FERIA SAN MARCOS 2010 CARTELES TAURINOS

Domingo 18 de abril Novillada con Novillos por designar.

Viernes 23 de abril Ignacio Garibay – Sebastián Castella –  Joselito Adame  con 6  de Fernando de la Mora

Sábado 24 de abril Rafael Ortega – Jose Tomás – El Payo con 6 de Santiago

Domingo 25 de abril Rodrigo Santos – Zotoluco-  Sebastián Castella-  El Payo con  7  de Begoña

Viernes 30 de abril Fernando Ochoa – El Juli- El Payo con 6 de  Xajay

Sábado 1° de mayo Zotoluco – Rafael Ortega – Sebastián Castella con 6 de Teófilo Gómez

Domingo 2 de mayo Fernando Ochoa-  Joselito Adame – Mario Aguilar con 6 de Santa Bárbara

Lunes 3 de mayo Zotoluco- El Juli  – Ignacio Garibay con 6 de Mimiahuapam

Martes 4 de mayo Rafael Ortega – Antonio Barrera – Fabian Barba – Joselito Adame con 8 de San Isidro

Miércoles 5 de mayo Antonio Barrera – Juan Antonio Adame – Mario Aguilar con  6 de Carranco

Sabado 7  de mayo Israel Téllez – José Mauricio y otro espada con 6 de Corlomé

Domingo 9 de mayo Corrida de la Oreja de Oro Israel Téllez – Fabián Barba – Víctor Mora – César Delgadillo – José Manuel Montes – Juan Chávez con 6 de Medina

Lunes 10 Mayo Novillada Cartel por designar con 6 de Jesus Cabrera

Los boletos estaran a la venta por el sistema de ticketmaster: http://www.ticketmaster.com.mx

Anuncios

PABLO HERMOSO DE MENDOZA Y LOS ¿SIETE? ENANOS

Apurate mano! que Pablo Hermoso ya se quiere ir.

Por el Guerra.

La nota que llegaba del resumen de la corrida celebrada el dia de ayer en San Miguel de Allende decía así: Pablo Hermoso de Mendoza obtuvo un triunfo más de su “exitosa” temporada mexicana, mismo que tuvo lugar esta noche en la plaza “Oriente” de San Miguel de Allende, donde cosechó dos apéndices de un toro de Pepe Garfias. Hasta ahí todo bien, pero la parte que me sorprendió fue la siguiente: Hermoso descordó de salida a uno de sus toros y la empresa y el rejoneador navarro decidieron que matara al segundo ejemplar del lote de “Manuel Martínez” que se corrió al séptimo lugar. Y el matador sumiso ante el rejoneador que les hace el favor de llevarlos a torear en plazas “importantísimas” como San Miguel de Allende obedeció, porque si dice que no, no vuelve a ver un pitón en el Circo Atayde Hermoso. Que falta de respeto del rejoneador de llevar toreros de a pie unicamente de relleno a sus shows, que triste es ver que todavia no se ha cansado de pisotear la dignidad de los toreros con los que alterna, asi como es doblemente triste ver que se siga aprovechando de la ignorancia de la gente de los pueblos donde se presenta, dando un espectáculo de pésima calidad en cada una de sus presentaciones. Lo peor en esta ocasion es que al torero que le quitaron un toro de su lote fue al hijo del gran Manolo Martínez ¿qué le hubiera dicho  su papa, el gran mandon Manolo si le hubiese pedido lo mismo el rejoneador navarro? Seguramente lo mandaria al carajo como se lo merece  a veces este señor. Ya estuvo bueno de tanto circo y de imponer siempre a un matador para que le abra plaza, cuando los rejoneadores en Mexico siempre han abierto los festejos. Estamos cansados de su eterna negativa de no querer alternar con los rejoneadores mexicanos, a quienes tapa siempre para no competir en igualdad de circunstancias con sus alternantes.

Cierto es que el rejoneador sigue siendo taquillero, pero la gente que tiene dos dedos de frente se da cuenta de toda la mierda que rodea a Pablo Hermoso y de que sus campañas “triunfales” son un cuento,  todos sabemos de  los becerros que lidia (indignos hasta para el rejoneo)  y que  mata casi siempre a base de puros bajonazos. El señor viene a entrenarse, vamos a mantenerse en forma y a llevarse muy buen dinero, porque la calidad del paupérrimo show que ofrece en la mayoria de sus presentaciones no le importa, la humillación de sus alternantes le da igual, total siempre habrá toreros muertos de hambre que quieran torear conmigo por dos pesos pensara, así  de esa manera me quito a los rejoneadores mexicanos de encima porque no me vayan a alborotar el circo.

