Radar Taurino – Quitando Bretes

Diego Silveti en Las Ventas

A punto de alternativa, Diego Silveti comparece en Madrid. Apuesta fuerte, riesgosa y al final ganadora que le coloca también a punto máximo de expectativa. Lo anticipamos en nuestro “Radar Taurino” dominical, la jornada del fin de semana que ha tenido tintes de trascendental, puede disparar las posibilidades de mejora de la situación taurina, todo dentro de la locura acarreante de la multi nombrada reaparición de José Tomás.

Por: Luis Eduardo Maya Lora.

Sin ataduras, libre en el juicio, con mesura, diremos que Silveti ha llegado al sitio al que no solo su linaje o su predisposición al toreo le tenían aguardado.

Recuerdo aquel sensacional fin de semana taurino en Noviembre de 2009 cuando todos los caminos pasaban de Juriquilla a La México. Ahí se presentó, una noche de viernes Diego Silveti. Amén de profundizar en el  de su próxima alternativa en el “Radar Taurino” correspondiente, diré que el paso que dio en Madrid el domingo pasado es el que está obligado a dar todo torero, hablo de los que quieren serlo, todas las tardes.

Mostró oficio, soltura, entendederas, inteligencia y una disposición hacía el toreo no al parón, tan en boga y tan mal tasado, Silveti caminó mostrando y confirmando que en él puede darse lo que en algún momento hemos anticipado el clasicismo en la plena modernidad de la quietud. Tema en el que iremos ahondando. Para rematar, Diego Silveti dio el paso, recogió el guante de la responsabilidad, la suerte suprema es la asignatura pendiente y, cosa rara, puede que la solución la tenga en casa. Ya proseguiremos el análisis, solo dejamos de tarea consultar la lidia y muerte de un toro llamado “Farolero” de Valparaíso en el Toreo de Cuatro Caminos en 1960. Faena histórica en directa relación con la historia.

No me gustan las manoletinas a compás abierto ni los molinetes enganchados en tal postura. Ni las gaoneras en tal posición que no cargan sino dejan pasar de cualquier modo, revisen ustedes que ha sido la gaonera a lo largo de la historia y veremos que hoy se encuentra muy distante de lo que fue. Tampoco soy partidario del toreo de abrazo y empujón donde no se templa, en el que solo se aguanta y donde reina el enganchón. Como la coba tampoco va ni con el que esto escribe ni el lugar donde se da cabida a estas líneas, diré que lo de José Tomás en Valencia tiene de milagro el renacer de un hombre pero el cuestionamiento al estado taurino de un torero.

Y subrayo lo siguiente. Afanarse a hacer a todos los toros la misma faena tiene sus riesgos. No olvidemos el toreo es el arte de la elección, ese que nace del verdadero valor que es la capacidad no de espantar sino de guardar la serenidad para pensar delante de la cara del toro.

En Valencia el sábado pasado esto ocurrió. Pero aguardemos que para hacer un balance definitivo para juzgar el estado de un torero aún es temprano. Lo preocupante son los exégetas, los cantores apocalípticos que no son capaces de juzgar con el mismo criterio lo que acaece taurinamente en la arena. El enganchón, el empujón, el tirón, están ahí todavía quien lo niegue oculta algo. Ojalá y venga el temple y la dimensión concreta de la estética y el aguante con resultado al pase valioso no al cuento.

Ahora bien, el valor intacto puede otra vez ser la base de la reconstrucción tomasista hacía el toreo bueno. Primer paso. Pero a las cosas por su nombre que es atarnos los grilletes de la cerrazón reprochar la mesura en un Presidente como el de Valencia. Ojalá y que ese impulso aplique también al quehacer mal valorado como el de “El Juli” en Madrid en 2006 y 2007, cuando muchos de los que ahora vociferan no movieron ni un dedo en demanda de una segunda oreja pero exorbitan la posición y el sitio el sábado pasado.

O, vuelvo a la pregunta de hace ocho días, ¿Qué justifica que el pase no sea templado? “La Mística” “El campo de la verdad” no son las respuestas, esas no torean. Solo es un buen deseo, de ser testigos del mejor José Tomás el de la clase incomparable y el valor, ponderando la primera sobre el segundo siempre. Y no adelantemos vísperas que de la difusión, hablaremos luego.

La liberación del atavismo en los toros es tan importante en la mejora del juicio en la afición. Sin un juicio ecuánime nuestra afición taurina se quedará simplemente en llamarada y los toros, siendo cultura, implican siempre reflexión a menos que supeditemos el arte al puchero.

La fuerza de lo inútil. Esta es la definición de la disputa “obrero-patronal” entre banderilleros y la empresa de Arroyo. Nadie anticipó hace diez días, entre tacos y tequilas, que la disputa de los subalternos por derechos de televisión llegara al grado de suspender como lo informó esta mañana “De Sol y Sombra” la primera novillada de la Temporada 2011. No importaron los novilleros  -luego nos quejamos que no tienen afición- ni los cuatro bellos novillos de De Haro, ni la afición que desde ayer, algunos, ya tenía boletos, ni mucho menos el homenaje a un grade de la crónica como el Maestro “Vito”.

Pena me da que se de esta imagen de México Taurino. El “México Bravo” que acaba en “México Manso” ¿Quién tendrá la razón? Que importa ya, culpables somos todos. Hace diez días cuando el tequila corría todos comieron todos tomaron, hubo hasta arrodillados, hoy reclaman y peor aún, hasta enfadan pidiendo las mismas condiciones del año pasado y además todo en la sombra. Nadie ha salido a plantar una posición oficial. Mal las cuadrillas y en entredicho la posición de la empresa. Alguien aclare.

Mientras estamos en brete. Sin La México, sin Arroyo, con una triste hora el domingo en televisión por cable, sin aportar nada, sin tener que admirar alguien. Ni siquiera a subualternos que no cuarteen en exceso por no decir que se pasen. A la media vuelta y sin atingencia. Se salvan los picadores a veces pero terminan por no tomar el liderazgo. Si tan solo valieran la gran mayoría en el ruedo lo que reclaman en los despachos.

Atención. No adelantemos, que falta por conocer la postura de la empresa. Pues el brete en que nos dejan es más grande de lo que imaginan que, como en el amor, lo único que no le pueden hacer a los aficionados taurinos, enamorados del toreo que aún los hay, es robarles la ilusión. Condenados quince días, por lo menos, a no tener una sola.

Gracias (por nada).

Twitter: @CaballoNegroII.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s