‘No puede ser y además es imposible’ de Ruben Amón (Edit. Styria)

Más de dos centenares de anécdotas, que ya son, alumbran, como pretendía Rafael de Paula con la feria de Burgos, el nuevo libro de Rubén Amón (nacido en un taurinísimo 21 de mayo, de 1969 en este caso). ‘No puede ser y además es imposible’ (editorial Styria) lleva por nombre, y ‘Anecdotario taurino de Cúchares a José Tomás’, por subtítulo. No se entiende un libro de toros en la actualidad que no gire, en mayor o menor medida, en torno al Monstruo de Galapagar. A él y a Morante, esa ‘collera de leyenda’ que remarca el autor, se les dedica un capítulo, con el simpar Paula de fondo, uno de los maestros vivos más mencionados en el libro.

De ese palo era y es Pepe Luis Vázquez hijo, y su anécdota ‘¿Y si al empresario le da por contratarme?’ bien vale una reposada lectura y relectura, al objeto de recrearse en la carcajada.

La emergencia de carácter fisiológico de Pepe Luis en una taberna sevillana, en plena feria, tenía un impedimento crucial para el matador: entre la barra y el baño se interponía, en pleno almuerzo, Don Manuel Martínez Flamarique, alias Chopera, empresario de empresarios. “Imaginaos que paso por ahí y me dice: ‘Pepe Luis, dos tardes en Logroño y dos en Bilbao’. Me muero en el acto”.

Los estereotipos, pero también los secretos cantados del toreo, se entremezclan en la anécdota. Los temores del torero artista por excelencia, que ve las plazas del Norte como cosa de bárbaros. El empresario serio por excelencia, con el bagaje del toro-toro en sus plazas, para desesperación del hijo de Pepe Luis… Y el del propio autor junto a su amigo Julián Campo, ejemplos de aficionados viajeros, una estirpe crucial para que el negocio funcione, o sea, para que se llene la plaza. Todo aficionado a los toros ha acabado en el ‘hotel’ – toda ciudad tiene su ‘hotel’ de los toreros- charlando no se sabe bien por qué con un ganadero, matador o estrafalario apoderado. Y en ese boca a boca se han transmitido las anécdotas que Amón ha espigado hasta sobrepasar los dos centenares.

Al final, Pepe Luis tuvo que cruzar a una pizzeria.

Anuncios

Morante Gana el Premio IV Premio Paquiro

Morante en Sevilla

Morante de la Puebla ha sido galardonado con el IV Premio Paquiro de Toros otorgado por la revista ‘El Cultural’ de EL MUNDO que reconoce al acontecimiento taurino del año 2009.

El torero sevillano ha sido premiado por la tarde del 21 de mayo en la plaza de Las Ventas, donde marcó un hito histórico del toreo a la verónica con un toro de la ganadería de Juan Pedro Domecq.

El jurado presidido por Andrés Fagalde Luca de Tena ha decidido el nombre de Morante entre una lista de finalistas formada por Luis Francisco Esplá, Enrique Ponce, José Tomás, Francis Wolff y la afición catalana. El torero de la Puebla se impuso en una reñida final con Luis Francisco Esplá, que el pasado 5 de junio se despidió de la afición de Las Ventas el pasado 5 de junio.

El Premio Paquiro de Toros es el galardón taurino con mayor dotación económica (50.000 euros) y está patrocinado por Telefónica. En su primera edición el premio fue concedido a Sebastián Castella y las dos siguientes a José Tomás.

EL JULI x JOSE TOMAS EN MADRID

Una no es ninguna, pero 3 que tal

Julián López El Juli será el torero que sustituya a José Tomás el día 12 de junio, en la segunda de las tardes que tenía contratadas este año el torero de Galapagar en Madrid. El acuerdo entre el torero madrileño y la empresa de Las Ventas se ha cerrado en la mañana de este jueves. De esta forma, El Juli hará su tercer paseíllo en Madrid este año después de los realizados el día 15 de mayo y el pasado martes en la Corrida de la Prensa. El madrileño hará el paseíllo con Manolo Sánchez y Alejandro Talavante y toros de El Ventorrillo.

