Opinión: Al fin vuelve San Isidro.

Por José Luis Martínez-Almeida.

Si alguien entrara en una taberna madrileña de principios del siglo XX -como por ejemplo la que el antaño torero Antonio Sánchez Ugarte regentaba en Mesón de Paredes- podría fácilmente encontrarse con reuniones de intelectuales, artistas y toreros, maridadas con vino del país y chinchón. Allí se acompañaban Baroja, Sorolla, Marañón, Zuloaga y un largo etcétera de personajes de renombre, en veladas y saraos en los que se respiraba la esencia de un Madrid irrepetible. Hoy, el toreo se custodia desde las administraciones como patrimonio histórico y cultural, al tiempo que reconocemos el valor incalculable del Madrid intelectual protector de esta parte insustituible de nuestra herencia.

Esta Feria de San Isidro, Madrid quiere reivindicarse como capital mundial del toreo y pregonar la importancia de nuestra Fiesta Nacional con un sustancial programa de veinticuatro corridas de toros, tres novilladas y dos corridas de rejones. Los carteles lucirán los nombres de las máximas figuras del toreo al tiempo que también dejarán espacio para que las jóvenes promesas se asomen a la catedral del toro que es Las Ventas. Madrid tendrá de nuevo la oportunidad de celebrar, aplaudir (o callar o protestar) el arte que nace en directo frente a nuestros ojos.

Madrid acoge a todos y en Las Ventas esta característica de esta Villa brilla de manera especial. Porque el toreo es un espectáculo que une a personas de toda clase, de toda educación, con ideologías dispares, de todos los distritos de la ciudad y de todas las regiones del reino. Los que entienden de toros entienden de España; los que aman los toros aman Madrid.

La ciudad tiene ganas de toros. Este 2022 nos permite volver a asistir a una de las escenografías más gallardas de la tradición española y del patrimonio cultural mundial. Este mayo, celebramos San Isidro con toda la ilusión que hemos tenido que aguantar las dos últimas primaveras. El alma de nuestra ciudad puede por fin volver a respirar y, este año, Madrid volverá a ser un punto de peregrinación para miles de personas que quieren celebrar y vivir junto a nosotros las fiestas de nuestro patrón.

Y es que, si usted hubiera entrado en una taberna del primer cuarto del siglo XX, quizás hubiera tenido la suerte de encontrarse, en una de tantas castizas tertulias, a uno de los madrileños ilustres, José Ortega y Gasset, el mismo que dijo que «la historia del toreo está ligada a la de España, tanto que, sin conocer la primera, resultará imposible comprender la segunda». Por ello, desde esta tribuna, invito a todo aquel que quiera, a ponerse el mundo por montera y a disfrutar de nuestra fiesta grande en los toros. ¡Viva Madrid y viva San Isidro!

Publicado en La Razón

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s