CONTRAQUERENCIA | PRIMERA DE FERIA DE SAN ISIDRO 2017: Al natural


Por Jorge F. Hernández.

Madrid parece lavarse la cara con la lluvia de mayo; Cibeles y las damas de corrida de toros lucen sin maquillaje su belleza al natural; los hombres de corbata y los enfundados en gabardinas emergentes encaran la inauguración de la Feria de San Isidro con la renovada esperanza invertida en la nueva empresa que encabeza Simón Casas , lector voraz, novelista en potencia, ensayista minucioso, Cónsul empresario exitoso de Nimes y otras plazas, amén de matador de toros por un solo día. 

Con la nueva empresa parece amanecer Madrid a la realidad aterrizada pasada por la lluvia que ha de quitarnos de encima el mismísimo San Isidro: borrón y cuenta nueva para una liturgia que no tiene por qué recibir la majadera afrenta de los detractores llamados anti-taurinos que creen racional bañar con pintura rosa las estatuas de los alrededores de la plaza; borrón y cuenta nueva para un serial que apostaba insensiblemente por carteles y ganaderías al azar, ahora mejor elaborados con los pies en la arena: no serán todas las tardes de No hay billetes, pero sí por lo menos 20 corridas de llenos totales Hasta la bandera.

Urge ahora hablar de Economía de Tauromaquia, donde la Villa y Corte que invierte millones de euros en la caja mágica del tenis o en la última etapa de la vuelta ciclista a España tiene que reconsiderar si es o no injusto la ausencia de apoyo o la callada negligencia que le dispensan los políticos al segundo espectáculo de masas más importante de España y hablar también de los costos y de los cobros, de las figuras y de los banderilleros anónimos.

Con todo, se abrió hoy una nueva era y al parecer, hasta la Presidencia tuvo a bien cambiar el ánimo del pasado y no mandó tocar el cambio del primer tercio hasta que cada uno de los matadores terminase de torear a la Verónica; un notable contraste con el necio afán de tocar los clarines cuando apenas llevábamos degustando el intento de dos o tres capotazos de recepción.

Con destellos de mansedumbre, el hierro de La Quinta mantuvo en vilo a los tendidos que se cubrieron a medias, y no sólo a los habitantes del ruedo de Madrid, pero de pronto la epifanía fugaz de una tanda por naturales nos recordó de qué se trata la liturgia diaria que nos encanta. 

El torero se llama Javier Jiménez, es rubio, de Sevilla y cuajó dos o tres tandas de logrados pases con la mano izquierda que confirmaron con uno solo de ellos la pasión quizá inexplicable de los aficionados: por ese lado, sin el armazón del estoque, con la tela suelta como un pañuelo rojo y pasándose el pitón al filo de la rodilla se congela por un instante la secreta coreografía de un arte incomprensible para los ajenos que la bañan en rosa… quizá porque el misterio de ciertas expresiones de la cultura –el verso callado, la pincelada oculta al óleo, el aria en silencio o el pase natural son gozos de un placer al natural.

Publicado en EL PAÍS

Anuncios

FERIA DE SAN ISIDRO: Astifina y muy dura sosería


Por Antonio Lorca.

Diez minutos antes del inicio de la corrida comenzó a lloviznar y, al poco, cayó un aguacero de esos que dicen que viene de la parte de Toledo; el ruedo quedó encharcado en distintas zonas, y el vecino, que sabía de lo que hablaba, comentó: “La culpa de esto la tiene Morante”. ¿De la lluvia? “No, de los charcos, que se ha empeñado en que se rebaje el suelo, y, encima, no viene más que a una corrida. Pues que lo hubieran rebajado el día antes”.

El asunto no pasó a mayores porque pronto dejó de llover y el agua se diluyó a pesar del capricho del artista sevillano.