Qué vergüenza y que pachangas se organizan ultimamente alrededor de este rejoneador, que nos a dejado ver que su ambicion no tiene limites aunque atente contra la misma fiesta.

San Miguel de Allende, Gto.- Lleno. Un eral de Xajay, dos toros de Pepe Garfias para rejones (2o. y 7o, sobrero sustituto), buenos, y cuatro de Coronado, muy complicados.

El becerrista Juan Pablo Llaguno: Ovación.

Pablo Hermoso de Mendoza: Silencio y dos orejas.

Manuel Martínez: Palmas en el único que mató.

Marcial Herce: Ovación y silencio.

EL TORERO BANDOLERO

“EL Tragabuches”

Nacido José Mateo Balcázar Navarro en Arcos de la Frontera en Cádiz, cambió su nombre por el de José Ulloa Navarro amparándose en una pragmática real en la que Carlos III autorizaba a los gitanos a tomar el apellido que deseasen. El apodo de Tragabuches lo heredó de su padre quien lo obtuvo, según cuenta la tradición, al comerse un burro recién nacido (buche en Andalucía) en adobo. Se inició como torero aprovechando que su padrino de bautismo, Bartolomé Romero, era pariente de Pedro Romero y sus hermanos quienes habían fundado una famosa escuela de tauromaquia en la ciudad de Ronda.

Como miembro de las cuadrillas de Gaspar y José Romero intervino como banderillero y sobresaliente desde 1800 a 1802 año en el que tomó la alternativa en la plaza de toros de Salamanca. Instalado en Ronda pronto abandonó su carrera como matador de toros y comenzó a actuar como contrabandista junto a una bailaora conocida como María “La Nena” con la quien vivía amancebado. José Ulloa “Tragabuches” se encargaba de obtener las mercancías en el cercano enclave de Gibraltar y su compañera se ocupaba de la distribución del contrabando.

Como contrabandista continuó hasta que, en 1814, un antiguo compañero de la cuadrilla de los Romero lo invitó a torear en los festejos taurinos que, con motivo de la vuelta a España del rey Fernando VII, se iban a celebrar en Málaga. Cuando se dirigía a la capital de la provincia malagueña, su caballo lo derriba y le disloca un brazo por lo que se ve obligado a regresar a Ronda donde descubre que su amante le es infiel con un sacristán conocido como Pepe “El Listillo”.

Tras degollar al sacristán, arrojó a su infiel compañera por el balcón causándole también la muerte, tras lo cual huyó a la sierra rondeña integrándose en una de las partidas de bandoleros más temidas de su tiempo y donde coincidió con los inicios de bandolero de El Tempranillo: “Los siete niños de Écija” donde permanecería hasta 1817, año en el que todos los miembros de la cuadrilla, excepto Tragabuches cuyo rastro se pierde desde entonces, fueron capturados y ejecutados. También era cantaor, y se conserva una letra atribuida a él: “Una mujer fue la causa/de mi perdición primera./No hay ningún mal de los hombres/que de mujeres no venga”.

Tragabuches en el 2010

El Tragabuches es un restaurant que evoca a José Ulloa está en la bella ciudad de Ronda, en plena serranía malagueña. Muy cerca de la singular plaza de toros rondeña, el restaurante, que esta ubicado en una casa del siglo XIX con decoración minimalista y moderna. Dispone de tres comedores con ambientes diferentes.

El Tragabuches ha dejado una estela de buenos cocineros como Sergio López  y el gran Dani García (Galardonado por la Academia Internacional de Gastronomía con el premio “Chef L’Avenir” como el mejor cocinero joven de Europa) quienes supieron situar a Tragabuches, en plena serranía, en uno de los centros de la cocina creativa andaluza y probablemente la máxima expresión de la cocina de autor en Andalucia. Casi un mito, con una estrella Michelín en su haber.

EL CIRCO ATAYDE HERMOSO

THE SHOW MUST GO ON!

