‘El Faraón de Texcoco’.

20130813-002731.jpg

De SOL y SOMBRA.

Silverio Pérez, el Faraón de Texcoco, ha sido sin duda el torero más querido por la afición y el pueblo mexicano.

Su mas grande aportación a la tauromaquia, fue que logro construir las bases para generaciones futuras en la perfección del temple, ya que con su forma de torear rompió con los cánones de una época.

Silverio interpretaba el toreo adelantando el engaño y jalando al toro, cosas impracticables en su momento.

Al embarcarlo le daba el mínimo espacio para que la res fuera prendida del capote o la muleta sin tocarlo.

Así, alargaba dramáticamente el tiempo, que es el gran riesgo en el trazo de la suerte, y al ejecutarlas acompasadamente le daba una nueva dimensión al temple.

La tarde del 31 de enero de 1943 fue tal la emoción del finado músico poeta Agustín Lara al presenciar la faena de El Faraón de Texcoco a Tanguito, que además de cortarle las orejas y el rabo dio ocho vueltas al ruedo y motivó que el músico poeta le compusiera el pasodoble Silverio Pérez.

Se despidió de los ruedos el 1 de marzo de 1953 en la Plaza México.

Twitter @Twittaurino

20130813-003156.jpg

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s