Os cantan como toreáis, toreáis como sois

  • ZABALA DE LA SERNA para EL MUNDO.

En esta vuelta de partitura del pasosoble a la ópera o el flamenco como innovación de la corrida de toros, como aportación extra y novedosa con la que habrá que comulgar según dónde, porque en Istres y Lisboa ya se ha dado en espectáculos singulares, con Enrique Ponce y Morante de la Puebla, respectivamente, todo casa. Y la próxima cita será en Saintes Maries de la Mer con Sebastián Castella de protagonista. ¿Qué es lo que casa? Los estilos musicales para cada torero, los artistas elegidos, los géneros.

Que a Morante le cante El Cigala es de cajón. Es lo que pega. Por ser el desgarro, el quejío, un crujido de maderas, un sonido de bronces su toreo, un despertar de gargantas aguardientosas.

 

Ya lo dijo Belmonte: “Se torea como se es”.

Fuente: www.elmundo.es

Anuncios

Morante en Lisboa: CAPOTE DE SEDA, CANTES DE ESCALOFRÍO

Morante de la Puebla, a la verónica

Morante de la Puebla triunfa en Campo Pequeno en la corrida nocturna y goyesca frente a cuatro toros de Zalduendo, da dos vueltas al ruedo y sale en hombros.

CAPOTE DE SEDA, CANTES DE ESCALOFRÍO

Lisboa, su plaza de toros de Campo Pequeno, acogió hoy uno de los festejos taurinos más importantes de su temporada, en el que el torero sevillano José Antonio “Morante de la Puebla” se enfrentó a cuatro toros en solitario, en lo que fue espectáculo de clara reivindicación del toreo de a pie en un país de acentuada tradición por los caballos y el arte del rejoneo.

La función, al estilo goyesco, y prevista inicialmente para las 22:30 (hora local) arrancó casi tres cuartos de hora más tarde, justo cuando finalizó el partido que enfrentaba a Portugal y a Polonia en los cuartos de final de la Eurocopa de fútbol, y que no se resolvió hasta la tanda de penaltis.

El fervor de la gente pase de la selección lusa a las semifinales se extrapoló a los tendidos del coso lisboeta, que vibró con una noche de magia y puro duende gracias al toreo único y de tanta personalidad del torero de la Puebla del Río (Sevilla), y, también, al cante flamenco de Diego el Cigala, que ambientó de manera magistral varios pasajes de las faenas de Morante.

Los momentos más rotundos de la noche fueron, sin duda, los saludos a la verónica que Morante interpretó frente a primero y, sobre todo, tercero y cuarto de corrida. Lances al relantí, acunando más que meciendo a sendos astados en los vuelos de su percal. Fueron instantes para el recuerdo, que hicieron enardecer a los tendidos.

En el que abrió plaza, además, brilló Morante en un bonito quite por chicuelinas; y también con la muleta firmó el sevillano varias tandas de mucho gusto, empaque y expresión, principalmente sobre el pitón derecho. Tras simular la suerte suprema (en Portugal no se matan a los toros en la plaza) dio una aclamada vuelta al ruedo, lo que en los demás países de tradición taurina sería una oreja.

Otra vuelta dio en el último, el mejor toro del envío, al que cuajó una gran faena de aroma y mano baja, de mucho pellizco y donosura.

En el tercero, en cambio, todo quedó en el excelso toreo de capa y el vistoso salto de la garrocha interpretado por el subalterno Raúl Ramírez, ya que el toro se apagó pronto en la muleta; igual que el manso y remiso segundo, que impidió todo lucimiento, y con el que Morante optó por abreviar.

FICHA DEL FESTEJO.- Cuatro toros de Zalduendo, el tercero como sobrero al ser devuelto el segundo y correrse turno, aceptablemente presentados, cómodos y sin exageraciones, y de juego desigual. Destacaron primero y cuarto.

El balance artístico de José Antonio “Morante de la Puebla”, que actuó como único espada, fue el siguiente: vuelta al ruedo, silencio, ovación y vuelta al ruedo.

Incidencias: El festejo estuvo amenizado y ambientado por el cantaor Diego el Cigala, que interpretó varias piezas de flamenco durante varios pasajes de las cuatro faenas.

La plaza de toros de Campo Pequeño registró casi tres cuartos de entrada en los tendidos.

Fuente: EFE.

¡HAY QUE SER RADICAL!

Bronca en la Plaza México.

Por Oscar Lopez Gamboa.

En días pasados el periodista Heriberto Murrieta, escribió sobre la incertidumbre de quién será el nuevo empresario de la plaza de toros México, aunque menciona que el nombramiento recaería sobre la persona del arquitecto y ganadero de bravo Javier Sordo, en sustitución de Rafael Herrerías, a quién le dieron “puerta” después de 25 años de cometer atrocidad y media, en contra de la fiesta de los toros en la capital mexicana, a ciencia y paciencia de sus patrones los señores Alemán.

Hasta ahí, los señalamientos que hace el señor Murrieta al respecto, son aceptables pues, dicha noticia ya es del dominio público por lo que no resulta del todo novedad alguna. Posteriormente en su mismo artículo se atreve a señalar según él con “valentía”, que la nueva empresa, debe revalorizar la “fiesta mexicana” impidiendo a toda costa, que las figuras extranjeras impongan ganaderías comerciales, con encierros indignos y que se salten el protocolo del sorteo como sucedió la temporada grande pasada pues, tolerar esos atropellos permite que los toreros importados, no nos tomen en serio.

El señor Heriberto Murrieta, deliberadamente y a conveniencia propia, y pecando de cándido, lo que reseña aconteció la temporada anterior en la Plaza México, cuándo de todo bueno taurino que se precie serlo, sabe que lo referido por este señor, no es de la temporada pasada sino de siempre es decir, desde antes que el “joven Murrieta”, jugaba a las “cebollitas” o, a los “encantados” y desde que él tuviera la ocurrencia, de convertirse en “comentarista taurino”, con el aval incondicional de su ángel de la guarda, Jacobo Zabludovsky.

Como suele suceder con los comentarios o señalamientos que hace Heriberto Murrieta, siempre son a toro pasado y no en el momento preciso que suceden las cosas que trastocan la veracidad y honestidad del espectáculo taurino el cual es solventado por los aficionados que pagan y bien caro por cierto, las entradas para presenciar una parodia taurina; y me refiero, a que sí él está trasmitiendo por televisión las corridas, debe aprovechar ése escaparate para denunciar valientemente lo que ha sucedido sin convencionalismos, arrodillamiento y temores de ser despedido por la empresa.

Sí el señor Murrieta tiene la valentía de entrevistar toreros para su programa de los lunes, después de las corridas y darles “coba” sobre lo bonito que torearon a los novillos engordados y despuntados, que no sortearon, etc. cuestiono porqué? en dicha entrevista nos los señala o acusa de esos fraudes perpetuados por ellos en contra de la afición mexicana pues, simple y sencillamente porque no tiene los arrestos suficientes para hacerlo pues, su estilo, es el de agradar servilmente tanto a toreros como a ganaderos y empresarios: Sí usted acaso se precia de ser honesto en su profesión de periodista y/o crítico taurino, entonces respetuosamente lo exhorto a que cuando haga señalamientos o un yo acuso, hable con la verdad y vaya hasta la raíz de las cosas sea usted un verdadero radical, sin importarle que lo acusen de serlo o de traidor o de mentiroso y recuerde bien señor Murrieta, la verdad siempre es radical

*Ex Juez de plaza Calafia.

Mexicali, BC.