Y comenzó el festejo, y acabó cuando habían dado ya las nueve y media y el frío se había metido en los huesos de los espectadores; porque a los toreros lo que les llegó al alma fue la dureza de la corrida de La Quinta, de bella estampa, muy astifinos pitones, mansa de libro, descastada y con malas ideas; especialmente, el segundo de la tarde, violento y brusco, que llegó entero al tercio final y no paró hasta que enganchó por la pierna derecha a David Galván, lo zarandeó, lo buscó con saña en el suelo, y le ha hecho la puñeta. Una probable fractura en el codo izquierdo puede ser mucho peor que una cornada. Y con la falta que tiene Galván de un triunfo que lo saque del pozo en que se encuentra…

Es lo que tienen los toros, dirán algunos. No exactamente. Es lo que tiene estos toros que, de entrada, muestran unos pitones de miedo, de esos que saben que si te levantan las zapatillas, te calan, que fue lo que le ocurrió a Galván; y, además, con malas ideas, y falta de casta y bravura. Toros de comportamiento muy desigual, sosos y descastados; tan solo el quinto embistió con codicia por el lado izquierdo a la muleta de Javier Jiménez, que, de forma intermitente, dibujó algunos naturales estimables cuando se decidió a asentar los pies y torear hacia dentro. No fue la suya una faena con argumento propio, sino irregular y más propia de quien no las tiene todas consigo.

Tenía motivos, quizá, el torero sevillano, pues la corrida había dejado en la enfermería a un compañero, y el más veterano de la terna las había pasado canutas con su lote. En fin, que Jiménez lo intentó de veras, con más voluntad que decisión, y todo quedó en una ovación cariñosa y la percepción de que se esperaba algo más.

Se le vio más centrado ante su primero, que tampoco era de fiar, pero al que se enfrentó con firmeza y trazó muletazos muy serios, producto de su decisión y valentía. Estuvo por encima de su oponente, que pronto dejó de embestir.

Poco después, pasó un calvario con el corrido en sexto lugar, que le correspondía al compañero herido. Abierto de pitones, sosísimo en la muleta, se empeñó en no morirse y a poco le cuesta a Jiménez escuchar el tercer aviso. Vamos, que lo salvó la campana, pues el animal se echó cuando el reloj se acercaba peligrosamente al pitido final. Duro de roer era ese sexto toro y poco acertado con el estoque estuvo el torero, quien aunó su mala puntería con sus lógicas precauciones.

Otros tres toros mató Alberto Aguilar, que no tuvo su tarde. No se entendió nada con su primero, soso y noblote, al que aburrió con una actitud anodina e impropia de alguien que quiere escalar peldaños en el toreo. Se le vio muy desconfiado, excesivamente, ante el peligroso segundo que hirió a Galván, y corroboró que le habían abandonado las ideas ante el cuarto, que acudía a regañadientes.
En fin, que la primera en la frente; que la corrida de La Quinta decepcionó por su aspereza y mala casta, y los toreros lo pasaron mal. Quizá, a los tres les pase factura, la tarde lo que sería injusto, por otra parte.

Habría que haber visto ante estos toros a más de uno; al que exigió el rebaje del ruedo, por ejemplo, a ver cómo se las apañaba con semejantes astados. Y como él, a tantos otros, que no quieren ver ni en pintura a toros como los de ayer. Vamos, que si la mayoría de los salen por chiqueros fueran así, la mayor parte del escalafón —las figuras, los primeros— estaba prejubilada.

LA QUINTA /AGUILAR, GALVÁN, JIMÉNEZ

Toros de La Quinta, bien presentados, muy astifinos, mansos, sosos y descastados. El segundo, muy peligroso.


Alberto Aguilar
: estocada —aviso— y dos descabellos (silencio); en el que mató por Galván, cuatro pinchazos, media tendida y tres descabellos (silencio); estocada, un descabello —aviso— y cuatro descabellos (silencio).


David Galván
: cogido por su primero durante la faena de muleta.


Javier Jiménez
: pinchazo —aviso— y tres pinchazos (silencio); estocada tendida —aviso— (ovación); estocada atravesada, un descabello —aviso— tres pinchazos, estocada casi entera —2º aviso— pinchazo y media (silencio).

Parte médico: Galván sufrió un puntazo corrido en el tercio inferior del muslo derecho, ligera conmoción cerebral y probable fractura del codo izquierdo.


Plaza de Las Ventas
. Primera corrida de feria. 11 de mayo. Más de media entrada.

