Apuesta por la juventud por Heriberto Murrieta

El Payo.


Con el elenco de la inminente Temporada Grande, la nueva empresa de la Plaza México mandó un claro mensaje de renovación de la baraja taurina nacional.

Con excepción de Eulalio López “El Zotoluco”, quien actuará en una sola corrida para despedirse del público capitalino, todos los demás son puros jóvenes con pocos años de alternativa. No aparecen los nombres de diestros experimentados como Federico Pizarro, Ignacio Garibay, “El Conde”, Arturo Macías, “El Zapata”, José Mauricio, Fabián Barba, “El Chihuahua”’ o José Luis Angelino. Ante estas ausencias, será interesante ver cómo resuelve la empresa la necesidad de contar con primeros espadas, ya sea por la exigencia de las figuras ultramarinas para no abrir los festejos o para confirmar alternativas.

Los 14 matadores jóvenes son Fermín Rivera, Joselito Adame, “El Payo”’, Juan Pablo Sánchez, Arturo Saldívar, Diego Silveti, Sergio Flores, Ricardo Frausto, Juan Pablo Llaguno, Diego Sánchez, Fermín Espinosa “Armillita”, Antonio Lomelín, Luis David Adame y Gerardo Rivera. El promedio de edad del contingente juvenil es de 23 años y 6 meses. De esos 14, la mitad son de Aguascalientes, el estado que se mantiene como el mayor semillero de toreros de México. El “veterano” de este grupo es Diego Silveti, con 31 años, y los más jóvenes Diego Sánchez y Luis David Adame, con veintiuna primaveras. Desde el punto de vista taurino, esta apuesta suena muy positiva. Lo malo es que, salvo un par de excepciones, los matadores bisoños no tienen poder de convocatoria.

De los rostros menos conocidos, da gusto el anuncio de Ricardo Frausto, un torero muy rescatable que alguna vez perteneció a Tauromagia Mexicana y logró éxitos importantísimos en la exigente plaza del Nuevo Progreso de Guadalajara. Otros diestros nuevos con gran frescura que pisarán el coso metropolitano para confirmar su alternativa son Antonio Lomelín, Diego Sánchez, Luis David Adame y Gerardo Rivera.

La legión extranjera se podría enriquecer con Enrique Ponce, José Tomás y “El Juli”, que no fueron anunciados por el director de la plaza Mario Zulaica, dado que sigue en negociaciones con ellos. Tomás estará meditando profundamente si es momento de volver, luego del frentazo que se llevó el pasado 31 de enero o si conviene posponer su reaparición en el embudo metropolitano. Ilusiona la participación de Morante de la Puebla, el máximo artista del toreo contemporáneo. Despierta curiosidad ver al andaluz Ginés Marín, que ha hecho un temporadón en España. Es muy lamentable la ausencia del riojano Diego Urdiales, después de su soberbia actuación de la temporada pasada con un toro de Bernaldo de Quirós.

En el renglón ganadero, destaca el regreso de la divisa de José Julián Llaguno tras muchos años de ausencia. Punto fundamental en la propuesta de la nueva empresa será la presencia de un toro con edad, trapío y bravura, que no deje lugar a ninguna duda.

El serial comenzará el domingo 13 de noviembre con la presencia del alicantino José María Manzanares. La empresa Tauroplaza México dará a conocer esta semana los pormenores de una campaña que se dividirá en dos etapas entre noviembre y febrero.

Lo ideal es que los festejos arranquen a las 4 o cuando muy tarde a las 4 y media de la tarde, considerando que en el horario de invierno la luz de día se esfuma temprano. Si empiezan a las 5, como se ha rumorado, sólo se lidiarán si acaso un par de toros bajo la iluminación natural de la lámpara suprema.

heribertomurrieta65@gmail.com

Publicado en El Universal.

Anuncios

Petardea Leo Valadez en su encerrona…

Foto Culturo Internet.


Por: Sergio Martín del Campo. R. 

El coro de ¡toro, toro! y el único actor de la función patéticamente viéndose como una frágil barca en medio de embravecida tormenta fue la más elocuente síntesis del resultado de la encerrona de Leo Valadez; esto mientras se bajaba el telón escuchándose a la vez en el viento los tres avisos, muy a pesar de la amabilidad del juez que poco caso hizo del cronómetro. 

Sería ridículo y grosero, tras la evidencia observada, el buscar elementos para justificar a un joven que durante toda la función y en el transcurso de la lidia de hasta siete utreros, no pudo trascender en una tarde que había incubado abundantes expectativas.


Los testigos del petardo fue la clientela que hizo menos de media entrada, y el escenario el viejo coso del barrio de San Marcos de la capital aguascalentense.


