El timo de una corrida de Beneficencia: la taquilla se la llevaron los toreros

Ponce y Roca Rey, a hombros por la puerta grande tras la corrida de toros de ASPRONA – EFE

Los aficionados taurinos de Albacete revelaron al diario EL ESPAÑOL su inquietud tras analizar las cuentas: “Parece mejor poner una fila cero o una cuenta bancaria que organizar una corrida de toros, porque los donativos han sido los que han salvado los resultados y aún así tras un lleno total se han perdido 7.500 euros en gastos de la corrida. Ver para creer”.

De SOL y SOMBRA.

Según publica este viernes el diario EL ESPAÑOL, en una información del periodista Juan Luis Galiacho, los grandes ganadores de la corrida benéfica a favor de ASPRONA (Asociación para la Atención a Personas con Discapacidad Intelectual y sus Familias) que se celebró el pasado 11 de junio de 2017 en la plaza de toros de Albacete fueron Enrique Ponce, el peruano Andrés Roca Rey y Cayetano Rivera. No por las dos orejas de los dos primeros y la que consiguió el último, sino porque se embolsaron -por su caché y derechos de imagen- el equivalente al 82% de lo recaudado en taquilla. En total, 187.000 euros en concepto “toreros y derechos de imagen”, sobre un total de 227.567 euros recaudados por el lleno total en la plaza albaceteña.

Pero no fueron los únicos que sacaron un beneficio por el acto. El segundo ganador fue el ganadero. Los astados del también albaceteño Daniel Martínez, de la ganadería Las Ramblas, costaron otros 44.437,80 euros. Otro 19% del pastel.

Entre toreros y ganadero sumaron 231.437,80 euros, por encima de lo recogido por la venta de entradas. Como resultado, los que deberían beneficiarse por la corrida, los niños discapacitados de ASPRONA, no ganaron un solo euro por la misma y su éxito dependió de otros conceptos, prosigue la información que este jueves publica EL ESPAÑOL.

La tradicional corrida de toros en beneficio de ASPRONA, emitida en directo por Castilla-La Mancha Televisión el pasado día 11 de junio, volvió a convertirse en un auténtico escándalo desde el punto de vista económico. De nuevo han saltado voces muy críticas entre los verdaderos aficionados que ven cómo estos gestos demuestran “la caradura” que hay en el taurinismo oficial, lo que beneficia aún más a los movimientos antitaurinos, asegura el periodista que publica la noticia.

Enrique Ponce y su cuadrilla tuvieron un caché de 60.000 euros, de los cuales donaron 15.000. Cayetano Rivera Ordóñez y su cuadrilla recibieron también 60.000 euros, pero donaron 5.000. El peruano Andrés Roca Rey y su cuadrilla -torero de moda con millonarios contratos- se llevaron 55.000 euros y no donaron ni un solo euro para ASPRONA,

Este año, en cambio, los organizadores sí que se embolsaron los derechos televisivos. Frente a la gratuidad por la que retransmitió TVE en 2016, Castilla-La Mancha Televisión ha pagado 24.200 euros por emitir esta corrida.

A esta cantidad hay que sumar otros 30.000 euros donados por la televisión pública manchega. Eso sí, se cobraron derechos de imagen por parte de toreros y cuadrilla, según figura en el desglose oficial de la organización, a pesar de ser una corrida benéfica.

Según prosigue la información publicada por EL ESPAÑOL, la realidad es que si toreros -incluidos los derechos de imagen- y ganadería supusieron un desembolso superior al de los ingresos por taquilla, hubo otros conceptos que empeoraron aún más las cuentas del acto benéfico: Seguridad Social -12.553,27 euros-, propaganda -7.325 euros-, gastos de la plaza de toros -7.154 euros-… y gastos diversos para una corrida benéfica -6.361,55 euros.. En total, 264.831 euros de gastos.

Ese desembolso es superior a lo que obtuvo la organización por ventas de localidades -227.567 euros-, por los derechos televisivos -24.200 euros-, la venta de carne -3.000 euros- y la publicidad que pagó Globalcaja -2.500 euros-. En total, 257.267 euros de ingresos.