Feria Toro 2017 Por Bardo de la Taurina


Mucho se ha dicho o más bien especulado sobre el por qué la fiesta está como está ¿y cómo está? sumergida en burbujas de silicón, esas que moldean artificialmente lo que lo natural ya no alcanza ni pa’ sostenerse en su lugar, hoy en la fiesta, muchas cosas se han caído, aunque tal vez todavía no se derrumban del todo, mas no todo es así aunque así lo parezca, pues hay tradiciones con olor a nostalgia que siguen siendo vigentes, una de esas rarezas a veces se salva que es la de lo bien hecho, lo cual sea dicho no tiene mucha ciencia; conocimiento, orden y respeto por lo que se haga y esto viene porque hoy precisamente se recorrerá el telón de uno de los acontecimientos más esperados, la Feria Toro 2017 a celebrarse en la coqueta plaza de toros La Florecita en Cd. Satélite en donde la gente de allá y de la CDMX está caliente por tener una feria que tenga sabor a torería, que la sintamos nuestra nos dicen los aficionados y puede ser que esa sea precisamente la configuración de los festejos que ya huelen a realidad y que se espera sean banquete durante el mes patrio, el cual deberemos de celebrar no obstante nos tengan secuestrados en el amplio concepto de la libertad y la independencia.

 

Un mes atrás un símbolo gráfico de alta creatividad del artista Mario Llano, empezó a jalar el interés por saber que había atrás de él, primero se descubrió que se trataba de una nueva empresa apuntalada por Don José Luis Alatorre y el matador Jorge Benavides, lo cual implica de pronto encontrarse con la luz de la esperanza, la de que las cosas se hagan bien como indican los previos a la Feria Toro 2017, la que constará de tres corridas en dupla que no son lo mismo que mano a mano y de esas tardes saldrán quienes irán a la marquesina de triunfadores, la que puede ofrecer múltiples combinaciones, el hermetismo sobre los actuantes de zapatillas y los de cuatro patas se ha mantenido y así será hasta esta noche, durante estas últimas semanas el verbo a conjugar lo ha sido la especulación sobre como quedaran conjugados los carteles, desde esta columna solo deseamos que los empresarios hayan dejado en el olvido a los toreros que nunca han tenido nadita de’ na; arte, valor, enjundia, técnica, percha, incluyendo a los que pagan sus toros pa’ torear, porque de ellos es imposible que surja una cereza pa’l pastel, así mismo en el olvido debieron quedar los toreadores a quienes hace rato se les fue el tren y ya no están pa’ carteles que requieren de imán en las taquillas, que son los que le pueden meter interés y oxígeno a la fiesta.

 

Ante la presencia de una nueva oferta empresarial no está demás volver a retomar el tema de la responsabilidad que implica ser taurino en el amplio concepto y es que si queremos mantener la tradición, los que se embuchacan el parné son los primeros que deben de cuidar el florecimiento, ¿Quiénes ganan? Los empresarios, los ganaderos, los toreros y es que no olvidemos que esto es un negocio llamado Fiesta Brava y como tal hay que invertirle y si no es así cualquier empresa va a terminar como muchas manipulando y explotando hasta la anorexia, que es a donde lleva el ahorro mal entendido ese que se da cuando en lugar de adquirir toros de cuatro a cinco años, les bajan el listón con el aplauso de los toreros de allá y de aquí, carne barata, carente de bravura y peluqueada, igual a menos riesgo, nada más que la ecuación les falló pues sin edad y kilos la gente no se va a retratar en las taquillas, no habrá que esperar hasta la celebración de las corridas en septiembre hoy mismo al anuncio de los carteles se sabrá si el león es como lo pintan o si nada más le van a pintar una raya más al felino.

 

Comienza la feria de San Isidro 2017 con toros de La Quinta


De S y S.

Este jueves comienza la feria de San Isidro de Madrid con toros de La Quinta para Alberto Aguilar, David Galván y Javier Jiménez

Estos son los datos, claves, curiosidades y récords para la primera de la feria.