Por otro lado, Morante de la Puebla ha declinado la posibilidad de ser el torero que ocupe el puesto de José Tomás el día 3 de junio, con los toros de Victoriano del Río y con El Fundi y Castella en el cartel. El hecho de torear el día antes la corrida de la beneficencia ha provocado que el torero sevillano haya descartado finalmente esta posibilidad. Ahora, la empresa deberá buscar un torero para esa fecha, algo que se antoja complicado por la categoría del diestro a sustituir y las pocas opciones con las que se cuentan.

3 Toreros Dignos con 6 Mansos Perdidos (de izquierdas)

Ivan Garcia

Andres Amoros/ABC

El público sigue con la resaca del fallido acontecimiento. Después del «glamour» y el papel «couché», llega la dura prosa cotidiana. La tarde de la Prensa, la Plaza podría haber dicho, como el Eliseo Madrileño, en su chotis de «La Gran Vía»: «A mis salones suele siempre concurrir / lo más “seleto” del “igilí” (es decir, de la «high life», la alta sociedad». Pero con eso no basta para una gran tarde de toros. Hoy, torean tres honrados profesionales, que se enfrentan a toda una señora corrida de toros de Samuel Flores (la ganadería predilecta de Luis Miguel y de Ponce): salvo el sexto, todos cinqueños; muy serios, bien armados de pitones, badanudos… Lo malo es que sólo cuarto y sexto permiten cierto lucimiento: los demás, mansos, flojos, rajados. Curiosamente, todos embisten mejor por el lado izquierdo. A mi lado, un vecino hace el chiste fácil: «Todos malos y de izquierdas. ¿Les suena?»

Juan José Padilla no volvía por Las Ventas desde que se peleó con el Siete, hace cuatro años. Es diestro valiente, con oficio, acostumbrado a muchas corridas duras, pero sus formas no encajan bien en Madrid. El primero flojea y levanta la bronca: es soso, mansón, sin gracia. El diestro sólo puede mostrar su oficio.

Ésta es la única corrida de San Isidro en que alternan tres matadores banderilleros; por eso, se ofrecen los palos en los tres primeros pero no logran gran brillo. El cuarto toro es manejable por el izquierdo y Padilla puede disfrutar con algún natural lento, aceptable, dentro de sus formas, pero el acero queda desprendido. Se marcha contento porque ha conseguido la ansiada reconciliación.En éste, logra un gran puyazo Antonio Montoliu: hijo de banderillero y matador, nieto de picador; él mismo, veterinario y profesor universitario.

El primero de Encabo es huido, vuelve al revés. Sólo puede lidiarlo correctamente y pasa fatigas para matar. El quinto parece todavía peor: distraído, mansea, se va a toriles, embiste cruzado (quizá no ve bien). Encabo sólo puede mostrarse profesional y vuelve a pasarlo mal en la suerte suprema.

En una tarde tan deslucida, es de justicia destacar la actitud de Iván García. Una grave cornada truncó su carrera. Recuerdo haberle visto torear, en la Maestranza, en unas condiciones médicas increíbles: las cosas, lógicamente, no fueron bien y pareció vencido por los problemas físicos. Últimamente, lo ha cogido como apoderado José Antonio Campuzano —que tan gran labor hizo con Castella— y ha iniciado una nueva etapa en América. Ésta es la primera corrida que torea en España esta temporada y no parece fácil que se sobreponga.

En el tercero, que algo se deja pero transmite muy poco, está aseado, en muletazos a media altura. El último parece que no va a permitir nada: se va, se cae, anda sin ningún celo. Poco a poco, lo va metiendo en el canasto, lo conduce suavemente por la izquierda y, al final, logra algunos naturales de mano baja francamente buenos.

¿Me acusan ustedes de sentimental? Es posible. Pero creo de justicia resaltar el esfuerzo de un torero que lo lógico es que ya se hubiera retirado, por sus condiciones físicas. Puede estar orgulloso de su tarde madrileña. Es, en alguna medida, un torero recuperable. Tiene cierta calidad y, sobre todo, tiene ilusión para vencer las dificultades, algo esencial en el toreo y que no todos tienen. Iván García y Antonio Montoliu: dos ejemplos.

