación a la vapuleada fiesta mansa, el domingo que viene la empresa del ‘Embudo de concreto’ que parecía había retomado las vías de la cordura en cuanto a la confección de carteles nos sale ahora con que le quita un puesto a cualquier torero de la nacionalidad que sea y nos anuncian nuevamente al cabuz de la torería, el usurpador de luces que se alumbra con la flama del nombre del padre Pedro Gutiérrez Moya.

Al que una tarde desde el tendido le gritaron ‘Capea no te hagas pendejo y regala un toro’ y vaya que el maestro se lo ha tomado muy a pecho pues ahora a cada rato con su influencia se los regala al negado de su vástago ¡Que pena!

‘EL JULI’ Y SUS COMPLICES

Confieso que muchas cosas de este ‘Cuerno de la Taurina’ no las acabo de entender y por ello yo me justifico con aquello de que apenas ando en
los sesenta años de ver toros, que no de saber porque de eso solo las vacas y no todas, más lo que si me queda claro es que por más pandeado que uno tenga el espinazo nunca terminara de sorprenderse.

Como recientemente me ocurrió cuando Don Luis Cuesta Perusquia, me hizo llegar las fotografías de un becerrito de Carranco que en lugar de permanecer en su cunero fue vendido inhumanamente al garito donde simulan la fiesta en Cancún y ahí se lo aventaron al ‘Matador de Toros’ convertido en Herodes Julián López ‘El Juli’ para que jugueteara con él riesgo de pisarlo y causarle una lesión.

¡Que poca madre! tienen todos los involucrados en ese infanticidio que además se constituye en una descarga de cuerno de chivo contra la fiesta de la que tanto y tan sabroso mama el madrileño y la empresa playera, las evidencias del homicidio en desolysombra.com del 27 de enero bajo el encabezado de ‘El Juli en Cancún: una imagen vale más que mil palabras’.

Pero cuidado las imágenes son denigrantes, vergonzosas, repugnantes, indignas y pueden provocar vómito, ¡Ah! y quiero ver con que argumento van a defender la fiesta los quintanarroenses porque de que los anti taurinos les van a caer ni lo duden.

Twitter @bardotaurina

20140130-180854.jpg