Ir al contenido

Día: 8 marzo, 2020

¿LA FIESTA EN PAZ? – Hilda Tenorio, repararse, reparirse y renovar desafíos. #DíaDeLaMujer.

Leonardo Páez. La descortesía impera en estos tiempos y el ambiente de los taurinos, de los que dicen conocer el negocio y pretenden preservar la vigencia del espectáculo, no tenía por qué ser la excepción. Con oportunidad, el equipo de prensa de la matadora moreliana Hilda Tenorio convocó a una conferencia en la sede de la Asociación Nacional de Matadores, en la Ciudad de México, para el lunes 2 de marzo. No era una conferencia más sino la reaparición en público de la menuda torera que hace diez meses a… Leer más ¿LA FIESTA EN PAZ? – Hilda Tenorio, repararse, reparirse y renovar desafíos. #DíaDeLaMujer.

Guadalajara: Un cierre lleno de esperanza.

Por Edgar Flores. Este domingo llega a su fin la Feria de Aniversario de la Plaza de Toros Nuevo Progreso de Guadalajara. Luego de un serial que poco triunfo ha dado a la afición, y en el que pesó la ausencia de las figuras como Andrés Roca Rey y Antonio Ferrera, este domingo la esperanza sigue latente de que pueda rescatar una tarde de triunfo. La aparición en el cartel del maestro francés Sebastián Castella es el aire de esperanza que da a la afición una tarde que promete. La… Leer más Guadalajara: Un cierre lleno de esperanza.

Olivenza: Emilio de Justo y Ginés Marín, rivalidad y triunfo en la matinal.

Por Sixto Naranjo. Se intuía cierta rivalidad Cáceres-Badajoz en el cartel. Emilio de Justo y Ginés Marín se veían en la matinal de Olivenza con la necesidad reivindicar el orgullo de su tierra y de una temporada vital para ellos que comenzaba en este festejo. Al final, ganó la Fiesta en Extramadura en una matinal plena de emoción y buen toreo. A ello ayudó y puso su granito de arena una notable corrida de Victoriano del Río con los hierros de la casa. Abrió plaza un encastado y noble ejemplar… Leer más Olivenza: Emilio de Justo y Ginés Marín, rivalidad y triunfo en la matinal.

Ferrera o la reencarnación de la torería.

Por Rosario Pérez. Una docena de verónicas, doce versos, doce lienzos, encadenó Antonio Ferrera hasta los medios. Qué manera de torear. Y qué manera de embestir la de «Atajante». Ese modo de colocar la cara anunciaba ya tiempos de apoteosis. Brotaban de las entrañas los lances ferreristas. Cada verónica añadía un océano a esta Extremadura sin mar. Cuánta profundidad. Cuánta belleza en tan lentificados segundos. Los ojos se salían de las órbitas. El milagro del 7 de marzo se obraba dentro de Olivenza. Doce verónicas. ¡Doce! Como los apóstoles. ¡Doce!… Leer más Ferrera o la reencarnación de la torería.