Ficha:

Monumental de las Ventas. Miércoles, 26 de mayo de 2010. Vigésima corrida de San Isidro. Lleno. Toros de Samuel Flores y uno con el hierro de María Agustina López Flores (1), cinqueños todos, el 4 por el izquierdo, rajadito y noble, se dejó; el mejor fue el 6 por el izquierdo.

Juan José Padilla, de verde botella y oro. Media estocada rinconera (saludos). En el cuarto, bajonazo (petición y saludos).

Luis Miguel Encabo, de blanco y oro. Dos pinchazos, metisaca y pinchazo hondo tendido (silencio). En el quinto, cuatro pinchazos y descabello (silencio).

Iván García, de malva y oro. Bajon

La Magia de Morante en Nimes

El diestro sevillano José Antonio “Morante de la Puebla” cortó tres orejas y un rabo en la corrida de Juan Pedro Domecq de la Feria de Nimes, de donde salió por la Puerta de los Cónsules entre aclamaciones de “torero, torero”.

Se lidiaron, en corrida matinal, toros de Juan Pedro Domecq, correctos de presentación los 2º, 5º y 6º, más anovillados los otros tres, 3º y 4º lidiados como sobreros después de devolverse los titulares por falta de fuerza el primero y lastimarse una pezuña el otro.

Todos fueron bravos y nobles, los cuatro primeros justos de potencia, los dos últimos siendo superiores y más completos tanto para el ganadero como para los toreros.

Javier Conde: silencio tras aviso, saludo y silencio.

Morante de la Puebla: oreja, ovación tras aviso y dos orejas y rabo. Salió por la Puerta de los Cónsules en olor de multitudes, bajo los gritos de “¡Torero!, ¡Torero!”

Javier Conde no se acopló con su primero, se esforzó con el tercero que le infligió una voltereta y no aprovechó el gran quinto por falta de entrega.

Morante estuvo muy decidido toda la tarde. Logró una faena toda de armonía y clase frente al segundo, tuvo que abreviar con el cuarto bis que fue flojo y protestado, y luego ocurrió el acontecimiento más importante de lo que va de feria.

Salió bravo y noble el toro de Juan Pedro, que tropezó un pelín al principio. Morante pidió una silla, dio dos por alto sentado en la misma, y luego, en el centro del ruedo y después de poderle por abajo, impuso al de Juan Pedro una faena de larga duración y de acople perfecto.

Faena increíble de temple, con una despaciosidad inaudita en esta plaza y en muchas otras; faena de sentimiento que encandiló al público nimeño, a medida que los muletazos se iban encadenando sin solución de continuidad; pura poesía la faena de Morante, rematada sentándose al final otra vez en la silla para ver morir el toro a sus pies después de gran estocada.

Locura colectiva, vuelta apoteósica con el rabo en la mano y salida majestuosa por la Puerta de los Cónsules de Roma.

EL TITANIC DE LAS FIGURAS EN SAN ISIDRO.

Se veia venir

Por el Guerra

¿Quien es el culpable del “titanic” de la corrida de la Prensa? se preguntaban los aficionados cuando abandonaban la Plaza de las Ventas. Pues es muy sencillo, Roberto Dominguez y Curro Vazquez apoderados del Juli y Cayetano en claro contubernio con el empresario. Este duo dinamico se ha burlado de la afición, de la historia de las Ventas y han cargado con todos y contra todos con tal de defender los intereses de sus toreros, para traer debajo del brazo a sus dos toritos del alma. Hay que darles el merito a estos dos apoderados gansteriles por que no hay país donde se celebren espectaculos taurinos, donde este duo no realice sus fechorías y que alguien los pueda detener. Porque estos señores caminan tan libres y tan sueltos que el mismísimo Pablo Escobar se moriría de envidia. Que arte para la trampa y el engaño tiene Roberto Dominguez, y en Mexico que se sorprendían por las fechorías que realizaba en sus plazas. Pues no se asusten hermanos mexicanos, no solo lo hacen en las plazas mexicanas, este par también se atreve en Madrid y todos a tomar por culo. El problema es que a Curro Vazquez se le a caído el cuento con Cayetano. Era algo que ya se veía venir desde el invierno durante su paso por Mexico, donde se fueron por pies después del fracaso que pegaron en su confirmación. Esa tarde nos dimos cuenta que su torero tenia muchas limitaciones y estaba muy lejos de aquel que nos querían vender. Pero ayer a pesar de que su tio-apoderado hizo todo lo posible porque su sobrino triunfara, Cayetano fracaso simple y sencillamente con un lote de ensueño. Se acabó el cuento de Cayetano. Malisíma imagen. Vanity Fair tendrá que buscar a otro torero para su próxima portada.

