¿Qué hay que saber para ser un buen aficionado a los toros?

Por Tamara Navarro.

¿Qué es un quite? ¿un natural? ¿Para qué sirve el pañuelo verde del presidente? éstas y otras son muchas de las preguntas que se formulan todos aquellos que asisten por primera vez a una plaza de toros o ni si quiera han asistido.

Pues bien, como todo ‘espectáculo’, la tauromaquia también está regulada por unas normas básicas, a veces, con un vocabulario de lo más complicado, que parece estar creado solo para aficionados y entendidos.

Es por ello, que junto al torero salmantino Juan del Álamo, hemos querido elaborar una guía rápida con los aspectos técnicos más básicos de una corrida. No es necesario ser taurino para aprenderlos, y para que la experiencia resulte agradable no se debe tener una predisposición negativa.

Hay muchos tipos de públicos en una plaza de toros, desde el espectador que va a la plaza atraído por el colorido a aquel que es aficionado de verdad. Para ver una corrida de toros hay que mirar al toro y al torero, pero primero al toro. Todo gira en el ruedo alrededor del toro:

El paseíllo

-“En él están presentes todas las personas que van a participar en la corrida. El paseíllo se inicia por orden del presidente y tras sonar clarines y timbales. Lo encabezan los alguacilillos, montados a caballo, que además entregan las llaves de los toriles al torilero”.

-¿Quién torea primero?

-“Cuando los tres acartelados son ya matadores de toros el orden lo establecerá la fecha de toma de alternativa, que no la edad”.

-¿Por qué hay dos líneas pintadas en el ruedo?

“La función de esas rayas pintadas separando el centro del ruedo de la barrera, es delimitar el espacio en el que deben situarse los picadores a la hora de citar al toro. Aquellos que lleven a su caballo más allá de la línea exterior serán abroncados por el público”.

-¿Qué pasa si llueve?

-“Se suspende la corrida y se devuelve el importe de las entradas, siempre que el festejo no haya empezado”.

-¿Por qué se aplaude al toro cuando sale?

-“No se aplaude siempre. Si son grandes y se entiende que el peso, la cornamenta y las hechuras son buenas, está bien presentado, se aplaude… si por el contrario no es así, se abronca”.

-Recibir a porta gayola

-“Es una de las suertes más complicadas de ejecutar. El torero se sitúa de rodillas enfrente de la puerta de toriles y cita al toro. Es una muestra de entrega, de querer demostrar ni defraudar al público”.

-¿Por qué hay dos picadores?

-“El que debe picar al animal se sitúa en el lado opuesto de la puerta de toriles, en lo que se conoce como contraquerencia. El otro, enfrente”.

-¿Por qué los caballos llevan los ojos tapados?

-“Porque saldrían corriendo. Los llevan tapados para evitar que desconfíen al igual que las orejas”.

-¿Qué es un tercio?

-“Hay tres. Varas, banderillas y muleta, cada uno de ellos es un tercio”.

-¿Y un quite?

-“Después del segundo puyazo, el diestro que toreará el siguiente astado al que se está lidiando en ese momento tiene el derecho de realizar una tanda de pases. Te ayuda a lucirte con el toro”.

-¿Cómo se identifica a un toro manso o bravo?

-“Hay conductas fácilmente reconocibles en el toro que mansea, como la de buscar las tablas, rehuir cualquier tipo de pelea, ya sea con el capote o en el caballo. Si no lo hace, es bravo”.

El significado de los pañuelos

-“El blanco se utiliza para marcar el inicio del festejo, la salida del ganado, el cambio de suerte, los avisos y la concesión de trofeos. El rojo sirve para cuando el toro no quiere embestir al caballo y por tanto al no haber sido picado, se le pondrán banderillas negras. El azul es para cuando el astado, después de su muerte, será arrastrado a los corrales por las mulillas después de haber dado una vuelta al ruedo. Naranja premia la bravura del toro concediéndole el indulto. Para ello debe pedirlo el público y estar de acuerdo el torero y el ganadero. El verde para devolver el toro a los corrales”.

