Todas las entradas por De Sol y Sombra

De Sol y Sombra - Opinón Taurina Independiente.

Opinión: Libertad y tauromaquia

Por Rafael Cué.

El próximo sábado 21  enero, a las 17:30 horas en la bella ciudad de San Miguel de Allende, Guanajuato, se llevará a cabo la segunda edición de la Corrida de la Insurgencia en la Plaza de Toros Oriente.

Este festejo taurino no es sólo una corrida de toros más en el calendario taurino mexicano, es desde hace un año -cuando se celebró por primera vez- una cita imperdible para los aficionados y profesionales del toro.

Esta magnífica puesta en escena va mucho más allá de un festejo taurino que de por sí es rico en cultura, colorido y arte. El hecho de que para la Corrida de la Insurgencia se cuiden absolutamente todos los detalles hace del evento un festejo aún más rico visualmente, con un vínculo histórico hacia nuestras raíces, que ayuda a comprender quiénes somos y de dónde venimos como país. La ciudad de San Miguel de Allende es una joya del bajío; en 2016 fue premiada como la mejor ciudad de Latinoamérica y la tercera mejor ciudad del mundo por la revista de viajes neoyorquina Travel + Leisure.

Silveti.

A tan sólo dos horas y media de la CDMX, una hora de Querétaro, dos horas y media de San Luis Potosí, y a dos horas de León, San Miguel de Allende es una experiencia estimulante a la cultura, a la belleza de un México que estamos dejando de ver y de ser.

El cartel es estupendo, el maestro Zotoluco (en su despedida), Diego Silveti y Luis David Adame ante tres toros de Marrón y tres de San Isidro. Todo lo recaudado en este festejo será donado para alguna causa que decidirán tanto los actuantes como los organizadores. El viernes previo a la corrida se entregará un aula construida con la utilidad del festejo del año pasado, dando ejemplo el mundo del toro de altruismo real y palpable, haciendo gala de uno de los valores principales de la tauromaquia: la generosidad, cualidad que expresan el toro y el torero al ofrendar su vida en la creación del arte, donde la verdad existe reforzada con la presencia de la muerte como símbolo de vida, ahí la autenticidad de la tauromaquia, nada es ficticio, todo es real, con la manera de hacernos soñar.

Esta libertad que el General Ignacio Allende junto con otros valientes mexicanos empezó hace más de 200 años, hoy la seguimos peleando, pero con distintas armas. Las batallas se van ganando en lo jurídico con la defensa de la tauromaquia en nuestro país, hecho que la semana pasada me hizo sentir orgulloso, pues pensé que nunca escribiría estas líneas: los señores diputados constituyentes de la Ciudad de México dieron ejemplo de respeto al desechar con apabullante votación la intención de prohibir la tauromaquia en la capital del país.

La mejor forma de celebrar el acontecimiento es asistiendo a las plazas de toros, oferta hay mucha y muy buena. Este fin de semana, el viernes por la noche en la ciudad de León se inaugura la feria con Zotoluco, Perera y Luis David Adame con toros de Begoña; ese mismo día en la Plaza Santa María, de Querétaro, habrá un interesante mano a mano entre Joselito Adame y el peruano Andrés Roca Rey ante astados de Barralva; el sábado la Corrida de la Insurgencia en San Miguel de Allende; y el domingo se reinicia la Temporada Grande en la Plaza México a las 16:30 horas con Miguel Ángel Perera, Juan Pablo Sánchez y Diego Silveti ante toros de Montecristo.

La mejor manera de defender nuestra libertad es ejerciendo el derecho a vivir bajo los valores de la tauromaquia: verdad, honradez y generosidad, virtudes palpables en cada tarde, en cada pase y en cada segundo que se convierte en eterno al lograr torero y astado la incomparable emoción del arte del toreo.

La Corrida de la Insurgencia en su segunda edición se convierte en un eslabón más de la lucha valiente que comenzara hace más de 200 años, en la que los mexicanos nos erigimos como un pueblo con cultura, tradiciones y personalidad propia. No dejemos que oportunistas poco orgullosos de su origen den al traste con tantos años de libertad.

Esta magnífica puesta en escena va mucho más allá de un festejo taurino que de por sí es rico en cultura, colorido y arte. El hecho de que para la Corrida de la Insurgencia se cuiden absolutamente todos los detalles, hace del evento un festejo aún más rico visualmente, con un vínculo histórico hacia nuestras raíces que ayuda a comprender quiénes somos y de dónde venimos como país.

Twitter:@rafaelcue

Publicando en El Financiero 

Málaga: Las empresas, a la caza de las cartas de compromiso de los toreros

La alianza empresarial está jugando un papel determinante en el concurso para la adjudicación de la plaza de toros de La Malagueta, que está apurando sus plazos ya que el periodo para la presentación de ofertas concluirá mañana miércoles 18 de enero.

Por Daniel Herera.

El bloque BMF (la unión del mexicano Bailleres con la Casa Chopera) se ha encontrado con la incómoda presencia de la unión que conforman los actuales y antiguos empresarios de Madrid (Simón Casas y Martínez Erice como socios principales), con el gerente de la Maestranza sevillana Ramón Valencia y el poderoso apoderado Toño Matilla.

Con otras empresas en juego, como la de José María Garzón con el respaldo de Federico Beltrán, la de Martín Lorca, Carlos Zúñiga o la que encabezan Agustín Trapero y Ramón Calderón, todos apuran sus opciones. Alguna podría caerse a última hora, aunque la sorpresa pudiera llegar con que nombre del hasta ahora empresario, José Cutiño, no aparezca reflejado en ninguno de los sobres que antes de las 14 horas se depositen en el registro general de la Diputación Provincial de Málaga.

Las cartas de compromiso, tal y como ha llegado a afirmar el diputado de Cultura Víctor González, pueden resultar claves para desplazar la balanza. Y aunque todas las empresas están dispuesta a contar a con las principales figuras (y éstas a torear en La Malagueta), se están ejerciendo presiones para que estos documentos se presenten de forma exclusiva en determinadas ofertas.

Quien más y mejores compromisos presente gana. Esa parece ser la consigna, y por eso andan las empresas asegurándose de que la firma los matadores a los que representan no la tenga nadie. Para hacernos una idea, el bloque Bailleres-Chopera tendría como principales baluartes a Morante de la Puebla y Pablo Hermoso de Mendoza; mientras que la alianza empresarial que pretende frenarles cuenta con una nómina más abultada, con nombres como Diego Ventura, Alejandro Talavante, José María Manzanares, Sebastián Castella o Roca Rey, además de otros como Juan José Padilla, Antonio Ferrera, David Mora, El Fandi o la rejoneadora Lea Vicent, entre otros

Territorio neutral

También los hay quien se mantiene en territorio neutral en esta batalla, una especie rara en los tiempos actuales en los que el toreo parece estar más globalizado empresarialmente que nunca. La vía de la independencia es la elegida por diestros como Enrique Ponce o el malagueño Fortes, quienes no han mostrado preferencia por ninguno de los aspirantes. La carta de compromiso más ansiada y la única que realmente podría resultar determinante, la de José Tomás, no la va a lograr ninguno.

Lo mismo sucede en el caso de las ganaderías, aunque por los compromisos que sus propietarios tienen con los diferentes empresarios resulta más complicado que los hierros más demandados presenten en exclusividad su compromiso a unos y excluyendo de este modo a otros.

El desenlace ya está más cerca, ya que es voluntad de la Diputación el que se reúna la mesa de contratación antes de la conclusión del presente mes y de este modo que los nuevos inquilinos de La Malagueta dispongan de tiempo suficiente para organizar su primer festejo en Semana Santa.

Publicado en La Opinión de Malaga

Roca Rey impone su ley con Joselito Adame como testigo de lujo de su triunfo 

De S y S.

Moroleón, Gto.- José Adame podrá ser el torero de México, pero Andrés Roca Rey es el torero de América y hoy en Moroleón le dijo al hidrocalido “quítate que ahí te voy” al formar un escándalo y cortarle las dos orejas al sexto de la tarde, un buen astado de Barralva al que le realizo una emocionante faena que levanto al público de sus asientos.

A su primero le debió de haber cortado otra oreja, pero un juez de plaza localista se la nego tras otra vibrante faena.

La vuelta al ruedo fue muy emotiva y una prueba de que este torero peruano tiene madera de figura y de ídolo. 