Para dar realidad a las acciones se liberaron de toriles siete ungulados de cinco criaderos distintos, formando finalmente un encierro de buena presencia, no sin dejar de señalar al que abrió plaza, éste con el hierro de Montecristo, cómodo de testa y escurrido de carnes, consecuencia, quizás, de sus malos pesebres. El juego de la partida fue variada, empezando con el débil aunque noble primero ya acotado, sígase con el segundo de la vacada de Los Encinos, animal fijo, de extenso recorrido que en todos terrenos embistió bien y bonito y que en el arrastre fueron aplaudidos sus despojos, continúese con el tercero proveniente de los potreros de Santa María de Xalpa, que pronto se soldó en la arena, recuérdese al cuarto de la misma dehesa, un bóvido soso aunque algo admitió el toreo, pásese por el quinto de Teófilo Gómez, igualmente soso aunque dejándose, lléguese al sexto, del hierro de Boquilla del Carmen, buen animal por el cuerno derecho, y acábese con el de regalo quemado según la marca de La Paz, un novillo bueno que aunque tendía a buscar el patrocinio de las maderas, al tomar la muleta iba tras ella con recorrido y clase deslumbrantes.


Reiteradas ocasiones señalé que el joven de Aguascalientes es un elemento que practica la tauromaquia con técnica y buen gusto, sin embargo, carece de sello y esta vez rubricó el juicio; por más que hizo la lucha durante esta tarde abrumadora de severo compromiso, no logró penetrar en las profundidades del toreo. Es inconsciente de cómo desarrollar la esencial parte sentimental y artística de tal.


De su insípido paso por el albero centenario puede anotarse en sus escasos buenos haberes la serie nítida y variada de suertes con la capa ante el primero, otra labor capotera bien ejecutada al segundo e igual catálogo de hechos con el mismo engaño ante el quinto, empero en el transcurso de su hacer con el tercero se sintió con claridad su desconexión rotunda tanto con el público como con el ejercicio delicado del toreo.


De la suerte suprema ni hablar; a cinco novillos los pinchó y se le observaron estocadas, la mayoría, de pésima ejecución y no menos mala colocación. Al cuarto se animó a clavarle banderillas, no obstante, se sintió apurado e ignorante del dominio del segundo tercio.


Todavía, al sentir muy cerca el borde del barranco en cuyo fondo se encontraba esperándolo el compacto petardo, se le alcanzó la necia puntada de obsequiar un séptimo, solo para reeditar los acontecimientos de sus anteriores adversarios. Como un robot sin alma le toreó y en comprimida diligencia de su nefasto empleo del arma al tratar de matar a los otros seis, del balcón del juez se remitieron sin remedio los tres avisos… pitos luego se desgranaron de los escaños en atención a la desilusión causada, mientras que en seguida manifestación tronaban las palmas para la buena res cuando sus despojos eran conducidos al patio de los carniceros. Ni un solo ole salido de las entrañas del público se escuchó.


Aquí la boleta técnica de esta intrascendente tarde: al tercio, silencio, silencio, oreja protestada, silencio, división y pitos luego de los tres avisos…


Publicado Noticiero Taurino.

La negación del presente sin la conciencia del pasado Por Bardo de la Taurina

Cuando estas letras cobren vida, que será el momento en que usted las esté leyendo, porque sin su lectura, son solo testimonios inertes, los cuales, si son acogidos con interés  pueden llegar a convertirse en opinión a considerar, por el contrario, si apenas son leídos, no pasaran de leves balbuceos y tratando de buscar el interés entremos  en algo espinoso, que lo es, el presente el cual tiene cara de erizo,  estamos a un chisguete si no es que ya entramos en el mes de la Temporada de Toros en México, la cual será montada por una empresa  que de entrada ha caído en el ‘pecado’  que su media filiación  denota; nacencia en sabanas de seda, tez blanca, ojos limpios, buenos apellidos, excelente percha, altura suficiente, modales refinados, vestir caro, buen trato, pulcritud, finura, clase óptima, rose social, posición holgada, atracción de relación, mundo recorrido, amistades chic,  familiaridad metálica, atributos o características éstas, que en este país  nomás no se perdonan.

Por ello la empresa para muchos de inicio, esta tachada y pa’ otros  va con estrellita en la frente, la mera verdad, es que eso de las apariencias no debería de influir a la hora de juzgar, máxime cuando a Tauroplaza México no hay casi nada que juzgarle, porque es muy pronto pa’ ello salvo algunos aspectos  de cara a lo que será el serial mayor y ellos son que en el elenco, el cual ya dieron a conocer,  para muchos aficionados sobran nombres, que dice la voz popular que ni siquiera abrigan esperanzas, a propósito, hoy que a mis zapatos los estaban chainando, lustrando, dándoles bola, sacándoles brillo, se acercaron un par de aficionados (no los conocía) y con gran familiaridad me pidieron – Bardo escriba  que en ese elenco sobran más nombres que en los de aquí enfrente, esto en franca alusión a que delante de nuestras narices teníamos el estadio de los desastrosos y fracasados jugadores del Cruz Azul (equipo de futbol de la Ciudad de México) –  en el elenco que presentó la empresa pa’ lo que se piensa será la primera parte de la temporada, hay  algunos nombres interesantes, otros que se verán con atracción, algunos con curiosidad, otros tolerables y algunos  que inexplicablemente nadie sabe porque están ahí garabateados en el elenco.

