Discrepancias Morenas Por Bardo de la Taurina

La Fiesta Brava vive en la incertidumbre, de saber si seguirá vigente en la capital, lo que ha hecho que mucha gente se aleje de ella, se dice que dos son los enemigos de la tradición; los anti taurinos y los políticos que la usan como gancho al voto. La ecuación la busca un nicho ajeno a la cultura, a personas que por convicción, ignorancia o esnobismo, van en contra del arte que genera arte y vamos, se entiende que exista gente que no se sensibilice a la belleza que prefiera vivir dentro de un cuarto, comer tacos de lechuga con perejil y entregar su amor a un perro.

Pero de ahí a convertirse en enemigo de quienes no comparten sus gustos, vaya que hay un trecho grande, pero cuando sale un improvisado aspirante a hueseador llamado Sergio Mayer y sin más amenaza a los miles que viven y disfrutan de las múltiples aristas de la tauromaquia con palabras como diputado que ya se asume –Se les va acabar su ‘espectáculo’ tarde o temprano, dalo por hecho-, eso es una expresión abierta contra la libertad a la elección  de la educación cultural, pero sobretodo el estríper, para el que vivir de la carne alterada con anabólicos no le es ajeno, desde el partido del Amor y Paz está arengando ahora, no al sexo desenfrenado como lo hace en las carpas, sino al encono social, porque todo aquello que es despojo, es enojo.

Tengo en mi mesa un libro  que encarna la figura del emblemático torero Silverio Pérez, la portada en pastas de lujo que  lleva los colores de MORENA, el prólogo lo firma en calidad de taurino el Ing. JavierJiménez Spriu, quien ha sido futurizado ministro de la SCOP por AMLO, la dedicatoria estuvo a cargo del Dr. Higinio Martínez Miranda y la presentación la hizo la Profra. Delfina Gómez Álvarez militantes de abolengo y hoy candidatos a las cámaras, además soslayar que la obra editorial fue costeada por un gobierno morenista, ¿y quiere otra? A la Ciudad Deportiva de Texcoco recientemente se le cambio el nombre por el de un torero vía mandato morenista.

Con todo esto queda en evidenciada la ignorancia, la falta de criterio y la discrepancia con el partido por parte de un candidato oportunista como Sergio Mayer, quien todavía no empieza y ya enseño que lo de él no es la política, ni el respeto, sino otras cosas… lo que nos lleva a revisar a quien le vamos a entregar nuestro voto, no vaya a ser que venga un usurpador y las casas de cultura las convierta en garitos eróticos solo para mujeres.

¡Votemos sí… por políticos profesionales!

Anuncios

Hector Gabriel tiene la mira puesta en la Feria del Toro

Boletín de Prensa Hector Gabriel- De SOL y SOMBRA.

El Matador de Toros poblano, Hector Gabriel, quien regresó de España hace unos días, se encuentra muy motivado por estar nuevamente acartelado, dentro del marco de la llamada y recién presentada Feria del Toro Teziutlán 2018 que se llevará acabo en la Plaza de Toros El Pinal, coso de importancia dentro del mapa Taurino Mexicano.

Hector Gabriel, que tomó la alternativa en la Capital Poblana el 21 de Abril del 2017 de manos del maestro Valenciano Enrique Ponce y como Testigo Pablo Hermoso de Mendoza tarde en la que cortara una oreja de peso, no ha parado de prepararse y ha tenido una nutrida agenda en el campo bravo de nuestro país, así como en la península ibérica, concretamente en Segovia y Salamanca.

Con miras a su próximo compromiso el Domingo 12 de Agosto, en la segunda corrida de Feria, al lado de Federico Pizarro y Octavio Garcia “El Payo” con Toros de Tenexac, Hector Gabriel visitará diversas ganaderías para afinar su preparación.

José Tomás entrena en un gimnasio con vistas al mar antes de su próximo paseíllo

José Tomás no baja el ritmo: así se ha preparado para Algeciras en un hotel de lujo de Estepona:

El matador de toros madrileño entrena en un gimnasio con vistas al mar lejos de miradas indiscretas Hará el paseíllo el viernes en la ciudad andaluza junto a Perera dos años después de su última tarde en España.

