FIESTAS DE TAFALLA: Antonio Lomelín, dos orejas.

20130821-064211.jpg

Por Manuel Sagüés.

TAFALLA. El novillero mexicano Antonio Lomelín se llevó el gato al agua, cortando dos orejas, del último festejo del serial en el que se jugaban muchas cosas de un triángulo foral que pintan las ciudades de Tafalla, Estella y la villa ribera de Cintruénigo.

Y otra oreja fue a parar a manos del joven rejoneador alicantino Ginés Cartagena, quien en su primera descolgada de su caballo Tarzán calcó la figura de su recordado padre del mismo nombre.

El otro protagonista de la función fue Hermoso de Mendoza, que debutaba como ganadero en esta plaza con una novillada picada.

El maestro estellés se refugió en el gallinero rodeado de hijos, para ver el juego de los pupilos de Zaraputz. El caso es que, después del festejo, los ánimos de Hermoso seguro que eran mejores respecto a sus toricos que los de Sergio Sánchez respecto a Javier Marín, su alumno de vida y de profesión. Ayer sentí más que nunca lo que puede llegar a sufrir un mentor con su alumno del alma.

El encierro que el conocedor José Manuel Rodríguez Fácila trajo desde el campo estellés estuvo muy bien presentado, con los kilos y seriedad que exige esta torista plaza. Su juego fue dispar, con defectos, pero también con virtudes.

Los enrazados genios y caras sueltas de algunos novillos riñeron con la bisoñez de los coletudos. De los dos para rejones, más gachos de cuerna y vareados, uno, el 1º, fue manso deslucido, y el 2º, noble y colaborador.

Javier Marín tiene buen concepto del toreo y lo intenta aplicar con asentamiento. De hecho, con sus dos exigentes utreros estuvo solvente con el capote y con la muleta.

No así con la espada. Al cirbonero se le atranca la mente y el corazón en la suerte suprema. Se perfila bien, echa la muleta abajo, pero no pasa e, incluso, se repucha un punto. Sin embargo, con el descabello es muy preciso. Un día las piernas le obedecerán a la intención y todo se arreglará. Seguro.

Osado, el tercero de la tarde, no tuvo buen ritmo, no humilló y se puso complicadillo. Marín se puso en el sitio, pero no pudo correr las manos, aunque sí vació bien las embestidas por alto. Un aviso por la tardanza al matar.

A Nazareno, el colorado, ojinegro, altón y muy armado que hacía 6º, Marín lo recibió con tres faroles de rodillas como declaración de intenciones. Faena brindada al ganadero. El toro, duro de patas y de cortas embestidas con raza algo áspera y calamocheante, no descumpuso al novillero, que no pudo completar tandas largas ni limpias, pero sí dejó pasajes sueltos con importancia. Escuchó dos avisos; su buen verduguillo le salvó de peores.

El rejoneador levantino Ginés Cartagena, debutante en esta plaza como sus compañeros de cartel, no tuvo opciones ante el mansito 1º, Cantero. Sí pudo aprovecharse de la movilidad y buen son de Vidriero, el 4º, al que lidió con concepto clásico, aunque en los remates de las suertes a lomos de Annapurna recordó la espectacular heterodoxia de su padre. Montando Tarzán clavó cortas al violín con gran facilidad. Bajonazo y oreja.

El triunfador, Lomelín, se vio desbordado por el encastadito Trapero, que tuvo mal estilo. Le faltó temple al azteca.

Sí pudo demostrar el mexicano sus buenas condiciones artísticas ante Flamante, un 5º noble, templado y con clase, a pesar de que, en ocasiones, le faltaran finales. Buena faena por los dos pitones con medio compás, ahora sí con temple y bonitos cambios de mano. Estocada fulminante y dos orejas.

Final. Y feliz año a los tafalles@s.

Vía: http://m.noticiasdenavarra.com/2013/08/21/especiales/fiestas-2013/lomelin-dos-orejas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s