Enrique Ponce gana la batalla legal contra el responsable de las pintadas en su escultura


De SOL y SOMBRA.

Numerosas esculturas de nuestro país han sufrido el vandalismo de algunas personas o colectivos. La estatua de Rocío Jurado que su familia mandó construir en el cementerio de Chipiona también fue profanada este verano, y unos días más tarde la de Lola Flores que se encuentra junto a la de su hijo Antonio en el cementerio de La Almudena y la de la Duquesa de Alba en Sevilla en numerosas ocasiones.

El pasado mes de enero le tocaba el turno a la estatua en honor a Enrique Ponce que se encuentra en la localidad alicantina de Chiva, amaneció con pintadas rosas y la palabra “asesino”.

La Fundación del Toro de Lidia (FTL) emprendió acciones legales en nombre del torero por el ataque vandálico contra la escultura dedicada a él.

El Juzgado ha admitido a trámite la querella interpuesta contra autor del acto de vandalismo. Manuel Desco, responsable de las pintadas ofensivas realizadas al monumento artístico de Enrique Ponce en la localidad alicantina de Chiva se enfrenta a una pena de prisión de 1 a 3 años y a una multa de doce a veinticuatro meses por un delito de daños al patrimonio.

Además, se enfrenta a una multa de tres a siete meses por un delito de injurias graves tras escribir la palabra ‘asesino’ junto a la estatua del torero. Con esta nueva querella, la FLT pretende cubrir todo el espectro de ataques al sector del toro.

Fuente Europress

Anuncios

La sorpresiva retirada de Morante abrió numerosos interrogantes

Por Álvaro R. del Moral.

Morante terminó la temporada con el mismo traje con la que lo empezó: un precioso terno azulón de delanteras bordadas en cordoncillo blanco que evocaba, de alguna manera, el atavío de los diestros de aquellos tres lustros de sangre y arte -la Edad de Plata- que sirven de espejo al genio de La Puebla. Del Domingo de Resurrección a la tarde aciaga del 13 de agosto en El Puerto de Santa María se sucedieron 23 corridas en las que hubo chispazos, sensaciones, revelaciones incompletas y, ojo, escasísimos triunfos contantes y resonantes. También alguna bronca inmisericorde. Morante había pasado por Sevilla esforzándose a tope, dejando faenas de hondo argumento interior pero, ay, el triunfo se empeñó en seguir ausente.

Morante se ha retirado pero la pregunta del millón persiste: ¿Volverá a liarse el capote en la puerta de caballos de la plaza de la Maestranza el próximo domingo de Resurrección? Posiblemente aún no lo sepa ni el interesado, que aludió a una baraja de excusas superficiales para detener el viaje de su propia temporada. El diestro de La Puebla declaró sentirse “aburrido”; “harto de presidentes y veterinarios”… Pero las razones más tozudas podrían ser otras.

El torero había afrontado una nueva temporada bajo el paraguas de la FIT, esa pomposa Fusión Internacional por la Tauromaquia cobijada bajo los activos del multimillonario mexicano Alberto Bailleres. Sus fieles de otro tiempo -léase Antonio Barrera– ya habían sido obligados a dar un paso atrás en los círculos concéntricos que rodean al torero y sus contrataciones se resolvían, de forma más o menos funcionarial, por un hombre de trastienda, José Miguel Carvajal. En los últimos tiempos, el torero se había visto obligado a matar encierros podridos marcados con el hierro de su apoderado que, seguramente, habían empezado a colmar su paciencia. Pero en el pecado va la penitencia: el descuido del trabajo de campo siempre ha sido uno de los debes del diestro cigarrero que podría estar madurando un radical golpe de timón en su entorno próximo para iniciar otra etapa en los ruedos dejando en el camino algunos rostros.

Una cosa parece segura: Morante quiere torear menos pero también quiere torear mejor. Ese planteamiento sólo puede pasar por la plaza de la Maestranza que, ya se ha comentado, podría ser el refugio de la última época en activo del diestro de La Puebla. Hay que recordar que Ramón Valencia había echado toda la carne en el asador después de lograr la paz con el diestro cigarrero. Morante fue el banderín de enganche de la sedición que alejó a las primeras figuras durante dos largas y amargas temporadas. Pero, ojo, también fue el encargado de licenciar sin honores a los restos de aquel G-5 que ya tenía vías de agua desde el momento de su estreno. El diestro de La Puebla ha sido la base indiscutible de las ferias de 2016 y 2017 aunque en la última comprobó que su tirón, más estirado de la cuenta, también puede encallar en taquilla.

Publicado en El Correo Web

Letras y caballos para la hispanidad Por Bardo de la Taurina

 

Por siempre será vigente entre los dos mundos, entre las dos razas, entre las dos banderas, entre las dos culturas, entre las dos lenguas, entre las dos historias  y entre  más todo, hasta fundirse en una sola realidad que es la Hispanidad.

Sol y horizonte que se unen por mar, tierra nueva para la corona española que no conocía el maná, que desde siempre aquí había estado en forma de cuerno de la abundancia,  a la que los gambusinos españoles  llegaron por agua y la  penetraron a caballo los que venían de la tierra de la piel de toro, esa  donde también a caballo se escribió  una de las páginas más trascendentales de la historia española, la que sobre el lomo de ‘Babieca’ el caballo  legendario con Don Rodrigo Díaz de Vivar ‘El Cid’, incólume siguió cabalgando.

Siempre el caballo sin el cual la hispanidad no se entendería completa, de ahí la importancia del caballo en la historia y en la vida de quienes enarbolan la bandera roja y gualda, como también entre quienes lo hacen con la bandera tricolor, símbolos que hoy siguen estando igual de unidos a través de los caballos.

Pues bien, todo esto viene porque  hoy un joven  de caballos amador de ellos, compañero de aventuras terrestres y aéreas, catedrático en instrucción de eso, que en buen castellano se conoce como doma, charro   gallardo, intrépido y echao pa’ lante, y por si algo le faltará rejoneador de toros bravos, ese es, Joaquín Gallo, el que ahora se monta en lo letrístico y coincidentemente con la hispanidad nos entrega una aportación cultural en torno al caballo, en un libro titulado ‘Doma, Charrería, Rejoneo y experiencia con caballos’ el cual testimonia en cinco  vertientes que van;

De sus experiencias en una yeguada en Castilla la Mancha, donde nos compenetra en el mundo libre  donde nace el caballo al que nos lo muestra en su esplendor, con el primario cabalgar que le permite trotar por las praderas,  donde el  caballo aprende de la supervivencia, de la convivencia y goza de ese tener por techo el cielo de España con sus luceros y sus estrellas, que el caballo hace parte de su vida.

Son tiempos donde las distancias se surcan a través de los vientos transcontinentales, en los que los caballos se convierten en verdaderos pegasos que son guiados por  el ‘Marco Polo Charro’ que comparte con los lectores las bitácoras y las peripecias para emigrar de Europa a América.

Llega el momento en que los equinos de altos registros están listos para el aprendizaje que lo es la doma y es aquí donde el catedrático Gallo nos comparte el plan de estudios que los caballos deben cursar, si es que pretenden brillar en sociedad.

La máxima mexicanización de caballo y  jinete, sin duda alguna, se da  en la práctica de la charrería, la que el autor como charro que es, nos la brinda sin guardarse secreto alguno, yendo de los aditamentos a las vestimentas y ya galoneado a las suertes charras ilustradas.

Y desde luego no podían faltar, los pasajes de arte y valentía que el rejoneador charro ha escrito a partir de la Plaza México, por toda la rosa de los vientos de la Fiesta Brava, en un espectáculo que maravilla cuando se ve a Joaquín Gallo  torear  a pelo sobre los lomos,  valiéndose del mexicanísimo sarape o clavar banderillas a dos manos en una aportación mexicana al mundo del rejoneo, no hay duda que estamos ante un espectáculo que en España va a gustar tanto como un ‘Caballito de tequila’.

Un libro como ‘Doma, Charrería, Rejoneo y experiencia con caballos’  no podía tener mejor punto de venta que la Librería Tauro la del Centro Histórico, ahí en Justo Sierra # 30, en el mérito corazón donde nació la hispanidad y ya  ahí,  aprovechar a unos pasos pa’ conocer el nuevo corredor del Templo Mayor, admirar  la zona arqueológica con sus descubrimientos que se pueden ver a través de  vitrinas subterráneas  instaladas a nivel de  la calle peatonal, la que concluye frente a la cantina centenaria por antonomasia que lo es ‘El Salón España’. ¡Salucita! 

Guadalajara: Soló buena voluntad 

Ricardo de Santiago.

Por Edgar Flores.

La tercera fecha del serial novilleril en la Plaza de Toros Nuevo Progreso de Guadalajara pasó desapercibida dado el mal juego general que ofrecieron los astados de la ganadería de El Garambullo.

Deslucidos, sin casta y de poco juego fue el común denominador de los seis ejemplares, que poco aportaron para un resultado de triunfo.

En cuanto a los novilleros, la voluntad, decisión y tesón fue la máxima en la tarde de ayer. A pesar del verdor que los dos mexicanos mostraron, dejaron notar ganas de triunfo, pero la poca materia prima les obligó a sólo escuchar palmas en cada una de sus actuaciones, yéndose en blanco tras el poco motor de sus lotes.

Iván Hernández fue el primero en el cartel, y pechó con dos astados de nulas opciones, aunque el torero estuvo tesonero en el par de actuaciones, nada pudo hacer ante las dificultades de sus novillos, destacando por breves instantes en pases que se le jalearon, pero sin ligar tandas. A pesar de ello la afición le premió su labor y esmero con una ovación.

Por su parte, Ricardo de Santiago ofreció a la afición los momentos más emotivos, esto tras lidiar con su segundo toro de la tarde. Aunque el astado no ofreció cualidades para el toreo ligado, el diestro supo echarse a la bolsa a la afición, cubriendo en éste los tres tercios y resultando a la vez ovacionado fuertemente tras los tres pares de banderillas que ejecutó de buena manera.

Con la muleta sólo consiguió detalles esporádicos, pues el astado no colaboró para la lidia con muleta. El trabajo y la voluntad se le vieron reflejados a De Santiago con una vuelta al ruedo tras acabar con la vida de su ejemplar, al que mató de tres intentos y una estocada en sitio.

El más novel del cartel fue el español Marcos Pérez, que demostró escuela, oficio y técnica, sobre todo en el primer toro de su lote, un astado que si bien no fue para destacar, le permitió al ibérico mostrarse ante la afición tapatía, que supo reconocer sus cualidades.

Con el segundo el español no tuvo suerte, pues aunque fue el toro de más estampa tuvo un juego nulo con la muleta, regateando embestidas, sin bravura ni casta, lo que impidió a Marcos ligar siquiera un tanda con la zarga.

Así, se fue la tercera novillada del serial; árida, sin emoción y con una novillada sin opciones para el triunfo.

Públicado en NTR Guadalajara

El Zapata triunfa en Pachuca 


De SOL y SOMBRA.

Tres pares de banderillas en pocos segundos le valieron a Uriel Moreno “El Zapata” la entrega de la afición, y posteriormente la oreja, en el festival taurino en beneficio de los damnificados por los sismos, festejo con el que abrió la temporada taurina de la Feria San Francisco Pachuca 2017, en la monumental Vicente Segura.

El matador tlaxcalteca hizo una faena que levantó a los aficionados de sus asientos, pero fue cuando tomó las banderillas y las colocó en una rapidísima serie, lo que provocó que desde barreras y tendidos volaran los sombreros, mientras “El Zapata” daba la vuelta al ruedo.

A la hora de matar, señalo un pinchazo en su primer intento, pero no falló en el segundo, lo que le valió que la afición pudiera con fuerza la oreja, misma que concedió el juez de plaza.

Por su parte, el hidrocálido Gerardo Adame también cortó un apéndice después de una accidentada faena en la que sufrió una voltereta, no obstante, ante las protestas de la afición, tuvo que regresar el trofeo y dio una vuelta al ruedo.

Antonio Lomelín fue el encargado de cerrar la tarde y se llevó una oreja tras señalar una certera estocada. 

A Rafael Ortega le tocó en suerte un buen novillo, con el que simplemente cumplio. 

Por su parte Alfredo Ríos el Conde escucho palmas con el segundo de la tarde y al tlaxcalteca Angelino de Arriaga le sonaron dos avisos luego de fallar con la espada en diversas ocasiones.


Pachuca, Hgo.- Plaza “Vicente Segura”. Festival 
a beneficio de los damnificados por los sismos. Toros de El Rocío, de juego desigual. 

Rafael Ortega: silencio. 

Alfredo Ríos “El Conde”: Silencio.

Uriel Moreno “El Zapata“: Oreja. 

Gerardo Adame: Oreja. 

Angelino de Arriaga: división de opiniones tras dos avisos. 

Antonio Lomelín: Oreja.

Incidencias: Al finalizar el paseíllo se rindió un minuto de silencio en memoria de las víctimas de los sismos.

Entrada: Regular.

Twitter @Twittaurino