Épica faena de José Garrido con un viejo y resabiado sobrero en Zaragoza


El extremeño arranca una oreja a base de jugarse la vida a pelo y suma otra con el anterior de su lote; fue atendido en la enfermería de una cornada en la pierna izquierda con una trayectoria ascendente de 15 centímetros que llega hasta la meseta tibial y otra de 8 que desgarra fibras del gemelo con pronóstico menos grave.

Por JAVIER VALERO –  ZARAGOZA.

José Garrido se jugó la vida de verdad con el quinto, un sobrero de Lagunajanda que el próximo mes cumplía seis años. Y vaya si se le notó la edad. En la primera serie por el lado derecho cogió al torero de muy mala manera. Durante segundos de auténtico pavor, el toro le tiró tres o cuatro derrotes buscando el pecho y la cara. El manto de la Pilarica dejó todo más en un susto. Garrido siguió en el ruedo herido y de nuevo se puso por el mismo pitón, aguantando carros, carretas y gañafones de un toro que embestía con la cara arriba, orientado y resabiado.

Un bajonazo terminó con la vida del toro y a sus manos fue una nueva oreja ganada a ley, con una plaza entregada en justicia. Pasó a la enfermería por su propio pie. Allí sería intervenido de una cornada cercana al gemelo de pronóstico menos grave.

Ya había logrado un trofeo del primero de su lote, de la ganadería titular de Fuente Ymbro. Pero esta vez con muy contados pañuelos y una labor de muchos muletazos.

La corrida comenzó con la alternativa del mexicano Leo Valadez ante un toro de nombre Agitador, marcado con el número 27, negro de 507 kilos. Fue el mejor con diferencia de los de Fuente Ymbro. Y a la postre del festejo. Se le notó al azteca con los nervios propios de un día tan señalado y no le sacó partido. Ovación cariñosa. Una oreja consiguió del sexto,un toro con genio y al que el toricantano Valadez le puso ganas y mucho interés. Una estocada baja y de efecto rápido llevó todo al generoso trofeo.

Joselito Adame se encontró en primer lugar con un toro inválido ante el que nada pudo hacer. En el cuarto, toro reserva del mismo hierro, se pegó un arrimón pero mató mal. Lo que no le impidió dar la vuelta al ruedo entre algunas protestas.

Zaragoza está bajando mucho el nivel de exigencia: se aplauden los pinchazos, cualquiera saluda tras un regular tercio de banderillas y se conceden las orejas con escasa petición. El presidente tendría que estar algo más firme: cuando se mata de estocada caída no se dan trofeos.

Al final tarde quedó la épica de Garrido por encima de todo.

Plaza de toros de La Misericordia. Martes, 10 de octubre de 2017. Cuarto festejo de feria. Media entrada.

Cinco toros de Fuente Ymbro, el 4º como sobrero, y uno de “Lagunajanda” que saltó en quinto lugar; 1º bueno; 2º invalido; 3º repetidor; 4º bueno; 5º desarrolló sentido; el cinqueño 6º, complicado.

Joselito Adame, de azul pavo y oro. Media y descabello (silencio). En el cuarto, pinchazo y estocada (vuelta protestada).

José Garrido, de blanco y azabache. Estocada trasera y caída (oreja). En el quinto, estocada baja (oreja).

Leo Valadez, de blanco y plata. Dos pinchazos y estocada (ovación). En el sexto, casi entera caída (oreja).

PARTE FACULTATIVA


José Garrido
fue atendido en la enfermería de una cornada en la cara interna del tercio superior de la pierna izquierda con una trayectoria ascendente de 15 centímetros que llega hasta la meseta tibial y otra de 8 centímetros que desgarra fibras del gemelo. Pronóstico menos grave.

Publicado en El Mundo

Anuncios

Se unen Toreros en Pro de la fiesta en México 

De SOL y SOMBRA –  Editorial.

Los toreros mexicanos han entendido nuevamente que unidos y organizados pueden mejorar y profesionalizar la fiesta en México en beneficio de la afición y de ellos mismos.

Criticados por un sector duro en los últimos años por no estar unidos para trabajar en pro de la fiesta, este 2017 ha surgido un movimiento encabezado por algunos toreros quienes junto a la asociación de matadores y subalternos están buscando mejorar las condiciones de sus gremios de una manera justa y responsable.

Una de la primeras acciones de este movimiento es tratar de recuperar el respeto en los despachos para los toreros mexicanos y proponerles a algunos de los empresarios de la ANOET, que si no un cierto número de corridas y novilladas al año no podrán organizar carteles con mayoría extranjera.

Nos dicen que son dos grupos los que encabezan este movimiento que también pide la formación de un circuito de novilladas, para que en los próximos años surgan más novilleros y matadores de toros.

Aunque hasta el momento algunas de las acciones de los involucrados han sido silenciosas, otras ya vieron la luz como sucedió recientemente con la empresa que organizaba los festejos en Cinco Villas.

“No se trata de fomentar nacionalismos mal entendidos” nos explicaban algunos de los matadores involucrados, “se trata de darnos a respetar y que las empresas trabajen en beneficio de la fiesta y no solamente en pro de sus intereses personales.”

Por lo pronto en la ANOET ya están enterados de la pretensiones de los matadores e inclusive algunas figuras extranjeras han sido informadas de estas acciones y están de acuerdo en apoyar a los toreros nacionales.

Algunos toreros mexicanos piensan que ya es momento de dejar de voltear tanto a Europa y volver a revalorizar la fiesta brava de nuestro país, que sin duda es muy fértil todavía y tiene un enorme margen para crecer.

Siempre será bienvenido lo extranjero pero cuando sea para sumar y no para restar, porque aunque no se trata de boicotear a los diestros extranjeros, tampoco se trata de permitir que en la fiesta brava nos suceda lo que está pasando en algunos deportes como el fútbol mexicano, en donde el 99% de los equipos juega con mayoría extranjera y muchos jóvenes mexicanos talentosos son relegados a la banca.

Otra muestra de que este movimieto va en serio y que se le apuesta fuerte son las acciones que ha decido tomar el matador Joselito Adame, quien por lo pronto ya se anunció en Guadalajara y Aguascalientes en dos carteles compuestos únicamente por toreros mexicanos.

Vamos a ver ahora si nuestros toreros defienden sus ideales no sólo en los despachos, si no frente al toro y que los empresarios de la ANOET también le apuesten al futuro de la fiesta en México.

***

Después de todo hay luz al final del túnel para la fiesta brava en México, y eso siempre será una buena noticia para estos tiempos turbulentos en que vivimos.

Twitter @Twittaurino 

La recuperación de Colombo se prevé larga

De SOL y SOMBRA.

El novillero venezolano Jesús Enrique Colombo evoluciona favorablemente tras sufrir una cornada en el tercio medio del muslo derecho con sección del músculo abductor mayor, durante la novillada de Los Chospes que tuvo lugar ayer en la plaza de toros de Valencia.

Así lo han transmitido fuentes del equipo médico que dirige el doctor Cristóbal Zaragoza en el Hospital Casa de Salud de Valencia, donde el torero fue intervenido tras ser cogido por el segundo novillo del festejo. A pesar de ello, la recuperación del novillero venezolano se prevé larga por el importante destrozo muscular que produjo el pitón del novillo.

Los médicos le intervinieron de una cornada ascendente de 25 centímetros en el muslo derecho “con pronóstico grave” que puso en peligro la integridad del paquete vásculo-nervioso.

Así de trágica puede ser la fiesta brava a veces, llegaba el venezolano Colombo a Valencia para despedirse de novillero, horas antes de su alternativa en Zaragoza, anunciada para este miércoles. Pero los planes de hacerse matador de toros se vinieron abajo apenas iniciada la faena al segundo de la tarde, y su puesto en la Feria del Pilar lo ocupará ahora Ginés Marín.

Tras este duro golpe para el novillero venezolano, los planes de su administración apuntan ahora hacía México, donde se dice que ya tendrían una oferta en firme para tomar la alternativa en la Plaza México en la próxima Temporada Grande de manos de Enrique Ponce y un diestro nacional.

CHOSPES / BELTRÁN, COLOMBO, TÉLLEZ

Novillos de Los Chospes, muy bien presentados, serios, mansos y descastados. El 2º sacó sordo peligro, y 5º y 6º se dejaron algo en la muleta.

Fernando Beltrán: pinchazo y estocada (saludos); tres pinchazos _aviso_, estocada perdiendo muleta y descabello (silencio).

Jesús Enrique Colombo: herido por el segundo, que mató Beltrán de pinchazo, más de media y tres descabellos.

Ángel Téllez: más de media baja (silencio); estocada perdiendo muleta (oreja); media estocada (oreja).

Plaza de Valencia, 9 de octubre. Festejo del Día del Día de la Comunitat Valenciana. Casi media entrada. Jesús Enrique Colombo fue asistido en la enfermería de una cornada de 25 centímetros en el muslo derecho, con orificio de salida, que desgarra y rompe el músculo aductor mayor y fascia cribiforme, contundiendo el paquete vascular femoral superficial. Pronóstico grave.

Con información de COPE.

El Reino del Bajonazo – Socavón Taurino en la Novillada de La México.

foto2034
Natural de David Salvador al cierraplaza en La México. FOTO: Edmundo Toca.

Pésimo ejemplo es que la Monumental sea la mínima expresión del rigor y la exigencia donde el porrismo y el oficialismo inundan al cada día más débil tendido de la Plaza mismo que consiente un encierro lleno de parches, mala presencia, mansedumbre y un manejo de “crisis” donde la novatez aflora por parte de la empresa al quedar, por segunda vez en la historia, un novillo atorado en el burladero de picadores. El segundo turno, bis, trae momentos de toreo derechista con el potosino Sainz, único mexicano que muestra cierto avance, mientras el aragonés David Salvador queda en blanco por el ganado y su mal uso de la espada.

Por: Luis Eduardo Maya LoraDe SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Se atora el segundo, como si de una trampa se tratara, en el burladero de los Picadores.

El azar nos trae el alivio que no procura otorgar la Autoridad. Es decir, tiene que llegar el caso fortuito para que la fortuna ponga orden donde Usía afloja, deja pasar al espantoso segundo, una cabra casi ensabanada, horrorosa, estrecha, alta, muy zancuda y con una cabeza espantosa.

Quién, en su sano juicio taurino, estando en la Plaza México podría autorizar un bicho así.

Por lo que vemos han olvidado lo que, a pesar de todo, sigue siendo y será La México.

La empresa y la autoridad del callejón, luego del salto y el atorón, se notan nerviosos, alarmados, sin manejar la crisis tal como lo hiciera en 2005 –anticipamos el respingo- la administración pasada, con toda la serenidad, lograron bajar aquel toro, una largtija igualmente, de La Soledad, atorada e inutilizada en ese mismo burladero hace doce años. Esta vez, el callejón es un manojo de nervios y termina por demorar los hechos cuarenta minutos más.

Innecesariamente.

De por sí, el toldo cárdeno del cielo y la pesadez del primer turno, dejan a la gente esperanzada con ver algo que emocione y quite el letargo. Cierto es que el primer espada, Francisco Martínez, comienza atinado con la capa, emociona en la larga, prosigue con la verónica y las tafalleras solo que no cuenta con que al novillo de Xalmonto, precioso y bien armado cárdeno, no permite el error de adelantar y de no mandarle largo desde un inicio.

Se rompe el tranco del novillo y no aparece el temple del novillero que naufraga entre la llovizna y no atinar ni domeñar con la muleta, una vez perdidas las esperanzas del toreo al natural, ni mucho menos con la espada, al borde del tercer aviso.

Entonces el atorón y el reserva, traen consigo la esperanza.

Incluso, brevemente, el sol.

Que aparece al tiempo que el tostado, castaño oscuro segundo, que viene reseñado para las novilladas sin picadores salta al ruedo y aprieta al muchacho potosino Sainz. Mal llamado Joselito, para variar, no alcanza a verlo claro con el capote de salida mas sí en los mandlies después del puyazo donde el novillo, pese a su inicial acalambramiento y debilidad, derrumba al caballo, le sale lo bravo y se dispone a embestir.

Si tan solo hubiera más temple y sutileza en las cuadrillas y menos protagonismo…

Aun mejor se habría visto el novillo.

Así las cosas, es justo decir que el muchacho potosino alcanza a advertir y aprovechar el buen pitón derecho del astado que, sí, es débil, incluso protesta cuando siente caer, pero cuando es bien embarcado, sin atosigamientos, termina largo, responde a la media altura y repite cuando es mandado. Así Sainz luce en varias tandas, incluso con compás, cierto juego de cintura pero sin redondear.

Y mucho tiene que ver que sin fe se la pone por pitón izquierdo cuando el mérito está en lograr hacer embestir al novillo por el lado complicado, precisamente ese.

Como no hay mayor entendimiento, la faena derechista baja necesariamente, tampoco hay mayor inventiva o imaginación al rematar y el novillo reacciona bien en la suerte suprema, acude al cite y, lastimosamente, es finiquitado con una estocada baja que solo la ceguera, la pésima valoración y el nulo taurinisimo pueden solicitar premio. Y peor aun el Juez Braun, contagiado del virus moralesco, soltando una oreja no pedida mayoritariamente y en demérito por tan defectuosa estocada.

Malamente, la Plaza México se convierte en un Reino cuya única ley es el porrismo.

Y la corona, el bajonazo.

De este socavón podría sacarnos el novillo serio, ese que pone las cosas en su sitio, por eso “clasifica” al turno sexto el español David Salvador y no el zacatecano Sescosse, perdido este último en lo absoluto con un astado con el cual no hace buen uso de los caballos, al que prueba tímidamente y con el que duda hasta más no poder.

Incapaz de someter, sin efecto los pases iniciales, el novillo se va para arriba, sigue la muleta, no sin aspereza y tan solo pide mandarle muy largo pero no. Apenas atina a matarle pronto, menos mal.

En cambio, David Salvador avanza porque su toreo también lo hace.

Siempre al frente.

Así, quizá, no del todo preciso, se quita de encima al descastado cuarto que le derriba con el capote para que lo importante venga con el sexto luego que ni Sainz ni su cuadrilla, son capaces de lograr que el muy alto y protestón, geniudo que hace las veces de quinto, ceda y descuelgue, ni siquiera con los capotazos que a costillas de un novillero inexperto receta Juan Ramón Saldaña, quien sale a saludar tras tremendo tercer par al novillo, de cartel.

Ese novillo que no resiente los efectos, ni del caballo, ni de las telas, debió de recibir el tercer puyazo, llega entero a la muleta e incluso a la estocada, donde, de milagro, estando tan enterio, no termina por irse vivo.

Entonces, a rio revuelto, ganancia del último espada.

El de Zaragoza no se amilana cuando el berrendo, nada fino de hechuras dado lo alto y estrecho, zarandea a los banderilleros. Al contrario, muestra en su inicial rudimento la intención de torear largo con la zurda, donde consigue los mejores muletazos de la larguísima tarde. Se centra al citar y se queda quieto, corre la mano con entendedera.

Y ha sido una lástima la llovizna y el mal uso de la espada.

Sin embargo, la tarjeta de presentación, aun sin orejas, afortunadamente, termina por dar la grata sensación de que puede haber un torero con un concepto importante: temple, aguante y largueza.

Mientras tanto, el socavón taurino se agranda con la ausencia de formas y sobre todo de real emoción, en el se están cayendo la tradición y el arte taurino.

Menos mal en la vida como en el toro, todo tiene arreglo.

El único detalle es que en los toros, nunca sabemos exactamente cuando.

Y he ahí el inquietante misterio.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Novilleril 2017. Octava Novillada de Temporada. Menos de un cuarto de entrada en tarde nublada y con llovizna, paradójicamente sale el sol a la salida del sobrero segundo, remata el festejo con tupido aguacero. Fatal el Palco, ya cuantas más van: se premia el bajonazo en último tercio del mencionado segundo. Pierde la Autoridad el control de la corrida y de la situación al momento que el segundo brinca la barrera y queda atorada en el Burladero de Picadores. Se retrasa el festejo más de 40 minutos.

Atinado el minuto de homenaje en memoria de los ganaderos Victorino Martín y Jaime Rodríguez fallecidos la última semana.

7 novillos; 3 Santo Toribio (Divisa Oro, Azul Rey y Plata) los lidiados en tercero, quinto y sexto turnos: serios, de buena hechura tercero y sexto, muy alto el quinto, manso y protestón con la cara por las nubes, careció de que le metieran las cuerdas de verdad, con posibilidades el tercero que, pese al calamocheo, tuvo poder en la muleta y prontitud; 2 de Xalmonto (Divisa Azul Celeste y Oro) horrible el segundo, impresentable, salta al callejón y se inutiliza, el primero tiene un inicio prometedor pero la ausencia de casta termina por dominarlo, lo mismo que al bonito cuarto; 1 de San Judas Tadeo (Divisa Roja) que sustituye al lastimado segundo: precioso castaño, corraleado pero bravo, derrumba la cabalgadura, con mucho son por el lado derecho y recorrido por el lado izquierdo, aplaudido en el arrastre.

Paco Martínez (Cajeta y Oro) Silencio y Silencio tras Aviso; Joselito Sainz (Sangre de Toro y Oro) Oreja Protestada y Silencio tras Dos Avisos; Mariano Sescosse (Grosella y Oro) Pitos; David Salvador (Grana y Oro) Saludos y Ovación.

Todos los espadas nuevos en esta Plaza.

Mala tarde de Fernando García, tanto en banderillas y principalmente a la brega, muy desatinado y sin poder consumar buena brega. Destaca, esforzado, Ángel Martínez hijo. Saluda con justicia tras banderillear al quinto Juan Ramón Saldaña, cuya brega en tal novillo, pese a lo aplaudida, no tiene efecto alguno en el novillo que lleva la cara alta en todo momento, salvo después del pinchazo, donde provocó que levemente descolgara. Diego Martínez, tras salir malamente de un par de banderillas, es empitonado por el sexto y llevado a la enfermería lastimado.

foto2018
Derechazo de Joselito Sainz al sobrero castaño de San Judas Tadeo. FOTO: Toca