Sevilla, décima corrida: Una oreja para un Padilla con cabeza.

20140510-112029 p.m..jpg

Por Carlos Ilían.

Tiene bemoles el asunto. Resulta que El Cordobés, Padilla y El Fandi han llevado más gente a la plaza que Ponce, Castella, Fandiño o El Cid, por citar los cuatro nombres más sonoros de esta feria de medio pelo.

Habrá que reconocer el efecto mediático del parche de Padilla, las apariciones televisivas de Manuel Díaz y el tirón en banderillas de El Fandi.

No se explica de otra forma que este cartel se convierta en el más taquillero aquí en Sevilla. Y hay que decirlo: además echa por tierra la fantasía de que esta plaza es la del gusto por el toreo exquisito, por el refinamiento. Pues no, los que llevan a la gente forman parte de la tauromaquia del trallazo, las galopadas en la cara del toro y la astracanada.

Y no se salieron de este guión ante una muy seria y variopinta corrida de Álvaro Domecq, a la que la dieron fuerte en varas, especialmente al lote del El Cordobés, el cuarto fue acribillado literalmente, y una corrida con más movilidad que fondo. Pero, en todo caso, una corrida de toros digna para Sevilla y que nos reconcilia, junto a las de Montalvo, El Pilar y Victoriano del Río, con el toro de lidia como lo entendemos, en contraste con las vergonzosas corridas de Daniel Ruiz, Juan Pedro Domecq y Garcigrande.

La única oreja de la tarde la cortó Padilla, que aparte de torear definitivamente muy bien con el capote, en lances impecables, acertó de plano en el planteamiento de la faena al quinto, un toro con buen son pero en el límite de sus fuerzas.

Padilla lo trasteó a media altura con la virtud de no dejarse tropezar la muleta.

Técnicamente fue una faena indiscutible. En su primero, que recibió a portagayola, un toro que se desplazaba sin humillar, lo muleteó discretamente hasta que el de Torrestrella se apagó.

El Fandi apenas dejó algún muletazo estimable al final de su faena al sexto y pasó sin dejar huella en esta feria. El Cordobés dejó asesinar a su segundo toro en varas y estuvo irreconocible por su apatía y desidia.

Leer más: Una oreja para un Padilla con cabeza – http://www.marca.com/2014/05/10/toros/1399758238.html

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s