¿Qué pasa en México? La corrida ha devenido en un tío feo con un bicho feble.

20131104-055634 p.m..jpg

Por José Ramón Márquez.

¡Pero vamos a ver! ¿Qué pasa en México? ¿Qué pasa en la Monumental, en Aguascalientes, en Mérida, bueno hasta en Guadalajara? ¿Es que allí hay algo distinto de lo que ocurre en otros lados?

Da la sensación de que o bien estamos mirando constantemente para otro lado, o de que no nos enteramos de lo que pasa alrededor, porque lo que está ocurriendo en México es exactamente lo mismo que lo que está sucediendo en todos los demás sitios.

En España, sin ir más lejos, todas las ferias -Madrid incluida- están basadas en la palmaria ausencia o rechazo del toro, sustituido constantemente por aquí y por allá por un asqueroso bóvido bobalicón, renqueante y muy, muy tonto.

Desde Valdemorillo hasta Jaén, salvo veinte corridas mal contadas en cuatro sitios que ya nos conocemos, el toro de empuje, de vigor, de venirse arriba, de aprender, de no dejarse ganar la partida, de peligro, de incertidumbre, está completamente extinguido y, además por todas partes nos quieren convencer de que no lo demanda nadie, salvo cuatro chalados. Y lo malo es que lo mismo llevan razón.

A cambio de expulsar de la plaza al toro, el que mete miedo a los toreros y a los espectadores, los de la tele, los de los periódicos, los de la radio, todo ese conglomerado, en suma, al que denominamos genéricamente los cerreuves, han sido capaces de convencer al público de que a cambio de renunciar al toro se gana la posibilidad de asistir a un espectáculo de tipo cultural/artístico/gastronómico.

Cultural porque siempre suelen hacer una cutre exposición en la plaza o sus aledaños; artístico porque dicen que todo ese postureo monflorita en que ha devenido el toreo es arte y, en fin, gastronómico porque la mayoría de los que van a la plaza a lo que realmente van es a papear.

Hay muchos de los que van a los toros que, los pobrecillos, se conforman con la memez ésa del arte, con que si el tal Morante desplegó el vuelo de su capote, con que si el Manzanares hizo un mohín, con que si el Talavante se marcó un fandango, y mientras los pobres se extasían con esas manifestaciones horteras y decadentes de ese toreo innecesario que no es arte sino ‘arte más o menos decorativo’, nadie echa cuentas de que el toro va desapareciendo ante nuestros ojos, como lágrimas en la lluvia que decía aquél.

Sin embargo, por más que quieran que la banda se trague esa rueda de molino del rollo del arte, que es uno de los pilares donde se asienta con mayor fuerza la falaz nueva visión de la neotauromaquia, el asunto falla de manera estrepitosa, dado que lo del arte usualmente no mana por lado alguno, por más que se incremente la bobaliconería de las reses y se disminuya su presencia.

Muchas veces basta sólo con echar una miradilla a los toreros que hacen el paseíllo, fijarse en lo feos que son y en los tiparracos que se gastan, en los deplorables ademanes chulescos de puticlub que usan, en la falta de garbo o cosa parecida (no osaremos decir la palabra torería), y saber bien que todos esos factores unidos a la sempiterna ausencia de conocimientos del oficio de que adolecen casi todos no es capaz de generar ni una sola micra de arte, ni de arte decorativa, ni siquiera figuritas de los chinos, ni ná de ná.

Ésa es la razón de que ahora, para intentar mantener la engañifa hayan inventado la novedad del indulto del perrillo trotón y amaestrado al que quieren hacer pasar por toro y al que para ser perro auténtico sólo le falta el aprender a traer la pelota, idea que brindamos a los ganaderos, a ver si arraiga.

A la vista de que la corrida de toros ha devenido, normalmente, en la contemplación de un tío feo e incapaz con un bicho tonto y feble, se han tenido que inventar el rollo del indulto, para que la gente, después de trasegar los cubatas, el vinarro y los bocatas, saquen a paseo su generosidad, como pequeños césares, decidiendo con un pañuelo la vida y la muerte, y que puedan volver a sus casas con la sensación de haber experimentado en la plaza de toros al menos una emoción: en este caso la de la clemencia, pues otra, por desgracia, no hay.

7 respuestas a “¿Qué pasa en México? La corrida ha devenido en un tío feo con un bicho feble.”