Pero si Roca Rey vive su mejor momento, José Adame es la otra cara de la moneda y su actuación fue un fiel reflejo del incierto estado por el que pasa este torero, ya que se le vio demasiado frío y mecanico ante un lote que le ofreció algunas posibilidades para conseguir un triunfo similar al del diestro peruano. 

Pese a todo José le tumbo una oreja al quinto y fue silenciado con su primero. Pero seguramente soñara con Roca Rey, porque en cada tarde que alterna con el peruano, Adame le sirve como testigo de lujo en sus puertas grandes.

Un caso aparte en esta rivalidad es El Payo, que es un torero de corte más artístico, por lo que necesita un cierto tipo de toro para expresar su toreo. Hoy lamentablemente no tuvo toros, ni suerte y se fue en blanco del coso guanajuatense.

Plaza de toros de Moroleón, Guanajuato. Lleno. Toros de Barralva, justos de trapío y de juego desigual, siendo el corrido en sexto lugar el que más posibilidades ofreció.

Joselito Adame, silencio y oreja.

El Payo, silencio en su lote.

Roca Rey, vuelta al ruedo con bronca al juez tras fuerte petición de oreja  y dos orejas.

Twitter @Twittaurino 

Pese a controversia, realizan festejo taurino infantil en Puruándiro

Video del festejo: https://youtu.be/V4vywCMUMoE

PURUÁNDIRO, Mich., 16 de enero de 2017.- Pese a la controversia en materia de derechos humanos, se realizó la segunda edición del Festival Taurino, protagonizado por menores de edad, de entre los 8 a los 13 años, en Puruándiro. 

El festival tuvo lugar este domingo 15 de enero en la plaza de toros La Salud de dicho municipio, en el que participaron cinco niños toreros, en una actuación a la usanza portuguesa, que contó con todas las medidas de seguridad necesarias para los menores. 

El festejo contó con la participación de los hermanos Leonardo, David y Diego Medina, Juan José Hernández y Ricardo de Santiago, jóvenes aspirantes a novilleros que sueñan con participar en algunos años en la Plaza México. 

El festival se realizó a beneficio de la Escuela Especial CAM Puruándiro, la cual brinda atención a 30 niños con capacidades diferentes y acude a este tipo de eventos para recaudar recursos, ante la presunta falta de atención por parte de la Secretaría de Educación Pública en el estado. 

https://youtu.be/V4vywCMUMoE

Fuente: https://www.quadratin.com.mx/principal/pese-a-controversia-realizan-corrida-toros-infantil-en-puruandiro/

 

José Tomás: la dimensión paralela


Por Álvaro R. del Moral.

Las fiestas navideñas ya sólo son un montón de espumillón que ha retomado su lugar en las cajas del altillo; enero está doblando y la temporada 2017 comienza a dibujarse en el horizonte pero nadie tiene idea, ni la más mínima, de los planes que José Tomás puede tener en su cabeza para el año que se abre paso. 

La temporada 2016 volvió a tener aire testimonial. Pocas corridas; toros y toreros escogidos, escasos guiños a la competencia y lejanía absoluta de los auténticos frentes del toreo. Ésa ha sido la tónica del genio de Galapagar en la década que ha quedado atrás. Es la norma que ha definido esta segunda época que alumbró el mito, fortificado después de aquel eclipse voluntario que le mantuvo alejado de las plazas entre los años 2002 y 2007.

Su presencia en los ruedos el año anterior se había limitado a una corrida en Aguascalientes pero estrenó 2016 con una reaparición en la Monumental mexicana que desbordó todas las previsiones, hizo hervir el agua del empresario y, definitivamente, no salió nada bien. Sus bolos españoles se iban a estrenar en la Feria del Caballo de Jerez en medio de un clima de enorme expectación. José Tomás se enhebró ese día a un excepcional toro de Núñez del Cuvillo que le sirvió para sublimar el toreo más natural. Aquella tarde jerezana servía, de paso, para retomar la simbiosis con los ganaderos de Vejer.

El maridaje había concluido seis años antes en medio de reproches mutuos. Los Cuvillo querían reforzar los carteles en los que participaba el Divino, que cortó con lo sano y estoqueó su último ejemplar en la Pascua malagueña de 2010. A Tomás le sirvió el cuvillo de Jerez y los ganaderos supieron poner en valor aquella excepcional embestida que confirmaba el gran momento de la vacada.

Pero la temporada, corta, proseguía. Matilla había logrado amarrar al Divino en la Feria del Caballo sin una sola filtración. Los carteles se hicieron públicos con un escueto correo electrónico en el que sorprendía leer el nombre de José Tomás. El siguiente agraciado con las bolas del bombo fue Simón Casas, que llevó al Dios de Piedra a las playas levantinas para celebrar la feria de San Juan de Alicante. Tomás se hizo acompañar de los hermanos Manzanares en una mixta de escasa tensión en la que volvió a contar con la colaboración inestimable de un pupilo de Núñez del Cuvillo.

El verano ya estaba avanzado cuando recaló en Huelva, una de sus plazas talismán, para dar la alternativa al novillero local David de Miranda. El tercero en discordia era López Simón. Juntos protagonizaron un festejo de más ruido que nueces, pródigo en orejas, en el que lo mejor -una vez más- fue la izquierda del madrileño.

En San Sebastián le esperaba un breve duelo con El Juli, absurdamente testificado por la actuación ecuestre de Pablo Hermoso de Mendoza. Pero el tête à tête se iba a saldar a favor del pretendiente. El Juli mojó la oreja de José Tomás sin ninguna conmiseración en una corrida -una más- que volvió a ser presenciada por el rey Juan Carlos sin que el diestro de Galapagar se dignara a brindarle ningún toro y, mucho menos, algún gesto de cortesía. Cosas de genios…

El caso es que los dos últimos compromisos que tenía que cumplir en la temporada enturbiaron su aura de guardián de la pureza en medio de la honda tristeza que produjo la trágica muerte de Víctor Barrio en Teruel. El propio Ponce no tuvo objeción en destapar la caja de los truenos para confirmar lo que ya se sabía: las estrategias de José Tomás le habían desplazado de la fecha inicialmente apalabrada con Toño Matilla para actuar en la feria de Valladolid. Los manejos del diestro madrileño también le dejaron, por extensión, fuera de la corrida coral que sirvió para honrar la memoria del torero caído. Aquella tarde -que ya había quedado coja con la ausencia del valenciano- no fue ni fu ni fa. Tomás cortó una oreja de circunstancias pero aún tenía que cumplir un segundo compromiso en el ciclo pucelano -el 9 de septiembre- en la misma fecha que se había comprometido inicialmente con Ponce.

José Tomás volvía a estar acompañado de su partenaire más habitual de 2016 –José María Manzanares– que delataba la renovada sintonía con la casa Matilla, que volvió a colocar un jinete que nadie había pedido por delante. Los de a pie salieron a hombros con un buen encierro de… Cuvillo. Se cerraba la última página de la singular historia del torero madrileño. No sabemos por dónde se vuelve a abrir el ibro.

Publicado en el El Correoweb

Paco Rabal y su inolvidable legado taurino: «Las prisas para los delincuentes y los malos toreros»

De S y S.

El 29 de agosto de 2001, Paco Rabal fallecía por insuficiencia respiratoria, en pleno vuelo desde Montreal de donde regresaba tras recoger un premio. A lo largo de su carrera trabajó en cine y teatro y su talento fue reconocido por múltiples galardones entre los que se encuentran un Goya y una Palma de Oro de Cannes. Entre sus películas de mayor éxito se encuentran «Los santos inocentes», «Goya en Burdeos» o «La guerra de Dios».

«Los clarines del miedo» o la serie «Juncal», protagonizada por Rabal, como José Álvarez. Juncal dejaría sentencias y perlas irrepetibles, frases inolvidables [estas son, ¡tomen nota!], entre ellas «las prisas para los delincuentes y los malos toreros» o «hay dos tipos de toreros: los de arte y los de bragueta. Los de bragueta, a cobrar; los de arte, a acompañar.Y tú tienes que ser torero de bragueta y artista, y acabar con el mundo».

FRASES MÍTICAS DE JUNCAL

1. Las prisas

-Las prisas para los delincuentes y los malos toreros.

-¿Cómo se te pueden olvidar unas bragas? Las prisas que son muy malas…

2. El miedo

-A las cosas hay que llamarlas por su nombre. Y al miedo se le dice miedo, pero no miedo a la responsabilidad, al fracaso o al público, que es lo que nos inventamos los toreros. No, miedo al de las patas negras, al que te quita los pies del suelo, a todos nos ha pasado, maestro, y el que diga otra cosa miente.

-Yo tenía un amigo periodista que, además de maricón, tenía muy mala leche. Me enseñó todas las palabras que quieren decir miedo, así te acostumbras y las espantas, porque lo conocido no asusta. Tantas veces me las repitió el rollo que terminé por aprendérmelo de memoria: temor, recelo, rescoldo, aprehensión, cuidado, sospecha, desconfianza, cerote, medrana, pánico, cangui, canguelo, julepe, jindama, pavor, mieditis, espanto, terror, susto, horror y repullo.

3. La muerte

-Cuando sale el de las patas negras solo tienes oficio, técnina, instinto de conservación y arte. Y te vuelves loco. Desde Pedro Romero hasta Machaco han sentido lo tú sientes ahora.

-La muerte está al servicio de los toreros para darle inmortalidad y gloria como los dioses de Roma.

-Ese era el toro (Lobero) que me tenía que haber matado, porque un torero tiene que morir en la plaza, y no quedarse lisiado y pobre como yo.

-Cuando se acerque el aniversario de lo que tú ya sabes Búfalo, no me lleves flores: llévame el programa oficial de la Feria de Abril.

4. Las mujeres

-José Álvarez Juncal nunca ha retrocedido ni ante un miura ni ante una mujer por muy peligrosa que sea.

-Las mujeres siempre se meten de parte de las mujeres, sin saber de la misa la media, y sin saber que nosotros, por razones físicas, tenemos derechos sobre las becerras de las ganaderías, y no vaya usted a sentirse aludida con eso de los derechos de las becerras.

-¡Eso son andares, lo demás es joder el suelo!

-¿De todas las mujeres que has tenido a cuál has querido más? ¡A mi madre!

5. El arte

Ante la frase de «los toreros me parecen, además de ridículos, asesinos», Juncal responde: «El mundo entero está rendido a sus pies. Todo gira en el mundo alrededor de los toros. Los músicos existen para inventar pasodobles toreros, los poetas para cantar a los toreros, los médicos para curar a los toreros, los arquitectos para construir plazas de toros, los pintores para pintar toreros y las mujeres para querer a los toreros».

6. Tipos de toreros

-Mira, hay dos tipos de toreros: los de arte y los de bragueta. Los de bragueta, a cobrar; los de arte, a acompañar.

-Y tú tienes que ser torero de bragueta y artista, y acabar con el mundo.

-Para ser torero hay que respetar al toro. Respetarlo como a un académico.

-¡Tú no eres un torero: tú eres un taurino!

¿Cómo se pueden olvidar unas bragas? Las prisas que son muy malas

7. Las Ventas

-Con este viento no se puede torear. Esto es una encerrona Búfalo: ¡si estos toros no han embestido nunca! ¿Estás viendo cómo echa la cara arriba? No miro más…

8. El fumeque y el dinero

-Este billete aunque me muera de hambre no lo gasto por nada del mundo y está cajetilla aunque muera de ganas de fumar se va al Museo Taurino.

-Me he pasado la vida con un paquete de negro y mil pesetas al día. Y ahora todo el mundo me da dinero.

9. Búfalo y su faena a Bocanegra

-Búfalo, he tomado una decisión heroica: me voy a poner a trabajar.

-Quien tiene un amigo, no sabe lo que tiene.

-¿Me puedes limpiar los zapatos? Es que me tienes que fiar…

-Con los zapatos limpios, parece que ha salido el sol.

-Voy a escribir mis memorias. Tú sales, Búfalo, sí, tú. Cuéntame lo del Puerto de San María para refrescar la memoria. «Yo tenía siete añitos -al habla Búfalo- cuando me llevó mi padre por primera vez a los toros, y toreaba un torero muy grande, José Álvarez Juncal». ¿Y cómo iba yo vestido, Búfalo de mi alma? «De nazareno y oro» De luto, por la muerte de mi madre, que en paz descanse. Cuando tocaron a matar en el quinto toro (Bocanegra), … José Álvarez con la muleta plegada en la mano izquierda y el estoque en la derecha, llamó al toro y el pegó el pase cambiado más bonito que está en los escritos… Aquella plaza parecía un manicomio. Y mi padre me decía: niño a ver si te enteras de lo que estás viendo, que no lo vas a volver a ver en tu vida. Más despacio que el paso del Cachorro entró a matar». ¿A que es bonita la muerte de un toro bravo?

10. La teoría de la reencarnación

-¿Búfalo, tú crees en la teoría de la reencarnación? Dice que cuando uno se muere, no se muere, o sea que vuelve al mundo en el cuerpo de otro o de un animal. Por ejemplo, tú vuelves al mundo de obispo de Lucena. «No me veo yo de obispo. ¿Y usted qué sería? Matador de toros. Mil veces que naciera. ¿Y tú? «Su mozo de espadas». Eso quería oír yo.

Leer más de esta nota en ABC

¿Hasta cuándo va a durar Roca Rey? Por Bardo de la Taurina

 

La memoria luego no tiene memoria y hasta desconocimiento como en el caso de la juventud, hasta tal vez en los de mediana edad y más en los taurinos de nuevo cuño, que son los que nacieron con las redes sociales, y por ello  su disco duro  todavía está muy tierno y por eso, además de por otras razones, no recordaran que los toreros que traen la no escuela de torear con los sesos por delante de los cojones, también traen una condicional que es como la leche hervida que sube rápido y rápido se derrama o como los globos de gas que se elevan de volón pero pronto parecen pincharse y ahí vienen  pa’ abajo o pa’ decirlo de otra manera, transitan por donde lo exprés es más riesgoso.

Ese es el caso de ciertos toreros como lo fueron en sus respectivos momentos Carmelo Pérez, Félix Guzmán, José Laurentino López  ‘Joselillo’ los que una tarde sí y la otra también eran ensartados, campaneados y vapuleados por los toros, que de tantas veces que fue el cántaro al agua hasta que una tarde quedaron en calidad de mariposas ensartada por un alfiler con diamante aniquilante, el que los catapultó a la tierra de nunca jamás, a la que llegaron con una tarjetilla que decía loco o mártir, pero eso sí, en todos esos casos que buen ruido hicieron.

A esos tres casos, sin que este incluyendo todavía  al peruano Roca Rey, yo engarzaría a dos,  a los que también el destino el propio de ellos los puso en los altares donde acaban los glorificados como Valente Arellano, el que ya lo sé no lo mató un toro en la plaza, esto por cuestión de tiempo, pero en cambio lo mató el toro de la vida enfundado de calaca motocicletera y el más reciente de los casos lo fue el de Eduardo del Villar el ‘El Cabo’.

Toreros de la vida, de los ruedos y de la muerte cual más de desafiante y  suertudos, pues para un torero morir en el ruedo más que un destino dramático, que no lo deja de ser por su naturaleza, es un verdadero honor, porque hasta pa’ palmarse hay que tener suerte, porque todo mundo se muere, pero no todos se mueren como se debe morir, en lo suyo y no necesariamente con honores, pero sí con el más principal,  el de morir estelarmente como  uno mismo ha elegido.

Este tipo de toreros en sus vertiginosas carreras rumbo a la muerte van dejando mucho de beneficioso a la Fiesta de Toros y Toreros, a partir de que tienen el común denominador de saber que nacieron pa’ ser desiguales a los iguales, que son la mayoría y  por eso hay que verlos de distinta manera, incluso asumiendo los riesgos que sus personas en lo profesional representan  tanto para los empresarios como para el público en lo general y esto viene porque en Andrés Roca Rey, se está haciendo una costumbre que sus contrataciones representen un riesgo constante reitero, lo cual anda enardeciendo los ánimos de quienes planean verlo y la mera hora se quedan con las ganas, mientras por ahí publican en las delatoras, metiches y peligrosas redes sociales una foto del matador paseando… y luego en otra acción retratándose con una gachi, mientras debería de estar toreando en una pequeñita población Rincón de Romos, Aguascalientes donde estaba anunciado, y la gente se pregunta ¿si el compromiso hubiera sido en La Plaza México habría presentado el mismo certificado médico que lo liberaba de torear?, (Lo que si toreros deben cuidarse mucho de las Redes Sociales, que están acabando con su privacidad y convirtiéndose en uno de sus peores enemigos), por cierto parecería según las dichosas redes que los empresarios aguascalentenses no son mexicanos pues ignoran aquello de ‘que mariachi pagado toca mal son’ y a este ya le habían palmado dicen, pero eso no debe de ser preocupación pues este muchacho y su familia, sus apoderados son gente decente, así que sin el menor contratiempo devolverá la lana si fuese este el caso… y quizás hasta ya lo habrán hecho. 

Pero todo esto viene  porque parecería que no hemos comprendido que estamos ante un torero que es carne de cañón y por ello es vulnerable, precisamente porque está en la línea de fuego donde se respira cloroformo.

Alguien pudiera revertir estas letras diciendo que ningún torero sale a la arena con la idea de que lo mate un toro, eso puede ser, pero de que todos los que tienen vergüenza y temeridad que son los que torean TOROS,  salen a los alberos con la latente posibilidad de que igual no salen de ahí vivitos y coleando, más mientras eso sucede, que va a suceder, normalmente con los que torean al filo de la navaja y de la terquedad pensando en que a todos los toros les pueden hacer la misma faena, van ganado en popularidad y terminaran metiéndose en el fervor de la gente, así se hacen los ídolos.

La pregunta es ¿hasta dónde llegará Roca Rey? hasta donde tenga que llegar y mientras eso suceda pues a verlo pa’ que luego no lamentemos que se nos fue rápido sin darnos tiempo a ser testigos del paso de un cometa por la fiesta, a la que una tarde la va a pintar de negro, pero siempre será mejor que ser un torero descolorido.  ¿Quién dijo miedo si pa’ morir nacimos? Dijo un grande y solo decir que cuando estos gloriosos toreros pasan a donde ya nunca pasaran, lo hacen aportándole a la fiesta una revalorización, porque el tributo de la sangre en los toros es necesario y más ahora donde en algunas plazas se piensa, por lo que sale por la ‘Puerta de los engaños, que los toros lamen y no matan.

¡Gracias Andrés Roca Rey!, por estar dándole a la fiesta validez, emoción y pasión, en estos tiempos de devaluaciones.

Opinión: El torero sustituto

Roca Rey no se presento en una población del estado de Aguascalientes (México) por una supuesta lesión, sin embargo los rumores apuntan a que la empresa no cumplió con la parte económica, este rumor no es infundado ya que dos días después Roca Rey reapareció recuperado al 100% en Moroleón (México).

Por Agustín Lascazas.

En la vida ocurren los accidentes, los imprevistos. No es cosa rara que, por ejemplo, el encargado de cualquier cosa se enferme –se le muera la tía, le vengan los dolores de parto, se le arruine el coche- y tenga que llamarse a un sustituto. Esto pasa: en la fábrica, en el taller, en la oficina, e incluso en la Cámara de Diputados.

Las corridas de toros, siendo una forma de trabajo –una forma extraña, pero al fin una forma-, no iban a ser la excepción.

En septiembre del año 2000, y miren cómo pasa el tiempo, estaba yo en Barcelona. Todavía se daban toros en la Monumental y para el día de San Miguel estaban anunciados, creo recordar, Ponce, “El Juli” y alguno más. Para ese mismo día, en Sevilla, se anunciaba un cartel casi escandaloso: Curro Romero, Manzanares padre y Morante de la Puebla.

No me lo pensé dos veces: iría a Sevilla.

Fue complicado: no conseguí más que un billete de primera clase en Iberia para volar de Barcelona a Hispalis; algo había, además de la Feria de San Miguel, que no quedaba una habitación disponible en los hoteles de la ciudad. De alguna manera conseguí una habitación en un hotel, luego diría que babilónico, en San Juan del Aznalfarache, del otro lado del Guadalquivir.

Esa mañana, temprano, fui al Prat, volé sin contratiempos a Sevilla, me alojé en el hotel y bajé –en un camión que hacía viajes cada media hora desde San Juan a Sevilla y de regreso, de las seis a las doce-, y desde el Puente de San Telmo, donde paraba el camión, me dirigí a la Plaza de la Maestranza. No llevaba billete.

Al acercarme, por el Paseo Colón, a la Maestranza comencé a ver el motín. Una multitud vociferante se agolpaba junto a los venerables muros de la plaza maestrante, mientras que los policías, una docena de ellos a caballo, trataban de contener a los amotinados. Parecían la plebe arremolinándose en torno a la Bastilla para tomarla por asalto.

Yo me acerqué como pude a las taquillas de la Maestranza. El billetero me explicó las causas del motín. A Manzanares no le había gustado el encierro y, así de la nada, pilló un cuadro entérico de pronóstico reservado. Enterado el Curro Romero se contagió de los males del de Alicante. Pronto aquello se volvió epidemia, pues Morante también mandó su certificado médico

¿Y la corrida? El boletero me dijo, con esa mala leche sevillana: la corrida se da porque se da, el problema será conseguir a los toreros.

La corrida en Sevilla se dio, como dijo aquel hombre. Como todos los amotinados devolvieron sus entradas, yo pude hacerme de una barrera del tendido 3. La lidiaron Fernando Cepeda, el francés Juan Bautista y creo recordar que Pepe Luis Vargas. La corrida –los tendidos estaban de manera extraña a reventar-, fue una prefiguración del purgatorio.

Siempre me pregunté cómo diablos hacen las empresas para conseguir toreros sustitutos. No es lo mismo decirle a un cajero: anda, que dice el jefe que te vengas, porque Federico se puso malo, que ir a buscar un torero a decirle: anda, que toreas a las seis.

Casi 16 años más tarde, con escepticismo recibí la noticia de que Andrés Roca Rey venía a torear a Rincón de Romos. Alguien cercano a los empresarios me lo afirmó con gran solemnidad: una plaza portátil (entiendo que traída de España pieza por pieza), el peruano y, además de un rejoneador, la comparecencia de Luis David Adame –que es un torero que está causando buenas expectativas.

Yo dije desde el primer día, y tengo hartos testigos (testigos hartos, también), que dudaba mucho que el peruano se presentara. No me imaginaba yo, que ni por asomo hubiera tomado una decisión así y que unos días antes de la corrida mi padre me extendiera dos billetes para ésta: “Toma, me dijo, para ti y para tu hijo mayor”.

Llegado el viernes sobre las nueve de la noche, me confirmaron que Roca Rey estaba súbita e inesperadamente enfermo –de abulia, de indiferencia, de una apoplejía, que da lo mismo- y no se presentaba a la corrida. Pensé, con alivio, que podría entonces quedarme el sábado echado en mi cama, leyendo a Karl Ove.

A las diez del pasado jueves, por las redes comenzó el rumor, luego confirmado, de que “El Payo” torearía en lugar de Roca Rey.


No le falta razón a mi padre cuando me dice que como torero “El Payo” es mejor que Roca Rey -cuyas virtudes son otras; y parece que la integridad no es una de ellas-. Mi sobrino Quique, más tarde, me aseguró que el queretano es el mejor torero mexicano de la actualidad. Puede ser.

Puede ser, pero ir a Rincón en un sábado nublado y a ver toros, me apetecía lo mismo que ir a Alepo a desminar el terreno sembrado de bombas por los islamitas o levantarme a las 4 de la mañana a limpiar establos.

Regresando a mi recuerdo de la Feria de San Miguel, al final no se equivocaron las figuras de la epidemia sevillana: el encierro era peligroso, manso y sin nada que se prestara para el lucimiento. 

Tampoco se equivocó el peruano el sábado. Los “toros” de las ganaderías anunciadas, salieron con mucho brío; incluso al rematar contra los burladeros hacían que se estremeciera toda la estructura de esa plaza de portátil (que para ser justos, es una pequeña maravilla, a excepción de su iluminación que recordaba los cuartos del quinto patio de una vecindad), luego todos acabaron sin gas, sin permitir que los toreros soñaran con el toreo antes de despacharlos.

Hastiado como estaba, todo lo que recuerdo mientras escribo esta líneas es ver a los toreros, caída ya la noche, torear o intentar torear, en la penumbra y metidos en medio de una nube de polvo, como si aquello fuera la pesadilla de un tuareg.

Fuente: Aguasdigital