Epidemia Bubónica de Alternativas – Desahogos por El Bardo de la Taurina.

Carteles de Pantomima que dañan a la Fiesta.

En una época de poca seriedad como si fueran placas del transporte urbano la profesión taurina pasa de unas manos a otras sin mayor regulación. Queda aquí, en exclusiva, la opinión de nuestro columnista.

Por: “El Bardo de la Taurina”.

Exclusiva para DE SOL y SOMBRA.

Ahora sí que antes de que la Fiesta Brava registre mayores brotes de la nauseabunda y asesina ‘Epidemia Bubónica de Alternativas’ que está multiplicándose alarmantemente  en sus manifestaciones de ‘Muerte Negra’ o ‘Gran Pestilencia’, desde aquí se convoca a los Matadores de Toros de la “Unión Mexicana de Toreros” a que se vacunen contra este mal que está azotando a una partecilla de la Fiesta Torera Tricolor mediante una aplicación de la dosis salvadora y que aquí y en el Infierno  se llama Ética.

Esto no quiere decir que de ninguna forma  me este refiriendo a la libertad de militar en una u otra agrupación de profesionales si no al respeto, principios, decoro, dignidad en sí a la Ética que cada Matador de Toros debe de poseer, tener tatuada en el alma fluyéndole por su sangre torera.

Esto tampoco es una perorata de pureza si no un llamado a las conciencias de quienes honrada, limpiamente, con entrega total, con infinidad de sacrificios, penurias, humillaciones, engaños, falsas ilusiones, daños morales, cornadas de muerte, corridas de legua, lamentaciones familiares, valor a raudales y triunfos verdaderos cimentados en su entrega, enjundia, pasión consiguieron con todos los honores ser galardonados, premiados, honrados, bendecidos con la borla de Matadores de Toros y que por todo ello tienen el derecho de ser respetados y admirados.

Luego entonces, a ellos yo les pregunto: ¿Por qué elevar a ese altísimo rango a quienes en términos generales y cada uno en los más particulares no tienen los merecimientos ni méritos suficientes, para ser un igual a ustedes, ‘AUTÉNTICOS’?

Si la memoria no me juega una jugarreta, con ésta aberración o enfermedad  de hacerse de un título ha crecido al grado de ya contar cinco -y van pa´seis casos (más o menos)- ya no queda duda de que la fiesta esta ‘Penetrada’ o ‘Cachirulada’ con algo nebuloso y ajena a ella. Aquí entonces surge otra pregunta, ¿Cómo obtienen los descréditos? o ¿Cuál es el criterio que se usa para otorgarlos? Y bueno, de conciencias ya ni hablamos porque me imagino que poner la cabeza sobre la almohada con esos diablos taladrando el alma debe de ser un infierno.

Y aquí un llamado desesperado a los toreros de la legua, a los novilleros que se quedaron en el camino, a los toreros bufos, a los Aficionados Prácticos, a los chalados de ocasión, por lo más sagrado, ¡Sigan RESPETANDO la Fiesta! y ojala nunca ni por asombro les de por convertirse en usurpadores.

Porque de lo contrario, al rato va a resultar que son más los Malos que los Buenos.

Twitter: @BardoTaurina.

2 Comentarios »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s