  1. No tengo el gusto de conocerlo Sr. José Ramón Márquez, sin embargo eso no impide que lo verdaderamente lo felicite, sin cobas como los empresarios, ganaderos y toreros de hoy en día, déjeme decirle que tengo tiempo atrás leyendo sus artículos y reportajes, me parecen ciertos, veraces, desinteresados, honestos, desinteresados, claros, concisos y lo más importante de todos: EXCELENTEMENTE ARGUMENTADOS Y FUNDAMENTADOS SÓLIDAMENTE, SUSTENTADOS EN LA VERDAD, esa verdad que emana de la CONCIENCIA Y DE LA MORAL de los individuos que quieren trascender desde la honestidad y humildad, esa honestidad y humildad de ejercicio verdadero en el diario vivir, esa que solo con la CONGRUENCIA entre lo dicho y lo hecho se demuestra.
    Comparto de pensamiento como de sentimiento todo lo que usted dice acerca de esta triste realidad de la FIESTA BRAVA a nivel mundial.
    Que bueno que existan todavía, aunque sean pocos, los periodistas como usted: honestos, profesionales y sobretodo que no manejen “línea” o sean tendenciosos por algún interés de por medio.
    De todo lo que usted acertadamente expreso, sólo quisiera agregar algo respecto a esta crisis taurina:
    Esta FIESTA se ha convertido en una ESPECIE de CHALET de EGOS de todos los impostores que dicen querer a la fiesta y solamente viven de ella y la sangran, me refiero a los GANADEROS, EMPRESARIOS Y TOREROS(salvo contadas excepciones) que han querido hacer de la FIESTA DE TOROS su propia FIESTA por no decir PACHANGA, cada uno a su antojo, a sus deseos, a sus intereses y a sus comodidades, han distorsionado y atentado contra la historia misma del TORO Y DEL TOREO, han decidido hacer del TOREO una especie de “HOBBY” de gente rica como el Golf o la equitación, creen que con tener dinero y ganas de dejarse ver pueden FUNDAR Y CREAR UNA GANADERÍA DE RESES BRAVAS, CONSTRUIR PLAZAS DE TOROS Y HASTA FABRICAR A UN MUÑECO GUAPO PARA QUE SE HAGA TORERO, sin importar lo más elemental y trascendental:
    LA VERDADERA Y AUTÉNTICA VOCACIÓN, esa que tuvo DON IGNACIO GARCÍA ACEVES como EMPRESARIO, DON ANTONIO LLAGUNO como GANADERO o esa que tuvo EL MAESTRO ARMILLITA o el MAESTRO CARLOS ARRUZA y quizá de nuestros tiempos el único: JOSÉ TOMÁS, por citar algunos ejemplos, esa que no sólo sale a flote en los momentos difíciles sino aquella que siempre esta allí para marcar la HONESTIDAD y PROFESIONALISMO de los verdaderos PROTAGONISTAS, que tristeza que ahora los contratos de ferias, de plazas, de encierros, de toreros se cierren en CANTINAS o PACHANGAS PRIVADAS al ritmo de las copas y de las cobas entre los aduladores, los metiches, y los personajes millonarios con su autoestima devaluada, que utilizan a la FIESTA DE TOROS para curarse un poco en su cabeza enferma de todos sus complejos.
    ALLÁ ELLOS, SU CONCIENCIA Y LAS CUENTAS QUE VAN A DAR!
    GRACIAS Y SALUDOS.

  2. Hola soy aficionada hace un buen rato, mi papá me llevaba a las corridas de toros y ahí p´al real, no se hace tiempo que los a toros le bajaron la casta, bravura, ahora son como dicen endebles, supuestamente para el nuevo toreo que es el de arrimarse en los terrenos del toro y jalarlo ahí, eso es dramatismo (que en lo particular a mi no me gusta), al toro toro hay que templarlo a la distancia del toro para sacar esos muletazos de oro, asi como el toreo del Zotoluco primera figura del toreo mexicano (que si es un torero en toda la extensión de la palabra), no como los de ahora con sus debidas excepciones.
    El mero mero de todos Manolo Martínez que el sólo llenaba la Plaza México, con toros toros en edad y con el trapío y la bravura del toro mexicano, No con lo que ha quedado ahora toro que no tiene la culpa sino los ganaderos al hacer un toro de lidia “apto” para los nuevos matadores. Que pasa con la hermosa fiesta brava. Esos toretes con gran peso no funcionan (con una o dos excepciones) ¿el toro mexicano donde esta?

    • Srita Rosario, comparto con usted en todos sus puntos de vista acerca del toro bravo y su decadencia, sin embargo en lo que respecta a Manolo Martinez no estoy de acuerdo, con todo respeto se lo comento, si hubo alguien quien encumbro la TORERÍA NACIONAL como también la destrozo fue MANOLO, el y ELOY CAVAZOS son los culpables y principales responsables de la MANIPULACIÓN y DEGENERACIÓN de la bravura en la sangre del toro mexicano, ellos y sus administraciones obligaron a los DESVERGONZADOS E IGNORANTES empresarios y ganaderos a “DISEÑAR y CREAR” un TORO más en especie de BORREGO que de TORO BRAVO, se les pasó la mano en su experimentito y ahora es lo que estamos viendo, la decadencia de la FIESTA DEL TORO.
      Y del ZOTOLUCO, es un buen torero, pero de figura no tiene ninguna característica que lo distinga, figura es la que llena las plazas, como usted lo dijo: MANOLO MARTÍNEZ, me atrevo a decir que el ZOTOLUCO saca más gente de la plaza que la que mete, además también empezó MATANDO MIURAS en PAMPLONA o BILBAO y ACABO MATANDO NOVILLOTES AZQUEROSOS en el lobby bar llamado ” LA MÉXICO”.

  3. Pero… que esta pasando en la hermosa y Monumental Plaza Mexico, la “Catedral del Toreo”, ¿2ª corrida? de la temporada 2013-2014, ¿Cual corrida?. Dice la vox populi que para prueba con un boton basta… pero con 2 es confabulacion contundente… Si 2 novillotes que la aficion regreso a las corraletas, ¿Porque?… y las autoridades de la plaza… !cuales autoridades!Quienes tienen el derecho de apartado y pagan sus boletos, tienen la palabra o acaso seguiran aceptando gato por liebre, porque en este pais el que calla otorga.
    O sera acaso que la “Catedral del Toreo en Mexico” tiende a ser itinerante y sale del D.F. hacia la Perla Tapatia, Guadalajara Jalisco.
    Como aficionado televidente a gran distancia, considero que si las cosas van a seguir igual o peor en cuanto al autentico “Toro de Lidia”, sera mejor que la television mexicana nos obsequie sus transmisiones desde Guadalajara, donde señores(as) … !si se lidian toros, hay aficion y autoridades, pero sobre todo mucha verguenza ganadera y empresarial taurina!.
    Con todo respeto para la gran aficion del Mundo del Toro: Ole!!!
    ING. ROBERTO CORNELIO O., Miembro de la Peña “Tijuana Tierra Taurina” del Contoromex. (3/Nov/2013).

    • No Ing. Roberto Cornelio, el toro hace mucho tiempo que también se ausentó de Guadalajara, dondo el dizque “juez de plaza” no es más que un empleado de la empresa (esto es verídico, ya que el Sr. que se sienta en el palco es empleado en un restaurante del empresario) Aquí ese Sr. no recibe los encierros para aprobarlos o rechazarlos, simplemente le dicen: “Esto es lo que llegó y esto es lo que va a pasar”. En las tres primeras corridas se han colado novillotes de Begoña, Rancho Seco y El Junco. Quizá no se oiga tanto alboroto porque el aficionado le ha dado la espalda a la empresa y no se ha hecho presente en los tendidos, donde el cemento es el mejor testigo del hartazgo de soportar unos carteles de 3a. a precios de plaza de primerísima. Ni en las novilladas se vieron semejantes entradas,

      • Todo esto que comenta el Sr González a mi me consta Sr Cornelio, efectivamente todo lo que narra es verdad, desde el primer hasta el último párrafo, además el gerente(DISQUE empresario) es compadre del asesor del juez, así se la llevan, a desgraciar lo que queda de la fiesta.
        Todavía podemos rescatar a Guadalajara, ya esta enferma de lo mismo que la México, pero digamos que tiene remedio porque está en una etapa digamosle inicial o media, mientras que EL LOBBY BAR ” LA MÉXICO” ya está en terapia intensiva.

Deja un comentario