La cerrazón de la ignorancia


Por Salvador Ferrer.



Con la buena “miurada”, acabó la Feria de abril de Sevilla. El de ahora, es un análisis sobre el ruedo de las redes sociales. Inconsistente, falto de rigor, de veracidad, de calidad, de credibilidad, de capacidad analítica. Las redes sociales son muchas veces un contenedor de opiniones, vanidades, egos, complejos, ignorancia, mal gusto. Y en un contenedor caben muchas cosas: basura, paja, escombros, materia orgánica, bilis, residuos, podredumbre. ¿Quién tira piezas de valor en un contenedor? Tampoco todo todo es negativo: también se encuentra uno artículos brillantes, reflexiones lúcidas, información al segundo, primicias a golpe de un pichazo, argumentos de gente muy brillante, o placeres de la vida como tropezarse con el maestro Pérez-Reverte, Manuel Jabois o Antonio Lucas… El problema que quien suscribe percibe es que no se desbroza. Se opina gratis de todo y lo que es gratis suele tener escaso o ningún valor. Puro mercado.

Puede que las redes constituyan un termómetro social, sociológico. ¿Fiable, anecdótico? Viendo la Feria de Abril de Sevilla desde la distancia y a través de Toros TV de Movistar y asomándome a twitter entre toro y toro tengo la impresión de que el nivel y la capacidad de análisis brilla por su ausencia. La conclusión se extrae y viene generada por una responsabilidad en cascada, más allá de individualismos sin solución.

Las causas son complejas. España tiene índices de lectura muy bajos -se lee poco o nada y los aficionados forman/formamos parte de la sociedad-, la clamorosa desinformación en los medios generalistas, la mala información mezclada con la escasa información taurina, la pésima cultura taurina, la crisis del periodismo y el taurino no es excepción, el control del sistema, la publicidad camuflada. El caso es que cualquiera puede escribir de toros en un blog, obviamente en twitter y hasta en un portal. Y el lector corre el riesgo de tropezarse con un texto o una opinión de alguien que ni sabe escribir ni sabe de toros.

Hoy en día, estudiantes o intrusos del periodismo que llevan un cuarto de hora como aficionados, escriben, opinan, tuitean o postean mucho antes de leer, documentarse y escuchar. Un primer paso podría ser empezar a leer a Ignacio Álvarez Vara, maestro Barquerito. Y una pista es que no lo busquen por twitter. En la revista Zenda, decía el maestro Raúl del Pozo hace unos días: “Existe un campo infinito, que es internet, donde hay una acumulación de información como nunca en la Historia, pero que camina libremente, sin ningún tipo de control de calidad ni veracidad”.

Un fenómeno también evidente que concurre en este poliédrico escenario es la espiral del silencio que teorizó la politóloga alemana Elisabeth Noelle-Neuman. En la tercera línea de wikipedia, tal cual y por sintetizar, sobre esa espiral aplicada al fenómeno taurino: “los individuos adaptan su comportamiento a las actitudes predominantes sobre lo que es aceptable y lo que no… El comportamiento del público está influido por la percepción que se tiene del clima de opinión dominante”. Y en twitter predomina la crítica sin fundamento, lo visceral, el argumento es a veces una foto. Solo una foto.

Hoy en día -apriétense los machos- es digno de ser “aficionado bueno, exigente y riguroso” poner a parir a las figuras del toreo. Cuanto más mejor. A los mejores toreros de esta época teniendo en cuenta que en estos tiempos están en activo cuatro de los mejores toreros de todas las épocas. Por orden de alternativa: Enrique Ponce, Josétomás, Morante y El Juli. Ya no es responsabilizarlos de todos los males de la Fiesta, circunstancia atávica y cuyo origen se remonta a tiempos inmemoriales, sino desacreditar y negar constantemente su tauromaquia, su arte, su concepto, su inmensidad. No matizarla ni analizarla porque eso requiere capacidad de análisis y conocimientos. Directamente se niega, se destruye. La osadía de la ignorancia.