El natural

“Es el pase clave en una faena. Se realiza con la mano izquierda. Cuando el pase es ejecutado con la derecha se llama derechazo”.

Publicado en Tribuna de Salamanca

Anuncios

El segundo aviso: Prepotencia en el biombo

Por Juan Carlos Samano.

La designación de un Juez de Plaza para que pueda ejercer en nuestro Municipio de Querétaro está fundamentada en el Reglamento Taurino vigente, situación que en la actualidad no ha sido respetada por lo menos en los festejos celebrados desde el pasado 12 de enero a la fecha en esta localidad.

Como antecedente cito, que la fiesta de los toros en este municipio estuvo regida por un Reglamento Taurino que fue elaborado desde 1985, y éste, fue substituido a principios de año por uno nuevo, siendo publicado en el periódico oficial “La sombra de Arteaga” por lo que tomó un carácter oficial y por ende todos los participantes en un festejo taurino deben de apegarse a sus lineamientos. Volviendo al caso específico del Juez de Plaza y de acuerdo a lo mencionado en este nuevo reglamento, éste deberá de ser designado por una Comisión Taurina, tal como se señala en el Capítulo Tercero, Artículo 6, Inciso 1 del citado documento, y vuelto a confirmar en el Capítulo Décimo, Artículo 66, Inciso 1 en donde indica claramente que “El Juez de Plaza será nombrado por la Comisión Taurina y deberá de tener los conocimientos suficientes y reconocidos sobre el espectáculo taurino”. Y ante esto la pregunta sería: ¿Cuándo se reunió la citada Comisión Taurina para ratificar al actual Juez de Plaza?.

Todas y cada uno de las personas que cuentan con un nombramiento vigente para estar presentes en el biombo, es porque tienen una función específica que desarrollar, y no para decidir de manera arbitraria quien si puede subir y quién no. Esta situación por desgracia se presentó en la pasada corrida de rejones en Juriquilla, en donde se negó de manera prepotente y grosera, por parte del Juez de Plaza, el acceso al biombo al Asesor Aficionado, para darle su lugar a una funcionaria del Municipio en carácter de invitada. Vale la pena mencionar, que esta persona solo se dedicó a tomar fotografías y a presenciar la lidia de solo dos toros para retirarse posteriormente.

La fiesta de los toros requiere seriedad, seriedad desde las Autoridades hasta el último de sus participantes, y no es posible que un reglamento ya publicado de manera oficial no sea aplicado adecuadamente. Termino esta participación con una pregunta ¿Cuál reglamento es el que se está aplicando actualmente, el recientemente publicado en enero pasado, el anterior que data de 1985 o el del propio Juez de Plaza?

Publicado en AM Querétaro

José Tomás visita la Asociación Síndrome de Down burgalesa

De SOL y SOMBRA.

El torero José Tomás ha realizado hoy una visita a las instalaciones de la Asociación Síndrome de Down burgalesa, donde ha mostrado su lado más humano y solidario, y ha recorrido la catedral de Burgos, donde ha conocido los preparativos de la celebración de su VIII centenario en 2021.

José Tomás ha disfrutado de un rato agradable con niños de diferentes edades en las áreas de atención temprana, en las aulas de informática y en los pasillos del centro.

Posteriormente se ha desplazado a la catedral de Burgos, donde ha sido recibido por el vicepresidente del cabildo catedralicio, Juan Álvarez Quebedo, el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, y el vicepresidente de la Fundación VIII Centenario, Antonio Miguel Méndez Pozo.

El vicepresidente del Cabildo ha explicado al torero la importancia del VIII Centenario no solo para la seo burgalesa sino para toda la ciudad, y le ha emplazado a seguir colaborando con el proyecto, invitación a la que también se ha sumado el alcalde, quien ha agradecido al diestro la visita.

Twitter @Twittaurino

Calasparra, un oasis torista en plena región de Murcia

Seis novilladas de distintos encastes conforman cada año la Feria del Arroz.

Septiembre, en el mundo del toro, es el mes de los novilleros. En Arnedo (La Rioja), Villaseca de la Sagra (Toledo), Arganda del Rey (Madrid) o Algemesí (Valencia), los principales integrantes del escalafón menor compiten cada año en los certámenes novilleriles más importantes. Huérfanos de oportunidades, estas localidades son su única esperanza. La meta: entrar en las escasísimas novilladas que se programan en las grandes ferias y llegar con cierto ambiente a la alternativa.

Pero en esta lista de pueblos que apuestan por los más jóvenes destaca uno muy particular: Calasparra, un municipio de poco más de 10.000 habitantes que se encuentra en el interior de la Región de Murcia. Dos son sus señas de identidad: el arroz, de los mejores del país, y los toros. O mejor dicho, sus novilladas. Desde hace casi 30 años, durante la primera semana de septiembre, en Calasparra se celebra la Feria del Arroz, un ciclo taurino compuesto por media docena de festejos menores.

El novillero francés Adrien Salenc, formado en la Escuela Taurina de El Juli, ha sido el último ganador de la Espiga de Oro, el máximo galardón de este certamen por el que compiten cada año 18 jóvenes. Los toreros son importantes, obviamente, pero en Calasparra el verdadero protagonista es el toro. Desde por la mañana, en los encierros que atraviesan el centro de la localidad, hasta bien entrada la noche, varias miles de personas participan de unas fiestas eminentemente taurinas.

Al contrario que en la mayoría de pueblos y ciudades españolas, en Calasparra no se ha roto el vínculo entre la sociedad, el pueblo, y la tauromaquia. La fiesta se vive como algo propio, una tradición sin ideología. Actualmente, en la población gobierna el PSOE. Su alcalde, José Vélez, se sube cada tarde al palco para presidir las novilladas. Y, como la mayor parte de los aficionados del lugar, es exigente.

Esa es precisamente otra de las características de esta feria. La mayoría de ejemplares que se lidian lucen un trapío espectacular que nada tiene que envidiar al de las plazas de primera categoría; en Calasparra gusta el tercio de varas y se presiona para que se ejecute en todo su esplendor; además, rara vez se concede un trofeo no merecido ni bien ganado.

De ello se ocupa el alcalde-presidente y, sobre todo, la afición. Una afición capitaneada por la Asociación El Quite, nacida en el año 2003 y de marcado acento torista. Su lema lo dice todo: “El toro-toro, base de nuestra fiesta. No al fraude”.

Aunque reconocen que no ha sido fácil, su lucha contra el sistema taurino en favor de una fiesta íntegra con el toro encastado como protagonista ha dado sus frutos. Solo hay que echar un vistazo al elenco ganadero de esta última Feria del Arroz: Miura, Adolfo Martín, Prieto de la Cal, Valdellán, Villamarta y Castillejo de Huebra. Seis novilladas, seis encastes diferentes.

Una diferencia abismal con Murcia, la capital, que también celebra estos días su feria taurina. Allí, bien escogidas para uso y disfrute de las figuras, las divisas elegidas han sido Parladé, Daniel Ruiz y Victoriano del Río. Tres corridas, misma procedencia. Eso, por no hablar de la ínfima seriedad de las reses reseñadas.

Pero es que, además, la Feria del Arroz no se reduce a lo acontecido cada tarde en la plaza de toros; durante todo el día, las distintas asociaciones y peñas organizan numerosos actos culturales con los protagonistas del festejo. Tertulias, charlas, exposiciones… Todo con el objetivo de seguir sembrando afición. Y, a tenor de la afluencia de público y de la pasión con la que viven la fiesta jóvenes y mayores, lo están consiguiendo.