Por Juan Diego Madueño.

José Tomás no baja el ritmo de entrenamiento aunque la cita de Algeciras de este viernes sea la única anunciada hasta ahora en su particular temporada. Mientras el resto de figuras del toreo tira del carro por las plazas de provincia, el ídolo de Galapagar mantiene la estrategia de torear poco y guardar en secreto el resto de su actividad. Apenas transciende algo de su vida fuera de los ruedos. Como es habitual, no habrá cámaras de televisión en la ciudad gaditana.

Cada vez que José Tomás hace el paseíllo se produce el bucle reaparición-acontecimiento y los aficionados se movilizan. A la plaza de toros donde está inmortalizado Miguelín se prevé la llegada de miles de personas procedentes de varios países. En ese éxodo el postureo y la afición comparten la misma dimensión: ‘yo estuve allí’.

Las entradas para el mano a mano con Miguel Ángel Perera se agotaron el primer día de venta. Al matador madrileño parece no importarle el ruido creado a su alrededor y durante las semanas previas a la fecha de Algeciras se ha desahogado “boxeando” en el gimnasio de un hotel de lujo de Estepona. José Tomás acude “tres o cuatro días por semana”, según hemos podido conocer. La cornada de Aguascalientes no le impide trabajar el físico a “buen ritmo” y no se le observa “ninguna debilidad” en la pierna afectada.

El hotel cuenta con cinco estrellas y es el mejor de la ciudad y uno de los más lujosos de la Costa del Sol. Por sus instalaciones el matador pasea evitando cualquier contacto con nadie que no sea su entrenador personal. Con él “charla continuamente”. Este gimnasio cuenta con “unas vistas espectaculares del mar a través de una cristalera que lo rodea y un gran spa”. Pero José Tomás no va a relajarse: “va a currar, a entrenar”, cuentan a este diario. Se siente cómodo allí. Este hotel es perfecto: no hay mucha actividad de los clientes a primera hora, “que es cuando acude”, y hay guiños al toreo, como por ejemplo “la estatua que evoca a un toro” en los jardines.

¿Por qué boxean los toreros?

Los golpes de José Tomás con los guantes sorprenden. “Da unos buenos puñetazos”. En el gimnasio vacío se le ve “fino y con buen ritmo”. El boxeo es un deporte que practican varios matadores de toros, entre ellos Morante de la Puebla, anunciado el jueves en Algeciras.

El genio de la Puebla lo hace en un gimnasio de su pueblo, el club Ortiz. Antonio ‘Koki’, ayudante e hijo del entrenador, un boxeador sevillano retirado, afirma que “es la actividad que más se le parece a la lidia. Están en tensión porque no saben cómo va a responder el otro”, arroja luz sobre la decisión de José Tomás de boxear. “Lo sé por lo que cuenta el maestro”, se refiere a Morante, “que acude sobre todo antes de empezar la temporada”.

Otro matador que se ejercita boxeando es Juan Ortega, también sevillano. Acude con regularidad al gimnasio de los Ortiz. “Da muchos reflejos y fondo”, advierte. A mí me sirve sobre todo para recrear algunas sensaciones de la plaza. En el ring hay que cruzar la raya, irse para el otro pensando ‘que sea lo que Dios quiera’, si luego te encuentras un puñetazo en la nariz está asumido”, explica el joven matador de toros.

Aunque el club de boxeo de Puebla sea diferente al gimnasio de Estepona, los entrenamientos son parecidos. “Muy intensos. Con tres minutos a tope y uno de descanso, como un asalto. Llevas tu cuerpo al límite. Este trabajo de explosividad es muy bueno”, señala Antonio los beneficios que obtiene José Tomás de La dulce ciencia. La actividad física que conlleva el intercambio de golpes “quema mucha grasa, fundamental para ponerse los trajes de luces”.

