Ocho con Ocho: Marcan Cartagena y Leo Por Luis Ramón Carazo

Arturo Macías en una época en la que su toreo es más reposado, tuvo grandes pasajes en los lances de capote y con la muleta.

En la cuarta corrida de la temporada grande en La México, el 25 de noviembre de 2018, se lidiaron toros de las ganaderías de Reyes Huerta, José María Arturo Huerta, de Arturo Gilio y Arturo Saldivar, para el torero a caballo Andy Cartagena y los toreros de a pie Arturo Macías y Leo Valadez.

Por su efectividad en la suerte suprema y la variedad en los tres tercios, Andy y Leo obtuvieron cada uno un trofeo.

El de Andy, a un toro de Reyes Huerta en el que lució en las jacas el concepto de doma que lo caracteriza y que lo hace distinto a los toreros a caballo más clásicos, divierte al público cuando levanta en dos patas a sus cabalgaduras y eso es de tomar en cuenta y en conjunto con la efectividad del rejón final, le valieron para una oreja pedida popularmente.

Leo con un toro castaño chorreado ojo de perdiz (por el contorno claro en el pelaje castaño) tuvo momentos de brillantez con el capote, banderillas y muleta; en la suerte suprema, eficaz para también hacerse de un trofeo para su juvenil espuerta que le da aire a futuro, justo y necesario, se le vio entendido y seguro con un toro que tenía cualidades pero que había que comprenderlas y así lo hizo Leo en el sexto de la tarde.

El segundo de nombre Bien Querido de José María Arturo Huerta, fue un dechado de fijeza, nobleza y codicia en la embestida, Arturo Macías en una época en la que su toreo es más reposado, tuvo grandes pasajes en los lances de capote y con la muleta particularmente con la mano derecha, con series coreadas con intensidad por el cónclave capitalino.

Por esos azares que tiene el misterio del toro, con notas muy altas en el transcurrir de su lidia, fue al finalizar renuente a acudir a la muleta y propiciar la suerte suprema, rascando la arena y pensándola mucho; Arturo sabía que tenía en la suerte suprema la posibilidad de amarrar el triunfo, no le fue posible, por ello, el público después de esforzarse en su complicado segundo de Arturo Gilio, procedencia de Santa María de Xalpa y de El Grullo, al terminar el festejo lo despidió entre cálidos aplausos.

Al iniciar el festejo y escuchar con pena en un minuto de aplausos, que había partido a la Gloria, Rafael Muñoz Chito recordé que fue matador de toros, subalterno y también fabricaba capotes, muletas y banderillas en la colonia Obrera de la capital mexicana, padre por cierto del matador Rodrigo Muñoz al que como al resto de su familia les damos un abrazo de solidaridad en un momento doloroso.

También recordé que tomó la alternativa Chito en la corrida Navideña de su tierra Querétaro de manos de Jaime Rangel y el testimonio de El Viti con un toro de Santacilia en 1965; y luego el 23 de enero de 1966 confirmó la alternativa conjuntamente con el torero español Manolo Amador, ambos apadrinados por el Ranchero Jorge Aguilar.

En la última corrida mencionada, abrió el festejo a caballo Carlos Arruza, con un toro de Tequisquiapan como lo fueron todos los de aquella tarde memorable pues por una inmensa faena a caballo y con la muleta, el Ciclón recibió los máximos trofeos de Gavilán, los primeros otorgados en esa categoría en la historia de La México.

Regresando a la corrida del 25 de noviembre, el brindis a Diego Urdiales del sexto correspondiente a Leo y el aplauso del público al torero de La Rioja, nos hacen concebir buenos augurios para el cartel de la siguiente semana domingo 2 de diciembre, en la que alternará con El Payo y Sergio Flores con toros de Xajay.

No cabe duda que las faenas de Diego en Bilbao y Madrid este año, han dejado huella en sus colegas y en el público que ya se deleitó en Insurgentes con su toreo profundo con un toro de Bernaldo de Quirós, hace unas pocas temporadas y tiene el deseo de verle triunfador en el coso más grande del mundo con la marca de su casa, en conjunto con sus compañeros de cartel que también en San Juan hace aire y seguramente trataran de mostrarse competitivos. Huele a tarde grande.

Esperemos que dentro de ocho días, estemos relatando una gran corrida dentro de una temporada que marcha con buen viento a favor, hasta la fecha y que no amaine.

Anuncios

3 Comentarios »

  1. Ayer domingo, vimos saltar al albero de la plaza México, toros de dos ganaderías, que dieron un excelente juego durante el transcurso de sus respectivas lidias peleando con los caballos, acudiendo al engaño con alegría, fijeza y buen tranco; a excepción del segundo toro que lidió Arturo Macías, el cuál desarrolló mucho sentido y no permitió una lidia reposada. En cambio el primer toro del torero de Aguascalientes, que llevó por nombre “Bien Querido”; fue para mi gusto, de bandera de los que encumbran a los buenos toreros lamentablemente y sin una buena directriz de su apoderado el matador en el retiro Fernando Ochoa, “El Cejas”, lo pasó de lidia ya que sé ensañó en exprimir toda la energía que traía dentro el burél; de ahí, que pasó fatigas para fijarlo en el engaño para tirarse a matar pues, el toro, empezó a defenderse gasapeando y sin quedarse fijo en ningún momento. Mereció ese toro arrastre lento a sus despojos, pero no fue así.

    Enhorabuena por Leo Valadéz, por su buen oficio y ésa manera de tirarse a matar por derecho y arriba cobrando una gran estocada que, por su ejecución, bien valió la oreja.

    Me gusta

  2. Se. Carazo, el brindis de Leo no fue a Diego Urdiales, fue a Antonio Ferrera, por cierto Leo usó capotes de Ferrera a. Gracias por sus cronicas bien intencionadas. Rafael. Rionda de León Gto

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s