Y viene otra embestida de los aficionados que ahora alrededor del sillón del limpiador de calzado ya son más y también más animados pues la bota de vino y la anforita ya empiezan a surtir efectos – Bardo las letras de los lunes son las que van pa’ España, para El Imparcial, ¿verdad?  pues mejor, para que allá sepan que por las ausencias de sus tres figurones, aparte de que también  queremos ver al experimentado Diego Urdiales y al novedoso López Simón,  ni nos preocupamos pues a la mera hora la empresa seguro se va a sacar de la manga a Enrique Ponce y al ‘Juli’ y al ‘Pepe Tomy’ como usted bautizo a José Tomás  pa’ que nos salga con sus desplantes, exija mininos, vete a alternantes, destape la reventa, no deje que trasmitan por televisión la corrida, mejor que se quede en Galapagar, aquí los chupamirtos ¡al carajo!

Con conocimiento, sensibilidad e imaginación la empresa puede solventar el compromiso con los nombres de; Morante de la Puebla, José María Manzanares, Miguel Ángel Perera, Alejandro Talavante, José Garrido,  Ginés Marín, Pablo Hermoso de Mendoza, más  el francés Sebastián Castellá y el peruano Andrés Roca Rey que dicho éste puede ser el maná.

Mis botines del Borceguí están recibiendo los traspasos de remate y al alimón  me dicen; bueno pues escriba que además algunas de las ganaderías que anunciaron sus toros, no salen bravos porque no tienen bravura (así lo escribo porque así me lo dijeron), además son las mismas ganaderías que contrataba ‘Satanás’ las que embisten como lelos y que no muerden a nadie – ¿perdón? – la afición lo que quiere es que traigan toros de divisas de esas de las de antes las que si daban cornadas – ¿¡Ah! ustedes creen que las que se van a lidiar no son capaces de abrirle la panza y sacarle las tripas a cualquiera?

Es que mire, lo que nosotros queremos, es que el toro sea toro, con presencia,  que se vea serio, con edad, con morrillo, con cuernos sin sospechas, que les cueste trabajo a los toreros y que no les regalen las orejas  – mire eso de las orejas no es cosa que le incumba a la empresa, porque los jueces y sus asesores no los pone ella – bueno Bardo, pero sí escriba que queremos principalmente bravura, y a propósito Bardo ¿pa’ usted que es la bravura? – pues mire mi amigo,  ahí se lo escribo… porque ya la panza pide un taco.
Diccionario  Ilustrado de Términos Taurinos, autor Luis Nieto Mangón, prólogo Camilo José  Cela. Espasa – Calpe Madrid. Colección La Tauromaquia 4.

Bravura. Cualidad específica de los toros bravos que se manifiesta por el conjunto de comportamientos del toro durante la lidia.

Entre las características más importantes que miden la bravura de un toro destacan: una embestida con prontitud y repetición de la misma, pelea resuelta en el caballo, acudiendo de lejos y metiendo los riñones, en el tercio de varas, sin dolerse en el mismo ni durante el tercio de banderillas, rectitud en el viaje de sus acometidas, tendencia a los medios y morir con la boca cerrada, tragándose la sangre.

La bravura fue también conocida por las palabras braveza y bravío.
El veterinario  Sanz Egaña, en su obra ‘Historia y bravura del toro de lidia, afirma que:

La bravura es un instinto defensivo, o, mejor aún, un instinto de liberación… En el toreo de lidia la bravura se manifiesta por una reacción violenta de carácter voluntario frente a un estímulo exterior… En el caso del toro de lidia la bravura actúa como actividad dominante y ha conseguido suprimir otras actividades fisiológicamente más débiles…  El análisis fisiológico de la bravura descubre en su mecanismo íntimo tres funciones principales, en este orden: 1ra. Sensación de los estímulos. 2da. Sistematización, 3ra. Automatismo apropiado.

En Guadalajara: Tarde de medio tono; Sánchez fue el triunfador…

Por Francisco Baruqui.

El cielo sin una nube, azulado, con Sol y el viento brillando por su ausencia. Tarde, pues, que invitaba a toros, y más con el ánimo de iniciar la temporada en su primera parte, lo que hizo que el aforo se ocupara en un cuarto, por un público que animoso salió en medio tono; tono medio como fue el tenor del festejo.

La ganadería de Torreón de Cañas vino con una corrida terciada; tres toros con toda la barba, luciendo trapío, romana, buena estampa y, lo más importante, ofreciendo lidias para triunfos importantes, destacando por sobre todos un castaño obscuro axiblanco y jirón bien puesto de cuerna que abrió plaza, y que traía las orejas prendidas con alfileres por sus excepcionales cualidades que lució, gran nobleza, clase, fijeza notable, recorrido y muy buen son, cortándosele al final solo una.

En términos generales, los torreones cumplieron en varas, tumbando el cuarto espectacularidad afuera del burladero de matadores cayendo el picador de costal. Tuvieron movilidad, buen desplazamiento y mucha claridad en el embestir. 