Pero contrario a lo que los taurinos profesionales piensan la gente no es tan tonta como creen, ayer la aficion estuvo fria con el Juli y sus razones tenían,  porque a pesar de que a su primero le hizo una faena por momentos templada el Juli no encontro eco en los tendidos. Su segundo se paro pronto y el estuvo mal con la espada.

Miguel Angel Perera ni fu ni fa porque simplemente no esta  en la plaza, anduvo sin temple y vulgar. Aunque la verdad a nadie le importa mucho la situacion de Perera a estas alturas de la feria. Ya habra tiempo.

Cayetano toreo por fax a su tercero que fue noble. En el sexto otra vez despegado toreando mucho con el pico y como buen gallo,  pico aquí y pico alla. Se cambio la muleta a la mano izquierda y escucho oles de chunga en cada natural que intento pegar.

Y como dijo Antonio Lorca ¿Pero, esto qué es? ¿Quién toreó ayer en las Ventas, por Dios? ¿Cómo se puede exigir tanto como exigen estos señores, y ofrecer, después, semejante petardo?

Ficha:

La tradicional Corrida de la Prensa congregó a buena parte del gremio. Toros de distintas ganaderías en un festejo incrustado en San Isidro como salvación. Cartel de “no hay billetes”. Monumental de las Ventas. Martes, 25 de mayo de 2010. Corrida de la Prensa. Toros de La Quinta, en tipo, justo de poder, noble; Núñez del Cuvillo, con cara, pero encogido en todos los aspectos; Domingo Hernández, grandón, suelto de carnes, noble, un punto informal; Victoriano del Río, cinqueño, bajo de hechuras, vacío por dentro; El Ventorrillo, buen toro, un punto andarín; Toros de Cortés, cinqueño, serio, muy buen toro.

El Juli. Tres pinchazos, media estocada y cinco descabellos. Aviso (silencio). En el cuarto, dos pinchazos, estocada corta pasada y dos descabellos (silencio).

Miguel Ángel Perera. Media estocada tendida (silencio). En el quinto, pinchazo, media tendida y dos descabellos. Aviso (silencio).

Cayetano. Dos pinchazos, estocada atravesada que hace guardia y descabello (pitos). En el sexto, pinchazo y estocada (pitos).

ARTURO SALDIVAR EN MADRID

El mexicano Arturo Salvidar se presento el dia de ayer en Madrid, dentro de la feria de San Isidro y la prensa opino:

ABC – ANDRÉS AMORÓS: En arte, es más fácil copiar lo malo que lo bueno. Lo decía Benavente: «Bienaventurados nuestros imitadores porque de ellos serán nuestros defectos». La Tauromaquia es un arte y no escapa a esa regla. No es que se elija voluntariamente lo malo sino que las figuras son espejo para los jóvenes, que toman de ellos modos y modas. El primer novillo flojea y el mexicano Saldívar luce sólo quietud. En el cuarto, muestra su variedad en quites pero sufre desarmes. Por unas u otras razones, los diestros no se han entendido con los novillos. En un país donde tres senadores que conocen perfectamente la común lengua española necesitan traductor, no es de extrañar que tres jóvenes novilleros no acaben de entenderse con los toros que les han tocado en suerte. Quizá necesitan traductor al lenguaje común de la lidia clásica.

