Juanito, el futbolista más torero

Curro le corta el añadido a Juanito.

Del barrio de Los Boliches (Fuengirola, Málaga) a Calzada de Oropesa (Toledo) pasaron 38 años de la vida de Juan Gómez, Juanito, escrito así, con el nombre, el apellido y el apodo, como los toreros, no en vano fue Curro Romero quien le cortó la coleta en La Rosaleda cuando el extremo abandonó el fútbol.

De SOL y SOMBRA.

Uno tuvo el privilegio de gozar, como socio infantil, del mejor Juanito, que fue el del Burgos, donde contó con un cómplice a la altura de su genio a contramano del mundo: Rafael Viteri. “En el Madrid, yo levantaba la cabeza, veía a Pineda e Isidro, y seguía regateando”, contaba Juanito para defenderse de su mala fama de chupón. 


Juanito tenía más de torero que de futbolista (hubiera cambiado su carrera en el Madrid por un mano a mano con Curro en Sevilla). Pero en el Burgos tuvo a Viteri, y ninguno de quienes estuvimos en el estadio olvidaremos jamás su sentada a Luiz Pererira en un 0-3 del Burgos del 76 en el Manzanares. Ayer, en el Bernabéu, se conmemoraron los veinticinco años de su muerte a los acordes del “Adagio for strings”, como si Juanito (“González”, por una tarde gloriosa en Puertollano), que se merecía más imaginación, hubiera sido un triste Roosevelt.

Ignacio Ruiz Quintano.

Anuncios

¿La Fiesta en Paz? Al fin, en España un crítico denuncia

El poderoso Julián.

Los defensores de la tauromafia, del sistema que asfixia a la auténtica emoción taurina –encuentro sacrificial entre dos individuos–, de los intereses de algunos por encima de la grandeza del toreo, prefieren llevar la fiesta en paz a denunciar atracos, tomaduras de pelo, tergiversación de la bravura y desperdicio inmisericorde de toreros, en esa rancia peregrinación cobera hacia el abismo. Hay excepciones.

En su artículo Con estos toros y estas figuras (Ponce, Juli, Manzanares) la fiesta es una farsa, publicado en El País el pasado 26 de marzo, el cronista Antonio Lorca señala entre otras cosas: “Va siendo hora de llamar a las cosas por su nombre antes de que la tauromaquia clásica se convierta en objeto de museo y dé paso a una modernidad deformada que parece inevitable… Ponce ya se está pasando de castaño oscuro; como le ocurre a El Juli, diestro poderoso y reconocido; y a Manzanares, elegante a la par de cómodo y ventajista, y otros pocos que están en la cumbre del toreo actual.

“Todos ellos llevan años destrozando la tauromaquia… Ellos y sus fieles colaboradores han impuesto a los ganaderos y al público el toro simplemente noble que, como bien se sabe, es simplemente tonto. Ellos están acabando con la fiesta, sin prisa, pero sin pausa… la búsqueda de la integridad es una batalla perdida; el aficionado exigente es un enemigo a batir; la seriedad, un valor retrógrado…

“Sólo el toro serio y toreros heroicos podrán salvar la fiesta. El problema es que las figuras no quieren enterarse. Y mientras persiste ese goteo de aficionados que huyen de las plazas, Ponce sigue cuidando cada tarde a toros con semblantes enfermizos, El Juli pelea en los corrales para imponer sus intereses que en nada coinciden con los de quienes todavía acuden a los tendidos, y Manzanares ensaya un paso de ballet ante un torete bonachón… Con estos toros –los de Domecq y toda su casta– y estas figuras… la fiesta de los toros es una farsa…” Aléguenle, positivos oportunistas.

Publicado en La Jornada 

Alcaldesa de Chihuahua ante las protestas antitaurinas: ‘Se gobierna para todos’


Por Nancy de León.

Hace tres días Asociaciones Protectoras de animales en el estado, se manifestaron en contra de la realización de una corrida de toros celebrada el pasado viernes en la capital de Chihuahua; tal queja llegó ante la instancia Legislativa donde a través de un documento los defensores reprocharon a Maru Campos, alcaldesa y al secretario del Ayuntamiento, César Jáuregui, violar la Ley de responsabilidad de servidores y de bienestar animal, pues dejaron en claro que la presidenta contradijo su propuesta de campaña de prohibir las corrridas de toros. 

Hoy la alcaldesa Campos Galván respondió que cuando se gobierna, se hace para todos, por lo que se toman en cuenta varios puntos de vista.

Refirió en entrevista que éste tema compete al ámbito legislativo, por lo que para prohibir antes se necesita reformar la ley, por ello aseguró que estos grupos primero tendran que tener el reapaldo de la ciudadanía para posteriomente hablar con los diputados y que estos lo estipulen en la ley tal como se hace en otros estados.

Y es que la crítica fue por Omar Alí Fierro, presidente de la asociación Naashkaan en Delicias, quien comentó que durante la campaña, Maru Campos dijo que propondría eliminar las corridas de toros, y ahora, no sólo en redes sociales, sino en diversas declaraciones, ha promovido la fiesta brava al acudir al pasado festejo celebrado en la Plaza de Toros La Esperanza de la capital del estado, en donde se presento el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza.

A la presidenta municipal también se le preguntó su opinión ante el comentario del diputado Ecologista Ever Quezada, quien precisó que hay conflicto de intereses.

“¿Conflicto de intereses por qué?- aquí hay una plaza y se llenó el día de la corrida, entonces cuando se gobierna, tenemos que gobernar para todos y hay que tomar los puntos de vista para todos“, concluyó la alcadesa Maru Campos.

Fuente: Entrelineas

El torero que hablo con Dios Por Bardo de la Taurina


En el marco de la expo – fotográfica titulada; ‘El Pana, por Brujerías’ de la autoría del comunicólogo y fotógrafo de talla mundial Emilio Méndez, la que se realizó en la sede de la Asociación Nacional de Matadores. La charla chipén formó parte de la tertulia denominada Tupinam… ¡Va! 2017 y en ella la chistera de los recuerdos sorprendió cuando los muy allegados al torero legendario Rodolfo Rodríguez ‘El Pana’ entraron en erupción y de su cráter neurológico salieron lengüetazos inverosímiles, como ese que narro el playboy Salvador Solórzano, quien fuera apoderado del toreador de toros y pulques, al que dijo un día lo encontró mientras el apizaqueño decía que estaba hablando con Dios y como la locura cunde en la tertulia, Miguel Cepeda ‘El Brecó’ aseguró que su compadre ‘El Tahonero’ ese día le había hablado (¿por el móvil?) pa’ decirle que en el cielo había corridas de toros, y que en la venidera él estaba anunciado; -Mi menda al ver preocupado al torero, pues le explique que eso del cielo ‘naiden’ ha probado que exista, como espuerta de corderos y que por obvias razones en el improbable caso de que existiera, si las almas puras van pa’ allá, pues los últimos que irían, serían su compadre ‘Pana’ y por supuesto él-.

Era noche de recuerdos, pero también de escuchar voces, las que en remolino agarran vuelo en lo que ha venido sucediendo en la plaza capitalina y como se debe de hacer el balance de un serial que la gente dice lo bautizaron acorde con los días cuaresmales, que no es lo mismo que cuaresmeños, pa’ esta pluma que hay quienes piensan es rapaz, la mini serie o feria desde que fue concebida ya venía debilucha en el embonar de los protagonistas de una de las especies con los de la otra o sea, los toros con los toreros, nunca iban a conectar o si lo hicieron, peor aún, porque entonces quiere decir que el atractivo fue nulo ante los gustos de los aficionados.

Oí que hubo toreros, que pa’ lo poco que torean, han estado más que cumplidores y que en premio a ello a los que les pusieron estrellita en la frente, o al mero triunfador, le (s) van a dar más corridas ¿oportunidades? En plazas de menos aforo como lo son cualquiera del territorio tricolor, pregunta o más bien aseveración, no hubiese sido infinitamente más lógico, coherente y natural, que a esos toreros los anunciaran desde ‘endenantes’ en plazas pertenecientes al mismo consorcio, en las que fueran ascendiendo y como resultados de sus triunfos pisar la más grande del mundo, además si dicen que esos toreros por alguna razón torean poco, pues con ese rodar llegarían más puestos a la Plaza México, ¿entonces por qué hacer las cosas al revés?, ante eso no nos quejemos y tomemos como lección (empresa) que sus innovaciones dieron como resultado, que la gente ande diciendo ese dicho de; ‘Árbol que nace torcido, jamás su rama endereza’.

Y al haber estado tocando este tema, hay que dejar claro que esto se da porque México esta carente de un torero (s) mandón (es), de figuras y los de primera línea están de alguna manera ligados con apoderados – empresarios y como diría mi abuela; Cuando no tienes el sartén por el mango pues el que manda es el abarrotero y no los de los huevos.

Y hablando de guisos diré; que el mango de la corrida en la capital embonaba en olla pozolera y pa’ guisarlo ahí estuvo el rey del pozole Juan Luis Silis, a quien si la empresa oficialmente lo avala como el mejor chef, pues desde ahora será el primer contratado para la Temporada 2017 – 2018.

De El Cordobés a su hijo Manuel: “Hay que ir a Madrid, vamos a dejarnos de Palma del Río”


De S y S.

Parecía que la reconciliación estaba cerca pero nada más lejos de la realidad. Manuel Benítez ha desvelado que está muy molesto con su hijo, Manuel Díaz, y ha arremetido duramente contra él: “El que me quiera que luche por su cuenta, que ya está bien de tanta porquería y tantas mentiras”.

Manuel Benítez (80) ha estallado. El torero ha realizado unas explosivas declaraciones en las que arremete duramente contra su hijo, Manuel Díaz (48): “He tenido muchas corridas de toros en mi vida, gracias a Dios, pero ya está bien. Ahora, que me dejen tranquilo. Que me dejes tranquilo, Manolo. Yo ya estoy harto de toros como para ponerme delante, con el miedo que he pasado”, ha asegurado a TVE: “Estoy harto de tanta porquería y tantas mentiras. Se fue a la televisión diciendo unas cosas… Ya está bien hombre, que toree, que es lo que tiene que hacer. A Madrid es donde tiene que ir, vamos a dejarnos de Palma del Río”.

El torero hace claramente alusión a la corrida que compartirán Manuel Díaz y su hermano, Julio Benítez, el próximo día 22 de abril en Palma del Río, pueblo natal del padre, donde se esperaba el reencuentro: “Yo no voy a ir a ninguna corrida, no tengo que ir para nada”, afirma molesto. Según El Cordobés, las corridas de los dos hermanos son una campaña de marketing orquestada por Díaz: “Pues claro, ¿por qué no lo ha hecho antes? Que sí, que es mi hijo, ¿pero y qué más da? Ya está bien, yo también tengo que vivir y estar tranquilo”.

El diestro sigue muy molesto por la negativa de Díaz a torerar unas vaquillas delante de la prensa para zajar el tema de su paternidad: “No tengo que ir a ver a Manolo para que hable conmigo. Le dije que tenía siete vacas: tres para él, tres para Julio y una para mí. Y no quiso”, dice dolido.

Fuente: Informalia

Plaza México: Reiteran su torería Juan Luis Silis y Pepe Murillo ante lotes complicados

Una entrada lamentable para la última corrida de la feria de la Cuaresma.

Por Leonardo Páez.

Hay espectáculos diseñados por malos taurinos, quienes intentan rebasar a los antitaurinos en su prisa por darle la puntilla a la incomprendida y manoseada fiesta de los toros, en México y en otros países.

En la vigesimoprimera y última corrida de la temporada grande 2016-17 en la Plaza México –grande en peso, no en bravura–, que debió haber sido uno de los festejos más interesantes no de la temporada sino de muchos años, pero que a la postre echó a perder el ganado –buenas intenciones no matan criterio–, comparecieron tres toreros sobrados de cualidades pero relegados por el voluntarismo de unos, la ceguera de otros y lo nefasto del sistema taurino.

Alternaron el hidrocálido Fabián Barba –37 años de edad, 13 de alternativa y tres corridas toreadas este 2017–, el tapatío Pepe Murillo –30, nueve de matador y este año una sola tarde, la del domingo pasado–, auténtica revelación de la temporada, que luego de casi una década de alternativa, una lucha porfiada y un despliegue increíble de paciencia –la ciencia de tu propia paz–, después de que en más de dos décadas la anterior empresa no vio ni oyó a tan dotado torero, y el capitalino Juan Luis Silis –36, ocho y una corrida este año, pues triunfar en la México ya no es como antes–, tras poderosa y templada faena en la primera de estas funciones de oportunidad, luego de estar a las puertas de la muerte, volver a salirle a exigentes toros de José Julián Llaguno en Pachuca y triunfar, como sus compañeros de cartel, tras años de ninguneos y complejos de promotores sin visión pero colonizados. Se lidiaron reses del hierro jalisciense de San Marcos, bien presentadas pero indefinidas de estilo, escasas de bravura y sobradas de genio –mansedumbre defensiva–, que a la postre dieron al traste con la disposición de los alternantes. Volvió a acudir escaso público, tan gritón como ocasional, más bien atorado en el concepto de la lidia con figurines importados y toritos de la ilusión.

Sosería inevitable

Si bien Fabián Barba pechó con el peor lote, su voluntad y pundonor no bastaron para remontar las condiciones de sus enemigos, aunque en tandas cortas lograra meter en la muleta a su primero, geniudo, reservón e incierto, para agradecer en el tercio, y cayera inevitablemente en la sosería de su segundo.

Pepe Murillo se gusta en su tauromaquia y gusta a los tendidos. Decidido y fino, ante el soso, tardo y débil primero del hierro de Valparaíso –al que dejó lucido cuarteo Gerardo Angelino, agradeciendo en el tercio-, Pepe consiguió un trasteo sobrio y meritorio por ambos lados a fuerza de colocación y mando, con más valor, idea y sello que muchos que torean 25 tardes al año. Dejó un pinchazo arriba, es decir, sin aliviarse en el embroque, y varios descabellos que enfriaron a la gente. Pero con su segundo, con más recorrido y transmisión, repitió un gran quite por gaoneras muy quietas, bajando la mano de la salida, y con la pañosa reiteró el arte de sentir y hacer sentir en naturales ceñidos y sentidos apenas valorados por la asamblea. Tras pinchar, salió al tercio a agradecer una fuerte ovación.