Lamentablemente el punto negro resultó el tercero, un becerrote que traía la leche del destete en el hocico, IMPRESENTABLE para Guadalajara, que dejó la duda de cómo y por qué fue aceptado por la autoridad, comiéndose el camelo juez, asesor y veterinarios. ¡De vergüenza..!

Juan Pablo Sánchez es sin duda un muy buen torero.  Atraviesa por un momento exitoso en su carrera entendiendo al toro y, fundamental, aplicando su mejor cualidad, el temple, sabiendo imprimir ritmo a sus faenas y un gusto que con el tiempo y el torear se le ha ido refinando.

Lució de capa en verónicas y recorte, para con la muleta cuajar la faena al soberbio primero, en series de toreo por abajo con la derecha y al natural con la zurda que se le corearon al rematar con sendos y largos de pecho, intercalando un trincherazo para cartel.  Medido su trasteo, cerró con pases por alto para cobrar entera que bastó, y ganarse una oreja retrasada.  Retrasada, que sí, toda vez que tuvieron que traérsela del desolladero luego del arrastre del toro.

Llevándose el lote mejor, al cuarto, con sobrado brío, lo inició con toreo espectacular de rodillas aguantando en pases por abajo, para de pie ya, estar con buen sitio ante un astado que le pedía el carnet de matador, ligando cortas series por los dos lados. Y cuando tenía otro trofeo para ganarse, cobró estocada defectuosa perdiéndola.  Bien el palco negándola pues si bien las orejas se ganan con la muleta… no hay que olvidar que con la que se cortan es con la espada.  Merecida vuelta al ruedo entre aplausos de la afición.

Arturo Saldívar estuvo en profesional. Otro buen torero que logrando poco con el capote, con la zarga tuvo momentos destacables en ayudados con la diestra y al natural con la izquierda, llevándose la ovación mayor al instrumentar una dosantina con la de cobrar enorme, templada, rítmica, llevando embebido al ejemplar, al que remató con entera en sitio para salir al tercio.

Con el quinto, anodino el toro y Arturo sin remontar despenándolo de pinchazo y estocada tres cuartos para silencio.

No acompañó la suerte al fino artista jerezano Ginés Marín.

Le tengo viendo desde sus inicios en ruedos españoles, siguiendo su carrera ascendente que, por sus excepcionales condiciones toreras de inteligencia, de valor, de gran expresión artística que posee, está llamado a ocupar un sitio de privilegio en la tan hermosa como arriesgada profesión.

Y escribo que la suerte no le acompañó, cuando pechó primero con el impresentable torete tercero, repudiado desde salida, pagando los platos rotos el jovencísimo matador recientemente alternativado, al que no se le aceptó nada de lo que hizo, terminando de tres cuartos defectuosa para pitos.

Con el que cerró plaza, de escaso juego, el chaval mostró su profesionalismo y torería, luciendo de capote en saltilleras que se le ovacionaron, para con la flámula verse desenvuelto y con expresión.  Voluntad y empeño merece que le veamos con toros que le permitan lucir, que con los de su lote de ayer…

Créanmelo amigos aficionados, en Ginés Marín hay pasta de figura grande.  El tiempo lo dirá.

Ojalá que los encierros por venir, vengan como debe ser, sin puntos negros en cuanto a la presentación que es con lo que de verdad deben responsabilizarse los ganaderos, que ya lo que dentro traigan, en el ruedo se verá…… Y recordar, no lo olviden, que esto es GUADALAJARA.

Publicado en  El Informador.

Ocho con Ocho: ¡Buen augurio! Por Luis Ramón Carazo

En la octava novillada, celebrada en La México, se llevó en accidentada tarde el valor de Román Martínez y la acometividad así como el trapío de los novillos de Medina Ibarra (en dos de los casos anunciados por la edad, eran toros) para mantenerse el derrotero de buena presencia de los astados para la Temporada Grande, a punto de iniciarse, se presagia que la vara será alta en ese renglón, esa es la expectativa generada.

Ya veremos y diremos si es en las corridas de toros, le apuestan a lo mismo para en ese renglón manejar un cambio, ya justo y necesario. 

Entendemos que la nueva empresa de La México, con la gestión de Mario Zulaica pretende además de hacer cambios en el inmueble, ofertar encierros intachables para generar expectativas serias.

Por cierto, la información de los planes para los carteles iniciales, todavía no ha sido dada a conocer, pero la esperamos en cualquier momento y de esa manera terminar con especulaciones que entretienen, pero que no necesariamente tienen sustento oficial y especular que es deporte mundial, no conduce más que a las adivinanzas.

Se comenta que habrá festejos entre semana, que probablemente actuarán dos extranjeros con un matador mexicano, que no habrá festejos en Navidad y Año Nuevo, que a partir de marzo habrá corridas de oportunidad, en fin cada uno da una versión según ellos, de buena fuente.

Eso sí, parece que Joselito Adame estará en el cartel inaugural el 13 de noviembre, pero no corramos, ya me puse a especular, en esta semana seguramente sabremos de manera oficial lo que va a presentarse para desde el principio atraer a la afición que desde muchos años y por diferentes razones, en contadas ocasiones llena los tendidos numerados. El tendido general además, sólo José Tomás.