Solamente las donaciones salvaron el balance. Los 59.023,25 euros recibidos por este concepto acabaron cubriendo parte de los gastos, y ASPRONA se llevó un beneficio de 51.458,63 euros.

Lee el reportaje completo de Juan Luis Galiacho en EL ESPAÑOL

Anuncios

Sigue la crisis: La empresa de Cinco Villas suspende su temporada de novilladas

Cinco Villas ¿capricho o se perdió la ilusión?

Sigue la crisis en el sector taurino mexicano, ya que otra empresa ha claudicado en su labor de organizar festejos menores en su plaza. 

Con estas descisiones se pone otro clavo en el ataúd del sector más desamparado de nuestro sistema: los novilleros.

Sin novilleros no hay futuro…

Pero se sigue afectando al sector mas vulnerable de la fiesta por protagonismos mal encauzados, falta de profesionalismo y poca visión ante la crisis de un sector en vías de extinción.

Algunas cosas positivas dejará esta gestión de Cinco Villas, pero tambien deja muchas que nunca se pudieron solucionar y que al final terminaron por apagar el entusiasmo en la misma afición, que los últimos meses dejo de acudir en grandes cantidades a los festejos en ese recinto.

De S y S.

La crisis en las filas novilleriles, el poco apoyo de varios sectores o grupos taurinos junto con las autoridades correspondientes, además de trabas para montar los festejos han motivado a la empresa de Cinco Villas a claudicar en su esfuerzo y con la novillada de este sábado se cierran por tiempo indefinido sus puertas.

Asi lo informó el empresario Luis Marco Sirvent anoche durante una conferencia de prensa -que incluyó paradójicamente una fiesta a manera de despedida- en donde algo molesto comentó que la novillada de este sábado no iba a ser permitida, debido a la presencia de dos extranjeros en el cartel y solamente un mexicano, por lo que decidieron incluir un mexicano más para poder realizar la novillada.

Pero aunque han claudicado en los festejos menores, Marco Sirvent dijo que Cinco Villas continuará realizando esporádicamente algunos festejos taurinos. 

El cartel de la “ultima” novillada esta compuesto por José María Pastor, el venezolano Jesús Enrique Colombo, el español Marcos y Francisco Martínez, con cuatro novillos de La Guadalupana y cuatro de Francisco Cordero.

Twitter @Twittaurino

Opinión: La muerte de Ivan Fandiño 


Por Luis de la Calle Robles.

No es casualidad que los soldados que regresan a sus países de origen tras haber participado en misiones de ocupación en el extranjero sufran trastornos de estrés postraumático. Como documentó la premio Nobel Svetlana Alexievich en su extraordinario Zinky Boys, no había nada más deprimente para un joven soviético que hubiera decidido cumplir en la guerra de Afganistán con su “deber internacionalista” que regresar a la URSS y descubrir que, en el mejor de los casos, sus conciudadanos le miraban con pena y en el peor, con desprecio. La camaradería creada durante la guerra, la dependencia mutua para salvar la vida, la rutina de la muerte y el éxtasis de la supervivencia, eran todas estrategias adaptativas que se volvían perjudiciales una vez recuperado el rango civil en una sociedad anestesiada frente a los horrores de los conflictos externos.

El también periodista Sebastian Junger narra en su librito Tribe pautas semejantes para los soldados estadunidenses desplegados en Iraq y Afganistán: más que una enfermedad producida por los estragos de la guerra, el sufrimiento de dichos soldados al regresar a casa parece estar dirigido por su incapacidad para adaptarse a una sociedad que no valora (e incluso rechaza) los valores y comportamientos que son precisamente necesarios para sobrevivir en un conflicto bélico. Ese desajuste entre el igualitarismo agresivo de la vida en una unidad militar y el individualismo ecléctico de la sociedad norteamericana cortocircuita a los soldados que al regresar descubren que sus esfuerzos, lejos de ser agradecidos, son en el mejor de los casos ninguneados. Los eclécticos encuentran poco que elogiar en el soldado, porque este es mero asalariado víctima del sistema (en la visión más bienpensante) o un sádico deseoso de venganza (en la visión más fanática). 

