La Plaza México se hunde como el Titanic

“Las ilusiones duran hasta que se enfrentan con la realidad” Juan Villoro.

Por Juan Carlos Valadez – De SOL y SOMBRA.

La crisis de la Plaza México no es producto de la actual empresa, pero esta parece que le está dando la puntilla, ya que es evidente la reducción de la asistencia de público desde que Tauro Plaza asumió el control de la plaza, pero a esto hay que agregarle la penosa oferta ganadera que programan domingo a domingo, los carteles sin imaginación ni creatividad, siempre acompañados de una pobre estrategia de marketing.

Los hechos son dramáticos, por esta razón la empresa tiene que despertar, hacer algo urgente cuanto antes y que se vaya quien se tenga que ir, para que los nuevos gerentes que lleguen puedan implementar una fuerte campaña de incentivos para intentar regresar nuevamente a los aficionados a los tendidos.

Propuestas hay muchas: Promociones con descuentos, campañas de marketing, mejores carteles, una mayor participación del aficionado, incrementar la publicidad en medios no taurinos, un convenio por la fiesta que fomente la tauromaquia en la capital mexicana, en pocas palabras hace falta trabajar el doble y abandonar esa zona de mediocridad en la que parece están atrapados los integrantes de la actual empresa.

Todo esto se debería de haber hecho ya, pero al parecer la gente de la empresa no piensa igual y lo único que han conseguido es ir acabando con la afición a la fiesta brava en la capital mexicana.

Si la empresa de la Plaza México no es capaz de adaptarse a la realidad, esta la devorará como ya les esta pasando.

Paradójicamente los periodistas taurinos corruptos nos piden con su cantaleta que asistamos a la plaza y apoyemos incondicionalmente todas la corridas de toros, pero ¿como piensan que los aficionados van a seguir apoyando un fraude? No se puede apoyar un espectáculo que ostenta una enorme grandeza cultural e histórica que ha sido reducido en complicidad con las autoridades a un simple “show”, en donde el toro bravo ha dejado de ser el rey de la fiesta y ha sido sustituido por un medio toro bobalicón, anovillado y casi siempre sospechoso de manipulación de sus astas.

No señores, la realidad es que los espectadores únicamente volverán cuando regrese la seriedad y la calidad en los festejos que organicen.

Ni antes, ni después.

* Y el próximo “Super Domingo” regresa El Juli con toros de Teófilo Gómez ¿otra señal del Apocalipsis de la Plaza México?

Twitter @Twittaurino

Anuncios

2 Comentarios

    1. Yo no soy gorrón(ni de callejón ,ni de tendido) pago mi boleto, , por ESO se exige y cada chango a su mecate:.empresa,,ganadero, matadores y AFICIONADOS, y prensa libre.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s