Ambas actividades, la tauromaquia y el boxeo, comparten ciertos automatismos. “En el ring hay que saber estar como en una plaza de toros. Hay que estar fácil de piernas también”. Para Juan Ortega “el boxeo exige y sirve para mentalizarse. Puedes estar a la defensiva o tomar las riendas. Es normal que José Tomás lo practique”, señala. El torero de Galapagar ha consumido las horas hasta Algeciras moliendo el saco.

Entrenamiento funcional y toros a puerta cerrada

No sólo boxea. Antes de lanzar los brazos, se ejercita con una tabla específica dentro del llamado “entrenamiento funcional”. Combina, a veces, ejercicios de “abdominales, con remo y pecho levantando poco peso varias veces con intensidad”. Su aspecto es bueno aunque “está muy flaco”, ataviado con una “camiseta deportiva”, oculta parte de sus 15 cornadas bajo un “pantalón negro largo”. El pelo es “cada vez es más blanco y lo lleva desmelenado”.

“El entrenamiento funcional también se puede hacer utilizando tu propio cuerpo o con ayuda de materiales como el TRX”, señala Alfonso Serrano, un entrenador personal consultado por este diario que trabaja en Madrid. “Son ejercicios en los que se levanta poco peso a un nivel alto”, confirma. “Para un torero es bueno porque potencia la zona del core”, el tronco.

“Tiene un alto rendimiento. Aumenta la resistencia, la fuerza y da velocidad de reacción”, explica. Luego, en la plaza “el estrés y el miedo hacen que se pierdan facultades”. Por eso, dice Alfonso, es preciso “entrenar con altas pulsaciones para acostumbrar al cuerpo. Toreando, oscilan del 70% al 100% de la frecuencia cardiaca”. Eso explica la alta intensidad que aplica José Tomás a sus entrenamientos.

La preparación para afrontar con garantías la tarde de Algeciras la ha completado toreando de salón y matando toros a puerta cerrada en Valdemorillo, la plaza cubierta que le sirve como escenario ideal para recrear una tarde completa de toros. Incluidas las cuadrillas, todos se visten de luces. Un día toreó cuatro toros, uno de José María Garzón, el empresario de la ciudad andaluza y uno de los taurinos en los que confía. También se le ha podido ver en Madrid durante estas semanas previas a la reaparición cogiendo en Atocha un tren de vuelta a Estepona después de desayunar en la cadena de sándwiches Rodilla.

La combinación de ambos entrenamientos prepara a José Tomás, que evita en el lujoso hotel de Estepona el contacto con cualquier persona. Aparece y desaparece como una sombra pálida. La última tarde que toreó en España fue en Valladolid, junto a Manzanares, en 2016. Ese año completó una minitemporada en la que coincidió con varias figuras del toreo. El resultado no fue siempre favorable al de Galapagar. ¿Logrará Perera imponerse también? La respuesta, el viernes.

Fuente: El Español

Semana Grande de San Sebastián 2018: Cinco festejos taurinos sin Alejandro Talavante

De SOL y SOMBRA.

La Casa Chopera y la FIT de la familia Baillères han cerrado las combinaciones para la próxima Semana Grande de San Sebastián con todas las figuras a excepción de Alejandro Talavante. Del mismo modo que ocurrió en Pamplona y Bilbao y qué prácticamente ha cortado su temporada tras su rompimiento con la Casa Matilla.

Juan José Padilla se despedirá de la afición de San Sebastián, en el cierre de la feria.

Por los mexicanos solo estará Luis David Adame, dejando fueraa su hermano José como ya ha venido sucediendo en otras plazas que maneja la FIT junto con la Casa Chopera. Se habla de que Joselito Adame ya no entra en los planes de la FIT para el próximo año en España y que únicamente apostarán por su hermano menor la próxima temporada. Si comparamos el calendario de ambos hermanos del 2018, ese rumor no está tan alejado de la realidad.

Los festejos:

Sábado, 11 de agosto. Toros y novillos de El Capea para Pablo Hermoso de Mendoza y Guillermo Hermoso, mano a mano.