  • Nadie ha logrado abrir la Puerta Grande de Las Ventas en el primer festejo de la Feria de San Isidro desde que lo hiciera Espartaco en 1985, hace ya 32 años. Ese día, Juan Antonio desorejó a su primero de Alonso y Moreno.
  • La última vez que un torero inauguró la Feria de San Isidro abriendo la Puerta Grande, ninguno de los tres toreros del cartel había nacido.
  • Toreros que han cortado la primera oreja de San Isidro en las últimas 6 temporadas: Juan Bautista (2016), Juan del Álamo (2015), Juan del Álamo (2014), Miguel Ángel Perera (2013), Iván Fandiño (2012), Uceda Leal (2011) y Curro Díaz (2010).
  • Ganaderías que han inaugurado San Isidro desde 2010: Valdefresno (2016), Cortijillo – Lozano Hermanos (2015), Valdefresno (2014), José Luis Pereda (2013), Cortijillo – Lozano Hermanos (2012), Valdefresno (2011) y Salvador Domecq (2010).
  • Es la primera vez que La Quinta lidia una corrida de toros en Madrid. El último toro que lidió fue en 2010 en la Corrida de la Prensa, lidiado por El Juli.
  • Paco Ojeda es el único torero en la historia que ha desorejado un toro de La Quinta en la feria de San Isidro. Fue en 1983 en una tarde en la que Esplá dio dos vueltas al ruedo tras estoquear al cuarto toro.
  • Alberto Aguilar va a alcanzar la suma de 20 corridas de toros en Madrid, con un balance de cinco orejas. Encadena 7 toros sin puntuar. En caso de irse de vacío sería la peor racha de su carrera como matador en Las Ventas.
  • Séptima vez que David Galván pisa el ruedo de Las Ventas como matador de toros. El Domingo de Ramos del año pasado cortó su única oreja y cayó herido.
  • Javier Jiménez fue uno de los triunfadores de la pasada temporada en Madrid, tras abrir la Puerta Grande en verano con una corrida de Bañuelos. Ha cortado una oreja al 50% de los toros (6) que ha lidiado en esta plaza.
  • Es la primera vez que Galván y Jiménez se enfrentan a una corrida de La Quinta. Alberto Aguilar lo ha hecho en Arles (Dos orejas), Valencia (Oreja) y Dax.

Publicado en COPE

El toro, determinante para el éxito o fracaso de la larga Feria de San Isidro 2017

Dos toros de la ganadería de Victorino Martín. Cristóbal Manuel
Dos toros de la ganadería de Victorino Martín. Foto Cristóbal Manuel.

Por Antonio Lorca.

En las 32 ganaderías que se anuncian en la Feria de San Isidro de 2017, entre las que predomina el encaste Domecq, radica el misterio del éxito o el fracaso del ciclo taurino más largo e importante del mundo, que transcurre desde el jueves, 11 de mayo, hasta el domingo 11 de junio, y comprende 25 corridas, tres novilladas, cuatro espectáculos de rejoneo y los festejos de Beneficencia y Cultura, los días 16 y 17 de junio.

En total, 51 toreros de alternativa, 9 novilleros y 7 rejoneadores harán el paseíllo en la plaza de Las Ventas, que por vez primera desde el año 2012 ha aumentado el número de abonos vendidos. Según Plaza1, la empresa que dirige el taurino Simón Casas, en esta feria se han vendido 799 abonos más de los que había en manos de aficionados en octubre del año pasado; de 15.459 se ha pasado a 16.258. Y añade dos datos más: uno, a las 20 horas del día 3 de mayo, primer día de apertura de las taquillas, se vendieron 40.000 entradas (el 75 por ciento de ellas por internet, gracias a un sistema por el que se puede elegir la localidad sobre un plano de la plaza, y se pueden imprimir o descargarlas en el móvil); y dos, en los primeros festejos del año han acudido a la plaza 30.000 personas más que el año pasado en esas mismas fechas.

Sea como fuere, el toro, el convidado de piedra del que casi nadie habla, es el protagonista principal del espectáculo, y de su juego en el ruedo dependerá que la Feria de San Isidro contribuya a crear esperanza para la fiesta o hundirla en el aburrimiento.

De momento, el presidente de la Asociación El Toro de Madrid, Roberto García Yuste, ha hecho público un artículo titulado ¿Qué toro deberíamos ver este San Isidro? en el que señala que “todos los aficionados debemos saber que el toro de Madrid se diferencia de las demás plazas en la seriedad”; y añade que “el toro que pise la arena de Las Ventas debe ser íntegro, estar bien hecho, armado por delante, con morrillo y culata; que imponga peligro al torero, y respeto, miedo y admiración al espectador”. “Las condiciones del toro de Madrid deben ser la fuerza, la casta y la bravura”, concluye.

“Las condiciones del toro de Madrid deben ser la seriedad, la fuerza, la casta y la bravura”. (Asociación El Toro)

Casi nada; por pedir que no quede. El representante de los exigentes aficionados madrileños es el primero que conoce la situación actual y es consciente de que pide peras al olmo. El toro de hoy, en líneas generales, carece de las condiciones imprescindibles para generar la emoción que necesita la fiesta para su supervivencia.

