El polémico drama de las mujeres toreras. Lo ocurrido en La Plaza México fue una locura.

Debut y Despedida.

Lo ocurrido en La México fue una locura. Una locura que, mira por donde, careció de interés. Ni siquiera el morbo llevo gente a la plaza

Por José Antonio del Moral.

Lo sucedido hace un par de semanas en la plaza México en donde cayeron heridas dos de las damas toreras que actuaron y una de ellas muy grave en la tarde de su doctorado, nos lleva a tratar con sinceridad esta faceta femenina de la tauromaquia a pie.

Que a lo largo de la historia han existido mujeres toreras con renombre, nadie puede ponerlo en duda. Pero ninguna logró instarse en serio como matadoras de toros durante varias temporadas  La última de las españolas que alcanzó fama fue Cristina Sánchez, quizá la que más avanzó en su en principio espectacular carrera que gozó de gran predicamento y obtuvo muchos éxitos en su etapa novilleril. Luego tomó la alternativa, ¡hasta la confirmó en Madrid¡, y la verdad es que dio la cara hasta el punto de intentar figurar junto a las estrellas del toreo de aquellos años. No pocos se negaron a alternar con Cristina. Veto que ella supo utilizar a su favor sin que, a la postre, le sirviera de casi nada. Pero en este casi, hubo una gran figura que todavía perdura, Enrique Ponce, que sí aceptó acartelarse con Cristina en una corrida que se celebraría en la plaza francesa de Bayona.

Llegada la fecha – yo estaba allí como siempre en las tradicionales corridas agosteñas- , la expectación que despertó el acontecimiento fue enorme. Hasta Bayona llegaron periodistas de casi todos los medios y aficionados de toda Francia y, por supuesto, también de España. La corrida de toros elegida fue de Mari Carmen Camacho. Una corrida bien presentada sin exagerar. Pero una corrida de toros como Dios manda.

A Ponce le llegó la sugerencia de que las reses tendrían que llegar a la plaza debidamente “arregladas”. Pero el valenciano se negó diciendo que si Cristina quería torear con él, tendría que ser con todas las consecuencia y sin salirse lo más mínimo del guión normal. Una corrida como las muchísimas que torea y sigue toreando Enrique… En vista de lo cual, unas horas antes de celebrarse el festejo, a la plaza de Bayona llegó un “parte facultativo” por el que la torera declinaba comparecer como consecuencia de un percance que no sufrió…

En definitiva, que Cristina se rajó, con lo que su propósito de alternar con diestros del máximo nivel no fue posible.

Ella, claro estuvo, lo que pretendía explicablemente era ganar más dinero. Pero con “trampa”.  Torear con las figuras en plazas del máximo nivel pero con menos riesgo del que se corre en estos escenarios. La negativa de Ponce fue la que terminó con las grandes aspiraciones de la dama. Y de ahí al declive que terminó en una corrida de toros nada menos que en Las Ventas de Madrid.

Recuerdo que en un programa magazine de Radio España de Madrid que dirigía el gran Antonio Jiménez y en el que yo participaba como crítico taurino titular de la emisora decana – 30 años seguidos, por cierto hasta que se cerró tras adueñarse de ella los de Planeta – Cristina fue entrevistada de cara a su última corrida y yo, que no estaba en Madrid e intervine por teléfono, le pregunté lo siguiente: “Y si esa tarde le cortas dos orejas a un toro en Las Ventas, ¿dirás adiós para siempre?”  Ella, solo dijo, “¡Hombre!, ¡qué pregunta!”. Y yo apostillé: “Es que esta pregunta es la madre del cordero, es la pregunta de millón…”.

¿A qué viene esta historia y la anécdota? Pues que siempre he pensado en lo dificilísimo por no decir imposible que las mujeres puedan ejercer esta profesión con verdadero y duradero éxito. Y que conste que no es una opinión machista. En absoluto. Las mujeres han demostrado sobradamente que en la inmensa mayoría de las profesiones habidas y por haber son tan capaces de ejercerlas igual e incluso mejor que los hombres. Pero en las que se requiere un gran esfuerzo físico, no. Y digo no porque la constitución del cuerpo masculino no es como la del femenino. En el tema de los deportes de élite – nunca compiten hombres con mujeres – y, por supuesto, en el ejercicio del toreo, influye sobremanera la capacidad torácica. Y es que torear produce miedo y ese miedo se traduce en una asfixia de mayor o menor volumen según la capacidad torácica de cada cual. Llega un momento en el que la respiración empieza a faltar e incluso se agota con las subsiguientes consecuencias en el rendimiento físico y hasta en el psíquico… Falla la fuerza y fallan las meninges…

Lo ocurrido en La México fue una locura. Una locura que, mira por donde, careció de interés. Ni siquiera el morbo llevo gente a la plaza. Los pocos que lo vieron y vinieron, lo que pasaron fue un mal rato unos y un insoportable momento los demás….

Vía: http://www.gaceta.es/noticias/polemico-drama-mujeres-toreras-06012015-1457

Twitter https://twitter.com/Twittaurino

3 Comentarios »

  1. Don jose Antonio del moral no estoy de acuerdo en parte en su comentario taurino , reconosco su trayectoria en el medio taurino como periodista, pero sobre todo como aficionado al toro y porque creo que ha vivido muy de cerca el mundillo taurino, y me atrevo a decir que a veces los críticos taurinos se vuelven ironicos y viven la realidad como como algo rutinario, precisamente por ver tantos toros y toreros dia a dia a domingo a domingo feria tras feria,y ven toreros como si fueran matanceros en el rastro escogiendo los ejemplares mas gordos y los mas sanos, pero ya en serio, siendo objetivos partiendo de una situación que se vivio la tarde que torearon las tres toreras, en la Mexico esos toros no eran unas peritas en dulce, ni traían las orejas, colgadas con alfileres, ni mucho menos eran unos erales engordados , tenían mucho que torearsele y si el pecado de estas valientes mujeres es estar sin sitio se lo compro pero el echo de decir que el festejo fue un mal rato insoportable no lo comparto porque hubo emoción y detalles aislados si quiere de toreria, tambien le compro que eso de que el cuerpo de la mujer no esta diseñado para el esfuerzo físico, y que el no tener condición física es un impedimento para torear,esta bien pero lo que usted no tomo en cuenta señor es el coraje y las ganas de ser alguien en la fiesta,porque señor critico taurino eso no se compra en la farmacia, regresar al toro como regreso Karla y Lupita después de esos volteretones eso señor se llama amor propio y dignidad seas hombre o mujer, o es pundonor ? asi se dice? no lo se? no se vale ser mas papista que el papa el morbo y el interes en la taquilla es asunto de los empresarios y los numeros yo soy un admirador de la mujer el ser mas hermoso que DIOS creo y creo que bastante hicieron con salirle a esos tios con tan poco que ganar y mucho que perder incluso la vida OJO

    Me gusta

  2. Tampoco estoy de acuerdo. Yo sí vi la corrida con interés y sin morbo, aunque sabía lo que se podía esperar dado el poco rodaje de las tres toreras, del cual ellas son las menos culpables. Por que se que al menos Hilda Tenorio ha luchado, ha batallado por torear. en fin. El caso es que ese encierro que se lidió, no lo han toreado los consagrados en la Plaza México en esta temporada, que se han dedicado a torear novillos grandes en el mejor de los casos. Y no se vale. En cuanto a Enrique Ponce, ya sabemos lo que viene a torear cuando trabaja en México, sin dejar de reconocer el nombre de figura del toreo que tiene. Pero seamos objetivos. Coincido con Pablo Rovira en que la entrada baja ha sido el común denominador en esta temporada, salvo una o dos excepciones quizá y cuando mucho, pero no fue la peor entrada de la temporada ni mucho menos. Que hubo heridos? Claro que los hubo! Eso es la fiesta brava, y no por que haya sido un cartel femenil. Hace una o dos temporadas, una corrida tuvo que ser suspendida en España por que los tres espadas cayeron heridos. Entonces? Creo que el autor no debería externar opiniones tan frívolas y a la ligera.

    Me gusta

  3. ¡Que comentarios tan faltos de verdad! ¿Comparado con quien, no intereso la corrida de mujeres? por que en relación con la 11va de la temporada llevaron mas aficionados y en apego a la verdad la entrada es igual a la de otros tantos carteles de esta temporada. Se narran los pormenores de una Torera en especial y datos que son solo afirmaciones de quien los narra. La corrida de mujeres en la plaza de toros, Fue precisamente eso, ¡UNA CORRIDA DE TOROS! si se dieran premios por los encierros mejor presentados en la temporada, seguramente estos toros de Guadiana, estarían dentro del certamen.
    Cuantos novillo engordados no han toreado las figuras del toreo, incluyendo a Enrique Ponce, en la plaza México, ¡eso no es torear con ventaja, por favor! honradez en los comentarios, que tanta falta hacen a esta cada vez mas deslucida fiesta de los toros.

    Me gusta

Responder a Pablo Rovira Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s