El huracán de Joselito.

Por José Cueli.

Oro de sol invernal mexicano aromado de un azul caricia tibia del viento que llevaba aire e impedía el toreo, pero sonreía a la esperanza antes de la corrida y se quebraba en su lanza de oro nuevo, sobre el cristal anaranjado de la plaza.

Espejo del cielo con lenguas rojas, reflejadas en la pandereta de ruedo al terciarse el capote de paseo los toreros y apretarse los machos, antes de que el sol tradicional rasgara con el aire de principios de diciembre.

Toreo mexicano de Joselito Adame al ritmo del aire huracanado que levantaba la arena tenística y que acabó imponiéndose al mejor lote de la corrida. Uno de Jaral de Peñas y otro de Reyes Huerta como el resto de la corrida, a excepción de otro de Jaral de Peñas.

Los neoaficionados, enloquecidos, le aplaudieron a Joselito y le otorgaron orejas a pesar de que sus estocadas fueron pulmoneras, pero la gente tenía ganas de aplaudir y el valor del torero lo sintonizó de maravilla. En última instancia, corrida pasada por aire que empujaba la muleta y el capote al ritmo de la velocidad de las telas.

Enrique Ponce y el debutante Pablo Aguado que se presentaba se estrellaron con el aire a contraestilo de su forma particular de torear y dejaron a los aficionados esperando ese toreo andaluz que suele encantar a la afición de nuestro país.

Esas ganas de aplaudir que llevaba la afición se estrellaron y lo aprovechó Adame con dos toros de arrastre lento para delicia de los asistentes.

Toreo bravo y macho de Joselito que doraba la Plaza México de azul intenso que se recortaba en el fondo de la naranja atoronjada, sangre de los tendidos que redoblaba en los tambores los parches y los metales y los agrios clarines que acompañaban los pasos de la torería.

Rasgar el aire que se sentía seco y era sensualidad, caricia que cortaba el cuerpo en dos. Todo como a volapié fulminante en el marco de la policromía de la plaza que no apareció. Para matar los toros hay que dar el pecho, no el hombro.

Publicado en La Jornada.

1 comentario »

  1. BLACK FRIDAY SE EXTIENDE HASTA EL DOMINGO EN LA PLAZA MÉXICO.
    Cada domingo se devalua mas la plaza de toros Mexico, con un público bullidor un Juez en oferta sin criterio y con mal gusto como aficionado, ante unos comentaristas populista que parecieran que están cubriendo las crónicas mañaneras de la 7 am todo se vale.
    Hoy dia mas que nunca festejamos y premiamos lo vulgar lo corriente las prisas como si de un delincuente se tratara, así son las faenas de Josetoluco Adame, que por muchos retazos de toro que corte, nunca dejará una huella en las pupilas del buen aficionado.
    Es inconcebible que un profesional que cumplirá 20 años en su profesión aporte tampoco, sobre todo en esta profesión que la experiencia dá pozo regusto y torería, y este señor Adame parece un obrero de la profesión, torea a destajo rápido y forzado, es decir torea con todo el cuepo, ya nos hemos olvidado que el toreo de toda la vida está en la muñecas del torero en la cadencia y en componer la figura dándole a cada muletazo sabor y aroma…..que se pueda recordar a través de los años.
    Bueno esta por demas decir que la corrida de Jose M. Huerta sacó genio malo y una vez más se comprueba
    que hay ganaderías que no se pueden matar con más de 3 años y 420 kg, o con el trapío del torito que le tocó en turno a Josetoluco Adame, porque una cosa es la casta y la bravura y otra el genio.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s