Prueba de ello es, por un lado, la experiencia de la reciente Feria de Abril, y, por otro, las cómodas ganaderías a las que se han apuntado las figuras para el largo ciclo madrileño.

Alejandro Talavante es el único torero que acudirá cuatro tardes a Las Ventas y protagoniza la ‘gesta’ de apuntarse a los toros de Victorino Martín; los de Victoriano del Río, Núñez del Cuvillo y Puerto de San Lorenzo completan su compromiso.

El número de abonados ha aumentado en 799 respecto a 2016

Alberto López Simón y David Mora le siguen con tres: Montalvo, Jandilla y Victoriano son los hierros elegidos por el primero; El Pilar, Parladé y Garcigrande, el segundo.

Roca Rey se ha decantado por los toros de Núñez de Cuvillo y Victoriano del Río; Manzanares ha optado por Juan Pedro Domecq y Victoriano; Perera, por Victoriano y Fuente Ymbro; a Jandilla y Puerto de San Lorenzo pertenecen los toros que lidiará Castella; El Juli ha preferido Alcurrucén y Victoriano. Y a una sola tarde acudirán Enrique Ponce, que se anuncia con reses de Garcigrande, y Morante, con las de Núñez del Cuvillo.

Como es fácil colegir, las figuras prefieren la comodidad de las ganaderías contrastadas por su nobleza y que solo en casos excepcionales destacan por la fuerza, la casta o la bravura.

Habrá otras ganaderías, más interesantes sobre el papel, pero quedan reservadas para toreros de la zona media o baja del escalafón: La Quinta, Dolores Aguirre, Rehuelga, Victorino Martín, Adolfo Martín, Cuadri y Miura.

En la larga nómina de los toreros destacan tres: Eduardo Dávila Miura, que reaparece para celebrar el 175 aniversario de la ganadería de su familia. Una verdadera gesta de figura del toreo. Antonio Ferrera, triunfador absoluto de la Feria de Sevilla, que acude a Madrid como la gran novedad del ciclo tras su retiro forzoso de casi dos años; y Pepe Moral, triunfador ante los miuras en Sevilla, y uno de los pocos toreros en activo que no aparecen en los carteles isidriles. Es de suponer que el empresario francés le reservará el primer hueco que haya en la feria.

Comienza, pues, el largo serial de San Isidro, la primera de la nueva empresa dirigida por Simón Casas, que no ha aportado novedades respecto a ferias pasadas. El particular optimismo del empresario vaticina tardes de lleno y triunfos de puerta grande. La realidad -el toro y los toreros- tienen la última palabra.

Publicado en El PAÍS

Tendido 7: Madrid, Las Ventas, San Isidro 2017…. 


Tendido 7: Madrid, Las Ventas, San Isidro…. ¡Ay, por fin!

Por Xavier Toscano G. de Quevedo.

¡Qué rápido camina el tiempo! Frase de la cual, con alguna periodicidad, echo mano.  

Es igualmente una situación de la que todos estamos al tanto, y que en infinidad de ocasiones nos cuestionamos: ¿por qué tiene que ser así? Y sin embargo esto tiene que suceder, y una vez más en un abrir y cerrar de ojos, con el domingo anterior concluyó la Feria de Abril Sevillana, en la que se vivieron momentos muy poco relevantes y de frugales emociones.

Tratando de hacer memoria, solamente nos quedaremos con las imágenes de un buen encierro de Torrestrella de Álvaro Domecq Romero, los extraordinarios toros de Victorino Martí, destacando “Platino”, el burel más bravo de la feria, y Miura, que para delectación y agrado de los auténticos aficionados, estuvo en Miura

De los actuantes, obviamente la magnífica faena de Roca Rey, que lo convirtió en el torero triunfador de Sevilla. Lo demás, habrá que echarlo al olvido, o para ser más preciso, desecharlo, excluirlo y eliminarlo.

Ya que es más prudente y de vital importancia para el Espectáculo Taurino universal, mejor pensemos en Madrid, en su plaza “Las Ventas” y en la Feria Non del planeta de los toros, “San Isidro”, que en este año de 2017 estará cumpliendo 75 años de fructífera y extraordinaria historia, que ha marcado y seguirá indiscutiblemente pautando las directrices de nuestra insigne e insuperable fiesta.

