8ª Corrida Feria de San Fermín: Oreja de Verbena para El Juli.

20130712-160253.jpg

Por José Antonio el Moral.

Hoy es obligado empezar dando las más efusivas gracias a nuestro ilustre colega de ABC, Andrés Amorós, por su brillantísima intervención de anteayer en el Congreso de los Diputados, último interviniente en la sesión que trató de la ILP Taurina contra la disposición que prohibió la celebración de dar corridas de toros en Cataluña. Como no pudimos estar presentes, reproducimos lo publicado ayer en ABC sobre el acto.

Después de la descabellada intervención de Leonardo Anselmi (plataforma Prou), que concluyó amenazando con traer otra ILP al Congreso para derogar la que ahora se apruebe, abrochó las comparecencias el crítico taurino Andrés Amorós. Suyo fue el discurso más brillante, el único que despertó las palmas cuando acabó en corto y por derecho con una clara conclusión: «La Tauromaquia forma parte del patrimonio histórico y cultural de España».

Antes había puesto en valor los tres ingredientes esenciales de la Tauromaquia, «un conjunto actividades productivas y artísticas, que no comienza a las cinco y acaba a las siete, sino que va mucho más allá».

Cuatro valores sobre la mesa: el ecológico, el histórico, el cultural y el económico. En este último apartado, sentenció: «En época de crisis sería suicida desmantelar un sector tan vivo». Con fina ironía, contraatacó a la falacia oída sobre que los toros restan turismo: «En estos días, vemos como las calles de Pamplona están vacías estos días. Solo hay unos pocos navarros tristes, pero en los Sanfermines no hay suecos ni franceses ni estadounidenses…

Desmintió que la Fiesta reciba subvenciones directas, como sí se hace con otros espectáculos como el cine o el teatro». Y lanzó un aviso para navegantes: justo el espectáculo cultural que no goza de ayudas públicas es el que más deja a las arcas en concepto de IVA: «El triple que el teatro y seis veces más que el cine». Apabullante y rotunda faena de Amorós, que hizo en el Congreso la mejor defensa de la Fiesta.

Ayer les correspondió defenderla en el ruedo de la plaza de Pamplona a Juan José Padilla, El Juli y Jiménez Fortes. Cartel tuti-fruti. La plaza ardió de júbilo al aparecer Padilla en la puerta de cuadrillas, dispuesto a dar lo que aquí se espera de él. Envolver su actuación meramente profesional en un recital de exhibicionismo personal un tanto histriónico que, con el respeto que merece el jerezano, nada tiene que ver con lo que debe ser el toreo sin necesidad de faltar al respeto a las normas tradicionales que vienen rigiendo desde hace dos siglos y medio. Está bien correr el encierro en franca camaradería con los corredores. Pero este preceder choca con los aspectos jocosos que en Pamplona prodiga más que en cualquier otro sito, al socaire de la que le forman las peñas con exhibición de banderas piratas por aquello del parche en el ojo que lleva el jerezano tras su terrible cornada en Zaragoza. Seamos serios, señores. Tan serio y peligroso como el encierro con los de El Pilar que dieron estopa. Suele ocurrir que los toros que hieren gravemente o incuso matan a alguien, son nobles en la lidia. Veremos…

Suelto de los lances rodilla en tierra de Padilla salió el primer toro que fue bravo en varas. Clamores para Padilla en su quite por chicuelinas. E infinitamente más en sus pares de banderillas. Pésimo el primero. Normalito el segundo. Y al violín el tercero. Se cayó la plaza, rendida a la vulgaridad rehiletera. Apoteosis en el brindis. Noble aunque algo tardo el animal, Padilla se aquietó a pies juntos por alto con la derecha. Feotes derechazos y el toro que empieza a rajarse, derrota y desarma al jerezano. Muy a menos el animal en los corrientuchos naturales. Y se acabó lo que se daba por dos reales porque el toro se negó en los derechazos que intentó antes de matar de media muy tendida y descabello. Disgusto. No pudo cortar oreja.

Con el flojucho cuarto nada le salió bien a Padilla con el capote. Ni el recibo, ni el galleo. Y, claro, no hubo quite. Tampoco banderilleó e hizo bien. Además, sus fans estaban más con la merienda. Las muy exageradas y extravagantes maneras de Padilla con la muleta no entonaron con la evidente blandura de este animal aunque se tapó algo con la izquierda. No importó que el toro se echara y se arrodillara. Padilla siguió encantado de conocerse. Los desplantes y los molinetes genuflexos hicieron las delicias de las peñas. Y el estoconazo, no digamos. Pero por trasero necesitó de dos descabellos. ¡Vaya por Dios¡. Tampoco hubo oreja. Si dobla el toro pronto, le habrían dado las dos.

Suelto también el segundo. Lo fijó El Juli bien, pero el toro no tenía fuerza. No quisieron pegarle en varas.ni hubo quite de El Juli. Pero si del desconsiderado nene malagueño, Jiménez Fortes, por chicuelinas que terminaron echando al toro a la arena. Indefinido el toro en banderillas, El Juli lo llevó a los medios y comprobó que no era nada bueno. Corto de viajes y derrotón además de soso. El trabajo julista no pudo tener brillo. Tres o cuatro naturales, otros tantos derechazos, dos circulares y el de pecho muy forzados. Mejor matarlo ya, Juilián. No fue buena la estocada. Pero le dieron una oreja que no debió pasear el gran maestro.

Tampoco tuvo enemigo El Juli con el también muy flojo quinto. Ni recibo ni castigo en varas. Julián quitó por las inevitables chicuelinas. Sobró el poderío de El Juli con esta clase de animales. ¿Méritos? Desde luego. Es un gran torero. Pero su faena no pasó de inventada. Y bastante fea, por cierto. El pinchazo previo a la media estocada nos privó de vivir otro bochorno.

Muy huidizo el tercero. Jiménez Fortes lo paró en los medios con chicuelinas. Estoy harto de las chicuelinas. Tampoco le pegaron a este. Mansito a la postre en varas aunque fue al caballo. Aunque continuó muy suelto, se dejó banderillear. El muchacho brindó y aprovechó la bondad del toro en la muleta aunque sin poder evitar alguna caída. La verdad fue que se templó bastante el malagueño y hasta ligó redondos muy compuesto. Por el momento, el mejor toro y la mejor faena de la tarde sin que faltaran algunos achuchones. Final de rodillas, algunos naturales con relajo y el delirio. La plaza estaba chupada ayer. Pinchó hondo, bastó, y una merecida oreja.

El de salida noble y más entero sexto, pareció iba a completar el mejor lote más grato de la corrida. Pero el toro empezó a remolonear distraído y a rajarse en banderillas. Fortes quiso reeditar su faena anterior y aunque, a veces – pocas- , lo consiguió, no hubo ni color. Lo quiso arreglar con destemplados alardes de valor intentando trajinar al personal. Pero su fatal uso de los aceros lo impidió.

Ficha:

Plaza de toros de Pamplona. Viernes 12 de julio de 2013. Octava de ferial tarde calurosa con lleno. Seis toros de El Pilar, muy bien presentados y de juego desigual. Noble a menos hasta rajarse el primero. Sin clase y muy soso el segundo. Muy noble aunque blando el tercero. Manejable sin fuerza el cuarto. Sin fuerza y deslucido el quinto. De más a muy menos el sexto asimismo deslucido. Juan José Padilla (negro y oro): Media tendida trasera y descabello, silencio. Estoconazo muy trasero de muy tardíos efectos y dos descabellos, aviso y disgustadísima ovación. El Juli (almirante y oro): Casi entera trasera desprendida y oreja de verbena. Pinchazo, media y descabello, palmas. Jiménez Fortes (caña y oro con remates negros): Estocada corta, oreja y petición de otra.

1 comentario »

  1. Muy bien por la intervencin de Andrs Amors en defensa de la Fiesta Brava. Voces como la suya deberan levantarse masivamente. Muy bien por El Juli que corrobora con su brillante actuacin su elevada condicin torera

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s