MORANTE DETUVO EL TIEMPO EN MADRID.


Por el Guerra

La tarde era de glamour en la Corrida de Beneficencia. Una tarde para ver y dejarse ver. Ahí  en las Ventas estaban toda la elite de la sociedad española y el mundo taurino. Presidió el festejo desde el Palco Real la Infanta Doña Elena. Muchos mexicanos en los tendidos.

Y Morante llego con todo su arte y seriedad a esta cita tan importante, venia dispuesto a triunfar y agradar a su público. Brindo su primero que hacia cosas de manso desde su salida. No tuvo muchas opciones  porque el toro no humillaba. Y sin embargo el maestro se inventa una faena torerísima. Insiste, quizás más de la cuenta y pincha al final para ser silenciado. En su segundo ante un jabonero noble pero sin trasmisión la bordo con el capote, para el recuerdo quedara siempre en mi mente una media abelmontada que arranco un ole tan largo y hondo que seguramente se oyó hasta Barcelona. Pero el jabonero (nunca me han gustado estos toros tengo que decirlo, me dan mal fario)  se quedaba corto en la muleta. Morante lo intento de más pero se paró el noble Cuvillo. Se tiro a matar con el corazón de frente. ¡Qué estocada! La ovación en los medios supo a poco. Que importan las orejas cuando se está como Morante, las orejas son lo de menos. Hoy el arte se llama Morante.

Pero lo historico de la corrida ocurrió en el tercio de quites con el primero de Luque, de nombre Relatero, quizás el toro de más calidad de la corrida. Morante toreo tan lento y con tanto sentimiento que paró los relojes a la verónica, dormido su capote, acompañando con la cintura. Daniel Luque le replico al de la Puebla también a la verónica, rematando con una media muy personal y ajustada. Y cuando pensábamos que todo había terminado pues  que a Luque se le ocurre invitar de nuevo hacer un quite a Morante, que esculpió unas chicuelinas de cartel. Daniel contrarreplico. Se estrecharon las manos. Qué momento tan mas torero y emotivo. De otros tiempos.

Luque pagó su generosidad en la muleta con la embestida del Cuvillo que le resulto medio apagada, pero con calidad. Daniel le estructuro una faena templada y de altos vuelos. Ese es el Luque que Madrid añoraba. Pero pinchó y tras la estocada solo dio una vuelta al ruedo. En su segundo Luque repitio por chicuelinas. Con la muleta nada que destacar, pero la historia de la tarde ya estaba escrita.

Ah!! Y también toreo Cayetano, que intento decir aquí estoy en el cuarto con una larga afarolada y un quite de gaoneras a la antigua, bellísimo hay que decir. Pero Cayetano no aprovechó al segundo de la tarde de Cuvillo, siempre quedando mal colocado entre cada muletazo hasta que lo ahogo y nos aburrió. Cierto que no tenía mucha fuerza, pero Cayetano se dejó ir otro toro noble en Madrid. En el quinto todo fue igual,  el toro salía con la cabeza arriba pero daba igual porque el torero  no se ajustó nunca con él.

Ficha

Monumental de Las Ventas. Miércoles, 2 de junio de 2010. Corrida de Beneficencia. Lleno de “no hay billetes”.

Toros de Núñez del Cuvillo, serios, bien presentados, en hechuras, extraordinario el 3, bueno el 2 por el izquierdo.

Morante de la Puebla. Aviso (silencio). En el cuarto, estocada media (saludos desde los medios).

Cayetano. Media estocada (palmas). En el quinto  (silencio).

Daniel Luque. Pinchazo y estocada (vuelta al ruedo). En el sexto, estocada (silencio).