Sevilla Bajo Cero.

20140302-021217 p.m..jpg

Por Carlos Ilián.

En el mismo instante de conocerse el veto de Morante de la Puebla, El Juli, José María Manzanares, Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante a la empresa que regentan Eduardo Canorea y Ramón Valencia y, por supuesto, su rechazo frontal a cualquier contratación de cara a la temporada 2014 en la Maestranza, surgió la certeza de que sería imposible confeccionar unos carteles a la altura de Sevilla. Y, en efecto, lo que ya conocemos sobre las combinaciones de Domingo de Resurrección y feria, no puede ser más pobre.

A la empresa tan solo le quedaba la solución José Tomás para salvar el entuerto del plante de las demás figuras, pero hace tiempo que con JT se habían destruido todos los puentes, con el puntillazo que el mismo Canorea con su frase de que «se vaya a torear a Senegal» le propinó a cualquier atisbo de negociación.

Así las cosas la feria de Abril, que este año es en Mayo por una enloquecida idea parece que del propio Ayuntamiento, ofrecerá en la parte taurina una gélida oferta. Con los nombres de Enrique Ponce, Iván Fandiño, El Cid y Castella como ganchos, los carteles tienen tan poco atractivo que se podrían calificar como lo más pobres e insulsos de esta plaza en toda su historia.

Naturalmente la empresa, que no es tonta, ha confeccionado una feria barata que con media entrada cada día, se rentabiliza. Habrá mucho cemento, pero la diferencia del presupuesto con las figuras y los de medio pelo que se anuncian, es tan grande que no se perderá dinero. El que pierde es es aficionado, en un ambiente bajo 0.

Vía: http://www.marca.com/blogs/en-todo-lo-alto/

Deja un comentario