RECAPITULANDO: La Cuarta en Transformación. Resigna la Mansedumbre a Xajay.

Doblón de Sergio Flores ante “Silverio” de Xajay, único que sacó la cara por el color de la divisa. FOTO: Tadeo Alcina Rivera.

Hace setenta y ocho años se dio un cambio de gobierno en México y con él taurinamente comenzaban dos carreras y dos leyendas: Carlos Arruza y Alfonso Gaona. Si entonces el panorama taurino traía interés y expectación el resultado de la cuarta muestra la transformación del asunto taurino subyugado por la conveniencia y el acomodo de quienes restan brillo al espectáculo. La mansedumbre se carga a Xajay que atraviesa horas muy bajas y deja en desesperanza a Urdiales pese a todos sus esfuerzos, en dolencia a “El Payo”quien parece haber firmado la liquidación de su Temporada y en tardanza a Flores quien a cada día que pasa corta más orejas pero se aleja más de la esperada promesa taurina.
Por: Luis Eduardo Maya LoraDe SOL Y SOMBRA. Plaza México.
Saliendo por toriles, cada uno de los toros de Xajay trae el verde de la esperanza y el rojo de la bravura. Para la cuarta de la Temporada, el verde y el rojo del color de la divisa se van diluyendo al ver que la corrida es tan dispareja como variopinta y desigual, decepcionante y desesperante a la par.
Xajay echa a perder uno de los mejores carteles con una de las peores entradas.
Tristemente, la combinación no mete gente porque no apuesta por el olvidado sector popular, hay una distinción muy poco afortunada de la empresa hacia el público. Olvida que la Afición, como decía –aunque tampoco mucho lo hacía- la pasada administración, somos todos. De ahí que lo hecho en la semana no alcance, no consiga encender y los toros terminen por cargarse un cartel bien planteado de comienzo.
Inicia con el zambombo que abre plaza. Un serio animal muy retacado pero afligido y abotagado que no soporta siquiera el cite con el capote de Diego Urdiales a quien estrella su debilidad, las vueltas contrarias, la falta de casta para crecerse al castigo y ante los engaños pese al planteamiento exacto de la presentación de la muleta del riojano que busca ampliar el recorrido del toro sobre la línea.
Urdiales está en el sitio, el toro buscando alivio. Mata mal y solo saluda.
Nada mejoraría el segundo que, al salir a defenderse y echar la cara arriba, marcaría toda la tarde.
Esto se magnifica porque tiene enfrente un oponente en tiempo sombrío, disminuido tristemente, no solo en lo físico, sino en lo mental y lo taurino. “El Payo” no es capaz de oponer a la protesta y violencia del chico y feo segundo. El sitio, hoy roto, la decisión, hoy vacilante, el valor, hoy mermado, y, principalmente, sus mejores fundamentos, tristemente olvidados, no alcanzan para hacer frente a la adversidad sino hacen subrayar y acentúan la condición del burel. Y se nota el diestro desconfiado al intentar echar el capote abajo, falto de mayor determinación.
Además, los caballos salen al ruedo para usarles, no solo para desfilarles.
Cuando un toro sale a cabecear a echar la cara arriba y protestar, hay que usar los caballos y responderle, además de con listeza, con el uso adecuado de las cabalgaduras. Este segundo se defiende, malamente, se nota el nervio y el veneno pero la gente, distraída entre el jolgorio y el servicio de bar, prefiere protestar a los montados sin observar al toro. Lo triste es que, bien lo dijo Richard Nixon, el hombre no está liquidado cuando lo vencen sino cuando renuncia. Y esto, hoy, los toreros se lo creen. Por ello, el negro astado hace lo que quiere en banderillas con una cuadrilla medrosa que no puede.

Entonces “El Payo”, tras brindis al Dr. Vázquez Bayod, echa la muleta abajo pero sin efectividad, sumando listeza a la condición mansa del toro que en vez de domeñarle, o lograr que este ceda, le incita a cabecear más. Inseguro y frágil, bastó un cabezazo para que la rebanadora del pitón derecho, lamentablemente, liquidara la Temporada de García dejando un severo golpe en las costillas y que vuelve al ruedo para sufrir, tirarse en tiempo corto y fallar. Su actitud nos recordó mucho la de Madrid en 2011.
Menos mal está Jesús, el perdonador, Morales, en el palco.
Que en otros tiempos los avisos habrían sido implacables e imparables.
Entonces, con la cosa reducida a forzado mano a mano, Sergio Flores tiene, de nuevo, todo a favor y a la gente en el bolsillo para sumar otro sólido triunfo, más considerando que el chico y cárdeno tercero sale encastado y se crece al castigo. Nombrado “Silverio” no le viene grande el bautismo y sale a imponerse al ruedo en todo momento. Pero, tal como lo hemos visto desde la pasada feria de San Miguel El Alto o en Tlaxcala el día 2 de noviembre, Flores está abandonando lo mejor de sí, en pos de orejear.
Por ello, este toro supone una apuesta grande pues de salida muestra su nervio y empuja al caballo, se aviva en banderillas y por ello, no gratuitamente, el torero tlaxcalteca inicia doblándose genuflexo procurando hacer romper al toro abajo.
Este se aviva mayormente.
Por ello Flores tira de la mano de hierro, los derechazos se sobrevienen, rápidos y breves, hay emoción pero hace falta siempre la amplitud que, aun en sus peores momentos, reclama la Plaza México. Esta llega en una sola tanda, completa y rotunda, derechazos a pleno compás abiertos donde logra a temperar y poder sobre el cárdeno que le aprieta a la salida en el pase de pecho.
Es el momento de la mano izquierda, de que la planta se quede quieta y el medio pecho adelante prepare el cite para embarcar con mucha precisión y mandar largo. No. Flores, con esa manía, casi inconsciente de ayudarse sin realmente abonar nada técnicamente únicamente se muestra rebasado cuando el toro le lleva a las rayas y él ha sido incapaz de tirar largo del toro hacia los medios, más áspero por el pitón izquierdo pero tal situación le pide quedarse quieto y tirar largo.
No se decide en apostar. Y se entiende.
El parón y la mirada y una espantada que muestra al de Apizaco no en su mejor momento. Eso sí, bueno para los manotazos y el gritoneo a la cuadrilla, con efecto en la asistencia.
Prosiguen los derechazos, sin la calidad de esa segunda tanda, claro el toro pedía alternar los perfiles, explorar ese pitón izquierdo, Flores prefiere el atajo en pos de la oreja misma que en este toro bien se negaría a partir del pinchazo y la estocada con tendencia pese al berrinche del tlaxcalteca.
No tardaría mucho en cortarla. Pues tampoco importa mucho que el cárdeno sexto con esa cabeza horrible y ese trapío por debajo de lo exigido en esta plaza y esa casta rota lo mismo que la fuerza. Las cuadrillas, con esto sí, se lucen. El burel pasara y pasara. Flores, le muleteara y le muleteara hasta que se quedara parado pues la fuerza no le sobraba. Sergio Flores sin mayor trámite que el arrimón y el hacer pasar, poco abonaría a lo artístico, prueba de ello las manoletinas finales.
Pinchazo y estocada.
Regalo de Jesús, el obsequiador, Morales. Y oreja.
Diego Urdiales con ese precioso berenjena y oro, con el bordado de viñedo, con sus hojas de parra y sus racimos de vid, lograría los mejores naturales de la tarde ante el insípido e intrascendente quinto, que engañó toda la semana por lo veleto de sus astas pero en realidad en la plaza muestra lo anovillado de su cuerpo, sumado a lo insulso de su juego. Urdiales apuesta al vuelo de la muñeca y su verticalidad, liga los naturales.
Apenas un suspiro.
Luego en el quinto, que mata por “El Payo”, las cuadrillas lo tratarían tan mal que lo estrellarían y dejarían sin mayor opción a Urdiales.
Y a la Afición, igualmente.
Se transforman las formas.
Xajay abandona su condición de raza y bravura, de emoción y casta.
Los toreros buscan el acomodo, el oficialismo la complacencia y la empresa, quedar bien con todos.
Nixon remató el resto de sus días pensando, haber debido y tenido que actuar con una decisión mayor cuando Watergate llegó a los tribunales, decía, para evitar que un escándalo político acabara en una tragedia nacional.
No podía hacerlo, en realidad, ambas salidas tenían el mismo fin: la resignación.
Que no ocurra lo mismo, sugerimos, con la Plaza México.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.
Plaza México. Temporada Grande 2018-2019. Domingo, Diciembre 2. Cuarto festejo de Derecho de Apartado. Más de un cuarto de plaza en tarde fría, con viento fuerte en diversos momentos de la corrida. Mal la Autoridad que preside para variar con pleno desorden al premiar. Prosigue la mala iluminación.
6 Toros, 6 de Xajay (Divisa Rojo y Verde) el primero con el hierro de Villar del Águila. Desigual en trapío y hechuras, variopinta y mansa en general, con excepción del chico tercero, encastado y con bravura, toda su lidia transcurre con emoción, inédito por el pitón izquierdo al no ser siquiera mostrado por el tercer espada. El resto una escalera, desde el retacadísimo primero que se desinfló desde el momento en que sintió el capote y no paró de doblar contrario en los remates o el espantoso y muy manso segundo que no debió haberse lidiado, lo mismo que el engañoso castaño cuarto, anovillado de cuerpo aunque veleto de cuerna. Manso y descastado el quinto y muy anovillado el cárdeno sexto, pobre, igualmente de cabeza. Salvo el tercero, pitados en el arrastre.
Diego Urdiales (Berenjena y Oro) Saludos, Palmas y silencio en el que mató por el segundo espada. Octavio García “El Payo” (Nazareno y Oro) División tras Aviso en el único que mató. Sergio Flores (Verde Bandera y Oro) Saludos tras Petición y Oreja.
Durante la lidia del segundo, al inicio del último tercio, el segundo espada resultó lastimado con severo golpe en el costillar derecho que le impide continuar en la lidia.
Terminado el paseillo la Porra Libre, A.C., entregó el trofeo “Manolo Martínez” a Sergio Flores que lo acredita como triunfador de la Temporada Grande 2017-2018 para esa agrupación.
Jesús Morales, otra vez, cuando había negado correctamente al tercer espada la oreja del tercero, hace de las suyas de nuevo y otorga una oreja sin la mayor petición ni mérito tras la muerte del sexto.
Saludan Gustavo Campos y Fernando García, tras banderillear al sexto.

Anuncios

1 comentario »

Responder a rogelio lopez de anda Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s