En las sociedades modernas no hay sitio para la violencia. Esto no quiere decir que no exista, sino simplemente que se trata públicamente como una mutación sorpresiva del gen humano que más pronto que tarde desaparecerá. En parte hay motivos para este optimismo. En su monumental The Better Angels of Our Nature, el psicólogo Steven Pinker evidencia la caída paulatina que las muertes violentas han experimentado al menos en Occidente. Las guerras internacionales parecen una reliquia del pasado. La caída de la URSS aceleró las transiciones democráticas (qué tipo de democracia se consolidó, esa es otra cuestión), así como la apertura de mercados internos al comercio internacional. La literatura académica sobre violencia ha encontrado que los países democráticos rara vez hacen la guerra entre ellos y que el intercambio comercial entre países también reduce las probabilidades de guerra. En el frente doméstico, con la hecatombe del marxismo rebelde, los conflictos violentos son casi monopolio del yihadismo islámico desde hace más de una década. Y donde no hay yihadistas, las disputas internas se canalizan cada vez más hacia fórmulas supuestamente apolíticas en las que los antaño rebeldes robinhoudianos hoy se rigen por la más escrupulosa regla del beneficio propio. Los ladrones, es sabido, deberían minimizar su uso de la violencia para no atraer el foco policial, y cuando se lo atraen, poco importa cómo se acabe con ellos siempre y cuando se acabe.

Sin guerras internacionales, la violencia es personificada por las masacres que con periodicidad tristemente admirable se repiten en Estados Unidos producidas por jóvenes perturbados con acceso fácil a las armas, por los ataques suicidas realizados por yihadistas en territorio europeo y por las narcofosas llenas de cadáveres anónimos. En los tres casos, los perpetradores de la violencia se representan como seres alienados y autoexcluidos, que han renunciado a formar parte de una sociedad occidental ilusionada con la utopía pacifista. Aislados de cualquier red de legitimidad política, los nuevos malvados ni siquiera tienen el consuelo de saberse en posesión de la verdad histórica. Su violencia es perversa, dice el discurso oficial, porque está desenraizada de la pacífica civilización vencedora. Pero desgraciadamente toda civilización tiene su cuota de sangre y no hay Roma sin gladiadores.

El pasado 17 de junio, el torero vasco Iván Fandiño fue mortalmente corneado en la plaza francesa de Aire-sur-l´Adour, cuando quitaba por chicuelinas al tercero de la tarde, toro de nombre “Provechito” y perteneciente a la ganadería de Baltasar Ibán. A pesar de que no faltaron miembros de la civilización pacífica que salieron a alegrarse por la desgracia ajena, tanto los profesionales (ganaderos, toreros, empresarios y periodistas) como los miles de aficionados al toreo sintieron en sus almas esa comunidad del dolor, esa solidaridad del silencio que los soldados “imperialistas” relatados por Alexievich y Junger no encontraron al regresar de sus misiones por el extranjero. 

El ritual taurómaco seguirá teniendo sentido siempre que haya personas dispuestas a jugarse la vida al ponerse delante de un toro y haya miles de aficionados que reconozcan el significado último de ese enfrentamiento atávico entre un hombre valeroso y artista y un animal fiero y noble. Sin esa comunidad de sentido, el toreo no es nada. Con esa comunidad, ya pueden aprobarse leyes y apagones mediáticos, que no desaparecerá. 

Quizás llegue el día en el que el ser humano sea capaz de abstraerse de su pasado evolutivo y garantizar derechos efectivos a los otros seres vivos que pueblan el planeta. Hasta que ese día llegue, las corridas de toros seguirán siendo una representación popular del sangriento enfrentamiento entre los hombres y los animales, un enfrentamiento que para Iván Fandiño tristemente acabó en derrota.

Publicado en La Silla Rota 

Feria de Colombinas 2017: Corridas de Toros

Estos son los protagonistas de una cartelería que pasado mañana va a conocer su puesta de largo con motivo de su presentación oficial por parte de la empresa de La Merced. p. guerrero

Por Paco Guerrero.

Morante, Manzanares y Roca Rey abren el elenco de una feria de Colombinas que a falta de dos días para su presentación oficial ya tiene cerradas sus cuatro combinaciones toreras.

En el cóctel que la empresa de La Merced ha tenido que conformar para esas cuatro tardes agosteñas se apuntan también los nombres de Miguel Ángel Perera, Sebastián Castella y David de Miranda, integrantes del cartel para la segunda corrida del abono.

No ha debido ser fácil para la empresa terminar conformando estas combinaciones. Ya se ha dicho que el año después de José Tomás deja estos lastres, pero no es menos cierto también que la feria onubense se nutre de toreros importantes del escalafón y por ahí hay poca variación, aunque es verdad que este año llegan nombres que refrescan esa nómina de nombres que a fuerza de estar arriba se repiten con demasiada asiduidad.

Digo que no ha debido ser fácil cuando a los carteles de la feria se han llevado entrando y saliendo nombres que a cada momento le daban un giro al abono. Que si Talavante sí, que Manzanares ahora no. En esa especulación sobre carteles, incluso quien esto firma apuntó como cierta esa terna de Talavante, Manzanares y Roca Rey el cuatro de agosto. Gajes del oficio. Después llegaron esos rumores del “oiga, que viene Ponce, que lo tiene hecho de hace mucho tiempo”. También el desmentido “que no, que Ponce dice ahora que no y que Morante se queda en casa”.

Bueno, pues al final todos dichosos. Cada uno con la corrida con la que quería venir a la feria. Cada uno encajado en la fecha que tenía que ser. O sea, que hay Colombinas para ser presentadas el próximo jueves día 29 en el patio central del Ayuntamiento onubense como bien anunciamos hace dos días.

La feria por lo tanto queda montada de la siguiente forma:

Miércoles 3 de agosto: novillos de Federico Molina para Rafael Serna, Emilio Silvera y el debut de Rodrigo Molina.

Viernes 4 de agosto: toros de Torrealta para Sebastián Castella, Miguel Ángel Perera y David de Miranda.

Sábado 5 de agosto: toros de Nuñez del Cuvillo para Morante de La Puebla, José María manzanares y Andrés Roca Rey.

Domingo día 6 de agosto: toros de los Espartales para Pablo Hermoso de Mendoza, Andrés Romero y el debut de Lea Vicens.

Tres debutantes llegan pues a la feria. Lo hacen el novillero Rodrigo Molina, la francesa Lea Vicens y el hierro de Torrealta.

Vuelve Castella, en uno de los momentos más dulces de su carrera, justamente cuando este próximo agosto cumple 17 temporadas como matador de toros.

Es verdad que la feria comienza a mitad de semana pero no es menos verdad que la novillada queda emplazada en el día grande de las fiestas y que además tiene dentro a un torero, Emilio Silvera, que al margen del percance con la espada el pasado año la verdad es que el de Huelva dejó expectación en esta plaza a costa de un toreo de muchos quilates con la zurda.

Y si hay que alabar en algo este abono es que el mismo haya defendido el nombre de David de Miranda dentro del mismo. El triguereño tenía ganada por derecho propio una plaza ante la afición de su tierra. No es defender por defender algo por el mero hecho del paisanaje sino en cuanto a las virtudes toreras que apunta Miranda al igual que se antoja justa esa inmejorable colocación de Andrés Romero en el cartel de rejones que cerrará la feria, más aun si se tiene en cuenta la gran dimensión de toreo que el rejoneador onubense dejó hace dos días en la feria algecireña.

Si la feria se quiere mirar en cuanto a sus ausencias posiblemente se eche en falta a Talavante, por el momento del extremeño, y a que Pablo y Ventura quieran torear juntos. No es admisible eso para el rejoneo ni para el aficionado, pero así está esto. Importan las presencias y la feria tiene buena pinta.

Los carteles solo son eso, carteles y declaración de intenciones. Y las del abono agosteño de Huelva las proclama bien intencionadas.

Publicado en Huelva Información

Si cae Madrid, adiós.

La Monumental es una ruina, cuestión harto dolorosa y de gran trascendencia. El primer dolor sería suspender la temporada aunque nada comparable a tener temporada y que sucediese un accidente. Y mayor dolor sería demorar la modernización de la plaza.

La pincelada por José Luis Benlloch.

Objetivo, salvar Madrid:

La noticia de la semana ha sido el posible cierre de Las Ventas. Un mazazo. De la semana, del año y vaya usted a saber el recorrido que acabará teniendo si no se toman medidas en la dirección adecuada. 

En estos momentos nada hay claro más allá de que la Monumental es una ruina. Los reportajes gráficos que han salido estos días asustan. No es menos evidente que quien tuvo la obligación de mantenerla tersa y lozana, no lo hizo. Y que semejantes frescos, dejémoslo en frescos, han puesto al fresco, durante años, la seguridad de los aficionados que acudían a la plaza. 

Y ya ni siquiera pregunto dónde está la pasta que generó el propio toreo y debía destinarse por ley a mantenerla tersa y lozana. En el limbo de algún bolsillo se supone. 

Tampoco está claro si se va a dar la temporada taurina. Que placan la plaza para espectáculos musicales y deportivos, eso sí, eso es fijo. Nadie lo discute ni a un lado ni a otro de las instituciones implicadas. Y ahí surge la gran pregunta ¿por qué unos sí y otros no?… ¿por qué alguien -te tienes que preguntar- considera que los espectadores taurinos merecen menos seguridad que los otros…? 

La cuestión es harto dolorosa y compleja. Y de gran trascendencia. También se puede convertir, si quieren y saben, en la gran oportunidad para asegurar el futuro del toro en Madrid con una plaza a la que no le quepa pega alguna. El primer dolor sería suspender la temporada. Cuesta digerirlo a bote pronto. Aunque si lo piensas es disgusto nada comparable a tener temporada taurina y que sucediese un accidente. Sería imperdonable. Dolor mayor aún sería demorar la actualización y modernización de la plaza y que las coyunturas políticas venideras se pusiesen con el toreo más contrarias de lo que ya están -ya conocen la ley de Murphy, todo lo malo es susceptible de ir a peor- y nos quedásemos con un edificio vetusto y descatalogado a merced de un permiso de más o de menos. Sería vivir en la precariedad, en realidad sería el descabello sin fecha fija. 

Hay que salvar la plaza, que debe ser segura, cómoda y acorde a la legislación, y hay que salvar el primer San Isidro. Ambas cuestiones no se deben perder bajo ningún concepto, en términos bélicos serían cuotas irrecuperables. Objetivos de vida o muerte. En alcanzarlos nos va el futuro. Y esa entiendo debería ser la hoja de ruta. Luego las compensaciones a la temporada perdida, a los abonados, a los contratos incumplidos y demás daños paralelos que se puedan producir, que se negocien con generosidad y amplitud de miras. Que se busquen vías alternativas, que se mojen los que no se mojaron en su día, pero el objetivo es Salvar Madrid, con mayúsculas, plaza, San Isidro y temporada. Esa es la jerarquía. Ese es el orden de prioridades. 

Si cae Madrid, adiós.

Publicado en Aplausos.

La izquierda propone corridas incruentas para la ley de “toros a la balear” 

De SOL y SOMBRA.

PSIB, Podemos y MÉS per Mallorca han rechazado hoy que se planteen modificar ningún aspecto esencial del proyecto de ley de “toros a la balear” a pesar de que el Ministerio de Cultura ha advertido de que considera inconstitucionales la gran mayoría de sus artículos.

“Sustancialmente la ley no cambiará”, ha asegurado el diputado de Podemos Carlos Saura, para quien la proposición de ley que el Parlament aprobará previsiblemente a finales de julio se ajusta a las prescripciones constitucionales y a los “márgenes” que el Tribunal Constitucional dejó al anular la ley catalana que prohibía las corridas de toros.

“Queríamos la abolición de la tauromaquia, pero eso no lo podemos hacer, lo que podemos hacer es evitar la muerte del animal”, ha incidido Saura.

El portavoz parlamentario del PSIB, Andreu Alcover, ha indicado que la prohibición de que los toros sean sacrificados como parte del espectáculo taurino es “un elemento nuclear” de la ley que tramita el Parlament al que los partidos proponentes no van a renunciar, pese a que sea una de las principales objeciones del Gobierno central.

“Si hay duda, que sea el Constitucional el que lo resuelva”, ha manifestado Alcover, que se ha mostrado seguro de la solidez jurídica de la proposición de ley.

Por parte de MÉS per Menorca, el diputado Antoni Reus ha recalcado que la ley balear se ciñe al ejercicio de las competencias autonómicas en las materias de regulación de actividades y de bienestar animal.

“Lo que afecta al sufrimiento y a la muerte del animal lo vamos a mantener”, ha subrayado el parlamentario econacionalista.

Fuente: ABC.

Asociaciones taurinas francesas denuncian una canción que se burla de Fandiño


En el año 2017 el mundo ya no sabe llorar la muerte de un torero…

Dos de las grandes asociaciones taurinas de Francia han pedido la intervención de la autoridad audiovisual y de la dirección de la radio pública francesa tras la emisión en esta cadena, el pasado viernes en un programa humorístico, de una canción que se mofaba de la muerte del torero Iván Fandiño.

De SOL y SOMBRA.

PARÍS. “Aunque el aspecto provocador y de mal gusto de los humoristas no puede cuestionarse por principio”, en este caso “se han superado ampliamente los límites admisibles de la libertad de expresión”, señalaron en un comunicado conjunto la Unión de Ciudades Taurinas Francesas (UVTF) y el Observatorio Nacional de Culturas Taurinas (ONCT),

En particular -añadieron- porque en la referida canción de Frédéric Fromet hay una “voluntad deliberada de ofender” y un “ataque a los sentimientos de aflicción de la familia” de Iván Fandiño, que sufrió una cornada mortal el pasado día 17 en la plaza de Aire sur Adour, en el suroeste de Francia.

Por eso la UVTF y el ONCT justificaron su petición para que, ante unos contenidos “incalificables” contra el diestro, intervenga el Consejo Superior del Audiovisual (CSA), la dirección de Radio France, así como la de la emisora “France Inter” y su mediador.

También exigieron “por el honor de la radio de servicio público y por la credibilidad de sus programas”, que haya “excusas públicas” del autor de lo que consideran una “agresión tan inmunda como gratuita”.

Y que se les dé un derecho de réplica para “hacer justicia al hombre de honor” que fue el diestro vasco, “insultado en antena”.

Recordaron que el CSA -con competencia para evaluar el respeto de las reglas que se imponen a radios y televisiones- sancionó hace más de veinte años a una emisora porque un presentador se felicitó de la muerte en servicio de un policía, un dictamen que fue refrendado por el Consejo de Estado.

“La dimensión festiva que se dio a la muerte del torero se corresponde de forma manifiesta al mismo tipo de comportamiento”, afirmaron.

Además, advirtieron de que la “profunda hostilidad” de la creación de Fromet podría generar “reacciones malsanas, incluido el uso de la violencia” en un momento en que “el activismo anti-taurino se desborda regularmente”.

En esa línea, las organizaciones taurinas se quejaron de que la radio pública “al autorizar tales derivas (…) favorece el empobrecimiento cultural que lamentamos en las jóvenes generaciones y alimenta el aumento de la intolerancia” en la sociedad.

El humorista Frédéric Fromet, que la presentó como una “canción festiva”, decía entre otras cosas en la letra: “el toro te redujo a chorizo”, “hizo de ti una brocheta española”, “hizo de ti una fantástica tortilla” o “te fuiste como una boñiga”.

Twitter @Twittaurino

Los huevos de oro Por Bardo de la Taurina

Pensar que con solo la mayoría de coletas mexicanos la Fiesta va a resucitar, es tanto como pensar que el petróleo se puede extraer con tirabuzón, equivaldría a andar despistados o no querer ver que el nacionalismo en tiempos de crisis, puede resultar contraproducente, el mayor problema de la fiesta actual es; que un sector no quiere aceptar que esto no está bien, no quieren darse cuenta de ello ¡Carajo! No es delito, ni ningún otro terminajo simplemente es realidad, veamos cuando a usted medio le duele el esqueleto, medio tiene el cuerpo cortado, como que medio siente calenturilla, o corre a la cantina a echarse una ‘Piedra’ o alguien piadoso le pone el termómetro pa’ medirle el agua a los camotes.

En la fiesta ¿cual es el termómetro? Pues las entradas, que nos dicen que la gente está dejando de ir a los tendidos, hagamos un ejercicio de conciencia sencillo de esos que no requieren de una radiografía, y veamos; cuando se dan carteles exclusivamente con toreros mexicanos ¿Qué porcentaje del aforo de las plazas se ocupa? La respuesta es clarísima, por lo general oscila entre un 25 o 30 %, ¿quiere un pilón?, se lo ponemos ¿qué más evidencia que eso?, ¿Cuál es el remedio? ¿Seguir repitiendo los mismos carteles con esos cinco toreros que son buenos? Pero que no meten gente a los tendidos.  

Más el grave problema es que los empresarios se van a cansar de perder dinero y van a tirar el arpa y entonces sí, adiós cocodrilo, por ello los ganaderos, los gremios de toreros y las autoridades tienen que jalar parejo, antes de que los empresarios terminen cerrando las plazas por incosteables, ¿la solución? Es la del juego de ‘La Pirinola’ es momento en que todos tienen que poner, los ganaderos tienen que flexibilizar sus precios de venta en los toros de cuatro y cinco años, para que los empresarios los puedan pagar y jugarse el albur de que anunciando el Toro, Toro y el Novillo, Novillo mayor número de gente asista a las plazas, si no lo hacen así, mientras se sale de la crisis, si es que sale, la situación se les va tornar más crítica porque cuando empiecen a darse menos festejos e incluso a cerrarse plazas de toros a los únicos empresarios a los que les van a poder vender sus animales son a los del Mc Donald’s.

Los gremios de toreros repito en esta época de crisis van a tener que ceder o flexibilizarse en el número de participantes extranjeros, si así le conviene a la mercadotecnia de los empresarios, porque de alguna manera vuelvo a lo mismo, si con tres connacionales lo más seguro es que pierdan dinero, que salgan tablas o si hay suerte pues ganen un dinerito, debido a dos factores, que estando bajo el nivel de atracción, pa’ tratar de compensar los empresarios fijarán precios que aunque fuesen justos al público, por lo general les van a parecer altos, entonces la lógica dice que hay que meter uno, dos o tres extranjeros pa’ hacer que les entre dinero y así se recapitalicen y además es cuando los toreros mexicanos tienen que sacar la enjundia pa’ triunfar con rotundidad y así vayan ganando en atracción hasta que los tricolores vuelvan a ser base de carteles, lo cual lamentable en esta epidemia de anorexia, no sucede.

Y es aquí donde las autoridades también deben de comprender que el enfermo (la fiesta) necesita urgente de transfusiones de importación pues hay epidemias que no se curan con chiqueadores de ruda y una de esas es la taurina y si no pues esperemos a que la gallina de los huevos de oro un día de estos clave el pico, y en su epitafio se leerá ‘La quisieron hacer más mexicana que el guacamole y terminó en mole colorado’
 
De tres a cuatro en Cinco Villas

Como anillo al dedo pa’ ejemplificar en un solo evento mucho de a lo que nos hemos venido refiriendo es lo que está sucediendo en torno a un festejo que se dará el 1ro. De julio en la llamada Catedral de la novillería, que lo es la plaza de Cinco Villas, donde en principio estaba anunciado un atractivo festejo con tres novilleros de otros tantos países México, España y Venezuela con seis novillos procedentes de un solo hierro y de pronto la empresa modifica el cartel incluyendo en él a un mexicano más, cuya eleccion  recayó en un novillero mexicano recién llegado de España, por ética y respeto a las partes solo me concretaré a decir que las causas por las que el cartel original fue modificado, podrán quedar esclarecidas ésta misma semana.

 
Sólo asentar que este ajuste le va a costar a la empresa un platanal, aparte de que va a tener que afrontar situaciones que no eran necesarias, me pregunto; ¿Le quedara a la empresa ganas de seguir apoyando a los novilleros?