Para demostrar que uno es buen aficionado -qué cosas- no tiene más que poner a caer de un burro, por ejemplo, a El Juli, máxima figura del toreo actual. Con lo cual se demuestra de tacada una ignorancia superlativa. O a Ponce, a quien antaño más que ahora le caían críticas feroces. El maestro de Chiva podría estar 27 años más y ni así. No todos los ojos que miran ven.

Es como si, por poner un ejemplo, fuera de aficionado exigente, riguroso y de periodista independiente escribir que Messi y Cristiano son lo peor del fútbol o directamente el anti fútbol. Reconozco -amable lector- que yo soy anti Messi. Pero plenamente consciente de hacer el mayor de los ridículos.

Novillada en Valencia

El próximo sábado 13 de mayo la Plaza de Toros de Valencia abre sus puertas para acoger una novillada con motivo del día de la Virgen de los Desamparados. A las 18:30 horas, novillos de Sánchez Herrero para Fernando Beltrán, Alfonso Cadaval y Carlos Ochoa. El mismo sábado, a las 11 de la mañana, y promovido por la Federación Taurina Valenciana que preside José Miguel Soria se celebrará una misa en la capilla de la Plaza de Toros en recuerdo de Adrián Hinojosa, recientemente fallecido.

Avance Feria de Julio

Ya se van sabiendo algunos de los argumentos para la próxima Feria de Julio. Según la información que manejamos, podemos adelantar un cartel prácticamente cerrado. Con toros de Luis Algarra harán el paseíllo Paco Ureña, Román y Varea. También se lidiará una corrida de Cuadri en la que estará seguro Rafaelillo y un torero de la tierra. Y Andrés Roca Rey, único torero en desorejar un toro en la Feria de Abril, capitalizará el cartel estelar en San Jaime posiblemente en una corrida mixta. La novillada será de Los Maños.

Publicado en El Mundo

Anuncios

Los Miuras

Pepe Moral ante un Miura la pasada feria de Sevilla.

Por Antonio Burgos.

Ojalá todas las esencias y tradiciones de España se hubieran conservado con la fidelidad y el rito de la Casa Miura

ANTES de que estuviera de moda todo lo alimentariamente «sin», en Sevilla ya lo inventamos en taurina materia: las corridas de Feria «sin» Feria. El empresario Diodoro Canorea inventó las corridas de Feria «sin farolillos», cuando todavía no había empezado el festejo de abril.

Y quien cuando ya la Feria había terminado, en domingo, y había un día de fiesta local mal llamado «Lunes de Resaca», se inventó «el Lunes de Guardiola». Ese día de fiesta tradicionalmente se corrían toros de esa casa, que en su encaste Pedrajas se arrancaban al caballo casi desde la boca de riego. Era un espectáculo la suerte de varas.

Y salieron en esos Lunes de Guardiola toros tan bravos como «Comando Gris», que como su matador, Curro Camacho, no lo supo ver ni entender, no salió por la Puerta del Príncipe, sino que entró por la de un gimnasio con el que hubo de ganarse la vida tras pegar aquel petardo. Lo que le deseaba Juan Belmonte a un novillerete: «Hijo, pide a Dios que no te salga un toro bravo».

El día anterior al lunes «sin» de Guardiola que evoco era el «domingo de los Miuras». De siempre, la Feria taurina de Sevilla ha terminado con un encierro de los toros que los Miuras crían en Zahariche por el plan antiguo: todo tradicional, clásico, nada de moderneces; ritos y liturgia del campo bravo andaluz.

Como si todavía reinara Isabel II, que es cuando la ganadería se fundó, y no Don Felipe VI, el hijo del Rey Don Juan Carlos, que quedó encantado de asistir a las faenas camperas en la finca de estos toros de leyenda.

Ganadería que en esta Feria de Sevilla y en este San Isidro cumple 175 años en las mismas manos familiares, sin que la haya comprado un nuevo rico de la burbuja inmobiliaria. En manos siempre de la familia, los toros de Miura han visto pasar a España de los reales al euro, de las guerras carlistas a los atentados de la ETA, de la diligencia al Airbus, del correo de postas a los WhatsApp.