Domingo, 12 de agosto. Toros de El Parralejo para Curro Díaz, López Simón y Luis David Adame.

Lunes, 13 de agosto. Toros de Santiago Domecq para Antonio Ferrera, Sebastián Castella y Ginés Marín.

Martes, 14 de agosto. Toros de Victoriano del Río para Enrique Ponce, Cayetano y Roca Rey.

Miércoles, 15 de agosto. Toros de Garcigrande para Juan José Padilla, El Juli y José María Manzanares.

Twitter: @Twittaurino

José Tomás: la penúltima reaparición

José Tomás tentando a una vaca de 'Los Rodeos' en la plaza de la finca. / LUICHE CALZADO
José Tomás tentando a una vaca de ‘Los Rodeos’ en la plaza de la finca. / LUICHE CALZADO.

Por Álvaro Rodríguez del Moral.

Sevilla, 27 jun (EFE).- El diestro madrileño José Tomás protagoniza este viernes en el coso de Las Palomas, de Algeciras (Cádiz), el último capítulo, por ahora, de su intermitente historia taurina.

El torero de Galapagar actuará mano a mano con el matador extremeño Miguel Ángel Perera en una corrida que se ha convertido en el eje indiscutible de la Feria Real de la localidad gaditana, que se inicia este miércoles.

Es la única fecha que figura hasta este momento en la agenda del matador, que aún no ha fijado ni día ni plaza para volver a enfundarse el vestido de torear en 2018. La de Algeciras será, además, su primera actuación en público después de actuar en la corrida coral organizada en la Monumental de México el 12 de diciembre de 2017 a beneficio de las víctimas de los terremotos que asolaron el país azteca.

El año anterior, la temporada 2016, sólo había actuado en siete funciones después de dejar 2015 prácticamente en blanco con una única comparecencia en el coso mexicano de Aguascalientes, el mismo ruedo en el que estuvo a punto de perder la vida en abril de 2010, abriendo de paso la penúltima etapa vital y taurina en su intransferible carrera.

Antes de la brutal cornada del toro Navegante, que pudo ser su verdugo, José Tomás ya era un torero de culto que había manejado como nadie los tiempos y hasta una extraña -y efectiva- política de comunicación basada en no decir nada. Desde entonces es una leyenda viva que ha espaciado al límite sus comparecencias públicas para seguir convirtiendo cada una de sus salidas a la palestra en una ocasión única.

José Tomás reapareció en la Feria de Julio de Valencia de 2011, un año después de aquel gravísimo percance. Lo hizo en medio de un clima de impresionante expectación. Aquella temporada se redujo a nueve funciones y tampoco fue demasiado pródiga en triunfos. Hay que anotar que la cerró en la clausura de la plaza Monumental de Barcelona, que permanece cerrada a pesar del recurso ganado en el Constitucional.

El diestro madrileño toreó mucho menos en 2012, tan sólo tres corridas de toros en las que incluyó la ya mítica encerrona nimeña que marcaría la cumbre de este tramo de su vida torera. 2013 quedó en barbecho y cuatro fueron las corridas apuntadas en 2014, que se redujeron a una sola en 2015: la nombrada reaparición en Aguascalientes.

Tomás ya ha rebasado de largo las dos décadas de una alternativa que tomó, precisamente, el 10 de diciembre de 1995 en México. A partir de ahí es obligado recordar otro trágico hito que, de alguna manera, ha marcado la trayectoria del torero. Se trata de la gravísima cornada sufrida en Autlán de la Grana, en el estado mexicano de Jalisco, el 16 de enero de 1996.

Aquel tremendo percance, como en Aguascalientes, obligó a hacerle varias transfusiones de sangre para salvar su vida. Aún no se había convertido en la leyenda que hoy es, y la sangre derramada no se rodeó del despliegue periodístico que siguió a la cornada de Aguascalientes. Su totemización llegaría después del largo paréntesis que siguió a su marcha en 2002.

