El Cid.

20140130-000311.jpg

Por IGNACIO RUIZ-QUINTANO.

ABC entregó anoche al Cid su premio al toreo del año, al toreo de todos los años de El Cid, señor del toreo supremo, que es, dicho por Corrochano, el toreo que fluye con naturalidad, sin violencias y espontáneamente… ante un toro.

A entregar al Cid el ABC del año taurino por su faena de Otoño en Madrid vino Ana Botella, que ocupa el sillón del taurino más «gregui-gitano» que ha dado la política española («¡Cuidado con los griegos!» dijo Bergamín a María Zambrano. «Con todos. Y con los ‘gregui-gitanos’, como Platón, más.») y Enrique Tierno Galván, autor de «Los toros, acontecimiento nacional».

El Cid está fuera de época y de lugar (la empresa madrileña milita en el antitaurinismo) porque es el único torero que ha abierto Madrid, Sevilla y Bilbao pegando naturales a los toros victorinos.

La decadencia del toreo contemporáneo sólo es la consecuencia de la lucha interesada de un lobby taurino para expulsar de los toros al toro, esa fiera totalitaria y, por tanto, «pelín fascista», criada con el único fin de estropearle al artista su dibujo de dengue y aletazo.

Espoleado por la adversidad, El Cid dictó en Otoño, desde la pureza de su toreo al natural, una faena de Madrid: breve, seca y cellinesca, de cuando a Cellini, que vio una salamandra en el fuego, lo apalizó su padre para que esa visión tan rara le quedara en la memoria.

Via: http://www.abc.es

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s