Regresando a la octava novillada, ninguno de los actuantes Héctor de Ávila, el español Pablo Mora y desde luego Román Martínez se libró de un percance con diferente gravedad, bien sea por algún error técnico y también por la codicia mostrada en general por una, reitero, seria novillada. Alabamos la actitud de Pablo Mora que regresó a lidiar al sexto novillo, cuando parecía que iban a regresarlo al corral al estar los tres actuantes en la enfermería de la plaza y no haber quién lo lidiara.

El público que sigue asistiendo en un número bajo, supo reconocer la calidad de los astados de Medina Ibarra y al final hizo recorrer a los ganaderos el anillo del rueda entre aplausos y reconocimiento, ganado a ley por el encierro que enviaron, que da muestra que el aficionado reconoce el esfuerzo ganadero.

En Guadalajara entiendo destacó Juan Pablo Sánchez y un muy buen astado de Torreón de Cañas, de nombre Rey Moro, lidiado en su segundo turno por el torero de Aguascalientes que así como el primero de su lote fueron lo más destacado del encierro, por la suerte suprema Sánchez no salió en hombros, por su parte, Saldívar está muy convencido de no aflojar el paso y de acuerdo al buen aficionado que nos platicó que la presencia del tercero no fue del agrado de la afición tapatía. Ojo.

Ginés Marín no tuvo un debut en Guadalajara afortunado, sin embargo es un torero que está en proceso de maduración y seguramente le vendrán tardes triunfales en cuanto se acomode a nuestro entorno, es un matador con gran futuro. Al tiempo lo veremos.

En fin esperemos que pronto habrá noticias de La México y ya estamos programando un cierre de años taurino que se antoja, muy movido, con carteles como el del próximo viernes 4 de noviembre en la Santa María de Querétaro mano a mano de Joselito Adame y El Payo con toros de Begoña en el día de San Carlos, por la noche.

Que sea enhorabuena. 

RECAPITULANDO: La Vuelta al Tiempo – Regresan Rafael Serna y el Reloj a su sitio.

En plenos medios, cambio de mano de Rafael Serna a
En plenos medios, cambio de mano de Rafael Serna a “Lonche” de San Marcos, con Serna regresa el buen torero.

Responde Rafael Serna en su única presentación programada, cuando más falta hacía. Tendría que repetir aun sea destiempo, digo, si es que cabe aun la inteligencia taurina en el mundo y la esperanza en una Afición taurinamente confundida, por ejemplo, respecto del juego, manso, de la novillada. Corean en el arrastre al manso cuarto, único que, no obstante su condición, alcanza apenas a meter angustiosamente la cara y al que el sevillano corta una oreja de ley. Petardo en el juego del encierro y la presencia del complemento toreril del cartel con la pesadez y rigidez de Gerardo Rivera y la fantasmagórica y lamentable aparición de Manuel Gaona.

Por: Luis Eduardo Maya LoraDe SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Segundos y minutos atrás el Reloj reaparece en la Monumental México. Con todo y sus manecillas.

Y también, a destiempo lamentablemente, regresa Rafael Serna, triunfador del año pasado. Pero entre las prisas, el nada taurino formato de confección de los carteles donde el azar y no la lógica taurina es la regla, el pretendido deslinde de la actual empresa con el pasado de la Plaza y la falta de visión, que ha tenido que ser la base de la actual Temporada y no esperar al final para volverse a mostrar.

Y a nosotros volvere a ver.

Como también ocurre hace un año. Que se cumple por estos días.

Pero todo a su tiempo, diría Don Andrés Soler, “que para chongos Zamora y pa’fresas Irapuato”, llega de Jalisco la fritanguera y espantosamente mansa novillada de San Marcos para echar a casi perder un festejo que, gracias al azar, cuenta con un poco de mayor lógica taurina: dos triunfadores de la Temporada anterior y un debutante con una ganadería de cartel que esta ocasión trae lo peor de su casa.

No por los nombres, alusivos a comida mexicana, es que fritanguera sea, sino por lo corriente de su juego, algunos de su hechuras, como el zancudo tercero o el muy feo sexto, el débil tercero o el geniudo quinto. El juego de esta novillada has sido de puesto ambulante, de los malos, para pena de La Afición.

Así tenemos que el primero estropea la reaparición de Rafael Serna, todo un año, un femoralazo y un ciclo de madurez después. Intacto de valor y reflejos, siempre dispuesto hacia el buen toreo pese al paso atrás de sus lances, pisa firme en La Monumental.

No todo puede ser perfecto.

Serna entiende desde el primer minuto que el astado tiende a espiar y a quedarse corto, mucho de ello obedece a su incapacidad para mantener la horizontal, desde el puyazo se nota lo dañado de la mano derecha y es para devolverse pero Jorge Ramos, tan lejos, tan poco pendiente del toro ni se inmuta en el Palco y gratuitamente impide al novillero mostrarse.

Es probablemente Rafael Serna, junto a Javier Jiménez, hoy triunfador de Madrid como matador de toros, el novillero triunfador al que peor trato y suerte han correspondido en la Plaza México.

Hagamos memoria.

De 2005 para acá, empezando con Rivera y Mauricio, prosiguiendo con “El Payo” y Aguilar, Víctor Mora en 2007, Sergio Flores y Santiago Fausto en 2009 o Garza Gaona en 2010, Angelino de Arriaga y Ricardo Frausto después hasta llegar a Juan Pablo Llaguno y Antonio Mendoza en 2013-2014, todos, excepto los ya aludidos, han podido repetir. Y varias veces. No le echemos la culpa al pasaporte de los toreros, ha sido la falta de visión taurina.

Es por ello que las novilladas al final, a pesar de triunfos, no terminan por romper.

Errores del camino.

Pero ahí está Rafael Serna, su planta e inteligencia, para tapar, hasta donde puede, la debilidad del primero al que despacha pronto para elevar, hasta donde no se podía inicialmente, la mínima casta, la fuerza medida y el expreso berrido del cuarto, precioso cárdeno paliabierto con el que desde los lances despierta de la aburrición que traen consigo el encierro, Gerardo Rivera y Manuel Gaona durante segundo y tercero, a la gente.

Pese a echar el pie de recibo para atrás, Serna se templa da distancia al novillo que se va de largo en las verónicas, avanza a las rayas y remata con media garbosa. Lo mismo al dejar en suerte al astado, esta vez al paso, para que el puyazo breve saque de su fondo, no de bravura, sino de un berrido molesto durante toda su lidia.

Serna toma nota y baja las manos en el quite por lances con un remate cambiándose el percal de mano.

Entonces en banderillas, pese a la brega enganchada, Rafael Romero luce al abrir y cerrar el tercio con el gualda y grana de las banderillas que anteceden al inicio por la muleta.

No brinda.

Con mucha seriedad, sin lugar a dudas, Serna dobla la rodilla y muletea hacia arriba al de San Marcos que inicialmente toma el engaño de largo aunque tardea y tiene la tentación de buscar fuera del engaño la bravura perdida.

Luego el cambio de mano y el desdén cierran el tanteo y abren la escena a los medios para la primera tanda pese a rascar el cárdeno la arena. Ejemplares los dos derechazos en tanda breve que, pese a la falta de fuerza, abrocha fenomenalmente con cambio de mano, rítmico y grande en cadencia, más el de pecho.

Al tiempo del toro, cansino, se impone el ritmo y temple del torero.

Sutil pero decidido.

Por ello al natural, a pesar del viento, arroja los vuelos y acaricia la jeró del astado, gira sobre las plantas y, de no ser, por la falta de raza del novillo habría sido una tanda de mayor cantidad, ya de por sí sustancial en calidad y fundamental en poder con el enemigo que se raja y dobla contrario hacia la puerta de arrastre.

Hasta allá va Serna con la mano derecha larga en el muletazo y la quietud que aguanta y el toque que desvía la mirada pena grande que el toro canta su derrota aquí, obliga al quedar perpendicular a tablas a sacarle con la arruzina invertida, se frena, impide la poncina y fuerza a Rafael a doblarse con él, es decir, a anticipadamente terminar con la obra que se anunciaba.

Sobre las rayas, en la suerte contraria, cobra una entera caída.

En otras circunstancias, creemos, la oreja habría que reservar pero ha de servir y dentro de todo se premia para obligar a la reaparición de un torero que merece torear por todos lados lo de calidad, no las fritangas de hoy. Vuelta al ruedo y el deseo de verle de nuevo.

Latente.

Caso contrario de los demás.

Porque lo basto, lo mal hecho, lo malencarado de Gerardo Rivera son motivo suficiente para no ahondar en la actuación de un torero que no ha querido ni banderillear, su número fuerte, y que no ha podido hacer el buen torero: silencio y pitos tras aviso en una actuación terrible. Y la facha del debutante Manuel Gaona, hacen ver que no va ni con esta Plaza ni con ese apellido, simplemente un caso más de falta de todo.

Pero el tiempo y el buen toreo, antes se decía el toro, pone las cosas en el sitio. Tal como debería poner en su sitio a varios elementos de las cuadrillas que ya no deben estar en esto, caso concreto, el incapaz Pascual Navarro, una nulidad con los palos, amo del desarme a la brega.

A falta de toros y buenos banderilleros, queda el buen toreo.

Rafael Serna es ejemplo de ello.

Urge, ¡Que repita, ya!

No vaya a ser que, otra vez, a la Empresa, a la Fiesta, a la Afición, se nos pase el tiempo.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada de Novilladas 2016. Domingo, Octubre 24. Séptimo festejo de Temporada. Tercera novillada con picadores. Menos de un cuarto de plaza en tarde encapotada con viento intermitente y frío.

6 Novillos, 6 San Marcos (Divisa Azul Rey, Amarillo y Blanco) Desigual de presentación en su conjunto, algunos de fea cabeza como el zancudo tercero, el quinto y sexto. Algunos bien hechos y retacados aunque mansos como el primero y el cuarto, débiles en general. El cuarto, cárdeno y bonito de lámina berrea y se duele desde salida, débil y manso, aunque con un punto breve de casta no obstante su intención de huir de la muleta; inexplicablemente ovacionado en el arrastre.

Rafael Serna (Berenjena y Oro) Silencio y Oreja. Gerardo Rivera (Celeste y Oro) Silencio y Silencio tras Aviso.  Manolo Gaona (Menta y Azabache) Silencio y Pitos tras Aviso. Tercer espada nuevos en esta Plaza.

Nueva tarde fatal de las cuadrillas, principalmente en banderillas y a la brega, impresentable, entre otros, Pascual Navarro.

Lance de Rafael Serna al cuarto de la tarde.
Lance de Rafael Serna al cuarto de la tarde.

​Ocho con Ocho: Se mueve Por Luis Ramón Carazo

En la semana que inició el lunes 17 de octubre de 2016,  se dieron a conocer varias noticias alentadoras en varias partes de los países taurinos y me refiero de entrada;  a la ley catalana que invade competencias del Estado Español en el tema de la prohibición de los toros en Cataluña y  sin embargo la alcaldesa de la capital catalana reitera su necedad de no cumplir lo que resolvió el Tribunal Constitucional y lo que muchos tememos es que la victoria llega tarde, para darle aire a una plaza Monumental de Barcelona cerrada desde 2007 y que a punto estuvo de convertirse en gran mezquita.

Sin embargo la victoria legal es importante y el esfuerzo por lograrlo digno de tomarse en cuenta.

En México, nos alerta a no desmayar y a unir esfuerzos, lo cual parece que así será,  ya que desde hace tiempo, Manuel Sescosse presidente de la Asociación de Criadores de Toros de Lidia con varios de sus colegas, las asociaciones de empresarios, matadores, subalternos,  así como otros grupos de aficionados,  han hecho realidad un frente común de defensa de la fiesta; Tauromaquia Mexicana Siglo XXI. 

Entiendo que ahora el matador en retiro Pepe Saborit será el que esté de tiempo completo en la ciudad de México en su organización. Desde hace año y medio ya viene funcionando en varias partes del país y en ella estuvo nuestro colega,  Jorge Espinosa de los Monteros.

Como será necesario tener fondos para que fructifique, se ha organizado una corrida en Monterrey,  el 27 de noviembre a las 5 de la tarde, con la participación de Zotoluco, Diego Silveti y Roca Rey, con astados de Begoña y San Miguel de Mimiahuápam organizada por Espectáculos Taurinos de México y en dónde todos están  donando tiempo,  dinero, tauromaquia y bravura para que de la palabra se pase a los hechos, de los cuales, esperamos la respuesta de todos aquellos que nos decimos aficionados.

Antes por cierto, en Monterrey  el sábado 11 de noviembre a las 5 de la tarde,  actuarán el hispano Miguel Ángel Perera y los nacionales Joselito Adame y Octavio García “El Payo”, ante un encierro de Fernando de la Mora

Es momento de apoyar con nuestra presencia la defensa de nuestra libertad de pensamiento, pues las plazas vacías no representan un buen argumento y por ello es que con nuestra asistencia a los cosos,  tenemos que hacer sentir a las autoridades que prohibir, no será pan comido para los grupos políticos que pretendan hacerlo.

En otro punto del planeta taurino, en Bogotá la capital de Colombia recupera las corridas de toros tras cuatro años de prohibición, desafortunadamente,  teniendo al alcalde del otro lado,  pues afirmó que será él,  el primero en salir a marchar en contra, aun así, el contrato ha sido adjudicado a una asociación de dos corporaciones que salen a dar la cara de una plaza de gran tradición y belleza.

Esperemos que el éxito les acompañe.

El camino es espinoso y nada sencillo,  por muchas razones se ha perdido culturalmente lo que representaba el toreo para nuestras sociedades y vamos a tener que encontrar dentro de lo perdido algo de lo mucho que es el toreo, para poder construir a partir de ahora.

A los profesionales, principalmente a los toreros puntales, les corresponde ser más flexibles. 

Para  que recuperemos aficionados en los cosos, se necesita realismo y no exigencias absurdas, parte del esfuerzo pasará por el precio del boleto y hasta dónde entiendo, muy pocos toreros ganan mucho  y alegando su caché,  les importan tres pepinos lo que esta sucediendo y la mayoría de profesionales me refiero concretamente a ganaderos, empresarios y toreros, siguen en su afición por cariño y no por negocio, lo cual veremos hasta dónde y hasta  cuando les aguanta su bolsillo.

Entonces,  si bien es cierto que  es tiempo de mejores noticias presentes  habría que no aflojar el paso, para construir un mejor futuro.

#CatalunaEsTaurina: La Noticia a Nivel Internacional – Spanish Court Overturns a Ban Against Bullfighting.

La Monumental de Barcelona libre de prohibición.
La Monumental de Barcelona libre de prohibición.

Dejamos aquí el artículo del famoso periódico neoyorquino donde se recoge la noticia relacionada con la protección de las corridas de toros en España y el pronunciamiento al respecto que hace el Tribunal Constitucional español. Esta es el primer pronunciamiento del Poder Judicial al respecto de la intención prohibicionista, lo dejamos en su idioma original citando al autor y fuente para todos los efectos requeridos.

Por: Ralph MinderTHE NEW YORK TIMES. BARCELONA, Spain.

The Constitutional Court of Spain overturned a ban against bullfighting on Thursday that had been approved by lawmakers in Catalonia six years ago, a decision that simultaneously outraged separatists in the region and animal activists.

The court voted 8 to 3 against the Catalan ban, finding that lawmakers from the region could not prohibit a practice that the justices said was enshrined in the cultural patrimony of the Spanish state.

In its ruling, the court said that regional politicians in Catalonia and elsewhere could regulate bullfighting and introduce specific measures, but that they could not ban it outright. The decision is not necessarily the final word, but any appeal against the constitutional court’s decision would also most likely have to be made before European courts.

Catalan politicians vowed on Thursday to never allow bullfights to return to Catalonia, without even mentioning a possible appeal.

The Catalan regional Parliament voted in 2010 to ban bullfighting, on the grounds that it represented unjustified cruelty to animals.

The ban was welcomed by animal rights activists as their most significant victory in Spain, and they were outraged by the reversal on Thursday.

“Taunting and killing bulls for entertainment is a brutal anachronism that the Catalan Parliament quite rightly voted to ban six years ago,” Joanna Swabe, the Humane Society International executive director for Europe, said in a statement, adding that overturning the ban was “morally retrograde.”

At the time the ban was approved, however, the issue had become wrapped up in the broader debate over Catalan independence, and bullfighting aficionados condemned it as politically motivated.

The vote in the Catalan Parliament came only one month after the Constitutional Court struck down part of a Catalan autonomy statute that had been approved by the region’s 5.5 million voters, as well as the Spanish Parliament.

Since then, the tensions between the politicians in Madrid and Barcelona have grown significantly. Catalonia’s regional leader, Carles Puigdemont, recently pledged to hold an independence referendum by next September, even as some other leading Catalan politicians are facing criminal lawsuits for earlier efforts to hold secessionist votes that had been declared illegal by the Spanish judiciary.

“It’s obvious the Constitutional Court never loses an opportunity to attack the legitimacy of the Parliament” of Catalonia, Lluís Salvadó, an official in the Catalan regional government, told reporters Thursday morning.

After Catalonia’s ban, Spain’s main conservative Popular Party, with the backing of the bullfighting sector, started legal action to overturn the ban. The conservative government of Prime Minister Mariano Rajoy, which held a parliamentary majority until last December, also then introduced new legislation to more clearly define bullfighting as part of Spain’s cultural heritage.

The Catalan ban added to a series of problems for the bullfighting industry, which was already struggling to cope with mounting debts, cuts in public subsidies and a sharp drop in the number of bullfighting events in Spain.

Still, the main bullfighting association acknowledged at the time that its biggest concern was not the loss of income, but whether it would set a precedent for other regions in Spain.

A century ago, Catalonia had some of Spain’s most prestigious bullfighting societies and one of the country’s most fanatic public.

After the Plaza Monumental bullring was inaugurated in 1914, Barcelona became unique among Spanish cities and towns in operating three significant bullrings. By the time the ban was approved in 2010, however, the Monumental was the only ring left in the city, and the ban forced it to shut down in 2011.

There were as few as 400 season ticket holders, compared with 19,000 in Las Ventas, the bullring in Madrid, and most of the seats in the Barcelona ring were purchased by foreign tourists.

The lawsuit against the Catalan ban claimed that it breached basic rights — both to work and to be entertained — enshrined in the Spanish Constitution.

The practical consequences of the ruling are unclear, given that one of the Barcelona bullrings has already been converted into a shopping mall and the owners of the larger Monumental ring have similar reconversion plans.

Barcelona’s mayor, Ada Colau, also pledged to keep her city free of bullfighting, “whatever the Constitutional Court says.” She told reporters that “we will work to ensure the ruling has no effects; we will do everything possible.”

Spain’s best cape-waving bullfighters in sequined suits have enjoyed a popularity in the country that has rivaled that of star soccer players. But they have also recently faced much more virulent criticism from animal rights activists, who argue that bullfighting is unworthy of a modern society.

At the same time, some animal rights activists have denounced the Catalan stance as hypocritical because regional lawmakers banned bullfighting in 2010 but made an exception for the “correbous” summer festivities held in some Catalan towns — during which bulls are also mistreated, according to animal activists, even if they are not fought to the death.

In some correbous, flares are attached to the bull’s horns, as it runs around the ring taunted by locals.

Twitter: @RaphaelMinder.

(http://www.nytimes.com/2016/10/21/world/europe/spain-bullfighting-ban-catalan.html?_r=0)

A version of this article appears in print on October 21, 2016, on page A6 of the New York edition with the headline: Bullfighting Ban Is Overturned in Spanish Court.