Corrida histórica y triunfal en Cartagena.

20140105-004908.jpg

De SOL y SOMBRA.

Después de cuatro años sin celebrarse corridas en la Plaza de Toros de Cartagena de Indias, los toreros Luis Bolívar y Sebastián Castella y el rejoneador Andrés Chica salieron por la puerta grande de uno de los cosos taurinos más hermosos de Colombia y el mundo.

Con una entrada arriba de los tres cuartos (aproximadamente 8.000 espectadores), los aficionados disfrutaron de una tarde-noche con toros del Capiro de Sonsón (Antioquia), en la que se cortaron nueve orejas. Cuatro Bolívar, tres Castella y dos Chica. La presidencia fue demasiado generosa al entregar los trofeos.

El torero francés Sebastián Castella lidió a Novelero de 455 kilogramos en su primer turno. El astado, sin fuerza, manso y reservón, necesitó de un Castella inteligente, que le dejó la muleta en la cara. Por el pitón derecho poco valía el toro, fue por el izquierdo que el francés, sin poder torear con mucha profundidad, logró lo mejor de su faena: tres tandas en las que demostró algo de la calidad de su toreo. El toro se apagó y la faena también. Mató de un espadazo casi completo y trasero. Una oreja.

En su segundo toro, de nombre Engañero (450 kilogramos), Castella inició la faena sentado en el estribo. Fueron cinco derechazos de inicio. Otras dos tres tandas con la derecha en la que templó a un toro que humillaba.

Con la izquierda, y por un pitón por el que tenía menos calidad, le sacó dos series al natural. Un circular invertido, en dos partes, con un toro que ya no quería saber de la muleta. Remató su faena con la mano derecha, con un toro que buscaba las tablas. volapié, estocada completa, y una oreja.

Cerró su presentación Castella con Saltador, de 458 kilogramos. Zapatillas clavadas en el centro del redondel para iniciar su faena con un cambiado por la espalda.

Muleta adelante para citar al toro, tres tandas con la mano derecha, tapándole la cara al toro para que no se fuera a las tablas. Toreó en circular a un toro que se rajó. Con la izquierda exprimió al astado y le robó un par de muletazos. Estocada trasera. Una oreja.

Luis Bolívar inició su presentación con el toro Limonero con un cambiado por la espalda, con el que conectó con el público, seguido de cuatro derechazos. Luego, dos muy buenas tandas con la mano derecha en las que pudo torear profundo. Con la izquierda, repitiendo la fórmula, citó por manoletinas, le arrancó cerca de 20 muletazos, toreó en redondo, incluido un circular invertido. Estocada completa y tendida. El toro se demoró en doblar. Dos orejas.

Naranjito, de 470 kilogramos, fue el segundo en suerte para Bolívar. Lo mejor del tercio de capa fueron las verónicas con las que recibió al toro, lentas y con la mano baja. Remató con quite por chicuelinas.

Inició la faena, rodilla en tierra, para calentar los tendidos. Toreó suave y ligado con la mano derecha e izquierda. Entendiendo la embestida del toro. El astado hizo por él al cambiar el viaje por adentro, sin ser calado por el toro. Pinchazo, estocada completa y dos orejas.

Agradecido, de 475 kilogramos, fue el toro de cierre para Bolívar. Con la derecha, ante un toro que buscó rápidamente las tablas, el torero demostró su técnica, y de uno en uno, hizo pasar al toro. Con la izquierda también lo intento, y exponiendo, logró que pasara. Mató de un espadazo en lo alto y descabelló al primer intento. Palmas.

Andrés Chica toreó a Mensajero, 465 kilogramos. Con la yegüa Faradiva recibió a un toro distraído, manso y poco fijo en el caballo. Clavó dos rejones de castigo en todo lo alto del morrillo.

Con el caballo Guerrero puso dos banderillas, citando y acercando la cabalgadura, y una tercera al violín. Dos banderillas cortas, intentando provocar la embestida del toro. Rejón de muerte tendido y atravesado. Una oreja.

En su segundo turno el toro Pajarito tumbó al rejoneador del caballo y le propinó una embestida que lo envió al piso, sin ser corneado.

Gitano, caballo tordo en fase blanca, lo acompañó para templar la embestida del toro. Alegró los tendidos con tres banderillas largas.

Al violín clavó otra banderilla larga y un abanico. Pinchó al primer intento, en el segundo caló al toro y en el tercero, tendido, lo mató. Una oreja.

El subalterno Juan José Valencia recibió una cornada en el recto con una trayectoria de aproximadamente seis centímetros.
En general a los toros les faltó casta y trapío.

Por Miguel Jaramillo Ángel.

Vía: http://www.eltiempo.com/colombia/cartagena/corrida-heroica-en-cartagena_13337075-4

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s