EL MUNDO – VICENTE ZABALA: El primero se movió también muy alocadamente, sin terminar de humillar en la muleta de Arturo Saldívar, que anduvo un poco a tirones y se encasquilló con la espada. En el cuarto lo mejor la estocada del mexicano Saldívar.

EL PAIS – ANTONIO LORCA:  La disposición y las buenas maneras de Cristian Escribano han destacado con una novillada de Guadaira espectacular, pero que no llegó a romper. Casares dejó dos buenas estocadas y Arturo Saldívar apuntó detalles. El mexicano Saldívar parece que tiene maneras, pero tampoco pudo remontar la sosería de su lote. Lo intentó una y otra vez, pero no destacó ni ante el descastado primero ni ante el cuarto, que desarrolló genio. Los novilleros de hoy no están placeados, y llegan a Madrid desnudos de oficio, cargados de sueños y con una olla a presión como cerebro. Quizá, además del cerebro a presión y de la exigencia exagerada de parte de la plaza, el problema de estos jóvenes sea que les falta ambición; que no tienen hambre, vamos, y eso se nota demasiado en el ruedo. Ninguno de los tres se comportó como un novillero dispuesto a morir para triunfar. Dicho así, queda muy duro, pero es tan real como esta profesión. Quizá, por ello alguien pueda pensar que el futuro se les ha complicado sobremanera a partir de ayer; y la culpa será, fundamentalmente, de ellos mismos, hijos de una época de toreros conformistas.

FICHA DE LA NOVILLADA:

Novillos de Guadaira, bien presentados, a excepción de segundo y tercero; desiguales en el caballo y manejables con un punto de genio. Tercero y cuarto, ovacionados.

Arturo Saldívar: media y siete descabellos (silencio); estocada (palmas).

Luis Miguel Casares: estocada (silencio); estocada (silencio).

Cristian Escribano: pinchazo _aviso_ y estocada (división de opiniones); dos pinchazos, estocada que asoma, dos descabellos _aviso_ y descabello (silencio)

Plaza de las Ventas. 24 de mayo. Décimo noveno festejo de la feria de San Isidro. Casi lleno.

Protestada Puerta Grande para Castella.

Mayo no fue el mes de Castella

ABC | NIMES

Sebastián Castella salió por la Puerta de los Cónsules de Nîmes en el último festejo de la Feria de Pentecostés celebrado el dia lunes 24 de mayo, donde toreó un mano a mano con El Juli, que obtuvo dos apéndices. A pesar del triunfo, el francés abandonó la plaza bajo protestas por la concesión del doble trofeo en su segundo toro, informa Burladero.com. Fue ese un toro flojo que se dañó aún más al sufrir una voltereta. Comenzó el de Béziers la faena de manera muy asentada, en un trasteo de buen nivel por ambos pitones. Mató de una estocada casi entera, y le premiaron con los dos trofeos, el segundo muy protestado. Por ello, el de Béziers decidió no dar ni la vuelta al ruedo.

Una más había cortado de su primer Cuvillo, con el que se mostró muy valiente en el último tercio, buscando el arrimón y aguantando parones. Al sexto lo templó por ambos pitones, se adornó en cercanías y en circulares invertidos antes de pinchar hasta en dos ocasiones. Por su parte, El Juli realizó al que abrió plaza una faena de menos a más ya que fue a mitad de trasteo cuando, con las zapatillas asentadas en el ruedo, logró tandas excepcionales y llenas de temple por ambos pitones. A pesar de un pinchazo, tumbó a su ejemplar en el segundo encuentro. A su segundo le faltó gasolina y el de Velilla sólo se pudo justificar. También estuvo al límite de fuerzas el quinto aunque se dejó en la muleta del torero, que volvió a estar muy por encima.

Por otra parte, en la matinal de rejones, Hermoso de Mendoza y Leonardo Hernández salieron a hombros por la Puerta de los Cónsules tras cortar, respectivamente, tres y cuatro orejas. Manuel Lupi, que confirmaba alternativa, saludos y silencio. Toros de Carmen San Lorenzo y San Mateo.

Anuncios

CRONICAS Y PERIODISMO TAURINO INDEPENDIENTE

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: