1992 Plaza México: Mariano Ramos y Manzanares con toros de José Julián Llaguno

image
Mariano Ramos hoy mas que nunca añañorado en una fiesta light descafeinada, sin figuras mexicanas ni bravura en las ganaderias que lidian los actuales diestros nacionales e internacionales en nuestro país.

Por Raymundo Vázquez.

Mariano Ramos tuvo una actuación de tronío, cuajando tres faenas de escándalo a auténticos toros con fiereza y casta. Toreó mano a mano con José Mari Manzanares, al no autorizar el médico de plaza actuar al anunciado Jorge Gutiérrez por presentar un shock anafiláctico complicado con gastroenteritis. Manzanares sólo tuvo detalles de finura con su primero, un veleto astifino sin fuerza pero noble. A su segundo, que cargaba siete yerbas, le instrumentó ajustadas chicuelinas, aunque después lo cornipaso del astado gazapón le impresionó y lo lidió con reposo pero tan alejado del animal, que el respetable se molestó y no lo tomó en serio. Ante el soso tercero fracasó, por no quedarse quieto a lancear y permitir que el picador quebrantara al burel. El diestro alicantino no lo quiso ver, despachándolo sin trastearlo. Al terminar el festejo, Manzanares fue abucheado y salió bajo una lluvia de almohadillas.

Con el segundo del festejo, un bovino de nombre Marqués, de 536 kilos, y de bravura picante, Mariano Ramos se entregó y dio una cátedra de buen lidiador. Lo toreó en el anillo cargando la suerte con suavidad y gusto, que transmitió al tendido. Al cuarto, una bestia clara de 546 kilos, lo lanceó con aterciopelados mandiles y chicuelinas antiguas que destilaban ritmo y plasticidad. Con la pañosa dio una lección de dominio y de cómo sujetar a un toro suelto, y le enjaretó una faena con esencia muy larga, por lo que no acertó con el acero. Con el que cerró plaza, de nombre Campero que fue un toro alegre y de buen son, realizó una labor completa. El morlaco empezó a quedarse en su recorrido por su excesivo peso, pero a base de consentirlo, logró Ramos que se le entregara, de manera que terminó el toro comiéndose el engaño. Entonces el espada de La Viga bordó el toreo y cuajó otra vez en los medios, con profundidad, una faena clásica, redondeando así una gran tarde, entre los olés interminables de los emocionados 35.000 espectadores asistentes a la corrida.

Llaguno / Manzanares, Ramos

Toros de José Julián Llaguno e Ibargüengoitia, cinqueños, cuajados con arrobas y cornamentas; de casta y bravura desigual. José Mari Manzanares: estocada honda caída y rueda de peones (palmas); media estocada tendida, rueda de peones y tres descabellos (silencio); media tendida y rueda de peones (bronca). Mariano Ramos: estocada honda tendida y rueda de peones -(oreja); pinchazo, otro hondo, rueda de peones y dos descabellos (ovación y salida al tercio); estocada honda y rueda de peones (dos orejas). Monumental Plaza México, 29 de noviembre. Tres cuartos de entrada.

Publicado en El País.

Anuncios

Ocho con Ocho: Fuente Ymbro, Castella y Urdiales Por Luis Ramón Carazo

image

El miércoles  23  de septiembre de 2015 en Logroño, hubo una clara muestra de la posibilidad que tienen los ganaderos al presentar a sus toros con el trapío serio  y en ese sentido los toros de Fuente Ymbro,  ganadería propiedad de Ricardo Gallardo, hicieron posible, que es claro recuperar la emoción en el ruedo como principio básico de comportamiento de los toros en el ruedo,  para  destruir la cantaleta de que el toro light, es el prototipo ideal para el toreo moderno.

Desde hace largo tiempo, y especialmente la temporada pasada y lo que llevamos de esta,  cuando se anuncia una corrida de Fuente Ymbro, presagiamos que algo interesante puede pasar y en Logroño,  en la Feria de San Mateo no fue la excepción, por distintas circunstancias se armó el cartel en mano entre un torero riojano y un torero francés, el primero emergiendo de las corridas duras y el segundo viviendo un año taurino de campeonato.

Los toros de Fuente Ymbro que tienen ascendencia en la ganadería de Jandilla, son toros físicamente bajos de agujas, largos y fuertes, delanteros y armónicos en sus encornaduras. En su comportamiento Ricardo trabaja para que la acometividad, el acudir con fijeza a los engaños con prontitud sea la constante para los toros que cría y crea. 

En la corrida de Logroño el encierro en conjunto,  fue sobresaliente y nos trajo a la memoria que en México los Barroso en especial Jaral de Peñas, trabajan con las líneas de Jandilla en sus empadres.

Lo que aconteció en el ruedo fue aleccionador, su expresión más completa lo fue la oleada de embestidas claras y alegres del tercero  de la corrida de nombre Molinero, quién emocionó al público rápidamente al arrancarse con gran prontitud desde largo a la muleta firme de Diego Urdiales y fue claro que el público captó en unos breves minutos la diferencia entre la fuerza contra la inocencia en la embestida, tan frecuente en los últimos tiempos y exigida por muchas figuras para aceptar anunciarse en los carteles.

Era en opinión de muchos un toro merecedor del indulto y a la distancia vista por televisión, el homenaje de ovación a sus restos sonó a poco, mínimo era de vuelta al ruedo.

Por su parte Sebastián Castella con Le Coq ha realizado una faena vibrante que se suma a las grandes faenas  como aquella que realizó en Las Ventas a un extraordinario toro de Alcurrucén que se convirtió en la faena y en el toro, más importantes de la Feria de San Isidro de 2015.

Los dos toreros junto con el mayoral Antonio Vázquez se fueron a hombros de una plaza, que el único pero es que lució una entrada magra.
Las crónicas han narrado con diferentes matices lo que en mi opinión se constituyó en una tarde inolvidable, aleccionadora, importante, la que vivimos intensamente  por  televisión el 23 de septiembre de 2015 en Logroño.

A punto de cerrar la  temporada española y a unas semanas de abrir la Temporada Grande de aniversario setenta de La México en la que ya está anunciado Sebastián con todo merecimiento, sería una agradable sorpresa que Diego Urdiales venga a torear  a México, su momento es para deleitarse con toreo sobrio, clásico y profundo.

Crónica: Otra frailada en Madrid, con José Tomás en una grada y el Mochuelo en el olivo de Abella

image
Fabián Barba.

Por José Ramón Márquez.

Nuestros bisabuelos salieron de los toros un buen día de 1898 y se enteraron de que se había perdido Cuba -y ésa sí que fue una grandísima pérdida, acaso la única realmente importante de todas-. Hoy, andando los años, nos vamos a los toros con la tabarra de la secesión catalana planeando sobre nuestras cabezas.

Lo mismo que el plebiscito ful que han perpetrado cuatro logreros para encenagar lo que se pudiese en las provincias del noreste, la empresa de Madrid, esos Choperón Father & Son vigilados por la atenta mirada de ese simpático Manolo que, cual Mochuelo doméstico de la Cifu, ha anidado en el burladero 27, han sido capaces de rizar su particular rizo culminando la mini feria de los encastes minoritarios con… una corrida ful de lisarnasios del Puerto de San Lorenzo, encaste absolutamente nada minoritario por el que beben los vientos nuestros Choperon’s, según parece. Y es que se dice pronto que para hoy programen una de Fraile Mazas como si fuese cosa minoritaria y en peligro de extinción cuando entre las diversas franquicias frailunas llevamos seis o siete corridas de lo mismo en lo que va de temporada en Madrid y aún nos resta un último cucharón de más del mismo ricino el viernes día 2 en la Feria de Otoño. Hartazgo de Fraile, Puerto de San Lorenzo, Ventana del Puerto, Valdefresno, Moisés Fraile, Fraile Mazas... vueltas y vueltas de lo mismo, de los lisarnasios coñazo que o no pueden con la penca del rabo o son más tontos que aquel famoso tonto de Ciguñuela, que cosía de balde y ponía la tela. Y todo para no traer lo auténticamente minoritario, que es lo que Carolina Fraile cría en Cojos de Robliza y hierra con la marca de Graciliano, que eso se lidia en Francia o donde sea; cualquier sitio menos en Madrid. Y para que se vea que esta gente iba con la mosca tras de la oreja, en el programa, página 11, en el árbol genealógico ése que pintan, han quitado entre Javier Pérez Tabernero y Hermanos Fraile Mazas las casillas correspondientes a Puerto de San Lorenzo y Valdefresno, por no dar pistas de que esto de minoritario tiene más bien nada.

No se dio completa la corrida, pues el segundo se rompió una mano en la capea capotera. Ya ni sabemos cuántos toros se han ido al desolladero con una mano rota en la temporada que ahora termina a causa del impresentable estado del piso de Plaza. El sábado, en el ruedo de Las Ventas se dio una actuación de un cantante llamado Dani Martín, de quien todo lo ignoro, que colocó un escenario descomunal en el tendido 6, justo donde se fracturó la patita el lisarnasio; si a eso sumamos los camiones de carga y descarga, y el público que abarrotó y pisoteó la parte del ruedo, es fácil entender la rotura de mano del toro y la caída de Pirri en la cara del toro a la salida de un par de banderillas, afortunadamente sin consecuencias. Que el ruedo no está en condiciones es algo que se ha dicho con insistencia, que ni la Empresa ni el simpático Mochuelo hacen nada al respecto es algo que es perfectamente constatable. La cosa, a ver si nos enteramos, no es quitar la “lenteja”, sino tener el ruedo en condiciones para la lidia.

Al menos la rotura de la mano del infeliz segundo nos dio la alegría de no tener que tragarnos seis lisarnasios, pues la cosa se remendó con uno de Benítez Cubero, hierro de Pallarés. De entre los de lidia oficial, nos echaron la escalera al cielo de Led Zeppelin, que iba de los 485 kilogramos de la bola de sebo regordía que salió en primer lugar, hasta los 615 del que hizo cuarto. El único que pareció toro de los seis fue el sexto, Pretencoso (sic), número 13. Hoy tomaron antigüedad, a ver lo que duran.

Para finiquitar a los lisarnasios de recuelo travestidos de encaste minoritario se trajeron a Fabián Barba, de Aguascalientes, nuevo en la Plaza, Pérez Mota y Miguel Ángel Delgado.

Si Fabián Barba hubiese dejado de afeitarse cuando tomó la alternativa, la barba le llegaría hoy a la cintura, pues hace ya doce años que se doctoró como matador de toros en su patria chica. Hoy se presentaba en Las Ventas y confirmaba, que nunca es tarde si la dicha es buena. Acaso lo que se espera de un hombre que lleva más de dos lustros ejerciendo el oficio es, precisamente, que al menos demuestre su oficio. Al contrario, Fabián puso sobre la apelmazada arena de Madrid unos modos desconfiados y ventajistas, una tauromaquia de los rodeos, de las afueras, de no quiero verte ni que te arrimes a mí, que está en el polo diametralmente opuesto de lo que uno como espectador va buscando por esas Plazas de Dios. Mostró unos modos con el capote más airosos que eficaces y a la bolita de sebo llamada Madrilero, número 19, una especie de rata gorda y encogida de trote cochinero, la toreó a base de lejanías y de desconfianza, como si fuese el Leviatán. Se quedó en la cara del bicho al entrar a matar, quieto parado, y se llevó un buen trastazo que el bicho le propinó sin maldad ni ganas de herir. En su segundo, que era el más grande de la redada que mandaron los  señores Fraile desde Tabera de Abajo, presentó idénticas trazas, no dejando en la parroquia el más leve recuerdo que deba ser pasado al folio. Mató echándose fuera de manera descarada, tirando la muleta al aire y atravesando al bicho, como no podía ser de otra manera. Al menos el toro no le atropelló.

Pérez Mota no dio la sensación de un matador de alternativa sino más bien de uno de esos aficionados prácticos aventajados que hay por ahí. Una cosa genial para divertirse en el campo, pero de muy poca enjundia para ganarse la vida. Pérez Mota no se resigna a abandonar la penosa senda  del julismo por la que algún desalmado le inició y se le va yendo la carrera y las oportunidades sin poner argumentos de peso que construyan su propia personalidad. No se pasó al toro lejos, sino lo siguiente, corrió lo indecible entre pase y pase, en un maratón del destoreo, abusó del pico sin misericordia y mató mal. Como viene siendo costumbre hubo cierto público que jaleó algunos “pases” que consiguió ligar, aplausos de paja que ocultan la palmaria ausencia en Pérez Mota de una tauromaquia sobre la que asentar su toreo y de un misterio que la dé sentido. Su segundo fue el cinqueño de Pallarés, Nomeveas, número 52, serio y bien armado, aplaudido de salida, a quien Tulio Salguero picó acaso con más saña de la debida. El animal sangró bastante y Pérez Mota vio como se iban apagando los ímpetus del toro a ojos vistas, cosa que el buen entendedor sabrá que beneficiaba a su matador.

Miguel Ángel Delgado volvió a dejar buen cartel en Madrid. En su primero volvió a mostrar las formas que  ya ha enseñado, justo en el límite del toreo que nos gusta. Aguantó la tendencia del toro hacia adentro a base de buen oficio y le sacó algunos redondos de buen trazo y colocación;  luego, con la zurda, una serie de mérito en la que lleva al toro muy toreado rematando atrás y tragando lo suyo. Mal con la espada. Faena sólida de torero bastante hecho, máxime ante las condiciones del toro. En su segundo, bien picado por Francisco Martínez, comienza con buenos argumentos aunque en conjunto y en honor a la verdad hay que decir que el toro acaba ganándole la pelea. Lo mata de una media lagartijera de efecto fulminante. Deja buen cartel y ganas de que lo repitan,  porque el concepto de su toreo va en la buena línea. Hubiera sido un buen nombre para la Feria de Otoño, en vez de alguno de esos tan vistos.

La presencia en una andanada de José Tomás nos llevó, por un momento, a recordar aquellas mágicas temporadas de 1996 a 1999 en que tantas esperanzas nos hizo concebir.

Fuente: http://salmonetesyanonosquedan.blogspot.mx/2015/09/otra-frailada-en-madrid-con-jose-tomas.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+SalmonetesYaNoNosQuedan+(Salmonetes+Ya+No+Nos+Quedan)&m=1

De profesión, capitalista o costalero.

image
En Mexico les llamamos costaleros y hay un grupo encabezado por un hombre al que la apodan el Greñas que controla la mayoria de las plazas.

Por Juan R. Palacios.

Están al quite, nunca mejor dicho, cada vez que hay que sacar a un torero a hombros por la puerta grande, porque ese es el trabajo que les da de comer. Algunos de ellos viajan con los propios matadores y banderilleros en la furgoneta, mientras que otros lo hacen por su cuenta. Además, suelen dormir en una pensión o, en ocasiones, en la habitación del hotel que el matador ha utilizado para enfundarse el traje de luces. Sin embargo, si este no sale a hombros, ellos no ven un duro, aunque algunos consiguen alguna propina ayudando al mozo de espadas a limpiar los capotes y trajes de torear.

Los llamados capitalistas son las personas que sacan a los toreros a hombros y suelen cobrar entre 100 y 150 euros por festejo, dependiendo del acuerdo que hayan alcanzado con el maestro. Este último es el que elige quién le da más comodidad a la hora de salir por la puerta grande, porque en la mayoría de los casos será el que lo acompañe en los cosos de España y Francia.

Conseguir información acerca de un capitalista conlleva un desembolso económico. «Si no me pagas algo, aunque solo sean 30 euros, no pienso contarte nada. Ni yo, ni el resto de mis compañeros. Esto funciona así», responden varios de ellos a ‘La Verdad’, pues no quieren que su ‘negocio’ se descubra. Y es que Murcia es una de las plazas clave para ellos: se cortan muchas orejas y, por tanto, los toreros salen a hombros.

El 90% de los que saltan al albero para sacar a hombros a un torero no lo consiguen porque el trato ya está cerrado. De hecho, algunos valientes lo intentan, pero la última palabra la tiene el matador de toros. Por ello, el gato al agua se lo llevan los capitalistas o los familiares y amigos del maestro. Pero este mundo es un círculo muy cerrado. En la actualidad, Curro de la Cuenca trabaja con El Juli, mientras que El Chino es quien acompaña a José Tomás en las escasas tardes en las que torea el diestro de Galapagar.

24 temporadas a las espaldas

El murciano José Ríos ‘El Molejo’ fue capitalista durante 24 temporadas. El año pasado decidió dejar este oficio porque ya llevaba bastante tiempo. «Yo saqué a hombros muchas veces a José María Manzanares (padre), Enrique Ponce, Pepín Liria y El Juli», recuerda Ríos, emocionado. «Con el último torero con el que trabajé fue con Liria. De hecho, se portaba muy bien conmigo a la hora de pagarme (150 euros por cada festejo en el que triunfaba el ceheginero)», añade.

Pues bien, Ríos conoce bien este mundillo y asegura que el truco para conseguir mantenerse en el oficio es «ser un zorro viejo y andar con mucho cuidado con los demás». Este murciano se consagró como uno de los mejores capitalistas de España. Llevó a Ponce al hotel Siete Coronas el día en que el valenciano indultó a ‘Bienvenido’ y sacó a hombros en la plaza de toros de Las Ventas al rejoneador Andy Cartagena.

«He de reconocer que me ha pasado factura haber estado tantos años cargando a toreros. Tengo la columna destrozada. Pero ha merecido la pena; he disfrutado con este trabajo», reconoce Ríos. Porque ser capitalista también es un oficio. Y una puerta grande.

Vía: http://www.laverdad.es/murcia/ciudad-murcia/feria/feriataurina/201509/21/profesion-capitalista-20150921003103-v.html

Sevilla: Lo que no puede ser es imposible

image

Por Antonio Lorca.

Entre los tres toreros sumaban poco más de una quincena de actuaciones en España y América en toda la temporada; los tres se jugaban en la Maestranza una parte importante de su futuro; y los tres llegaron al hotel cabizbajos porque no consiguieron el objetivo propuesto.

Normal, por otra parte, porque lo contrario hubiera sido el gordo de la lotería y eso es una casualidad muy grande. Está claro que cuando no se torea, el toro pasa una factura de peso incalculable, máxime cuando el escenario es de tanta responsabilidad como la plaza sevillana, aunque sea cada vez más pueblerina y bullanguera.

Y, en esta ocasión, la culpa no fue de los toros de Alcurrucén, que, en mayor o menor media, con un punto general de sosería en sus embestidas, facilitaron la lidia y posibilitaron el triunfo, si sus matadores hubieran manejado los engaños, y, sobre todo, la espada, con más pericia.

Se llevó la palma Esaú Fernández; atisbó la gloria entre comillas y la mandó a paseo al fallar estrepitosamente con el estoque en sus dos toros. Quizá, en caso contrario, hubiera cortado una oreja en cada uno, pero más por su entrega y las dos volteretas que sufrió que por la profundidad de su toreo.

Le tocó la perita el dulce del primero de la tarde, que acudió a la muleta con nobleza y recorrido, y Fernández lo toreó con temple y relajo en un par de tandas con la mano derecha y otra de naturales muy estimables. Alargó en exceso la faena porque no alcanzó la emoción que la calidad del toro requería; cuando quiso lucirse con una arrucina sufrió una espectacular voltereta de la que, no se sabe cómo, salió ileso. Después, mató mal y se acabó la historia.

Esperó al cuarto de rodillas en los medios. Tardó el toro en salir, y cuando lo hizo se paró a un metro del torero, lo miró, lo midió y, antes de que le diera tiempo de recobrar la verticalidad, lo empaló por la corva de la pierna izquierda y lo lanzó por los aires, pero como el muchacho es joven y debe ser de chicle, se levantó como si tal cosa y lo capoteó como pudo. Con este toro, que acudió con buen son a la muleta, aunque con la cara a media altura, dibujó algunos naturales aceptables, sin redondear la labor que se esperaba. En esta ocasión mató aún peor.

A pesar del impresentable mitin con la espada, tuvo la osadía de coger el capote y salir al tercio a saludar las palmas de cuatro amigos. ¡Incomprensible! ¿Cómo es que alguien no lo retuvo y le facilitó una toalla para que se tapara la cara entre barreras en lugar de salir a ridiculizar su dignidad? En fin…

Borja Jiménez y Lama de Góngora estuvieron por debajo de las condiciones de sus nobles oponentes. Decidido, pero muy despegado, acelerado, sin reposo y sin fondo el primero, y Lama, que no se vestía de luces en público desde el día de su alternativa, el 18 de abril, en esta misma plaza, evidenció que no está placeado; derrochó voluntad, le faltó seguridad y ajuste, y le sobró un toreo mecanizado y mudo.

Sin duda, los tres dieron lo mejor de sí, pero que está visto que la experiencia es un grado, que la Maestranza impone mucho, aunque ya no sea la que fue, y que triunfar en las condiciones que llegaron los tres era como comprar un décimo y que te toque el gordo. O sea, que lo que no puede ser es imposible.

Toros de Alcurrucén, bien presentados, cumplidores en los caballos, sosos y nobles; destacó el primero por su movilidad.

Esaú Fernández: tres pinchazos _aviso_ pinchazo y estocada (ovación); seis pinchazos, media baja _aviso_ y tres descabellos (saludos por su cuenta).

Borja Jiménez: cuatro pinchazos _aviso_ dos pinchazos y casi entera (silencio); estocada baja (ovación).

Lama de Góngora: estocada (silencio); dos pinchazos y estocada (silencio).

Plaza de la Maestranza. Segunda y última corrida de la Feria de San Miguel. 27 de septiembre. Media entrada.

Lo que no puede ser es imposible | Cultura | EL PAÍS
http://cultura.elpais.com/cultura/2015/09/28/actualidad/1443420377_643683.html

Rivera Ordóñez, Carmena y los Okupas del Batán

image

De SOL y SOMBRA.

El diestro “Paquirri” a realizado un duro ataque en las redes sociales contra la última medida del Ayuntamiento de Madrid, con Manuela Carmena a la cabeza, que ha decidido retirar la subvención de 61.200 euros que hasta ahora daba a la escuela municipal de tauromaquia Marcial Lalanda.

La decisión, anunciada por Celia Mayer, concejala de Turismo y Deporte por Ahora Madrid en la capital, ha puesto en pie de guerra a todos los integrantes del mundo taurino:

“Cierran una escuela taurina echando a chavales a la calle cuando gritan libertad. Pisotean esa palabra, la manipulan”, comenzó escribiendo el torero. F.R.Paquirri (@Paquirri74) septiembre 28, 2015.

En su retahíla de mensajes, el diestro se pregunta qué ocurre en nuestro país e incluso habla de las “personas que se declaran anti-español”. También alude a los políticos “que roban”, opinando que son peores que cualquier otro individuo. Lo cual es cierto.

Mientras por otro lado no dejamos de dar dinero público vía premios, primas y subvenciones a personas que se declaran anti-español. Increíble. F.R.Paquirri (@Paquirri74) septiembre 28, 2015

Que esta pasando en este país. Alguien debería
poner algo de sentido común y que la palabra libertad se utilice para algo mas … F.R.Paquirri (@Paquirri74) septiembre 28, 2015

Que robar con total impunidad,un político que roba es cien veces peor que cualquier otro y aquí no pasa nunca nada.  F.R.Paquirri (@Paquirri74) septiembre 28, 2015

Finalmente, Rivera es rotundo: “Cada día hay menos respeto, menos educación, menos libertad, menos seguridad. Me da pena incluso mucho miedo”, dice y concluye deseando suerte a “toda la gente de bien”.

La decisión se ha encontrado con otros diestros y personas relacionadas al mundo taurino que se han mostrado muy críticos con el Ayuntamiento de Madrid. Por su parte, Cristina Cifuentes se ha mostrado dispuesta a estudiar si pueden asumir los 61.200 euros que cuesta financiar una escuela que data en 1976 y ha sido cuna de grandes figuras de la historia del toreo.

Okupas en El Batán

El matador de toros retirado y director de la escuela taurina de Madrid José Miguel Arroyo “Joselito” también hablo después de que el Ayuntamiento decidirá cortar la subvención y liquidar esta institución en el toreo. ‘Vamos a luchar’, advierte.

“Carmena es una dictadora, que se destape de una vez y lo diga claro”

“Lo que la Comunidad gana con los dos millones de canon de Las Ventas debería revertir, una mínima parte, en la escuela taurina”

“La decisión de Ahora Madrid es absurda y demagoga”

“Los antitaurinos tienen que aprender a respetar”

Joselito es el diminutivo gigante, el torero inarbacable, por definición. Revolucionó el toreo en los 90, dio al poncismo una excusa y ganó la vida gracias a la Escuela Taurina, institución que dirige y que el Ayuntamiento de Madrid quiere ahora liquidar. El deje cheli a veces tiene su encanto.

Francisco Rivera ataca con dureza a Manuela Carmena en Twitter – Informalia.es
http://informalia.eleconomista.es/informalia/actualidad/noticias/7033176/09/15/Francisco-Rivera-ataca-con-dureza-a-Manuela-Carmena-en-Twitter.html#.Kku8XW3FXcZREDq

Guadalajara – Novillada para triunfo; Diego Emilio un ganador discutido

image
Diego Emilio. Foto G. Espinosa

Por Francisco Baruqui.

La tarde invitabaa toros, clara, soleada, sin brizna de viento y con buen ambiente en los tendidos para el festejo novilleril que daba cerrojazo a la temporada chica en la Nuevo Progreso. Con alterne de triunfadores disputándose el Trofeo “Manuel Capetillo”, que a la postre, no sin discusión, quedó en manos del aquicalidense Diego Emilio, quien tuvo una actuación voluntariosa y tesonera destacando con la capa en gaoneras ceñidas rematadas con rebolera para una faena variada y aguantando al insignificante avacado que abrió plaza, con el que terminó de estocada muy baja y dos golpes de descabello, para con el cuarto de nueva cuenta lucir de capote con navarras tafalleras que le valieron palmas. Su trasteo fue por los dos lados con ambas manos, con pases aislados emborronados por algunos enganchones que deslucieron su toreo. Terminó de entera tendenciosa recibiendo un apéndice sumamente discutido del que ocultó para dar la vuelta al ruedo.

Indiscutiblemente que el más enterado, por su buen oficio, técnica y recursos, fue el sevillano Rafael Serna, quien en dos actuaciones anteriores dejó constancia de su valer torero haciendo abrigar esperanzas de que con el rodaje y estando en la cara de los novillos pueda dar de sí para una carrera taurina promisoria. Al segundo, un novillo de gran clase, fijo, noble y con son, principalmente por el lado izquierdo, por el que metía el morro con claridad y estilo, lució con el percal quitando por tafalleras, para con la sarga plantear una faena que desarrolló primeramente con largas series de ayudados por abajo con la derecha, para descubrir tardíamente el soberbio pitón izquierdo del moro de El Vergel, con el que cuajó naturales templados, mandones y rematados con sendos pases de pecho que le valieron el batir de las palmas. Cuando el vergeleño le pidió la muerte cobró una soberbia estocada entera en sitio que le valió fuerte petición, quedando todo en muy merecida vuelta al ruedo.

Con el quinto una labor más larga que una Cuaresma sin pan, pasándose de faena ante un burel de escasa fuerza con el que poco pudo lucir, para pasar la pena negra matando y recibiendo un aviso del párroco. Buena condición tiene este torero al que habrá que seguirle viendo.

Por cuanto a Leo Valadez, otro novel de la torera tierra de Aguascalientes, con el tercero, un cárdeno, jirón, calcetero y coletero, veleto de cuerna, lanceó a la verónica rematando con media que se le aplaudió. Tras desmontar al varilarguero, mostrando enjundia, llegó a la muleta con condiciones para destacar, mismas que no fueron aprovechadas a nivel por Valadez, quien dejó verse como pegapases, sin estructurar ni desarrollar acorde a lo que el de El Vergel le ofrecía, despenándolo de un golletazo que provocó derrame y con esto sonoros pitos del respetable.

Con el que cerró plaza lo más destacable fue quitando por zapopinas rematadas con el manguerazo de Villalta, que fuerte se le aplaudieron, para con la flámula desarrollar una faena de buen corte, pero falta de intensidad, con pases con las dos manos y por ambos lados pinchando en el primer viaje y cobrando estocada tres cuartos tendida en el segundo, sin doblar el astado dada la defectuosa colocación del acero, y ser despedido con palmas tibias de su actuación.

Debo destacar el juego de los novillos de El Vergel, que con matices, con algunos faltos de fortaleza y otros acometiendo con mejores formas, conformaron un encierro de novillos con adecuada romana y astifinas defensas destacando cinco, repito, con matices, pero sobresaliendo fijeza, donde los dejaban se quedaban y a ellos volvían para embestir de nuevo, prestándose para ligar las series en el último tercio y estando, justo es mencionarlo, los más por encima de los toreros.

Así se cierra el ciclo, con discusión y por debajo de lo que se pudo hacer con ejemplares que pudieron irse varios sin las orejas al desolladero.

Vía: http://opinion.informador.com.mx/Columnas/2015/09/28/novillada-para-triunfo-un-ganador-discutido/?m=t

José Mari Manzanares, el hombre ‘GQ’ más elegante de España

image

De SOL y SOMBRA.

La revista GQ ya ha alegido a los 50 hombres más elegantes en España y en todo el mundo en el año 2015. La lista, y la portada, la encabeza el exfutbolista David Bekham como el más estiloso del planeta.

Entre los españoles, el primero del ranking es el torero José Mari Manzanares. Pocos como el diestro saben lucir un buen traje, y no solo el de luces.

Manzanares sigue encantando a la revista norteamericana que lo tiene entre su lista de consentidos y a la que hace unos meses le declaraba: “No soy modelo. Cuando me fotografían, siempre es como lo que soy: un torero”

Twitter @Twittaurino