Desde aquel año, la hipotética reaparición de José Tomás se había convertido en la comidilla de los inviernos hasta que, sorprendiendo a todos, decidió volver a vestirse de luces un lustro después de desaparecer de la escena pública.

Lo hizo llenando hasta los topes la Monumental de Barcelona el 17 de junio de 2007 iniciando otra etapa de su trayectoria marcada por la elección cuidada de los escenarios, el ganado y los compañeros y el escaso número de paseíllos cumplidos desde entonces, casi siempre fuera de las plazas de mayor trascendencia y, siempre, lejos del coso de la Real Maestranza de Sevilla.

Ha pasado el tiempo y cada una de sus actuaciones es también una menos para el eclipse definitivo que se producirá cualquier día, en cualquier plaza y sin anuncio previo. El diestro de Galapagar volverá a enfundarse el vestido de torear este viernes. Ha llenado la plaza y toda la feria; los hoteles y hasta las mesas de los restaurantes pero tampoco han faltado críticas a las estrategias taurinas de esta vuelta.

Tomás comparecerá en el coso de Las Palomas con tres toros de Núñez del Cuvillo especialmente escogidos para la ocasión. No habrá opción a sorteo con Miguel Ángel Perera, que ha reseñado tres reses de Jandilla. La tensión previa del encuentro queda así rebajada a pesar de la enorme expectación despertada.

Mientras tanto, se sigue especulando con la próxima plaza que podría pisar el diestro de Galapagar. En realidad ni siquiera se sabe con certeza si habrá otra más. Una cosa es segura: Tomás no volverá a hacer una temporada al uso; tampoco puede ser ya el paladín que defienda en el ruedo los ataques que sufre la fiesta. Un día, sin saberlo, será la última.

Publicado en La Vanguardia

José Tomás reaparece en #Algeciras y revoluciona la taquilla

Por Antonio Lorca.

El diestro José Tomás (Galapagar, Madrid, 1975) vuelve a vestirse de luces este viernes en una plaza española; será en la feria de Algeciras, en un mano a mano con Miguel Ángel Perera, y con reses de las ganaderías de Jandilla y Núñez del Cuvillo.

Tomás vuelve a los toros, a los que no les ve la cara en público desde el 12 de diciembre de 2017, cuando se anunció en la Monumental de México en una corrida solidaria a beneficio de los damnificados por los terremotos. Y retorna a España, donde no torea desde el 9 de septiembre de 2016, que lo hizo en la feria de Valladolid.

Como suele ser habitual, el torero madrileño ha revolucionado la taquilla de Algeciras, los abonos a la venta desaparecieron en diez horas, no es posible encontrar una habitación libre en los hoteles de la zona y la ciudad gaditana se prepara para vivir un acontecimiento especial.

El artífice de la reaparición es el empresario de la plaza de toros de Algeciras, José María Garzón, gerente de la empresa Lances de Futuro, que ha conseguido hacer realidad el sueño de cualquier taurino: contratar a José Tomás, agotar los abonos y colocar el “no hay billetes” en su plaza. Lo que no está claro es si la reaparición es la consecuencia de una fructífera gestión de Garzón o de la decisión unilateral del torero después de sopesar otras alternativas y, sobre todo, el aforo del coso, dato importantísimo si es verdad -que así lo parece- que Tomás exige como salario la facturación total del festejo en el que se anuncia.

Pero, a estas alturas, está meridianamente claro que el torero madrileño solo es un revulsivo económico y no un revolucionario taurino. Sigue siendo un fenómeno fan, que moviliza a un público tomasista anclado en recuerdos del pasado, pero hace tiempo que José Tomás dejó de contar para la historia de la tauromaquia, y para esa minoría de aficionados que estima que la consideración de figura hay que mantenerla en libre competencia en las plazas de mayor responsabilidad.

José Tomás abandonó hace años la cima del escalafón y desde su atalaya de leyenda ha optado por una estudiada estrategia que lo mantiene en el candelero informativo y le reporta pingües beneficios, que parece ser su objetivo prioritario.

