Ir al contenido

Entre Cárdenos y Obscuros – Pizarro a hombros en Tlaxcala.

“Corre la mano con la derecha, desplaza perfecto, vertical y templado en la mejor tanda de la faena, quizá de la tarde, sonaba “Gallito” y la solución aportada por el torero a lo manso del toro era digna de la inteligencia en el toreo. Sobre la zurda, en el tercio cerca de matadores, Eduardo Gallo lo ha bordado, los remates magníficos y la gente en la faena cuando el pinchazo echa hielo al fuego…”