AL PITÓN CONTRARIO: Me duele #Salamanca.

20130809-120002 a.m..jpg

Por Javier Lorenzo.

Puede que el capitán que dirige (equivocadamente, pienso) el barco del coso charro tenga otros muchos y puede que también más importantes asuntos, pero a cada aficionado le duele el suyo.

Y a los salmantinos la Feria que más nos importa (o nos importaba) es la nuestra. Ese mismo abono que han derrumbado y han tirado por el precipicio sin importarle lo más mínimo.

Menos Feria, reducida a la mínima potencia, sólo dos figuras de los doce puestos de matadores de toros (que se quedan en diez por el mano a mano y por el festejo mixto), peores carteles y, encima, más caros.

Ese es el compromiso, las ganas, la ilusión, el entusiasmo de Martínez Uranga y Martínez Erice en su regreso a Salamanca cuatro años después.

Cuatro años justos del inicio de la decadencia, por cierto. Coincidiendo con la primera Feria sin José Tomás (2009).

¿Más caro? Sí. Aunque traten de hacer ver lo contrario. Tomen nota. Ver a Castaño, Gallo, Del Álamo y Fandiño (cuatro toreros que torearon en 2012 y repiten en 2013) costó verlos el año pasado en la fila 4 de un tendido de sombra de La Glorieta 62,50 euros y este va a costar 77.

Pero no, en rueda de prensa dijeron que se iban a mantener los precios del año pasado. No se va a subir un duro. Las cuatro corridas de toros van a costar igual, sin diferencias (ni “A” ni “B”), y se mantienen los precios. Pero ¡Al alza!

“En sólo cuatro corridas de toros no merece la pena hacer distinciones”, dijeron. Pues no las hagan, pero con los carteles presentados bien los podrían haber igualado por lo bajo. Pensamiento de un aficionado iluso.

Así cuidan al aficionado, en el que ni piensan, ni escuchan, ni les interesa. La crisis es la culpable de todos los males de la vida y también en el toreo. Por supuesto. Pero no se hace nada para combatirla.

El propio Martínez Erice dijo que la única solución que encuentra es “eliminar festejos”. Bien. Pero que apueste por la calidad. Le de argumentos al aficionado para ir a la plaza. Y no le inviten a quedarse en casa las tardes de septiembre que haya toros en La Glorieta.

Por eso me duele Salamanca. Una Feria que debía ser referencia en cuanto al toro bravo de la temporada y uno de los emblemas del mes de septiembre. Pero no, sus dirigentes prefieren condenarla al vagón de cola.

Está claro que a ellos Salamanca les importa un bledo, pero a sus aficionados no, aunque les hayan “obligado” a desertar de sus tendidos. “No va gente a la plaza”, es su argumento. Habría que preguntarle: ¿Hacen algo para que vayan?

Los aficionados ya saben la respuesta, me da que en septiembre le van a despejar las dudas también a la empresa. Sigue la cuesta abajo. Y me duele. Porque es mi Feria y la de todos los salmantinos.

Via: http://www.lagacetadesalamanca.es/javier-lorenzo/2013/07/24/duele-salamanca/98763.html

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s