Como los galos que resistían ante la dictadura romana, Calasparra resiste a contracorriente frente a un sistema poderoso y en medio de un desierto en el que reina el triunfalismo y el fraude. Por todo ello, su caso es especial. Por ello Calasparra es un oasis, un milagro.

Publicado en El País

“En España me siento valorado para seguir creciendo”: Diego San Román

Por María Fuentes.

De origen mexicano e hijo del matador de toros Oscar San Román. En Diego San Román, por tanto, el toreo corre por sus venas desde el día que vio la primera luz. Aunque su pasión inicial fue el motocross, en este mexicano se despertó la vocación taurina a los 18 años. Con la mayoría de edad llegó el valor, el arrojo y el coraje para decirle a su padre que quería ser torero. Los trastos se convirtieron entonces en sus compañeros de viaje, muchas horas de entrenamiento en su país natal hasta que surge la oportunidad de venir a España a cumplir su sueño. Y con eso llegan las esperanzas.

¿Qué le dio España que no le daba México para poder empezar a hacer camino en el toro?

La disciplina, el sacrificio. Desde que llegué aquí me sorprendió mucho la forma que tienen de vivir la Fiesta de los toros y la forma que tienen de marcar el camino a los novilleros. Tuve la oportunidad de ingresar en la Escuela Taurina de Sevilla y posteriormente en la Escuela Taurina de la Comunidad de Madrid José Cubero ‘Yiyo’, donde me dieron la oportunidad de llegar a la final del Certamen ‘Camino hacia Las Ventas’, he toreado en Sevilla, y aquí en España me siento valorado para seguir creciendo.

Su debut con picadores, sin embargo, fue en León, Guanajuato. Su país…

Sí, allí debuté con picadores porque así surgió la oportunidad. Este año ya estoy haciendo temporada como novillero aquí en España y mi presentación fue en Valencia.

La buena imagen de esa tarde es la que ha hecho que el nombre de Diego San Román suene con fuerza…

Yo no podía ni imaginar que las cosas se fueran a dar así de bien. Fue una buena novillada de Zacarías Moreno con la que me sentí muy bien y pude expresar lo que siento. Yo iba con la mentalización y la preparación que conlleva una plaza de primera y las cosas salieron aunque la gran pena fue la espada para acabar de redondear el triunfo. Es la tarde que recuerdo con más cariño hasta el momento aquí en España.

¿Cómo es Diego San Román en la plaza para quién aún no lo haya visto?

Un novillero que siempre da la cara, siempre salgo a demostrar lo que quiero ser, e intentar demostrar la pureza con la que quiero desarrollar mi toreo, siempre con entrega, pasión y con mucha verdad para que el que no me conoce cuando va a la plaza salga de ella recordando mi nombre

Y valor, según cuentan…

Eso dicen, sí. Si lo dicen, algo de razón tendrán.

Respecto a la tarde de Salamanca el próximo día 12. ¿Qué le dice el cartel? ¿Ha tenido la oportunidad de conocer a sus compañeros de terna?

No, lamentablemente no los conozco pero estoy deseando hacerlo porque me han hablado muy bien de ellos. Tampoco he tenido la oportunidad de conocer la casa de Rafa Cruz pero sí he visto bastantes novilladas y clases prácticas suyas y es una ganadería que ilusiona mucho y me encanta.

¿Quién es su persona de confianza y con quién comparte el día?

Mi persona de mayor confianza es mi apoderado, Alberto Elvira. Él y mi banderillero que es mi mano derecha, David Blázquez. Estamos los tres todo el día entrenando y si mi padre tiene la oportunidad por estar aquí un periodo de tiempo siempre me ayuda y está en el día a día.

Después de Salamanca, ¿qué más tiene?

El día 14 en Nimes, el 15 en San Agustín de Guadalix y el 16 en Los Molinos. El resto irá saliendo en base a lo que suceda en los ruedos, que confío en que será positivo, siempre por el camino del esfuerzo para ir consiguiendo metas y objetivos.