Ocho con Ocho – La intransigencia emeritense Por Luis Ramón Carazo.

20140124-175448.jpg

Por Luis Ramón Carazo.

De acuerdo a la tradición en los países en los que se celebran espectáculos taurinos, las autoridades por medio de reglamentos públicos son quienes autorizan o no su celebración.

La figura de juez de plaza o presidente en Europa, es nombrada por las autoridades gubernativas siendo así en la plaza de toros su delegado, pero también, se erige en representante del público y les guste o no, en su servidor, para interpretar su voluntad por ejemplo en el caso del otorgamiento de trofeos en los que la manera de comunicarse con la masa es a través de toques de clarín, pañuelos y letreros.

El trabajo a desempeñar por un juez de plaza es complejo y debería orientarse a actuar como un punto de equilibrio en el juego de intereses entre toreros, ganaderos y empresarios, para complacer a los asistentes a un festejo taurino.

Mucho hemos peleado algunos por que el eje de la fiesta sea el toro auténtico en edad, morfología y comportamiento, ahora que me pregunta mi opinión un amable lector sobre lo que está ocurriendo en Mérida, Yucatán, México, por la suspensión de los festejos taurinos al no haber autorizado para lidiarse un encierro de Begoña el 19 de enero de 2014 el juez de plaza Ulises Zapata, antes de escribirla, acudo a amigos de la localidad que me comentan lo siguiente:

Como antecedente, en la temporada 2013-2014 Ulises Zapata autorizó un encierro muy deficiente de presencia de Teófilo Gómez, luego otro similar de La Playa, hasta llegar a la corrida que se iba a celebrar el 19 de enero de 2013 con toros de Begoña en la que iban a actuar El Zotoluco, Sebastián Castella y Michel Lagravere, por lo que los toros guanajuatenses llegaron a los corrales de la plaza en el debido tiempo y por lo que me relatan ellos (que son muy exigentes) la corrida está muy bien presentada y no entienden la razón del juez de plaza para rechazar cinco toros, provocando como reacción de la empresa, la suspensión de los festejos taurinos en Mérida que se habían programado en la fecha referida y otra en febrero, así como una tercera a celebrarse en el Coliseo de esa localidad, a punto de estrenarse, en marzo.

He visto las fotografías de los astados en los corrales y a la distancia, no me parece justificado el rechazo, provocando una sensación de falta de criterio por parte del juez de plaza quién, vaya usted a saber sus razones, pues se limita a declarar que “los toros no tienen trapío”.

Si trataba de proteger los intereses de los aficionados emeritenses, parece haberse equivocado, puesto que lo único que logró fue que la empresa de Mérida cansada de tantas trabas en un momento de escasa o nula rentabilidad del espectáculo taurino, prefiera suspender antes que seguir confrontando lo que parece ser, un capricho.

Por el bien de los toros en Mérida, lo mejor que le podía pasar y es mi opinión, es que las autoridades que pusieron en su representación a Ulises Zapata, demuestren que están a favor de la continuidad de una fiesta tradicional en la capital de Yucatán y que para favorecer el diálogo y la continuidad restauren el equilibrio.

Para dialogar el insistir en ratificar al juez de plaza, es ahondar las diferencias y cerrarse a la posibilidad de la continuidad en la celebración de espectáculos taurinos con la actual empresa, por que estando como representante de las autoridades de Mérida, quién sin argumentos tangibles rechazó a un encierro, la charla sería imposible.

Bien harían en tomarlo en cuenta las autoridades municipales emeritenses y tratar de meter en cauce, lo perdido.

6 Comentarios »

  1. Ese señor Zapata le gusta el escándalo, yo no me base en fotos , yo fui a verlos ahí los dejaron unos días, y me parece q el juez tapó un error con otro error , la corrida de la playa el la autoriazo fue su error y ahora la de Begoña que tenía el trapío para lidiararse de sobra , la rechaza, creo q en esta ocasión al juez se le perdió La brújula , ojalá q siga pero q se deje de escándalos q los protagonistas son otros no los q están detrás del ruedo

    Me gusta

  2. Sr. Carazo es una pena que sus amigos le hayan mentido o que de plano no sepan distinguir un astado con trapío de otros sin trapío; los que la empresa dolosamente llevó a Mérida fueron astados con visible falta de trapio flacos, con aspecto de haber sido afeitados, sin seriedad, si usted revisa las publicaciones del Facebook encontrará las verdaderas fotos de los toros rechazados, sin maquillaje como las que la empresa repartió. El 90% de la afición de Mérida avala la actitud del Juez Zapata León, y está de acuerdo de que la empresa si no va a respetar el reglamento taurino del municipio es mejor que se retiren como hicieron, estamos cansados de que nos engañen trayendo novillos en vez de toros como en las primeras dos corridas y se les advirtió que si en su momento pasaron esos astados, eso no volvería a suceder, que tendría que traer animales con el trapío requerido para una plaza de primera. No hay cambios en el criterio de Juez Zapata; la empresa quiere desvirtuar la realidad para seguir haciendo lo que se le venga en gana y seguir burlándose de la afición. Sr. Carzo por favor sus fuentes de información le mintieron, investigue con los verdaderos aficionados y verá quien tiene la razón.

    Me gusta

  3. PENA QUE NO CONOSCAS LA REALIDAD DE LA FIESTA TAURINA DE LA CAPITAL YUCATECA, EN VERDAD TODO EL TIEMPO A SIDO UN FRAUDE, Y SI EL JUEZ COMETIO ESOS ERRORES EN EL PASADO ESTA TRATANDO DE ENMEDAR EL CAMINO

    Me gusta

Responder a DAVID Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s