“Dicen que es una aventura, pero es una pesadilla”, torero español varado en Torreón.

Por Luis Salcedo C.

El torero español Sergio Cerezos vive momentos de verdadero estrés e incertidumbre al venir a Torreón para tratar de torear en México y al suspenderse los festejos taurinos por el Covid-19, no tuvo oportunidad de torear, aunado a eso, no ha podido regresar a España, ya que los vuelos han sido cancelados, situación.

“Unos dicen que es una aventura, créanme, no lo es, es una pesadilla”.

A Sergio Cerezos se le conoce desde su etapa como novillero en La Laguna, a donde llegó gracias al apoyo de los matadores locales Arturo Gilio y Jorge Mata, quienes le empezaron a “rolar bolita”, dándole oportunidad de torear, más tarde en su natal Teruel, España, tomó la alternativa para ser matador de toros.

Tradición de viajar a México

Como cada invierno, la actividad en España baja y los toreros ibéricos vienen a México a hacer temporada. Sergio arribó a Torreón el pasado 5 de marzo, pasaron cinco días y se dio cuenta de la contingencia que había en México y en La Laguna.

Se trata de un vuelo que duraría dos días, 42 horas, y que comprende las siguientes escalas: de Torreón a Ciudad de México, de ahí a Los Ángeles, de Los Ángeles a Ámsterdam, y de Ámsterdam finalmente a Valencia.

¿Cómo encuentras la situación en Torreón?

El llegar al aeropuerto de Torreón y verlo así, es algo apocalíptico la verdad, hay siete personas y espero salga el vuelo pronto.

¿Qué has tenido que hacer?

Cambié mi vuelo del 9 de abril para este 24 de marzo pero luego se anunció la fase dos y se empezaron a cancelar los vuelos. Hice el check in por la mañana, al llegar a documentar le dicen que no, que se suspendió, sin reembolso y que me lo podrían poner para el 30 de mayo.

¿Toda una odisea, Matador

Es una situación desesperante, Estados Unidos cerró también sus fronteras. Muchos me dicen que esto es uno aventura, créanme, no lo es, es una pesadilla. He tenido aventuras a o largo de mi vida y esta está lejos de serlo.

¿Quién te ha ayudado?

Gracias a Dios unos amigos de Torreón me han ayudado para encontrar un vuelo a la Ciudad de México y lo que me queda es llegar al Aeropuerto de las Ciudad de México, confinado ahí, tratar de ir a mi embajada y no sé sí la solución sea que me regresen a mi país.

¿Genera más miedo esta situación que pararse frente a un toro de 500 kilos?

Me genera ciertos nervios que jamás había tenido, nunca de este calibre, son miedos y pánico, por que es lo que te transmite la gente en todos los lugares.

Publicado Milenio

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s