Desde un absoluto secretismo, tan respetable como incomprensible, el torero elige plazas de segundo orden y ganaderías de total garantía que le aseguren el éxito y le permitan mantener el reclamo como la figura del toreo que fue.

La carrera guadianesca de José Tomás se inicia en 2007, año en el que reaparece en Barcelona tras su retirada en 2002. Torea 15 corridas, que ascienden a 20 en 2008, año en el que se produce su reencuentro triunfal con la plaza de Las Ventas, donde torea los días 5 y 15 de junio y corta 7 orejas; 22 corridas lidia en 2009, y en 2010, tras triunfar en Olivenza, Castellón y Arnedo, sufrió la peor cornada de su carrera el 25 de abril en la plaza mexicana de Aguascalientes. La gravísima herida, en el muslo izquierdo, le afectó seriamente la femoral, la safena y la ilíaca, le mantuvo entre la vida y la muerte, necesitó una transfusión de ocho litros de sangre y modificó su trayectoria taurina.

Reapareció en España el 23 de julio de 2011 en Valencia y cumplió once contratos; solo participó en tres corridas al año siguiente, una de las ellas en solitario frente a seis toros en la plaza francesa de Nimes, donde cosechó una rotundo éxito. Descansó la temporada de 2013, y en 2014 se anunció en Granada, León y Málaga.

Volvió el 2 de mayo de 2015 a la plaza de Aguascalientes, y el 31 de enero de 2016 a la Monumental de México. Reapareció en mayo de ese mismo año en la feria de Jerez de la Frontera, y repitió triunfos en Alicante, Huelva, San Sebastián y Valladolid, donde actuó los días 4 y 9 de septiembre de 2016. Y desde entonces no torea en España.

Volvió a vestirse de luces el 12 de diciembre de 2017 en la plaza Monumental de la capital mexicana, y, desde entonces, está alejado del calor del público. José Tomás vuelve este viernes a Algeciras y se desconoce si entran en sus planes otros compromisos. De momento, ha revolucionado la economía algecireña, pero poco más.

Fuente: El País

Embocando el verano peligroso

Por Luis Carlos Peris.

Parece que ahora sí es verano y avanza la temporada con los sanfermines en el horizonte.

Pasó Alicante, formó un lío Morante con el capote en León, llega José Tomás a Algeciras, Segovia, Soria, Zamora, ferias de San Juan y de San Pedro, antesala del toro de verdad por Estafeta como primer puerto de montaña de lo que Hemingway calificó de verano peligroso.

Están pasando esas ferias de toro agradable para ir calentando de cara a lo que empieza dentro de poco en la capital navarra… con permiso de su alcalde, más amigo de Otegui que del torero.

Y tras la universal fiesta pamplonica, otra vez aparecerá el toro medio de las ferias por Santiago, las de Valencia y Santander, luego la Blanca de Vitoria, Málaga y, albricias, de nuevo San Sebastián, siempre nos quedará San Sebastián como estrella estival, como anticipo de la Aste Nagusia bilbaína, pero esa es otra historia.

Publicado en El Diario de Sevilla

Aranda de Duero: Victoriano Del Río deberá mantener los cuatro espectáculos taurinos

Por L.V.

El empresario de la plaza de toros, Victoriano del Río, no ha logrado su objetivo y tendrá que mantener el número de espectáculos taurinos que figura en el contrato y que en su día firmó con el Ayuntamiento de Aranda de Duero. Así lo advierte en su informe la Secretaría municipal.

De poco han servido los argumentos con los que Toros Ricor pretendía reducir una de las cuatro corridas de toros. El vicesecretario del Consistorio entiende que las cifras aportadas (un 50,58% menos de corridas de toros, un 67,68% de las novilladas y un 55,74% de los rejones) son datos nacionales y no locales.

A la hora de solicitar que se adaptara la cláusula décimo cuarta del pliego, la empresa Toros Ricor, insistía además en la necesidad de ajustar el número de corridas que se le exige a cada matador, novillero o rejoneador participante, con el fin de garantizar una calidad determinada en los festejos de las fiestas patronales de septiembre.

Aunque este aspecto tiene el visto bueno del vicesecretario -que aceptaba reducir el número de festejos exigido a cada torero, un 50% a los matadores, un 60% a los novilleros y un 55% a los rejoneadores-, el sentir político apunta a la dirección de mantener las exigencias actuales por considerar que si bien en estos últimos años la tendencia antitaurina parece haberse instaurado, la situación puede cambiar en un futuro. Lo mejor, aseguran, es estudiar temporada por temporada. Por ello, en la votación, realizada ayer en la comisión de Obras, los grupos políticos descartaron la medida por unanimidad.

Calendario

Junto a la reducción de festejos, la empresa abogaba por reestructurar el reparto en el calendario del cartel y mientras el actual contrato obliga a celebrar una corrida de toros el sábado del primer fin de semana de fiestas patronales así como organizar espectáculos taurinos el lunes, martes y sábado siguiente, Del Río plantea dejarlo en dos corridas más una de rejones o una novillada con picadores y reservar una de las corridas al primer domingo de fiestas, pudiendo elegir, a voluntad de la empresa, los días de las otras dos.

Si bien en estos primeros quince años de contrato, el coso taurino arandino ha recibido con aplausos a figuras de primer nivel como El Juli, Enrique Ponce, José María Manzanares, Alejandro Talvante, Morante de la Puebla, Joselito, César Rincón, Cayetano, El Fandi, Juan José Padilla, Antonio Ferrera, Rivera Ordóñez, Morenito de Aranda, Pablo Hermoso de Mendoza o Diego Ventura, «circunstancias sobrevenidas e imprevisibles a la fecha de licitación y adjudicación» han alterado, según defiende Del Río, el panorama taurino. «Era inimaginable e impensable que se pudiera dar un cambio tan radical», asegura con la mirada puesta en la tendencia antitaurina y en el descenso progresivo de festejos taurinos y de espectadores.

En su opinión, gran parte de la responsabilidad recae en los medios de comunicación y en estamentos políticos, como el intento de prohibición de festejos taurinos en regiones como Cataluña, País Vasco, Baleares, Canarias, Galicia o Alicante. «Baste pensar que hoy está cerrada una de las plazas más importantes, la de Barcelona», señala.

Sin dar datos concretos de la plaza de Aranda de Duero, el empresario analiza el panorama nacional por categorías. «En plazas de tercera categoría como Aranda, el descenso ha sido de un 58% en corridas desde 2002 hasta 2016, del 70% en novilladas y 59% rejones», justifica.
Historia

La historia de este contrato se remonta al 28 de octubre de 2002 cuando el Ayuntamiento de Aranda de Duero licita la enajenación de los terrenos, propiedad municipal, para la construcción y explotación de una plaza de toros, con cubierta móvil y usos polivalentes. El 9 de abril de 2003 se adjudica a Toros Ricor estableciendo el precio de enajenación en 777.115,37 euros y el pago del canon de 700.000 euros.
La propuesta de reajustar el contrato llegó el pasado mes de enero. «Presentamos la solicitud para la modificación de las condiciones establecidas en la base décimo cuarta, como consecuencia de la concurrencia de circunstancias sobrevenidas que hacen imprescindible reequilibrar las prestaciones previstas en el contrato pues a la mercantil le resulta enormemente gravosa, cuando no imposible cumplir con los parámetros del pliego», anunciaba Toros Ricor.

Lo cierto es que este no es el primer desencuentro entre Del Río, el Ayuntamiento y la plataforma ciudadana por la Plaza de Toros. En estos quince años, muchos han sido los procesos judiciales abiertos. El último y más importante, todavía continúa en instrucción y decidirá si la licencia de apertura que otorgó la alcaldesa, Raquel González, en septiembre de 2014 -con el único apoyo de los Alfonso Sanz, Azucena Esteban y María Ángeles Marín-, fue o no legal.

Fuente: El Correo de Burgos