Y sin cambiar nada. Sintiéndose símbolo de la nación antes del invento de la «Marca España». Antes que Manolo Prieto diseñara el toro de Osborne, ya estaba un miura encampanado en la poesía, la leyenda, el romancero, la copla:

«Los toritos de Miura/no le tienen miedo a nada,/porque ha muerto El Espartero/el mejor que los mataba».

«Malhaya sea “Perdigón”», dijo después Fernando Villalón en su romance, como ampliación de sevillana tan hermosa, coetánea de la tragedia. Y luego vino «Islero» y lo de Manolete en Linares: más mito, más coplas, más leyenda; del «Capote de grana y oro» que Rafael de León le escribió a Juanita Reina a las campanas de Linares que Rafael Farina hizo doblar a duelo.

Hoy, en esos «sin» taurinos que inventó Canorea y continúa su yerno Ramón Valencia, es el «domingo de los Miura»… cuando ya no hay Feria. Ha terminado una desaforada Feria más larga que un Ave en doble composición.

Y en un Domingo de los Miuras, yo quiero rendir homenaje a esa familia que ha mantenido la rosa de la leyenda sin tocarla. Ojalá todas las esencias y tradiciones de España, empezando por la Corona, se hubieran conservado con la fidelidad y el rito de la Casa Miura.

Para la que igual que otros reclaman un «lenguaje no sexista» en el DRAE, pido una depuración de todo lo antiandaluz del Diccionario. Dice el DRAE de «miura»: «Toro de la ganadería de Miura, formada en 1848 por Eduardo Miura, famosa por la bravura e intención atribuida a sus reses». Pues miren, señores de la RAE: no. La formó en 1842 don Juan Miura.

Y su bravura e intención no es atribuida, sino probada: ya sólo saben latín los toros de Miura. Y quiten también, señores académicos, la segunda infamante acepción: «Persona aviesa, de malas intenciones».

A leguas se ve que los académicos de la Española no han estado nunca en Sevilla en esta gloria histórica del Domingo de los Miuras, ¿verdad, Andrés Amorós?

Publicado en Periodista Digital

Acabó la Feria de los reenganches


Por Luis Carlos Peris.

Tras los fuegos artificiales que cerraron la Feria, una sinfonía al natural le daba el pase de la firma a la Feria taurina. Pepe Moral lograba coger un nuevo tren con la esperanza de que no lo descabalguen de nuevo y lo hacía mediante el recurso mejor, con un ramillete de naturales excelsos que fueron los mejores muletazos del serial. Un serial que ha visto con alegría cómo un torero de raza se ha convertido en enciclopédico lleno de buen gusto. 

La Feria que ha cuajado Antonio Ferrera quedará para el recuerdo a la par de que ha de servir para que el pacense logre billete para el vagón locomotor del toreo. Con muleta y, sorprendentemente, con el capote, su paso por la Feria ha sido excepcional. 

La eclosión de Roca Rey, los capotes de Garrido y de Morante, la estocada de Manzanares o la rabieta de Cayetano le añadieron brillo a la Feria de dos grandes reenganches.

Publicado en: Diario de Sevilla

BILBAO RECUPERA EL TRADICIONAL FESTIVAL DEL CLUB TAURINO


De Sol y Sombra.

Tras un parón de una década, el próximo 9 de junio la capital vizcaína retomará el festival taurino más antiguo de España.

El Excelentísimo Club Taurino con la colaboración de la Junta Administrativa y la Casa Chopera ha confeccionado un cartel de auténtico lujo para esta 64ª edición. Pepe Luis Vázquez encabezará un cartel completado por Enrique Ponce, Morante de la Puebla, El Juli, Andrés Roca Rey y el novillero Antonio Catalán “Toñete“. Los novillos-toros a lidiar serán de las ganaderías de Garcigrande y de Zalduendo.