Por el Guerra

La plaza México registro el dia de ayer la mejor entrada de la temporada al conjuro del rejoneador español Pablo Hermoso de Mendoza. La México lucio como en sus mejores tiempos con un entradon imponente, aquello parecía una pasarela de famosos y la tarde soleada nos traía buenos augurios, lástima que el viento soplo casi toda la tarde y molesto a los toreros de a pie. Se jugaron seis astados de Rancho Seco muy bien presentados, destacando el segundo y el cuarto que recibió arrastre lento.

“Algo paso el dia de hoy” me comentaba un aficionado al salir de la plaza con un café en mano “No fue una mala tarde pero tampoco fue una buena, fue inspida como este cafe que me estoy bebiendo en vaso de carton” me comentaba mientras le daba sorbos a su vaso y me explicaba lo que a su entender había pasado y enfriado la tarde. “Es que siento que Pablo Hermoso se ha vuelto muy frio, muy mecánico, como un circo. Y no me malinterpretes por favor,  porque la tarde de hoy en su segundo a estado por momentos enorme, pero esa frescura que lo caracterizaba y esa gracia con la que nos cautivaba hoy no aparecieron”. ¿Por eso sientes que la gente estuvo toda la tarde fría con él? le pregunte. “Yo pienso que sí, mira en su primero también estuvo bien y la gente no termino por entregársele” ¿No será porque el público que fue ayer a la plaza es un público que asiste una vez al año a los toros y más que a ver el desarrollo de la corrida van a dejarse ver como si aquello fuera una pasarela? “Puede ser pero mira, el villamelonaje o como le quieras llamar también es muy sensible y ayer el rejoneador no los cautivo, no sé qué esperaban. Y luego el juez le regala dos orejas en su segundo y la gente con justa razón se las chillo, menudo favor le hizo el juez. Mira que tirar esas orejas al ruedo de esa manera y hace un año lo mismo le paso con el rabo que le inventaron”. Pero no hay circo perfecto sin payasos pensaba mientras me despedía de aquel viejo amigo, que con su caminar lento se perdía en la noche.

El Zapata

Berrinches fue el primero toro de su lote que le correspondió al Zapata y con el que el torero tlaxcalteca pudo nuevamente triunfar. Que nobleza tenía berrinches, con un puntito más de  fuerza hubiera sido un toro de indulto, lástima que cayó en la muleta del Zapata. Con el capote se engolosino después de una media con algo de solera. En el tercio de banderillas armo su propio circo el Zapata porque después de pegar el ahora famosísimo par monumental, se arrancó a dar una vuelta al ruedo entre división de opiniones. Los otros dos pares no fueron nada espectaculares pero la emoción ya estaba a flor de piel en  los “aficionados”. Y con esa buena vibra comenzó su faena de muleta el Zapata, pero el viento comenzó a soplar e  incómodo al matador que iba de un lado a otro en el ruedo y es que hasta para pegar los malos muletazos habituales o trapazos hay que sentirse (al menos, cómodo) y cuando parecía que se iba berrinches al olvido, el viento paro y el torero milagrosamente logro extraerle algunos muletazos limpios, que volvieron a calar en el tendido ya para esos momentos convertido en un circo romano. Como mato bien la gente pidió las dos orejas, cuando una era más que suficiente.

Pero en su segundo acabo devolviéndo la oreja regalada de su primer toro, porque el Zapata tuvo una actuación indecorosa y de pésimo gusto, ante un astado que desarrollo mucho sentido y lo bajo de la nube en la que andaba. Había que pelearle mucho al de Rancho Seco con una muleta poderosa, pero el Zapata navego en un mar de dudas, nuevamente pego una sinfonía de pases sin quietud, sin ajuste, mal colocado e inseguro, tal vez pensando que con las dos orejas ya estaba salvada su temporada. Se tiro a matar señalando otra vez un espadazo letal, que lo salvo de una bronca del respetable.

Esperábamos más de Aguilar

Mario Aguilar tampoco tuvo una buena tarde en parte porque no tuvo un lote fácil  y en parte porque por momentos se le vio muy nervioso y falto de ideas ante sus astados. Algo similar paso con el Payo en su primera temporada, pero son dos toreros muy diferentes. Tiempo al tiempo.

EL TOREO ES COMO FUE, ES Y SERA por RAFAEL DE PAULA Genio del Toreo.

Rafael de Paula

Sale de la oscuridad del invierno como deslumbrado por la luz de Madrid. Las noches de soledad en la casa deshabitada de su rincón, al Sur de todas las almas, perseguían el amanecer. Rafael de Paula volvía a respirar ayer en Las Ventas el tacto de la gente. Abandona la cueva por el 50 aniversario de su alternativa (9-9-1960) que conmemoramos este incierto 2010. Cuando llegue septiembre. Paula siempre fue torero de otoños.