Criticada infundadamente por algunos mediocres que dejándose llevar de impulsos y afectaciones de envidia absurda —como invariablemente sucede en todas las actividades que realizan las personas, y más cuando son triunfadores— es sin embargo más, mucho más aclamada y enaltecida por un universo de buenos aficionados, que ven en Madrid y su Feria de San Isidro, el bastión que resguarda a nuestro Espectáculo Taurino.

Es en San Isidro, la Feria que siempre buscan y pelean todos los toreros del mundo, sin importar su escalafón, y donde también subalternos y picadores sueñan con hacer el paseíllo en busca de las palmas de los aficionados, quienes por cierto, y no obstante la severa y difícil situación económica por la que atraviesa su país, llenarán tarde a tarde todas las localidades del coso “Venteño”.  

Recordemos que la jerarquía axiomática de San Isidro no es obra de la casualidad, tampoco es por el capricho de ninguna persona, es únicamente por el trabajo intenso, juicioso y con decisión de muchas décadas, de grandes hombres, de autoridades resueltas y vigilantes, así como de empresarios que a través de la historia, siempre han apropiado del compromiso y la obligación de velar sin interrogantes, por la seriedad y grandeza de un espectáculo, el cual finalmente —esto es lo verdaderamente importante— es valorado y custodiado por aficionados exigentes, juiciosos y comprometidos con su papel demandante ante ganaderos y toreros, comportándose “siempre inflexibles y rigurosos” en todas sus apreciaciones, como de igual forma deberían involucrarse y ser todos, absolutamente todos aquellos aficionados que “respetándose”, acudan a cualquier plaza del mundo.  

En fin, ¿esta autenticidad y rectitud que se vive en Madrid, la veremos algún día en nuestro México? Creo que NO, seguramente nunca, porque es asignatura casi imposible. ¡Que es difícil, sí, muchísimo, pero quizás si alguna vez se mostrara algo de voluntad entre los aficionados de nuestro país, entonces probablemente!        

Hoy, lo primordial es que mañana jueves 11 inicia una vez más la Feria de San Isidro. Principia para muchos ganaderos, toreros y aficionados el sueño de cada año. Es Madrid, plaza de Las Ventas, Feria de San Isidro, el epicentro mágico y único del Espectáculo Taurino, en donde la mirada de todos los seguidores de esta inigualable fiesta, estará fija los próximos 30 días.  

Madrid y su plaza, esfera en donde SÍ estará en cada tarde, la verdadera presencia del Eje Central y Único de nuestro milagroso espectáculo; Su Majestad El Toro Bravo.       

Publicado en El Informador

Simón Casas espera llenar Las Ventas 20 tardes esta Feria de San Isidro 2017


Alberto Aguilar, David Galván y Javier Jiménez con toros de La Quinta abren esta tarde una feria que se cerrará el 17 de junio.

De SOL y SOMBRA.

El empresario Simón Casas, que junto con Nautalia se han hecho este año con la concesión de la plaza de toros de Las Ventas de Madrid, ha afirmado ayer miércoles que esperan llenar el coso madrileño 20 tardes de los más de 30 festejos programados esta feria.

El empresario Simón Casas, que junto con Nautalia se han hecho este año con la concesión de la plaza de toros de Las Ventas de Madrid, ha afirmado que esperan llenar el coso madrileño 20 tardes de los más de 30 festejos programados esta feria.

Tras la inauguración de la exposición ‘Manolete. El hombre. El mito’, que acoge una de las salas de la plaza, Casas ha animado al público a visitarla porque es “impresionante” y recoge 39 fotografías de un “personaje mítico, un torero de época que marcó un antes y un después de la historia del toreo”. Y ha destacado su “entrega, técnica y verticalidad”.

Respecto a la feria de San Isidro en sí, el empresario francés ha prometido que será “una gran feria porque no falta ninguna firma, no hay una tarde sin una corrida atractiva ni ganadería emblemática”. “Hay carteles muy atractivos, con el Juli, Enrique Ponce, Manzanares, etcétera. Esperamos que el primer San Isidro que organizamos sea triunfal”, ha dicho.

Los carteles son:

Jueves 11 de mayo. Toros de La Quinta para Alberto Aguilar, David Galván y Javier Jiménez.

Viernes 12. Toros de El Ventorrillo para Eugenio de Mora, Jesús Martínez Morenito de Aranda y Román.

Sábado 13. Toros de El Pilar para Diego Urdiales, David Mora y José Garrido.

Domingo 14. Rejones. Toros de Benítez Cubero para Andy Cartagena, Sergio Galán y Manuel Manzanares.

Lunes 15. Toros de la ganadería de Montalvo para Curro Díaz, Paco Ureña y Alberto Lopez Simón.

Martes 16. Toros de Lagunajanda para Juan del Álamo, Jiménez Fortes y Román.

Miércoles 17. Toros de Fuente Ymbro para David Fandila El Fandi, Miguel Ángel Perera y José Garrido.

Jueves 18. Toros de Parladé para Curro Díaz, Iván Fandiño y David Mora.

Viernes 19. Corrida de la Prensa. Toros de Puerto de San Lorenzo para Sebastián Castella, Alejandro Talavante y Javier Jiménez.

Sábado 20. Corrida de rejones. Toros de Los Espartales para Andy Cartagena, Diego Ventura y Leonardo Hernández.

Domingo 21. Toros de Las Ramblas para Juan José Padilla, Antonio Ferrera y Manuel Escribano.

Lunes 22. Novillos de El Montecillo para Jesús Enrique Colombo, Pablo Aguado y Rafael Serna.

Martes 23. Toros de la ganadería de Valdefresno para Daniel Luque, Saúl Jiménez Fortes y Juan Leal.

Miércoles 24. Toros de Núñez del Cuvillo para Juan Bautista, Alejandro Talavante y Andrés Roca Rey.

Jueves 25. Toros de Alcurrucén para Julián López El Juli, Álvaro Lorenzo, que confirma alternativa, y Ginés Marín, que también confirma doctorado.

Viernes 26. Toros de Jandilla para Francisco Rivera Ordóñez Paquirri, Sebastián Castella y Alberto López Simón.

Sábado 27. Toros de El Torero para Joselito Adame, Francisco José Espada y Ginés Marín.

Domingo 28. Rejones. Toros de El Capea para Diego Ventura y Leonardo Hernández, mano a mano.

Lunes 29. Toros de José Luis Pereda para Jesús Martínez Morenito de Aranda, Iván Fandiño y Gonzalo Caballero.

Martes 30. Novillos de Montealto para Leo Valadez, Diego Carretero y Andy Younes.

Miércoles 31 de mayo. Toros de Victoriano del Río para Miguel Ángel Perera, Alberto López Simón y Andrés Roca Rey.

Jueves 1 de junio. Toros de Juan Pedro Domecq para José María Manzanares, Cayetano Rivera y Joaquín Galdós, que confirma alternativa.

Viernes 2. Toros de Garcigrande para Enrique Ponce, David Mora y Varea, que confirma alternativa.

Sábado 3. Novillos de Flor de Jara para Juan Miguel, Alejandro Marcos y Ángel Sánchez.

Domingo 4. Toros de Cuadri para Fernando Robleño, Javier Castaño y Octavio Chacón.

Lunes 5. Toros de Dolores Aguirre para Rafael Rubio Rafaelillo, Alberto Lamelas y Gómez del Pilar.

Martes 6. Toros de Victorino Martín para Diego Urdiales, Alejandro Talavante y Paco Ureña.

Miércoles 7. Toros de Rehuelga para Fernando Robleño, Alberto Aguilar y Pérez Mota.

Jueves 8. Toros de Alcurrucén para Manuel Jesús El Cid, Joselito Adame y Juan del Álamo.

Viernes 9. Toros de Adolfo Martín para Antonio Ferrera, Juan Bautista y Manuel Escribano.

Sábado 10. Rejones. Toros de Fermín Bohórquez para Pablo Hermoso de Mendoza, Sergio Galán y Lea Vicens.

Domingo 11. Toros de Miura para Rafael Rubio Rafaelillo, Dávila Miura y Rubén Pinar.

Fuera de abono

Viernes 16 de junio. Corrida de Beneficencia. Toros de Victoriano del Río para Julián López El Juli, Alejandro Talavante y José María Manzanares.

Sábado 17. Corrida de la Cultura. Toros de Núñez del Cuvillo para José Antonio Morante de la Puebla, Cayetano y un triunfador de San Isidro.

Domingo 18. Novillos de José Luis Marca para los tres novilleros triunfadores de San Isidro.

Twitter @Twittaurino