Pepe Luis Vázquez hará el paseillo para celebrar su 62 cumpleaños, Enrique Ponce volverá vestido de corto a Vista Alegre tras torear en numerosas ocasiones desde 1992 que lo hizo por primera vez y Morante y El Juli afrontan su tercer festival en Bilbao. Roca Rey hará su primer paseíllo como matador de toros en Vista Alegre, ya que tras los percances del verano pasado no ha podido participar aún en las Corridas Generales. Su última actuación fue como novillero, en la que cortó tres orejas. Toñete Catalán cierra un festival en su presentación como novillero en una plaza de primera categoría.

Oficialmente, el primer festival taurino se celebró en 1933, pero el auténtico precedente se dio en 1932 con una becerrada en homenaje al Athletic de Bilbao por la gran temporada que realizó aquel año. Sin embargo, aquel acontecimiento no resultó atractivo para la afición taurina, por de cara al año siguiente se decidió elaborar un cartel más atractivo. En 1933 se lidiaron reses de Contreras para Germán Echevarría (actuó a sus órdenes como banderillero el torero Antonio Márquez), Ramón Lafuente (jugador del Athletic), Torquito, Pepe Ortiz, Cagancho (que dio una gran tarde de toros), Gil Tovar y Chiquito de la Audiencia.

Desde entonces, y hasta el 2007, el festival vino sucediéndose de forma consecutiva y con gran éxito. El último año el cartel estuvo compuesto por Paco Ojeda, Juan José Padilla, El Juli, El Cid, José Maria Manzanares e Ivan Fandiño, con ganado de José Luis Marca

Lamentablemente, la crisis ha hecho que en los últimos años el certamen no se haya podido organizar.
Sin duda, es de destacar, que desde sus inicios el festival siempre ha tenido un carácter totalmente solidario a beneficio de la Casa de Misericordia del Bilbao, de la que depende el asilo de ancianos. Tanto las figuras como las ganaderías, acudirán a Bilbao de forma totalmente desinteresada.

El festival dará comienzo a las siete de la tarde. Las entradas tienen un precio que oscila entre los 3 y los 72 euros. Los poseedores de títulos de propiedad y los socios del Excmo. Club Taurino de Bilbao podrán recoger las mismas los días 2, 3, 4, 5, 8, 9, 10, 11 y 12 de Mayo con un %10 de descuento. Para el público general las entradas se pondrán a la venta a partir del martes 16 de Mayo.

El despacho de localidades se realizará en las taquillas oficiales de la misma plaza de toros, de diez a una y media de la mañana, y de cuatro a siete de la tarde. También se pueden adquirir entradas a través de internet en www.bacantix.com/entradas/ o en el teléfono 944 44 86 98.

Miguel Hernández anuncia los toros en Alicante

La empresa quiere resaltar con el cartel para la Feria de Hogueras la vinculación de la tauromaquia con la cultura y llamar a la lucha contra la intolerancia a través de la figura y los versos del poeta oriolano.

Por Cristina Martínez

Miguel Hernández se convierte este año en la imagen central del cartel de la Feria de Hogueras de Alicante. El objetivo de la empresa que gestiona la plaza es doble: por una parte, rendir homenaje al poeta oriolano en el 75 aniversario de su muerte y, por otra, reivindicar la tauromaquia como parte del patrimonio cultural a través de los versos de uno de los grandes autores alicantinos defensor de la tauromaquia.

José Ramón Lozano firma este cartel en el que aparecen la imagen de Miguel Hernández, previo permiso de los herederos del poeta, y se reproduce parte de la poesía “Llamo al toro de España”. “Despierta toro, esgrime, desencadena, víbrate./ Levanta, toro: truena, toro, abalánzate. / Atorbellínate, toro: revuélvete./ Sálvate, denso toro de emoción y de España”.

“Entendemos que es una oportunidad bonita para reivindicar la figura del poeta y su afición a los toros y ya que él dice en sus versos que se salve el toro de España, pues hacer un llamamiento para que así sea”, asegura Nacho Lloret, empresario de la plaza de Alicante.

Para Lloret, este cartel quiere reivindicar “una figura emblemática que representa unos valores donde las ideologías no tienen nada que ver a la hora de ser o no taurino, no se trata de ideologías sino de un sentimiento; al final, es cultura y es un patrimonio nuestro”.

Publicado en Diario Información