Viste un traje gris marengo, una corbata de nazareno y seda, un pañuelo blanco en el bolsillo del corazón de la pechera y su andar doliente que lo acompaña desde la eternidad. Rafael Soto se ha rodeado de Fernando Bergamín, hijo de La música callada del toreo, que le recuerda su doctorado en Ronda, pero yerra en las orejas cortadas. El maestro le rectifica con compás: «Corté tres, aunque yo no soy de orejas. Las orejas sirven para el esportón. O para el mercado. Ordóñez, como estaba en casa, se regaló el sobrero…». Julio Aparicio, su padrino, le ríe la ocurrencia.

Paula trae en la mirada el recuerdo vago del barrio de Santiago de Jerez, la calle Cantarería, a mamá Tomasa y los aleteos infantiles como pases con el paño de la estufa. Su piel ha perdido bronce y se ha tornado cetrina. Pisó por última vez el ruedo venteño en el festival de 2006 que llevaba su nombre. Aquel paseíllo arrastrado, lento, perezoso de torería, con el sombrero de ala ancha calado, cargando la suerte sobre la ceja. Bergamín le refresca palabras suyas que se le pierden en la desmemoria de los genios: «El toreo es un arte según el que lo concibe como tal. No podría ser torero si no fuera así. No importa lo que opinen los demás. Lo que importa es la verdad». Le ayuda en la tarea Huberto Apaolaza, devoto arcangélico, de los que siguen al Arcángel San Rafael (de Paula). Y cita a Chesterton: «Hay dos formas de mentir. No decir la verdad y hacer estadísticas». Definitivamente, el toreo no es una estadística.

Un divino perezoso

Cuando Paula abre su capote, titubea y deconstruye un discurso. Farfulla palabras y viaja por su turno a base de luminosas perlas: «Le contaron a Rafael el Gallo que Fernando Villalón quería crear un toro de ojos verdes, y Rafael contestó que más le valía hacer un toro que embistiese, porque era muy mal ganadero», (musita, como si Villalón le fuese a oír). Y como quiere corresponder a la peña que le homenajea, los de José y Juan, se pierde por la Edad de Oro de José Gómez Gallito y Juan Belmonte. Una perdida (sin acento en la e) considerable. Hasta que halla una nueva perla, la llama de su espíritu: «El temple nació con Belmonte por su temperamento, porque era un divino perezoso». En el fondo, también se habla como se torea. A golpe de genialidad. Beatriz Bergamín cierra el acto recitando al abuelo, el toreo es canto y cante. Cuando rubrica, el personal ovaciona a Rafael de Paula, la musa, la inspiración, que saluda con su filosofía tímida, honrada, intimista y difícil. Es el momento de abordarle con el debido respeto antes de que lo haga el gentío en tropel.

El salto se produce al presente. ¿Le ha heredado Morante su capote después de apoderarle? «Yo no puedo contestarle a esa pregunta porque el que lo tiene que decir es él. Aunque yo lo sé. En el corto tiempo que hemos estado juntos, he procurado meterle en la cabeza que el toreo es eso, arte. Y que no desaproveche ni se distraiga, que la vida del torero es muy corta, y que base su concepto en el clasicismo y en la pureza. Si Morante tiene condiciones, el tiempo lo dirá.

Que el toreo es como fue, es y será». Sentencia senequista, tan torera, tan gitana, tan gloriosa. Ya lo dijo Cagancho: «El toreo es así».

Los maestros del pasado

Y regresamos de nuevo al pasado, pero no tan lejano como la Edad de Oro. «Al que mejor he visto torear es al maestro Antonio Bienvenida, y… ¡Ahora! Eso no quiere decir que sea el que más me haya gustado. Ése ha sido Antonio Ordóñez». ¿Y de hoy? «¡Ufff! Voy a salir por los cerros de Úbeda y no quiero mentir. Entiéndame usted, tengo que ser diplomático. Hay toreros buenos… Pero eso que se dice, esos tópicos, de que es ahora cuando mejor se torea, eso no es verdad».

