Aficionados acampan por boletos para ver la reaparición de José Tomás

Sol y Sombra

Varios grupos de aficionados pasaran la noche en vela frente a las taquillas de la plaza de toros de Valencia y todavía deberán esperar más para adquirir las últimas entradas para la corrida en la que reaparecerá en los ruedos el matador madrileño José Tomás.

Según informó el gerente del coso, Ignacio Lloret, las taquillas de la plaza pondrán hoy a la venta, por imperativo legal, el cinco por ciento del aforo, «entre cuatrocientas y quinientas entradas», aseguró. Además quiso tranquilizar a los aficionados afirmando que se venderán en cupos de dos como máximo, para facilitar su distribución.

Así, los accesos a la plaza se han convertido en un hervidero desde primera hora del jueves, cuando se mezclaron los aficionados que habían acudido a comprar billetes para Enrique Ponce, El Juli y José María Manzanares de cartel con el grupo de «acampados» que habían dormido frente a las taquillas, además de los ya habituales «reventas».

El joven madrileño Álvaro de Pablos y su primo Sergio Zamarro, los primeros de la cola, explicaron que están dispuestos a aguardar el tiempo necesario para adquirir cuatro entradas y regalarle una a su abuelo, que acaba de superar una reciente hospitalización. «Es algo especial para mi abuelo, un aficionado de toda la vida que ha estado malo», explica De Pablos, quien reconoce que será complicado aguantar al raso al menos un día más, «Llevamos ya unas ocho horas, toda la noche, y creo que al menos nos quedan otras 24 horas más», aseguró ayer este joven aficionado, que hizo acopio de «pipas, cervezas y paciencia», a pesar de lo cual, tenía plena confíaza en adquirir cuatro entradas «a unos 37 euros cada una».

Bastante más caras se cotizaron algunas entradas en las inmediaciones del coso, donde en los últimos días se puede encontrar a los habituales «reventas» que venden localidades para hoy sábado, con independencia de la oferta que también se puede obtener en la red, donde los precios han superado incluso los 2.000 euros, a pesar de la crisis.

Las cafeterías y restaurantes aledaños al evento, se han convertido en los últimos días en verdaderos campamentos base. El regreso del diestro madrileño a los ruedos tras quince meses ha disparado la expectación en todo el mundo taurino, hecho que ha repercutido de forma notable en la ocupación hotelera en la ciudad de Valencia, que rondará el 80 %, un 20 % más de lo habitual en estas fechas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s