Juan Luis Silis no tiene toro aborrecido. Con su primero, bello, castaño, sosillo, supo sobreponerse a las ráfagas de viento y consiguió tandas por ambos lados, y con el cierraplaza, el menos malo del encierro, estructuró en el centro del ruedo una inteligente y poderosa faena empañada con dos pinchazos, lo que no le impidió recorrer el anillo en aplaudida vuelta. En México hay muy buenos toreros desconocidos; faltan buenos empresarios que los hagan valer.

Publicado en La Jornada 

Ocho con Ocho: Para cerrar por  Luis Ramón Carazo

Paseíllo final en La México. Foto Plaza Mexico Twitter

Antes de hacer algún comentario sobre la corrida que representó el final de la Temporada de Cuaresma, regreso a algo de lo que escribí la semana pasada sobre el nombre de los astados de Marco Garfias, lidiados el domingo 26 de marzo de 2017, con relación a que los mismos por sus nombres me recordaban a la Semana Santa.

Marco Antonio hijo del inolvidable ganadero, me hace la precisión de que efectivamente fueron alusivos a la Procesión del Silencio de San Luis Potosí aquella que ocurre el Viernes Santo y me escribe lo siguiente: “Se escucha el clarín…El centurión de la Guardia Pretoriana se encamina del Teatro de la Paz hacia el Templo del Carmen…Da tres toques en la puerta…El clarinero a caballo abre el paso por las calles… ¡Silencio! ¡Ha iniciado la columna de la Procesión del Silencio!

Lo escribo con la emoción de que en unos días, ese pregón se pronunciará en una de las más bellas ciudades coloniales de nuestro país, gracias a Marco Antonio por el buen apunte, recordando con mucho cariño a su señor padre.

Y por cierto, para que no pase desapercibido, no quise dejar de escribir sobre la destacada labor de brega realizada por Sergio González al toro de Piedras Negras que desafortunadamente hirió a Antonio Romero, fue una lección del gran subalterno, antaño matador de toros y que tal vez paso de largo, por el percance del zacatecano, la lidia de capote de Sergio, fue de lo mejor que se haya ejecutado en la Temporada Grande.

En la corrida de triunfadores del 2 de abril, los tres actuantes Barba, Murillo y Silis demostraron que no se arredraban ante la imponente presencia de los toros lidiados durante la Feria de Cuaresma y que están listos para ser tomados en cuenta para contender con sus colegas nacionales y extranjeros en el futuro.

El encierro de San Marcos y uno de Valparaíso eran toros con toda la barba, requerían firmeza y los tres, la tuvieron, arrebatando instantes buenos de capote y de muleta, el premio consistente en una serie de corridas, pudiera tener como triunfador a Juan Luis, pero los tres exponentes demandan más oportunidades, para demostrar que tienen mucho más que decir en su difícil profesión, la cual día a día viven con gran vocación.

Se han ganado ser tomados en cuenta y si bien los más maduros son Barba y Silis, los detalles de Murillo son para no dejarlo en la cuneta, aunque es cierto que por la falta de torear, no aprovechó a cabalidad las condiciones de dos toros que prometían más, uno de Marco Garfias y otro de San Marcos.

Si hubiera un solo ganador, como resultado de la última tarde lo sería Juan Luis Silis quién aprovechó con gran capacidad al sexto de la tarde, pero como sus demás compañeros en casi toda la feria falló en la suerte suprema y perdió una oreja que tenía ganada por su faena de muleta, recibiendo al final como reconocimiento vuelta al ruedo.

Para terminar, cierro con la nostalgia de ver en su despedida a José Ignacio Flores, torilero desde 1953 en La México y oficialmente en su nómina desde 1955, esto es empezó desde adolecente a trabajar en un sitio mágico por donde sale quién es el elemento principal de la fiesta. Con agradecimiento recordaré que por muchos años antes de la corrida amablemente me prestaba su tarjeta de sorteo para conocer el orden de lidia de los astados de la tarde.

La vuelta al ruedo después del tercero de la tarde, fue un homenaje a la afición de Nacho que seguramente continuara en el tendido a partir de los próximos festejos.

Así es la vida, unos se retiran y otros llegan en esa continuidad del existir del ser humano que no para en tanto y tantos siglos de su existencia ¡Que disfrutes tu retiro, querido Nacho! ¡Y que el futuro brille para los que actuaron en la Temporada de Cuaresma! ¡Y que mi querido y admirado Maestro, Juan Silveti siga en plena recuperación en su querida Salamanca!