«No todo consiste en que el pase te salga bien y limpio, lo importante es la intención», remata. ¿Y José Tomás que sitio le merece? «Hombre, todos mis respetos. Me gusta su forma de ser, su comportamiento como persona y como hombre. Es un palo pero que sabe torear». ¿Cuándo dice que es un palo se refiere al valor o insinúa falta de cintura? Y se cabrea, «hombre, hombre, parece mentira, usted que escribe en un periódico importante… ¡Que se queda más quieto que un poste!». Y hace aspavientos y gesticula con los brazos en cruz.

Nos despedimos y se va con su frágil caminar y las muñecas rotas de tanto hablar. Porque Rafael de Paula, durante dos horas, ha hablado con las muñecas. Como en aquella tarde de octubre de 1974 en Vistalegre… (Terminada la faena, Rafael se desmoronó, como en el 87 en Madrid a la muerte del toro de Martínez Benavides. Ingresó por Urgencias del Hospital de la Princesa, donde permanece en observación fuera de peligro).

* Entrevista publicada en el diario el Mundo por el cronista taurino Zabala de la Serna.

Feria Internacional del Caballo Texcoco 2010 – Serial Taurino

Reaparece el Payo!

La empresa Espectáculos Santa Julia de Marcos Castilla dio a conocer los carteles taurinos de la Feria Internacional del Caballo Texcoco 2010 a celebrarse en los meses de marzo y abril, iniciando el 20 del primer mes y concluyendo el 11 del segundo. Destaca la reaparición del Payo en tres tardes del serial lo cual es una buena noticia para la fiesta, esperemos que su regreso sea exitoso y triunfal porque en México se necesitan toreros de impacto y sello como el queretano. ¿Ausencias? No están anunciados los mexicanos Fernando Ochoa, Alejandro Amaya, Joselito Adame y José Mauricio pero si anuncian el dia 21 de marzo a Juan José Silis y a un español, Francisco Marco, que durante el 2009 solo actúo en siete tardes en su país, siendo su participación mas importante el 8 de Julio en la  Plaza de toros de Pamplona, Feria de San Fermín, donde fue silenciado en su lote. Otra sorpresa es el Chihuahua joven matador carismático y buen banderillero, que partirá plaza el dia primero de abril. Lo que si nos parece exagerado son las tres tardes del Zotoluco y de Rafael Ortega ¿habra todavia alguien que los quiera ver tres tardes en una misma feria?

CARTELES

Todos los festejos iniciarán a las 17 horas.

Sábado 20 de marzo.- novillada de triunfadores con Sergio Flores, Carlos Peñaloza y Lorenzo Garza Gaona, con astados de Joselito Huerta.

Domingo 21 marzo.- primera corrida de feria con Humberto Flores; la presentación del español Francisco Marco y Juan Luis Sílis, con toros de Los García.

Sábado 27 marzo.- Eulalio López “Zotoluco”, Ignacio Garibay y Julián López El Juli, con ejemplares de Vicky de la Mora.

Domingo 28 marzo.- Rafael Ortega, Julián López y la reaparición de Octavio García “El Payo, con un encierro por designar.

El jueves 1 de abril se disputará el trofeo al mejor par de banderillas, con Alfredo Ríos “El Conde”, Uriel Moreno “El Zapata” y Antonio García “El Chihuahua”, con toros de Rancho Seco.

Viernes 2 de abril.- Ignacio Garibay, Fermín Spínola y Mario Aguilar, astados de Carranco.

El sábado 3 abril.- Eulalio López “Zotoluco”, Rafael Ortega, Uriel Moreno “El Zapata” y Octavio García “El Payo“, con toros de Vicky de la Mora.

Domingo 4 abril – El rejoneador Pedro Louceiro III. Los Forcados Maza-tlecos. A pie, Federico Pizarro, Alfredo Gutiérrez y Víctor Mora, con toros de Vistahermosa.

Sábado 10 abril – Por segundo año consecutivo se disputa el trofeo Rey Poeta Netzhualcoyotl, el cual disputarán “Zotoluco”, Rafael Ortega, “El Zapata”, Ignacio Garibay, Paúl Cortés, “El Payo” y Mario Aguilar, con toros de diversas ganaderías.

Domingo 11 abril.- Corrida de fin de feria con los triunfadores del serial.

¿Quien es Juan Pedro Galan?

Antes del fenómeno Michelito, hubo un torero español que superó su récord de precocidad taurina, Juan Pedro Galán. Nacido en Jerez de la Frontera en 1971, en enero de 1982 debutó en la Monumental de México, con sólo diez año. La expectación fue tal que se rozó el lleno en el coso más grande del mundo. En su debut cosechó una vuelta al ruedo y una oreja, aún así la cariñosa y enfervorizada afición azteca lo sacó en volandas de Insurgentes. Este halo de niño prodigio, que por su edad no podía torear en España, algo que ya sucedió con El Juli y hoy con Michelito, duró hasta su vuelta a España, en 1987 con 16 años. Se presentó con caballos en la Sevilla el 17 de mayo. En Madrid hizo su debut con los del castoreño el 2 de abril de 1989 alternando con José María Plaza y Luis Carlos Aranda. Tomó la alternativa un año después, en 1990, en El Puerto de Santa María (Cádiz) con astados de Gabriel Rojas y con José Luis Parada como padrino y José Luis Galloso de testigo.


Juan Pedro Galán es un caso único en la historia del toreo.

*Articulo publicado en el diario el Pais de España en 1982

Este niño jerezano se ha vestido de luces dos tardes en la Monumental de México y ha metido más de 40.000 espectadores en los tendidos. El público lo paseó a hombros. La crítica vio en él cualidades fuera de lo común. Su padre ha apalabrado ya veinte novilladas, “cobrando como el que más”. La primera, este domingo en Villahermosa, la capital del petróleo mexicano. El niño cumplió diez años el pasado mes de septiembre.

El niño torero se vino a México hace cuarenta días, en parte porque se había terminado la temporada española, en parte también porque su edad empezaba a plantearle problemas a la hora de vestirse de luces. “Sólo puso una condición para venir”, dice su padre, Juan Galán, “que la presentación tenía que ser en la Monumental”. Y así fue. Vino, toreó y triunfó. Cortó una oreja y lo sacaron a hombros. Dicen que por su segunda becerrada, en El Puerto de Santa María, cobró 750.000 pesetas. A, la vista del gancho que tiene en taquilla, es más que probable que sus honorarios ya hayan subido para estas fechas. Su padre y administrador prefiere no hablar de cifras. Se limita a decir que “cobra siempre y cobra como el que más”. La historia de Juan Pedro es sorprendente, como su éxito. Nacido en Jerez, el 15 de septiembre de 1971, nunca había demostrado ninguna afición taurina, hasta que en el verano de 1980 le pidió a su padre que le regalase un capote y una muleta como premio por haber aprobado el curso. “Pensó que estaba loco”, dice el niño, “pero a fuerza de darle la lata conseguí convencerle”.

“Creía que se trataba de un capricho”, cuenta su padre, “pero como no quería cambiarlo por nada, pues no me quedó más remedio que comprar lo que pedía. Cuando le vi coger la muleta me di cuenta de que sabía torear”. “No había visto una corrida, ni siquiera por televisión”, añade el padre, “pero él sabía cómo coger una muleta y qué hacer con ella. Todavía hoy no acierto a explicármelo, porque en la familia no había ningún antecedente taurino y yo sólo era un aficionado de tendido”. “Aprendí solo”, dice el niño torero. “Me entrenaba en el lavadero de mi casa. Sin que nadie me dijera nada yo me imaginaba lo que había que hacer delante de un toro”.

Según su padre, el niño fue otro desde que tuvo una muleta en sus manos. “Hasta mejoró en el colegio”. Al principio no querían que fuera torero y hasta le prohibieron que viera corridas por televisión. “Pero su obsesión era tal que no pudimos pararle”. Lidió algunas becerras en el campo y Televisión Española le filmó a puerta cerrada en Alcalá de Guadaira, para el programa Revista de toros. Su propio padre le montó el debut, el 8 de julio del año pasado, en Sanlúcar de Barrameda.

“Al principio, es lógico, sufría mucho”, confiesa Juan Galán, pero en seguida me di cuenta de que el niño era un profesional en la plaza y que el único riesgo que corría era el de un accidente, igual que al cruzar una calle. Tampoco le echamos toros. Son becerros de un año o año y medio, con un peso de unos 220 kilos”. En su debut de azul pavo real y oro, un traje de luces que le costó a su padre 85.000 pesetas, cortó cuatro orejas y un rabo. “Nunca antes había visto una corrida”, dice el niño. Se llenó la plaza y el empresario le firmó tres becerradas más. El verano pasado se vistió de luces catorce tardes, siempre a plaza llena, por toda Andalucía. Sus trofeos: 37 orejas, once rabos y una pata. Los recita de corrido. Con cinco trajes de luces, seis capotes, ocho muletas, el juego completo de estoques, sus libros de quinto de primaria, unos pocos juguetes y los trabajos programados por sus profesores del colegio Guadalete, del Opus Dei, el niño torero empezó en diciembre su aventura mexicana. Le acompañaban en la jira su padre y su banderillero, Pedro Clavijo. El joven novillero entrena todas las mañanas con su banderillero en el bosque de Chapultepec y por las tardes vuelve a ser el niño que tiene que aprender sus lecciones. Más allá de los toros, le gusta montar a caballo, nadar, ver películas de dibujos animados, jugar con pistolas o ponerse unos guantes de boxeo. Sólo cuando se habla de lidia parece salirle de dentro una voz antigua. Y como un torero experimentado dice de una tacada frases de este tenor: “Todo el que se pone delante de un toro merece mis respetos”. “Hay que tener cabeza, valor y arte”. “Después de los primeros capotazos ya sé la faena que tengo que hacer”. Y los críticos dicen que es verdad, que ya lo demostró con su primer toro mexicano, que tenía querencia hacia las tablas y al que el niño sacó a los medios. ¿Por qué?: “Porque las tablas eran su terreno y dominaba él, pero en los medios dominaba yo”. Una explicación que firmaría cualquier matador de toros experimentado.

Cuando se le pregunta a Juan Pedro que quiere ser de mayor contesta sin vacilaciones: “Torero y veterinario”. Para estar siempre cerca de los toros. Aunque le gusta México (“es muy grande”), prefiere su casa de Jerez. “Pero como quiero ser figura del toreo”, explica con aplomo, “pues tengo que estar aquí”. Las Navidades las pasó en casa de amigos mexicanos. “Eché mucho de menos a mi madre”. El próximo mes, su madre vendrá a México para que el padre pueda atender por unos días, en Jerez, sus pequeños negocios de construcción y hostelería. Nadie sabe cuál será el futuro de este niño prodigio del toreo (“lo que da el toro, también el toro lo puede quitar”, dice un amigo), pero de momento sus apoderados, el doctor Gaona y Jesús Gil, ya le han conseguido veinte novilladas con honorarios de figura. “Mi mayor satisfacción”, confiesa su padre, “sería que me dijera un día que ya no quiere torear más y que quiere volver al colegio”.
JESÚS CEBERIO – México – 23/01/1982

Detenido el torero Juan Pedro Galán, acusado de explotación sexual.

Para pases los de mi cuñao!

El matador de toros Juan Pedro Galán, su hermana Rocío y sus padres, residentes en la localidad gaditana de El Puerto de Santa María, se encuentran entre los 15 detenidos por la Guardia Civil, este miércoles, por pertenecer supuestamente a una organización que se dedicaba a la explotación sexual de mujeres en las provincias de Cádiz y Málaga. De esta forma, y según informaron fuentes de la investigación, tanto el torero Juan Pedro Galán como su hermana y sus padres se encontrarían en la cúspide de esta organización, ya que regentan varios clubes de alterne en las provincias antes referidas, los cuales han sido registrados por agentes de la Benemérita. A su hermana, Rocío Galán Naranjo, de 35 años, se la relacionó hace unos meses con el diestro Jose Ortega Cano, viudo de la cantante Rocío Jurado.

En este sentido, y según indicaron las mismas fuentes, además de estas 15 detenciones, se han practicado seis registros en clubes de alternes y alrededor de media docena de registros domiciliarios, los cuales se han desarrollado a lo largo de la madrugada de hoy miércoles día 17 de febrero. En la operación también han sido registradas siete viviendas y una gestoría y los agentes se han incautado de “gran cantidad de documentación”, 26 vehículos y medio millón de euros en efectivo, lo que, según ha informado la Guardia Civil, hace que el valor total del patrimonio inmovilizado a la red alcance los cincuenta millones de euros.

Explotación, blanqueo y falsedad

Los detenidos están acusados de explotación sexual, blanqueo de capitales y falsedad documental, dentro de las actividades de esta red que tenía una estructura piramidal en cuya cúspide está un matrimonio de más de 60 años y residente en El Puerto de Santa María.

Anuncios

CRONICAS Y PERIODISMO TAURINO INDEPENDIENTE

A %d blogueros les gusta esto: