Opinión: Valente Arellano Salum.


Por Jesús Sotomayor Garza.

Dentro de la amplia y numerosa lista de personajes laguneros existen quienes han destacado en la ciencia, el arte, la política, la religión solo por enumerar algunas de las actividades en que nuestros personajes han incursionado, sin embargo nos falta dar a conocer a uno de ellos que desde muy joven sobresalió en el difícil arte de la tauromaquia, actividad en la que se juegan la vida siendo de entre ellas de la más peligrosas, pues bien hoy nos ocuparemos de dar a conocer a un personaje que sobresalió, no obstante su juventud en el también llamado arte de cuchares, en el cual puso muy en alto a la laguna entera.

De quien hoy daremos a conocer su semblanza por haberse convertido con su afición y pleno conocimiento de la fiesta brava, es de Valente Arellano Salum, quien fuera originario de esta gran ciudad de Torreón, en donde nació un treinta de agosto de 1964, sus padres fueron el ingeniero Valente Arellano Flores y Sonia Salum Chávez, ambos grandes personajes ampliamente reconocidos en sus respectivas actividades. La escuela Carlos Pereyra fue la institución educativa en la que nuestro personaje realizó sus estudios de primaria y secundaria y en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey en su plantel laguna realizó sus estudios preparatorios.

Debido a la afición de su señor padre a la charrería y a la tauromaquia, desde muy temprana edad el mismo aprendió sobre todo la segunda actividad, es decir la tauromaquia, participando en tientas de ganado y festivales taurinos al lado de su progenitor, afirmándose que a la edad de seis años en una ganadería del estado de Jalisco tuvo su primer encuentro con los toros, al acompañar a su señor padre a la ganadería del señor Marcelo Miranda. A los quince años de edad tuvo su primera novillada en Ciudad Juárez, Chihuahua, al intervenir en lugar de su señor padre quien se vio imposibilitado para actuar.

Su debut ya vestido de luces fue en una novillada formal en Ciudad Juárez el día cuatro de julio de 1979 y para el año siguiente debutó en un plaza del entonces Distrito Federal, actuación que le valió que los empresarios taurinos y la prensa especializada se fijaran en su persona y ya para el año de 1982 debutó en la Plaza México, antes de eso en la Plaza de Toros Lerdo, en su debut obtuvo dos orejas y el siete de noviembre de ese mismo año (1982) realizó la gran hazaña de cortar orejas y rabo al novillo que le tocó lidiar, siendo llevado en hombros a su hotel, logrando su consagración en la Plaza México, pues desde diez años antes no se cortaba un rabo.

En el mismo año de 1982 realizó la hazaña de torear en tres novilladas en un solo día, una en Apan, en Pachuca y en Tultepec del estado de Hidalgo, en ese año toreo cerca detreinta novilladas en varias plazas de México. El tres de junio de 1984 después de una exitosa carrera novilleril, tomó la alternativa como matador de toros, siendo su padrino elreconocido torero Eloy Cavazos y actuando como testigo Miguel Espinoza. Como matador de toros solamente actuó en ocho corridas, siendo un total de 150 actuaciones como novillero y torero. El cuatro de agosto de 1984 en un accidente falleció nuestro personaje lagunero, dejándonos un gran ejemplo de su valentía y pundonoren los ruedos y en todos los actos de su vida.

Publicado en El SOL de la Laguna

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s