Ir al contenido

Categoría: Antonio Lorca

14ª de San Isidro: Un faenón y un escándalo.

Por Antonio Lorca. Cuando se arrastró el tercero de la tarde, la plaza entera irrumpió en una atronadora ovación que recogió desde el tercio Alejandro Talavante; pero cuando quiso iniciar la vuelta al ruedo, las voces discrepantes le obligaron a desistir de su empeño entre el silencio pasivo y martirizante de la mayoría. Incomprensible e injusta la actitud de quienes no quisieron reconocer que las Ventas acababa de ser escenario de un faenón con mayúsculas, y que ese torero había sido protagonista de un conmoción torera de dimensiones incalculables. Hizo… Leer más 14ª de San Isidro: Un faenón y un escándalo.

San Isidro, Octava Corrida: Un triunfador y tres pestiños.

Por Antonio Lorca. Hubo un triunfador que paseó las dos orejas por la arena venteña; lo único raro es que los despojos eran suyos y los arrastró en lugar de mostrarlos al público, que, no obstante, lo despidió con una cerrada ovación. El campeón iba desnudo, era de pelo colorado y andaba a cuatro patas. Su nombre, Fascinador, y lució en Las Ventas como un toro bravo en el caballo, que galopó en banderillas y desarrolló una embestida incansable en el tercio final. No fue un toro de bandera, pero… Leer más San Isidro, Octava Corrida: Un triunfador y tres pestiños.

Cuarto festejo de San Isidro: Vestido de Sangre.

Por Antonio Lorca. El valenciano Román se presentó en Las Ventas y lo hizo enfundado en un traje corinto y oro, pero acabó vestido de sangre de arriba a abajo, prueba inequívoca de que le palpita un corazón de jabato y de que se jugó la vida sin cuento; y ahí estaba el cambio de color de sus bordados para corroborar que se había arrimado como un auténtico león, desafiando heroicamente las tarascadas de sus novillos. Al final, resultó que dio una vuelta al ruedo en su primero y cortó… Leer más Cuarto festejo de San Isidro: Vestido de Sangre.